Anda di halaman 1dari 8

CAPITAL DE TRABAJOTema # 4CAPITAL DE TRABAJO

DEFINICIÓN:

Se define como la inversión que realiza una empresa en activos a corto plazo(efectivo, valores
negociables, cuentas por cobrar e inventarios), es importante mencionar que la administración del
capital de trabajo trata diversas razones entre algunas se puedemencionar, que los activos circulantes de
una empresa por lo general representa más de lamitad de sus activos totales, que las cuentas por cobrar
y los inventarios deben ser supervisadas y controladas con cuidado para lograr que la empresa opere con
eficiencia.

IMPORTANCIA DEL CAPITAL DE TRABAJO

El capital de trabajo abarca todos los aspectos del capital, donde se requiere unacomprensión de las
interrelaciones entre el activo corriente y el pasivo corriente y entre elcapital de trabajo, el capital y las
inversiones a largo plazo. Suele emplearse como medidade riesgo de insolvencia de la empresa, en la
medida en que la empresa sea más solvente oliquida menos probable será que no pueda cumplir con sus
deudas en el momento delvencimiento.

Cuando existe insuficiencia de liquidez esto indica que el nivel de capital de trabajoes bajo por tanto
dicho capital representa una medida útil de riesgo, dicho de otra forma laimportancia del capital de
trabajo radica en que se utiliza para evaluar la capacidad que unaempresa tiene para pagar sus deudas
que están en proceso de vencimiento para realizar comparaciones mensuales o de un periodo con otro y
para la administración que realizanlos gerentes, directores y encargados de la gestión financiera donde
todos los pasivoscorrientes financien de forma eficiente los activos corrientes y determinen
unfinanciamiento optimo para la generación de utilidad y bienestar social

CARACTERÍSTICAS DEL CAPITAL DE TRABAJO

Disponibilidad:

Que los activos circulante ‘no’ tengan restricciones o esténgarantizando alguna operación de la empresa.

En cuanto a la Liquidez:

Que los activos circulantes se puedan convertir enefectivo rápidamente.

Que sea Seguro:

Que sus activos circulantes, como por ejemplo los efectos ycuentas por cobrar ‘no’ estén sujetos a
problemas de cobrabilidad, los inventarios que seande alto rotación y que estén en condiciones de uso.

CAPITAL DE TRABAJO NETO

Es el excedente que existe entres los activos corrientes y los pasivos corrientes, esdecir la parte
suministrada por los acreedores a largo plazo y los dueños de la empresa.

Representa el importe o monto del activo circulante que “no” la sido suministradopor los acreedores a
corto plazo, sino a los acreedores a largo plazo y los accionistas.

Deben representar un índice de estabilidad para los acreedores actuales ypara futuras operaciones
normales.

EXISTEN DOS TIPOS DE CAPITAL DE TRABAJO NETO

Capital de trabajo neto adecuado:

Es aquel que permite el libre libre funcionamiento de la empresa sin ningún tipo de dificultades
financieras.

CAPITAL DE TRABAJO
El capital de trabajo es considerado como aquellos recursos que necesita una empresa para poder
realizar sus operaciones. De esta forma el capital de trabajo es lo que se llama usualmente como “activo
corriente”.

Para poder operar, la empresa necesita recursos para cubrir necesidades de insumos, materia prima,
mano de obra, etc. Estos recursos deben estar disponibles a corto plazo para cubrir las necesidades y
tener el funcionamiento óptimo de la empresa.

Para determinar el capital de trabajo objetivamente, este debe restarse de los activos corrientes a los
pasivos corrientes. De esta forma tendremos lo que se llama “capital de trabajo neto contable”; este
determina los recursos con los que cuenta la empresa para operar si se pagaran todos los pasivos a un
corto plazo.

¿CÓMO SE CALCULA EL CAPITAL DE TRABAJO?

Este se determina principalmente restando los pasivos corrientes a los activos corrientes, lo cual
podemos ver en la siguiente formula:

Capital de trabajo = AC – PC

Esta fórmula tiene una estrecha relación con una de las razones de liquidez (razón corriente), la cual se
determina al dividir el activo corriente por el pasivo corriente, y se busca que el resultado como mínimo
represente una relación uno a uno; pues esto significa que por cada peso perteneciente a la empresa,
esta misma debe un peso.
Una razón corriente de uno a uno indica un capital de trabajo igual a cero, lo que indica que la razón
corriente debería siempre ser superior a uno. Es claro que si es igual o inferior a uno no indica la no
operación de la empresa, de hecho muchas empresas continúan operando con un capital igual o
inclusive inferior a cero. Tener un capital de trabajo en cero no es sinónimo de ausencia absoluta de
recursos, solo indica que los pasivos corrientes son superiores a los activos corrientes, lo cual muestra
que es posible que sus activos sean suficientes para operar. La cuestión es que se corre un riego
relativamente alto de sufrir de iliquidez, a manera de que las exigencias de los pasivos corrientes no sean
suficientes para ser cubiertos por los activos corrientes, o por el flujo de caja que se genera por los
activos.

Cuando se tiene esta situación (cuando no puedan cubrirse las obligaciones a corto plazo) se necesita
casi que obligatoriamente financiar la iliquidez; esto puede hacerse mediante la capitalización de los
socios o con la adquisición de nuevos pasivos (la cual no es una solución muy efectiva, pues acentuaría
las causas del problema y podría convertirse en un círculo vicioso).

RELACIÓN DEL CAPITAL DE TRABAJO Y EL FLUJO DE CAJA

El capital de trabajo tiene una directa relación con la capacidad de una empresa para generar flujo de
caja. El flujo de caja que la empresa genere será el encargado de que se mantenga o incremente el
capital de trabajo. La capacidad de una empresa para generar efectivo con la menor cantidad de
inversión o utilización de activos, tiene un gran efecto para el capital de trabajo; es el flujo generado por
la empresa el que genera los recursos para operar de la misma, para reponer activos, pagar deudas y
distribuir los excedentes entre los asociados.

Tener una generación eficiente de los recursos garantiza la solvencia de una empresa y ayuda a que está
enfrente los compromisos actuales, también proyecta las inversiones futuras sin necesidad de recurrir a
un financiamiento por agentes externos. El flujo debe ser suficiente para que se mantenga el capital de
trabajo, se repongan los activos, enfrentar los costos de los pasivos y principalmente, la distribución del
capital.
CAPITAL DE TRABAJO NETO OPERATIVO

Este comprende un concepto más profundo al de capital de trabajo y considera solo los activos que
intervienen de forma directa en la generación de recursos, excepto las cuentas por pagar, estas también
se incluyen. Para este análisis se excluyen partidas de efectivo y las inversiones a corto plazo.

Primeramente, se debe suponer que el efectivo en una empresa debe ser lo menos posible (aproximarse
a cero), ya que el efectivo no genera una rentabilidad especifica; tener grandes sumas de efectivo
disponible es un error financiero. Una empresa no puede tener una cantidad considerable de efectivo,
cuando este efectivo podría invertirse en algún activo que genere algún tipo de rentabilidad, como en
inventarios, activos fijos o simplemente el pago de deudas (que como sabemos, suelen generar altos
costos financieros).

El cálculo de este es sencillo, es simplemente la suma de inventarios y carteras menos las cuentas por
pagar.

Cómo calcular el capital de trabajo

El capital de trabajo es la medida de efectivo y activos líquidos disponibles para financiar las operaciones
diarias de una empresa. Tener esta información puede ayudarte a administrar tu negocio y tomar buenas
decisiones de inversión. Mediante el cálculo del capital de trabajo, puedes determinar si y por cuánto
tiempo un negocio podrá cumplir sus obligaciones actuales. Una empresa con un capital muy bajo o nulo
probablemente no tenga un futuro muy brillante. Calcular el capital de trabajo también es útil para
evaluar si una empresa hace un uso eficaz de sus recursos.[1] La fórmula para calcular el capital de
trabajo es la siguiente:

Capital de trabajo = activo corriente – pasivo corriente[2]

Parte 1 de 2:

Realizar los cálculos básicos

Calcula los activos corrientes. Los activos corrientes son aquellos que una empresa convertirá en efecto
al cabo de un año.[3] Estos activos incluyen el efectivo y otras cuentas a corto plazo. Por ejemplo, las
cuentas por cobrar, los gastos prepagados y el inventario serían activos corrientes.
Por lo general, puedes encontrar esta información en el balance general de una empresa, la cual debe
incluir un subtotal de los activos corrientes.

Si el balance general no incluye un subtotal de los activos corrientes, léelo línea por línea. Suma todas las
cuentas que cumplan la definición de un activo corriente para obtener un subtotal. Por ejemplo, incluye
las cifras indicadas en “cuentas por cobrar”, “inventario” y “efectivo y equivalentes”.

Calcula los pasivos corrientes. Los pasivos corrientes son aquellos que deben pagarse en el plazo de un
año. Incluyen las cuentas por pagar, los pasivos acumulados y los bonos por pagar a corto plazo.[4]

El balance general debe incluir un subtotal de los pasivos corrientes. De lo contrario, utiliza la
información en él para hallar este total al sumar los pasivos indicados. Por ejemplo, esto incluiría las
“deudas y provisiones”, “los impuestos por pagar” y “los préstamos a corto plazo”.

Calcula el capital de trabajo. Este cálculo solo es una resta básica. Resta el total del pasivo corriente del
activo corriente total.[5]

Por ejemplo, imagina que una empresa tenía activos corrientes de $50 000 y pasivos corrientes de $24
000. Esta empresa tendría un capital de trabajo de $26 000. La empresa podría pagar todos sus pasivos
corrientes de los activos corrientes y también le quedaría el efectivo para otros propósitos. La empresa
podría utilizar el efecto para financiar operaciones o pagos de deuda a largo plazo. También podría
distribuir el dinero a los accionistas.

Si los pasivos corrientes son mayores que los activos corrientes, el resultado es un déficit del capital de
trabajo.[6] Un déficit podría indicar que la empresa corre el riesgo de ser insolvente (es decir, es incapaz
de pagar sus deudas).[7] Existen muchas razones por las que una empresa puede llegar a esta situación.
Esta empresa podría necesitar otras fuentes de financiamiento a largo plazo. Esto podría indicar que
tiene problemas y que podría no ser una buena inversión.

Por ejemplo, considera una empresa con activos corrientes de $100 000 y pasivos corrientes de $120
000. Esta empresa tiene un déficit de su capital de trabajo de $20 000. En otras palabras, la empresa será
incapaz de cumplir sus obligaciones actuales y debe vender activos a largo plazo de $20 000 o encontrar
otras fuentes de financiamiento.

Si la empresa corre el riesgo de ser disuelta, podrían optar por reestructurar la deuda de modo que
puedan seguir operando mientras la saldan.

Entender y administrar el capital de trabajo


1 Calcula el ratio de liquidez.

Para tener una mayor comprensión, los analistas emplean un indicador de solidez financiera llamado
“ratio de liquidez”. El cálculo del ratio de liquidez utiliza los mismos números de los dos primeros pasos
de la parte 1 de este artículo, pero proporciona un ratio en lugar de una cifra en dólares.[8]

Un ratio es una forma de comparar dos valores, uno con respecto al otro.[9] Por lo general, para calcular
un ratio se requiere una simple operación de división.

Para calcular el ratio de liquidez, divide los activos corrientes entre los pasivos corrientes. Ratio de
liquidez = activos corrientes ÷ pasivos corrientes.[10]

Siguiendo con el ejemplo de la parte 1, el ratio de liquidez de la empresa es el siguiente: 50 000 ÷ 24 000
= 2,08. Esto significa que los activos corrientes de la empresa son 2,08 veces mayores que sus pasivos
corrientes.

2 Entiende el significado del ratio de liquidez.

El ratio de liquidez es una forma de evaluar la capacidad de una empresa para cumplir sus obligaciones
financieras actuales. En términos simples, te indicará cuán capaz es una empresa de pagar sus facturas.
[11] A menudo es mejor utilizar el ratio de liquidez cuando se compara a diferentes empresas o
industrias.

El ratio de liquidez idea es de aproximadamente 2,0.[12] Un ratio en descenso o por debajo de 2,0 podría
significar un mayor riesgo de insolvencia. Por otro lado, un ratio muy por encima de este nivel podría
significar que la administración es demasiado conservadora y reacia a aprovechar las oportunidades de
la empresa.[13]

Utilizando el ejemplo anterior, un ratio de activos corrientes de 2,08 probablemente sea saludable.
Podrías interpretarlo como una señal de que los activos corrientes pueden financiar los pasivos
corrientes por poco más de dos años. Por supuesto, asumiendo que los pasivos se mantienen en el nivel
actual.

El ratio de liquidez aceptable será diferente dependiendo de las industrias. Algunas industrias son
intensivas en capital y quizás necesiten pedir préstamos para financiar sus operaciones. Por ejemplo, las
empresas de fabricación son propensas a tener ratios de liquidez elevados.

3 Administra tu capital de trabajo.

Los administradores de empresas deben realizar un seguimiento de todas las partes del capital de
trabajo para mantener el nivel adecuado. Esto incluye el inventario, las cuentas por cobrar y las cuentas
por pagar. Los administradores deben evaluar la rentabilidad y los riesgos que se presentan junto con un
capital de trabajo muy bajo o muy alto.[14]

Por ejemplo, un empresa con muy poco capital de trabajo corre el riesgo de poder pagar sus pasivos
corrientes. Sin embargo, tener un capital de trabajo demasiado elevado también puede ser un problema.
Una empresa con una gran cantidad de capital de trabajo podría invertir en mejoras de productividad a
largo plazo. Por ejemplo, el capital de trabajo excedente podría invertirse en nuevas instalaciones de
producción o en tiendas minoristas. Estos tipos de inversiones pueden aumentar los ingresos futuros.

Si el ratio del capital de trabajo es demasiado elevado o demasiado bajo, considera los consejos a
continuación para tener algunas ideas acerca de cómo mejorarlo.

https://www.abcfinanzas.com/administracion-financiera/capital-de-trabajo