Anda di halaman 1dari 16

INTRODUCCION

A modo de introducción explicaremos que la modificación de conducta, en sentido


estricto, comenzó a plantearse a principios del siglo XX en el laboratorio del fisiólogo ruso
Iván P. Pávlov, quien adiestró a un perro para salivar cuando oía una campanilla o veía
un círculo proyectado en la pared y a no hacerlo cuando veía una elipse (en los primeros
casos se le administraba después comida y en el caso de la elipse una descarga
eléctrica). Al modificar la forma de la elipse y asemejarla cada vez más a un círculo, la
reacción del perro cambiaba: se agitaba y no era posible suscitar en él la respuesta antes
condicionada. Este tipo de perturbación generada en el laboratorio se denominó desde
entonces ‘neurosis experimental’.

Un segundo hito fundamental para la modificación de conducta tuvo lugar cuando los
principios de condicionamiento pavlovianos se generalizaron a los seres humanos. En
1920 el psicólogo conductista estadounidense John B. Watson y su ayudante Rosalie
Rayner publicaron un estudio experimental en el que un bebé de 11 meses que había
jugado previamente con una rata blanca de laboratorio, fue condicionado a temerla
asociando su presencia a un ruido fuerte y desagradable, en lo que se llama
emparejamiento de estímulos.

La psicóloga Mary Cover Jones realizó experimentos similares pero diseñados para
reducir los miedos ya establecidos en los niños, descubriendo dos métodos
particularmente efectivos: el primero, la asociación del estímulo temido con otro estímulo
diferente capaz de suscitar una reacción positiva, y el segundo, la ubicación de un niño
que siente temor por un objeto determinado junto a otros que no lo sienten (inicio de la
experimentación sobre el aprendizaje por imitación de modelos o condicionamiento
vicario).

1
INTRODUCCIÓN A LAS TÉCNICAS DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTAS

Este es un tema fundamental para el estudiante que incursiona en el estudio de la


conducta animal. Las técnicas de modificación de conductas, precisamente, han sido
extraídas de los laboratorios de psicología animal. Fueron los conductistas los pioneros
en este tipo de investigación arrojando todo un cuerpo teórico que sustentan las técnicas
que hoy con éxito son aplicadas a resolver problemas conductuales en los seres
humanos.

Hemos querido, por la importancia que amerita, incluir en esta obra las técnicas de
modificación de conductas, herramientas necesarias para todo psicólogo. A manera de
introducción las exponemos, ya que su dominio eficaz amerita de un entrenamiento
mucho más riguroso. Veremos en este apartado, novedoso por demás en una obra de
conducta animal, algunos principios básicos, lo que es el análisis conductual aplicado y
por supuesto algunas de las principales técnicas y procedimientos de modificación de
conductas.

Algunos principios básicos

La modificación de conducta

La psicología nace como ciencia en 1879 con Wundt en Alemania. Durante muchos años
el paradigma de la psicología en el mundo eran las ideas de éste titán para luego
injustamente ser detractado.

Cuando la psicología llega a los estados unidos de Norteamérica urge una psicología
que fuera funcional, que ayudara a una sociedad industrializada, pujante en todos los
ámbitos. En Norteamérica la sociedad necesitaba de una psicología desde la perspectiva
del ajuste y la adaptación; de una psicología aplicada, utilitaria y práctica a la vida social
de pueblo norteamericano.

De la psicología funcionalista nace el conductismo, primera escuela de psicología


norteamericana, fundada por John Watson (1878-1958). Se fundamenta en defender el
carácter objetivo de la psicología y hace extensivo los principios de la psicología animal
a los seres humanos. Su meta teórica es la predicción y control de la conducta.

2
Reemplaza la introspección por el estudio sobre el aprendizaje y el condicionamiento.
Reconoce aquellos procedimientos que atiendan únicamente a las actividades de
organismos en cuanto a respuestas observables a estímulos también observables. Los
conductistas aseveran que el aprendizaje modifica el comportamiento adelantando el
desarrollo. El enfoque conductista ha demostrado que sus conceptos y principios son
útiles para la solución de problemas prácticos en diversas áreas de la psicología
aplicada. Ljs técnicas de modificación de conductas se han hecho populares en la
psicología aplicada. ¿De dónde han salido?: de los laboratorios de psicología animal.

Algunos principios básicos

La modificación de conductas en animales interviene en lo que el animal hace y pueda


ser observado directamente.

La modificación de conducta (desde una perspectiva conductista, en lo que estamos


involucrado en esta obra) supone que la conducta apropiada o inapropiada del animal en
gran medida depende del ambiente. En este punto las conductas de otros organismos
pueden incluirse, es decir, que cualquier organismo podrá influir en la conducta de un
animal.

Se adopta un enfoque científico, es decir, busca precisión al especificar los fines de la


intervención y sus procedimientos. También destaca el evaluar objetivamente la
efectividad de los procedimientos utilizados en cada caso particular.

Consabido es que todo animal nace, crece y se desarrolla durante el transcurso de su


existencia, po"r tanto: al seleccionar una estrategia apropiada de manejo conductual, se
deberá considerar: la edad del animal, su madurez, o sea, los aspectos del desarrollo
particular por lo que atraviesa cada organismo; su anatomía y fisiología, son aspectos
esenciales para la intervención.

Considerar la frecuencia de ocurrencia de la conducta es importante conocer.

Su forma, su duración, que ocurra o no en el futuro será lo esencial de ésta. Por lo que
se debe registrar cuantas veces se ejecuta en un tiempo determinado.

3
Estímulo consecuente

Los eventos que han sucedido después (estímulo consecuente de la conducta) son
importantes como tercer y último elemento de nuestra relación de contingencia. Es la
consecuencia del comportamiento que ha tenido lugar. Esta consecuencia tiene la
particularidad como característica esencial, que hace que la respuesta sea más probable
que vuelva a ocurrir en el futuro.

En el argot conductista se le denomina estimulo reforzador positivo. Si en cambio, es


desagradable, (No confunda el castigo con estimulo reforzador negativo) se le denomina
castigo. Su objetivo, reducir la ejecución de la conducta.

Introducción a las técnicas de modificación de conductas

Modificación de conductas

La creación de conductas nuevas.

El aumento de la frecuencia de ejecución en conductas ya instauradas. Y,

c. Reducir comportamientos objetables

P La modificación de conductas es la parte del Análisis Conductual Aplicado que se


encarga de instaurar nuevas conductas, acelerar y reducir conductas mediante
procedimientos basados en la manipulación del entorno o contexto del sujeto. Es decir,
al aplicar las técnicas de modificación de conductas fundamentalmente se buscan:

Ya hemos señalado que las diferentes técnicas de modificación conductual fueron


extraídas de los laboratorios de psicología animal principalmente. Dichas técnicas son
empleadas con éxito en la psicología humana. Existen tres técnicas esenciales con sus
respectivos procedimientos.

4
Tres técnicas esenciales en la modificación de conductas animal

I- Adquisición de conductas. Como su nombre lo indica, el animal adquiere aprende a


ejecutar una conducta nueva. Una conducta distinta al repertorio innato.

Existen algunos procedimientos para la adquisición de una conducta, veamos:

Reforzador positivo y Reforzador negativo.

Moldeamiento por aproximación sucesiva

Imitación.

Un reforzador positivo es un estímulo que sigue a una respuesta o comportamiento, y


hará más probable que ésta se repita en el futuro. El reforzador positivo es el efecto
conseguido mediante un procedimiento particular que consiste en administrar una
consecuencia tan pronto se emita una conducta determinada.

El darle un trozo de carne a un león de un circo, tan pronto ejecute ante el público una
conducta previamente enseñada por su domador es un buen ejemplo de reforzador
positivo. Puesto que: "ÉSTO HARÁ MÁS PROBABLE QUE LA CONDUCTA SE REPITA
NUEVA VEZ EN EL FUTURO".

El reforzador positivo debe administrarse inmediatamente se ejecute la conducta; sin


embargo existen circunstancias en que el reforzador se administra luego. Es el
denominado reforzador intermitente, que veremos más adelante. Otra característica del
reforzador positivo, es la necesidad de saber qué realmente refuerza al animal.

El ejemplo del león del circo mencionado anteriormente, si le damos una moneda desde
luego que no será, obviamente un reforzador para éste, mientras que un trozo de carne,
sí. Reiteramos que es esencial el conocimiento de qué realmente refuerza una conducta
determinada.

El reforzador negativo (no confundir con castigo). Cuando una conducta tiene la
posibilidad de presentarse como consecuencia de la omisión de un estímulo u objeto
(aversivo para el animal) decimos que estamos reforzando negativamente la respuesta.

5
Es cualquier evento cuya reducción o terminación incremente la posibilidad de que la
conducta en marcha vuelva a ocurrir.

Mientras que en el reforzador positivo administramos una consecuencia tan pronto se


emitía una conducta particular, el procedimiento a aplicar ahora, es el retiro de un hecho
u objeto que antecede al comportamiento en cuestión. Tal exclusión, aumenta la
frecuencia de la conducta. Debe quedar claro que la desaparición del estimulo (aversivo)
debe ser una consecuencia de la conducta.

Moldeamiento por aproximación sucesiva

Moldeamiento por aproximación sucesiva. En el reforzamiento positivo, el sujeto tiene


que ejecutar la respuesta antes de ser reforzado. Pero, ¿qué sucede cuando jamás se
ha emitido una conducta? Primero definimos lo más preciso la conducta terminar.

Una vez definida, se comienza a elegir una conducta más amplia dentro de la cual esté
incluida la que hemos elegido o que tenga una semejanza formal con ella; se refuerza la
conducta elegida hasta que se presente con frecuencia. El paso siguiente es restringir
esta conducta y hacerla más parecida cada vez más a la conducta deseada, mediante
un reforzamiento diferencial, es decir, vamos moldeando la conducta.

La conducta de comer va acompañada de varias conductas: sentarse en la mesa, tomar


la cuchara con alimento, llevar a la boca, introducirla en la boca, masticar, etc. a todas
estas les denominamos subconductas, las que han de ser reforzadas hasta que el
individuo trague el alimento; luego podemos decir, que ha comido.

Cuando explicamos el moldeamiento a los estudiantes.

Decimos: Imagínese un perrito que deposita sus heces en la sala de nuestro hogar, esto
es bastante desagradable. Por supuesto deseamos que lo haga en el patio. Sin embargo
jamás lo hace allí por tanto no podemos reforzarle para que continúe haciéndolo en ese
lugar adecuado. ¿Qué hacer? Aplicar el moldeamiento por aproximación sucesiva.

6
Observar el momento en que el animal realiza su necesidad en la sala.

Limpiar el lugar con un periódico u otro material apropiado. Botar las heces y guardar el
periódico o material adecuado.

Estar pendiente a la hora que el animal realiza su necesidad y colocar en el lugar el


periódico. Este tendrá el olor de las heces depositadas por este lo que ayudara a que la
deposite allí, reforzamos inmediatamente la conducta. Repetimos la acción por varios
días (dos o tres serán suficientes), luego colocamos el periódico en otro lugar que se
dirija al patio y asi de manera sucesiva vamos acercando al perrito al lugar que
deseamos, el patio. De esta manera hemos moldeado la conducta adecuada.

Imitación.

Se refiere a la conducta adquirida a través de la observación que un sujeto realiza sobre


las conductas de otro que le sirven de estímulo o modelo.

A continuación algunos de los procedimientos del mantenimiento de conducta

1- Reforzamiento intermitente

Consiste en presentar el reforzador de manera discontinua, o sea, que no se refuerzan


todas y cada una de las respuestas del sujeto, sino algunas de ellas. Puede ser cada
cierto tiempo o por número de respuesta.

Por ejemplo si deseamos que el perro de la figura 18-1, mantenga la respuesta de dar la
pata usando el reforzador intermitente en cuanto a un número específico de respuestas,
se hará de la manera siguiente:

Elegir el número de respuestas. Elegimos cinco; es decir cada cinco veces que él emita
la respuesta, reforzamos antes no. A la 5, 10, 15, así sucesivamente. En cambio si
elegimos el tiempo de cada media hora se hará de la manera siguiente: al comenzar a
reforzar a las 10:00 A. M., la entrega del reforzador será a las 10:30 A: M. y así
sucesivamente.

7
La aplicación de este tipo de procedimiento ha de ser gradual. Como señala Ribes Iñetas
(1974): "la transición del reforzamiento continuo de la conducta al reforzamiento
intermitente debe ser gradual."

En este tema sobre la modificación de conductas sólo trataremos algunos


procedimientos, ya que el estudiante ;aún no ha cursado la asignatura: Modificación de
Conductas, u otra asignatura relacionada para un nivel más alto; por lo que este tema
sólo le servirá de introducción y para utilizar algunos procedimientos en las prácticas
requeridas.

En la técnica de mantenimiento de conductas, existen otros procedimientos como el


control de estímulos, reforzador condicionado, entre otros.

2- Reforzador condicionado:

Dentro de una tecnología conductual se aspira a la creación de nuevos reforzadores. La


mecánica del procedimiento para establecer reforzadores condicionados es como sigue:
basta aparear la presentación de un estímulo que deseamos condicionar como
reforzador con la presentación de un reforzador que ya funciona como tal en la práctica.
El estímulo que vamos a establecer como reforzador condicionado deberá preceder al
reforzador incondicionado; es decir, deberá presentarse antes del estímulo
incondicionado. Ejemplo detallado de esto es el bien conocido experimento realizado por
el célebre fisiólogo ruso Iván Pavlov (1936), el cual remitimos al lector ver capítulos: VIT,
VIII y XVII.

Ribes Iñetas (1974) denomina a los reforzadores no aprendidos o naturales como


reforzadores incondicionados y los aprendidos reforzadores condicionados. Los
apareamientos que se realicen varían de sujeto en sujeto, y deben realizarse el número
de veces necesarios.

III- Reducción de conductas

Son procedimientos que se aplican cuando deseamos que desaparezca una respuesta
dentro del repertorio de conductas del sujeto. Entonces se trata de suprimir aquellas

8
conductas cuyas consecuencias son aversivas o dañinas para el sujeto mismo o para
otros.

En argot de la psicología el término eliminación de conductas, es impropio.

Yo les pregunto a mis estudiantes: ¿Quién de ustedes sabe montar bicicleta? Una gran
mayoría responde que sí. Entonces a los que afirmaron saber montar, les formulo otra
pregunta: ¿A quién se le ha olvidado montar bicicleta? Todos contestan que no se les ha
olvidado. Entonces no se eliminó la conducta de montar bicicleta, únicamente han
reducido la conducta.

La reducción de una conducta puede tener una frecuencia de tasa cero; o sea, que jamás
se emita la respuesta en cuestión. Sin embargo usted la aprendió, la adquirió y no se
olvida, tan sólo se ha reducido. Así también sucede con los animales.

Veamos algunos de los procedimientos para la reducción de conductas:

1- Extinción:
2- Consiste en suspender la entrega de reforzador positivo, es decir, suprimir la
consecuencia que sigue a la conducta en cuestión. Recuerde que para que el
animal adquiriera una conducta, le reforzamos, ahora para que la reduzca,
simplemente dejamos de reforzar la conducta en cuestión y ésta se reduce.

Por ejemplo, un gato que maulla en la cocina cuando estamos cortando carne. Nos
molesta, nos enfurecemos, pateamos al gato, le echamos agua, le maldecimos y éste
continúa maullando; entonces, por lo general acallamos el maullido del gato dándole de
mala gana un trozo de carne. ¿Qué estamos haciendo? Por supuesto que no estamos
reduciendo la conducta. Estamos entonces, reforzándola positivamente, en
consecuencia el gato otro día que estemos cortando la carne en la cocina acudiría de
nuevo con sus maullidos a la espera de que nos enojemos, pero al final terminamos
dándole su reforzador.

Si deseamos que el gato modifique su conducta, o sea que deje de maullar y no vuelva
a la cocina mientras cortamos la carne al estar cocinando lo correcto es reducir la
conducta mediante la extinción. No darle carne.

9
LA SUSPENSIÓN DEL REFORZAMIENTO DEBE SER COMPLETA.

Al principio de la extinción se produce un aumento transitorio en la conducta, que


disminuye luego rápidamente. No se extrañe y continúe con el procedimiento. Otro
asunto a tomar en cuenta, es estar seguro de cuál es el reforzador que mantiene la
conducta.

Tiempo fuera: Consiste en sacar al sujeto animal de la situación cuando emite la


conducta que deseamos suprimir, como consecuencia el animal pierde contacto con los
estímulos discriminativos, reforzadores condicionados e incondicionados que sugieren la
respuesta.

Castigo: el castigo es otro procedimiento para reducir conductas. Ya lo hemos


mencionado en otros capítulos, únicamente se acepta echarles agua de temperatura
ambiente o pegarles consideradamente con un periódico. Los animales son seres vivos,
nuestros amigos más cercanos...

El castigo es un procedimiento en donde el estimulo punitivo deberá presentarse luego


de la conducta y como consecuencia de ésta.

RDO: Reforzamiento de otra conducta diferente o conducta incompatible, consiste en


reforzar otra conducta incompatible a la que se desea suprimir. Es decir, ignoramos la
respuesta indeseable y reforzamos la que nos interesa que el animal adquiera.

Si por ejemplo deseamos que el perro mascota de la casa deje de lamernos las piernas
cuando llegamos al hogar en franca demostración de afecto, ignoramos este
comportamiento totalmente y cuando en alguna ocasión no lo haga, entonces sí le
reforzamos, de manera tal que mantenemos este procedimiento hasta lograr la meta,
que deje de lamemos cuando lleguemos a la casa.

Todo este manojo de técnicas ha venido a solucionar grandes problemas en lo que


respecta al comportamiento humano. Los conductistas expandidos por todo el mundo
han impuesto sus enfoques de manera exitosa en escuelas, en industrias y otros campos
a la que la psicología tiene acceso.

10
Ya lo hemos señalado, en gran parte la psicología animal es responsable del éxito de la
aplicación de estas técnicas. En laboratorios de psicología animal, allí fueron logradas
mediante investigaciones rigurosas y hoy se aplican con satisfacción en seres humanos.

El condicionamiento clásico

Aunque en otros capítulos ya lo hemos expuesto, reiteramos la explicación para beneficio


del lector, esperamos no saciarle. Tómese a modo de repaso.

Vamos a interpretar:

Célebre científico ruso, era un gran fisiólogo, que mientras investigaba la salivación en
un perro, notó que éste salivaba antes las pisadas de su ayudante (Estímulo neutro), el
cual traía siempre el alimento (estímulo incondicionado) para el can.

Conocido es que un organismo responde ante un estímulo específico y da una respuesta


específica en función del estímulo. Las glándulas salivares ante el estímulo comida
responden salivando, era lo que Pavlov investigaba. Nosotros conocemos este hecho,
se me hizo agua la boca, ante un manjar apetitoso.

Un sonido respecto a la salivación es un estímulo neutro (no provoca salivación), cuando


el científico notó que las pisadas de su colaborador al llevar el alimento al animal
provocaban la respuesta de salivar, su curiosidad científica le exigía investigar. Pavlov,
hizo sonar una campana a la vez que el ayudante entregaba la comida y al cabo de
varios apareamientos: sonido - comida, logró que solo el sonido provocara la respuesta
de salivar, a esto le llamo: condicionamiento.

El condicionamiento clásico es una herramienta importante en la modificación de


conducta animal, explica el comportamiento de muchos organismos, ya le hemos
señalado.

TÉCNICAS DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTAS PROCESO DEL


CONDICIONAMIENTO OPERANTE

C (consecuencia)

11
Interpretación del paradigma: condicionamiento operante. La triple relación de
contingencia.

El condicionamiento operante es otra de las herramientas para la modificación de


conductas. Se interesa en la relación existente entre la conducta de un animal y su
entorno. Skinner es el gran exponente del condicionamiento operante." Para este
psicólogo estadounidense la mayor parte del aprendizaje tiene lugar en un esfuerzo para
controlar el medio." (Padilla, 2005)

Mientras que el condicionamiento clásico supone una pasividad en los organismos vivos
que reaccionan con respuestas predecibles a los estímulos después de un gran número
de ensayos, existen respuestas que necesitan de una evaluación más activa.

El condicionamiento operante o instrumental consiste en que una respuesta es probable


que se emita en el futuro si la consecuencia es favorable al animal. Una consecuencia
favorable en términos psicológicos, se le denomina reforzador positivo. Por consiguiente,
un reforzador positivo es un estímulo que aumenta la posibilidad de que una respuesta
específica ocurra en el futuro. Para que un reforzador sea efectivo, ya lo dijimos, debe
administrarse inmediatamente se ejecute la conducta. Un estímulo provoca una
respuesta si esa respuesta tiene una consecuencia positiva para el sujeto, la conducta
es más probable que se vuelva a emitir en el futuro.

PASOS PARA MODIFICAR UNA CONDUCTAS

Además de tener los conocimientos sobre las técnicas de modificación, se deben seguir
ciertos pasos primordiales para implementar un programa de modificación conductual
con éxito.

Observación.

Mediante una observación exhaustiva del animal elegido, especificar y/o identificar las
conductas a intervenir, es decir, seleccionar la conducta que va ser modificada y/o
implementada en el repertorio conductual del animal.

Se debe entonces:

12
Tomar en cuenta la frecuencia de ocurrencia de la conducta seleccionada

 Intensidad
 Duración

Operacionalización:

es una definición de la conducta de forma tal que se pueda medir y observar. Es definirla
de manera específica, precisa y concreta. Ej.: reducir en un perro, la conducta de ladrar
mientras paseamos con él. Si decimos: reducir la conducta de ladrar de un perro, no
podríamos saber en cuáles momentos o circunstancias. Como no lo sabemos optamos
por reducirla para todo momento... imagínese, en las noches no tendríamos una alarma
para prevenirnos de los rateros.

Por tanto es esencial definir de manera precisa, concisa y concreta la conducta.

Confeccionar línea base, es decir un registro de las frecuencias de la conducta elegida


antes de su intervención, nos ayudará a contrastar la frecuencia antes y después de la
intervención y a determinar si intervenimos o no la conducta en cuestión.

Ejemplo de línea base

Frecuencia de respuestas 20

Días (tiempo)

Elegir la técnica a emplear con su o sus respectivos procedimientos para la intervención.

Por último, analizar y evaluar los resultados obtenidos, estos servirán para confirmar o
realizar ajustes. Es dar seguimiento al proceso.

El seguimiento consiste en registrar de manera objetiva la frecuencia con que la conducta


terminal se presenta luego de terminado el programa de modificación conductual. Por lo
general consiste en un registro igual al tiempo que tomó la línea base. Hay que considerar
los estímulos precedentes y consecuentes de la conducta. "La conducta resulta ser una
función de los estímulos previos y de las consecuencias ambientales."

13
Reiteramos, el estudio del comportamiento animal ha servido para entender el
comportamiento humano y los mecanismos que influyen en él, aplicando estos
conocimientos a la psicología humana. De ahí su importancia.

Los psicólogos que investigan en laboratorios la conducta de los animales se auxilian de


dispositivos y aparatos como la caja problema de Thorndike, la caja de Skinner,
laberintos entre otros, por otra parte, deberán ajustarse a normas o éticas que les obligan
a tener un trato especial (un trato humano, aunque deberíamos decir animal, porque es
al animal que dispensamos el buen trato). Los animales más utilizados en laboratorios
de psicología animal son los monos, ratas, pichones etc.

El mundo animal es un mundo fascinante y su influencia en la conducta humana es un


hecho.

El conductismo, primera escuela norteamericana, tiene sus bases fundamentalmente en


el funcionalismo, la psicología animal y el condicionamiento de Pavlov. El enfoque
conductista ha demostrado que sus conceptos y principios son útiles para la solución de
problemas prácticos en diversas áreas de la psicología aplicada.

Las técnicas de modificación de conductas se han hecho populares en la psicología


aplicada. ¿De dónde han salido?: de los laboratorios de psicología animal.

Algunos principios básicos hay que tomar en cuenta:

Los animales bajo experimento en cuanto a modificación de conductas, sus


comportamientos deberán ser observados directamente.

La modificación de conductas supone que tanto la conducta apropiada como la


inapropiada dependen del ambiente.

Se adopta un enfoque científico

Se ha de tomar en cuenta los aspectos del desarrollo del animal en cuestión.

Considerar la frecuencia de ocurrencia de la conducta.

14
Al concepto de técnicas de modificación de conductas se le denomina: Análisis
conductual aplicado, base sobre la cual la modificación de conductas interpreta, corrige
y evalúa los problemas a intervenir.

Ribes Iñetas (1974) señala que: el Análisis conductual Aplicado" se desarrolla a partir de
la observación de tres cambios fundamentales:

1-Un cambio en el medio, en forma de objeto o acontecimiento, que influye en el


organismo, al cual denominaremos estímulo;

2-Un cambio en el organismo que se traduce en alguna forma de comportamiento


observable, al que denominaremos respuesta o conducta;

3-y un nuevo cambio en el medio, en forma de objeto o acontecimiento, efecto de dicha


conducta, al que llamaremos consecuencia.

A esta triple relación entre un estímulo previo, una conducta y un estímulo consecuencia
de dicha conducta, se la llama triple relación de contingencia, piedra angular del análisis
experimental y aplicado de la conducta."

El Análisis Conductual Aplicado es objetivo y funcional.

La modificación de conductas es la parte del Análisis Conductual Aplicado que se


encarga de instaurar nuevas conducta, acelerar y reducir conductas mediante
procedimientos basados en la manipulación del entorno o contexto del sujeto.

15
CONCLUSION

Al finalizar la presente investigación luego analizar toda la información recolectada para


tales fines hemos podido constatar la importancia de este tipo de estudios de lo cual
hemos llegado a las siguientes conclusiones:

 La modificación de conducta tiene como objetivo minimizar o cambiar conductas


“desadaptadas” o rebeldes. Cada vez es más frecuente que nos encontremos con
niños que desobedecen, mienten, insultan, que se muestran agresivos y
retadores, etc…
 Estos comportamientos, son claros síntomas de que existe un problema de
conducta. Tanto los padres como los profesores debemos tratar de corregir y
controlar estos comportamientos antisociales en la infancia si no queremos que
se intensifiquen en la adolescencia. Descubre estas 5 técnicas y estrategias de
modificación de la conducta que te ayudarán a controlar la conducta agresiva y
retadora. Como huir del castigo físico y educar sin violencia.

 La modificación de conducta no se consigue a través de la violencia. Todos los


padres y profesores deben tener claro que la violencia no tiene cabida en la
educación. La violencia como medida disciplinaria es inútil, pues sólo perjudica el
desarrollo del pequeño. La modificación de conducta solo se consigue a través de
“reglas” que ayuden a los niños a conocerse mejor, entender qué es lo que se
espera de ellos, y lo que pueden o no hacer.

 ¿Cómo no se debe educar a un niño? Descubre el efecto Pigmalión. La


modificación de conducta persigue el cambio de comportamiento a través de
técnicas y estrategias psicológicas dirigidas a mejorar el comportamiento de los
niños. Estas estrategias, pueden ayudar a que los pequeños desarrollen todo su
potencial, manejen la frustración, se adapten a los cambios, y seleccionen
conductas útiles para lograr sus metas y objetivos. La aplicación de estos métodos
que presentamos más abajo, ayudará a controlar la conducta en la infancia y
promover el bienestar, satisfacción y competencia personal en la infancia.

16