Anda di halaman 1dari 2

Δ Se considera el periodo de diseño según su complejidad

Δ Debe estar comprendida la profundidad efectiva para el almacenamiento de arena en el desarenador entre:
- 0,75m y 1,50m.
Δ Una de las recomendaciones del diseño del desarenador.
- 1. El largo debe ser como mínimo 4 veces el ancho. 2. El tiempo de retención de las partículas muy finas no debe ser
menor de 20 minutos. 3. La velocidad del flujo debe ser menor que 1/3 la velocidad crítica.
4. La carga superficial máxima será de 1000 m³/m²/día del área horizontal. 5. Se recomienda que la relación entre la
longitud útil del desarenador y la profundidad efectiva para almacenamiento de arena sea 10 a 1.

Lavado y limpieza de las estructuras de la obra de captación


CANALES
Para el caso de los canales que conformen la estructura de captación aguas abajo de la primera estructura de rejilla se
requieren las siguientes labores mínimas de mantenimiento:
1. Para el nivel de complejidad del sistema bajo se recomienda lavado y limpieza anual. 2. Para el nivel de complejidad del
sistema medio, el lavado y la limpieza de los canales es obligatorio una vez al año. 3. Para el nivel de complejidad del
sistema medio alto, el lavado y la limpieza de los canales debe realizarse semestralmente. 4. Para el nivel de complejidad
del sistema alto, será responsabilidad de la persona prestadora del servicio mantener lavados y limpios los canales. Será
obligatorio realizar mediciones constantes para verificar la capacidad hidráulica de los canales.
REJILLAS
El mantenimiento de las rejillas debe cumplir los siguientes requisitos mínimos:
1. Para el nivel de complejidad del sistema bajo se recomienda un mantenimiento estructural y estético de la rejilla una vez
cada año. 2. Para el nivel de complejidad del sistema medio será obligatorio un mantenimiento al menos una vez al año.
3. Para el nivel de complejidad del sistema medio alto, el mantenimiento de las rejillas debe realizarse por lo menos una vez
cada seis meses. 4. Para el nivel de complejidad del sistema alto, el mantenimiento de las rejillas será responsabilidad de
la persona prestadora del servicio. Se recomienda un mantenimiento de las rejillas una vez cada seis meses.
DESARENADORES
En el caso de los desarenadores debe realizarse mantenimiento estructural y mecánico de todos los elementos que lo
conforman, como difusores de flujo, uniformizadores de flujo, compuertas, válvulas, vertederos, etc., teniendo en cuenta
los siguientes requisitos:
1. Para el nivel de complejidad del sistema bajo se recomienda un mantenimiento al menos una vez al año.
2. Para el nivel de complejidad del sistema medio será obligatorio hacer un mantenimiento una vez al año.
3. Para el nivel de complejidad del sistema medio alto será obligatorio hacer un mantenimiento al menos una vez cada seis
meses. 4. Para el nivel de complejidad del sistema alto será responsabilidad de la persona prestadora el mantener en
perfecto estado de funcionamiento todas las estructuras que forman parte integral de los desarenadores. Se recomienda un
mantenimiento al menos una vez cada seis meses.
TIPOS DE ADUCCIONES Y CONDUCCIONES
Pueden utilizarse los siguientes dos tipos de aducciones: aducción a superficie libre (canales o tuberías a gravedad) o
aducción a presión (ya sea por bombeo o por gravedad).
Deben tenerse en cuenta los siguientes requisitos:
1. En lo posible, no deben utilizarse canales abiertos en la aducción debido a las dificultades que presenta su
mantenimiento y fundamentalmente por las condiciones de riesgo de contaminación a las que se hallaría sometida la
aducción, con la consiguiente pérdida de calidad sanitaria. 2. Los canales que crucen zonas pobladas o zonas susceptibles
de contaminación deben estar provistos de una cubierta de protección. 3. Se admitirá que en un sistema de aducción
puedan existir tramos sucesivos a superficie libre, en conducto a presión por gravedad o por bombeo, en cualquier
secuencia y dimensiones siempre que se cumplan las condiciones hidráulicas particulares para cada uno de esos tipos de
regímenes.
Δ La presión mínima en las tuberías de conducción, calculadas para la situación del caudal máximo, debe ser por lo menos
5.0 m.c.a. sobre la cota del terreno para la condición más crítica de operación hidráulica.

PENDIENTES DE LAS TUBERÍAS DE ADUCCIÓN Y CONDUCCIÓN


Con el objeto de permitir la acumulación de aire en los puntos altos de la tubería y su correspondiente eliminación a través
de las válvulas de ventosa colocadas para este efecto y con el fin de facilitar el arrastre de los sedimentos hacia los puntos
bajos y acelerar el desagüe de las tuberías, éstas no deben colocarse en forma horizontal.
Las pendientes mínimas recomendadas son las siguientes:
1. Cuando el aire circula en el sentido del flujo del agua, la pendiente mínima debe ser 0.04%.
2. Cuando el aire fluye en el sentido contrario al flujo del agua la pendiente mínima debe ser 0.1%.
En este último caso, la pendiente no debe ser menor que la pendiente de la línea piezométrica de ese tramo de la tubería
de aducción o conducción. Cuando sea necesario uniformizar las pendientes a costa de una mayor excavación, con el fin de
evitar un gran número de válvulas ventosas y cámaras de limpieza, debe realizarse una comparación económica entre las
dos opciones: mayor excavación o mayor número de accesorios.
PROFUNDIDAD DE INSTALACIÓN DE LAS TUBERÍAS A COTA CLAVE
Además de las recomendaciones establecidas en el literal B.6.3.2, de este Título, debe tenerse en cuenta los siguientes
aspectos: 1. Para todos los niveles de complejidad del sistema la profundidad mínima para el tendido de las tuberías de
aducción y/o conducción deben ser por lo menos 0.8 m para tuberías flexibles y de 0.45m para tuberías rígidas, ambas
medidas desde la superficie del terreno hasta la clave de la tubería. 2. El eje de la tubería debe mantenerse alejado de las
edificaciones con cimentaciones superficiales. 3. Debe mantenerse una profundidad mínima indispensable para la
protección de la tubería y su aislamiento térmico. 4. En áreas de cultivo y cruces con carreteras, líneas de ferrocarril,
avenidas, calles, aeropuertos, y para todos los niveles de complejidad del sistema la profundidad mínima de las tuberías de
aducción y/o conducción debe ser de por lo menos 1.0 m para tuberías flexibles y de 0.62 m para tuberías rígidas,
exceptuando aquellos casos en que el diseño incluya sistemas de protección debidamente justificados y aprobados por la
persona prestadora del servicio del municipio, con el fin de disminuir dicho valor.
VELOCIDADES PARA REMOCIÓN DE BIOPELÍCULAS
Con el fin de desprender películas biológicas y/o depósitos inorgánicos al interior de las tuberías de conducción, para todos
los niveles de complejidad del sistema, el diseño debe garantizar una velocidad de lavado en las tuberías que no sea inferior
a 1.8 m/s. En todo caso las operaciones de lavado implican que las tuberías estén provistas de sus respectivas válvulas de
control, estructuras de disipación de energía y canales de escape para conducir el agua lavada hacia los cuerpos receptores
al interior del municipio.
En caso que no se cuente con la información necesaria, y en particular para los niveles de complejidad del sistema bajo y
medio, la velocidad mínima en la conducción debe ser de 1.0 m/s con el fin de prevenir el crecimiento y controlar el
desprendimiento de películas biológicas y/o minerales.
Δ se recomienda para las conducciones: La línea piezométrica deberá estar situada por lo menos a cinco metros de altura
con relación a los puntos altos de la línea de aducción o conducción.
Δ Según el RAS, para el nivel de complejidad alto la capacidad hidráulica del desarenador debe ser igual a:
-Cada desarenador debe tener una capacidad hidráulica igual al caudal máximo diario (QMD).