Anda di halaman 1dari 2

- Lev Vygotsky

Lev Vygotsky (1896-1934), psicólogo ruso, enfoco sus estudios en el análisis del desarrollo
cognoscitivo de los niños, sosteniendo que los niños desarrollan su aprendizaje mediante la
interacción social, es decir, que adquieren nuevas y mejores habilidades cognoscitivas
como proceso lógico de su inmersión a un modo de vida social: esta perspectiva es
conocida como “Teoría Sociocultural del Desarrollo”.

La teoría sociocultural surge como respuesta al Conductismo imperante en la psicología.


Como mencionamos anteriormente, Vygotsky concibe que la sociedad es un factor
importante en el desarrollo cognitivo individual. En este sentido, el aprendizaje humano, al
estar mediado por la sociedad, es un proceso social.

Ahora bien, con respecto a la Teoría Sociocultural como tal, una vez que ocurre la
interacción social en el proceso de aprendizaje, la información se integra a nivel individual.
Cada función en el desarrollo cultural del niño aparece dos veces: primero en el nivel social
y luego en el individual, primero en medio de otras personas (interpsicológica) y luego
dentro del niño (intrapsicológico). Esto aplica igualmente para la atención voluntaria, la
memoria lógica y la formación de conceptos.

Según la Teoría Sociocultural de Vygotsky, el papel de los adultos o de los compañeros


más avanzados es el de apoyo, dirección y organización del aprendizaje del menor, en el
paso previo a que él pueda ser capaz de dominar esas facetas, habiendo interiorizado las
estructuras conductuales y cognoscitivas que la actividad exige. Esta orientación resulta
más efectiva para ofrecer una ayuda a los pequeños para que crucen la brecha entre lo que
ya son capaces de hacer y lo que todavía no pueden conseguir por sí solos.
- Jerome Bruner

Jerome Bruner (1915-2016) fue un psicólogo estadounidense que realizo varios aportes a la
psicología, especialmente al área de la psicología cognitiva y de la psicología educativa.

Para Bruner, en el proceso de aprendizaje, uno de los elementos principales a la hora de


conocer es la participación activa del sujeto. Es decir, no se trata de que el individuo solo
obtenga la información del exterior, sino que para que esta se transforme en conocimiento
debe ser procesada, trabajada y dotada de un sentido por y para el sujeto.

En el proceso de conocer y aprender el ser humano forma categorías de los sucesos y de los
elementos de la realidad. Así, al experimentar las vivencias y la realidad percibida, se crean
distintos conceptos a partir de la discriminación de los diferentes estímulos.

En este proceso de categorización la información recibida del exterior es trabajada de forma


activa, siendo codificada y clasificada con una serie de categorías con el fin de posibilitar la
comprensión de la realidad. Esta categorización permite la formación de conceptos y la
capacidad de hacer predicciones y tomar decisiones.

Desde la perspectiva cognitiva de Bruner, a partir de la categorización somos capaces de


generar conocimiento. Estas categorizaciones no permanecerán siempre estables y cerradas,
sino que irán variando a partir de la experiencia vital, modificándose y expandiéndose. A la
hora de enfrentarse a una realidad que categorizar, el individuo puede establecer dos tipos
de procesos: a) aprender una categoría, generando por sí mismo la información a clasificar
dentro de esta categoría creada por el propio sujeto; b) se deducen las características
principales de una categoría ajena al sujeto, quien compara y contrasta dichas
características con otros elementos que no están presentes en la categoría.

Para Bruner, mediante la cognición, los individuos pueden realizar distintas


representaciones de la realidad. El autor distingue tres tipos de representación:

- Representación activa (basada en la acción)


- Representación icónica (basada en imágenes)
- Representación simbólica (basada en el lenguaje)