Anda di halaman 1dari 4

SEMINARIO INTERNACIONAL TEOLÓGICO BAUTISTA

TRABAJO PRÁCTICO
MATERIA: IDEOLOGÍAS EN AMÉRICA LATINA
PROFESORA: DORREN BARRÓN
ALUMNO: PABLO VERNOLA
JULIO DE 2007

TRABAJO DE RESUMEN
LIBRO: LA CONQUISTA DE AMÉRICA. EL PROBLEMA DEL OTRO.
AUTOR: TZVETAN TODOROV

 El autor se propone relatar la manera en que se da un encuentro entre ideologías,


ejemplificándolo con la conquista de América. Dice: “Dos justificaciones
fundamentaron la elección de este tema como primer paso en el mundo del
descubrimiento del otro. En primer lugar, es sin duda el encuentro más asombroso
de nuestra historia.” En segundo lugar propone que “el descubrimiento de América
no sólo es esencial para nosotros hoy en día porque es un encuentro extremo, y
ejemplar: al lado de ese valor paradigmático tiene otro más, de causalidad directa.
Ciertamente es que la historia del globo está hecha de conquistas y de derrotas, de
colonizaciones y de descubrimientos de los otros; pero, como trataré demostrarlo, el
descubrimiento de América es lo que anuncia y funda nuestra identidad presente.”
 En cuanto a los elementos ideológicos en Colón, Todorov describe: “Tres
argumentos vienen a apuntalar la convicción de Colón: la abundancia de agua dulce;
la autoridad de los libros santos; la opinión de otros hombres que ha encontrado.
Ahora bien, está claro que estos tres argumentos no se deben colocar en el mismo
plano, sino que revelan la existencia de tres esferas que comparten el mundo de
Colón: una es natural, la otra divina, y la tercera, humana. Así pues, quizás no sea
casual el que hayamos encontrado tres móviles para la conquista: el primero
humano (la riqueza), el segundo divino, y el tercero relacionado con el disfrute de la
naturaleza.”
 En cuanto a su entendimiento del otro, en este caso, los “indios”, el autor dice que
“Colón sólo habla de los hombres que ve porque, después de todo, ellos también
forman parte del paisaje. Sus menciones de los habitantes de las islas siempre
aparecen entre anotaciones sobre la naturaleza, en algún lugar entre los pájaros y los
árboles.” “La primera característica de esas gentes que impresiona a Colón es la
falta de ropa (la cual a su vez simboliza la cultura). Está un poco decepcionado por
no haber encontrado más que salvajes. A menudo, sus observaciones se limitan
llanamente al aspecto físico de la gente, a su estatura, al color de su piel (más
apreciada en la medida en que es más clara, es decir, más semejante).” Más adelante
agrega “Los indios, físicamente desnudos, también son, para los ojos de Colón,
seres despojados de toda propiedad cultural: se caracterizan en cierta forma, por la
ausencia de costumbres, ritos, religión. Su actitud frente a esta otra cultura es, en el
mejor de los casos, la del coleccionista de curiosidades, y nunca la acompaña un
intento de comprensión.”
 En la segunda parte de la obra, Todorov se pregunta ¿Por qué esta victoria
fulgurante, cuando la superioridad numérica de los habitantes de América frente a
sus adversarios es tan grande, y cuando están luchando en su propio terreno? ¿Cómo
es posible que Cortés, a la cabeza de algunos centenares de hombres, hay logrado
apoderarse del reino de Moctezuma, que disponía de varios cientos de miles de
guerreros?” Más adelante, el autor explica “La respuesta cambia el enfoque del
problema: los indios de la regiones que atravesó Cortés al principio no se sientes
especialmente impresionados por sus objetivos de conquista porque esos indios ya
han sido conquistados y colonizados, por los aztecas. El México de aquel entonces
no es un estado homogéneo, sino un conglomerado de poblaciones, sometidas por
los aztecas, quienes ocupan la cumbre de la pirámide. De modo que, lejos de
encarnar el mal absoluto, Cortés a menudo les parecerá un mal menor, un liberador.
 Interesante en cuanto a la ideología de la conquista es notar lo que muestra Todorov
“Lo primero que quiere Cortés no es tomar, sino comprender; lo que más le interesa
son los signos, no sus referentes. Su expedición comienza con una búsqueda de
información, no de oro. La primera acción importante que emprende (y no se puede
exagerar la significación de ese gesto) es buscar un intérprete.”
 En relación a la Malinche, intérprete y amante de Cortés durante el período de la
Conquista, Todorov dice que es “el primer ejemplo, y por eso mismo, el símbolo,
del mestizaje de las culturas; por ello anuncia el estado mexicano moderno y, más
allá de él, el estado actual de nosotros, puesto que, a falta de ser siempre bilingües,
somos inevitablemente bi o triculturales. La Malinche glorifica la mezcla en
detrimento de la pureza (azteca o española), y el papel del intermediario. No se
somete simplemente al otro, sino que adopta su ideología y la utiliza para entender
mejor su propia cultura, como lo muestra la eficacia de su comportamiento.”
 En cuanto a la imposición cultural e ideológica, se menciona que “Los españoles
son quienes habrán de instaurar el náhuatl como lengua indígena nacional en
México, antes de llevar a cabo la hispanización; son los frailes franciscanos y
dominicos los que habrán de lanzarse al estudio de las lenguas indígenas y a la
enseñanza del español.”
 En la tercera parte de la obra, Todorov menciona en cuanto a la conquista
“ideológica”: “Ciertamente el deseo de hacerse rico y la pulsión de dominio, esas
dos formas de aspirar al poder, motivan el comportamiento de los españoles; pero
también está condicionado por la idea que tiene de los indios, idea según la cual
éstos son inferiores, en otras palabras, están a la mitad del camino entre los hombre
y los animales. Sin esta premisa existencial, la destrucción no hubiera podido
ocurrir.”
“Hay una contradicción evidente: el cristianismo es una religión igualitaria; pero en
su nombre se reduce a los seres humanos a la esclavitud. Los indios sólo pueden
elegir entre dos posiciones de inferioridad: o se someten por su propia voluntad, y se
vuelven siervos, o serán sometidos por la fuerza, y reducidos a la esclavitud. Se
postula de entrada que los indios son inferiores, pues los españoles deciden las
reglas del juego. Se podría decir que la superioridad de quienes anuncian el
requerimiento ya está contenida en el hecho de que son ellos los que hablan,
mientras que los indios escuchan.”
 En la conclusión de su obra, el autor escribe un párrafo digno de destacar: “Para
Cortés, la conquista del saber lleva a la del poder. Conservo de él la conquista del
saber, aún si es para resistir al poder. Hay cierta ligereza en conformarse con
condenar a los conquistadores malos y añorar a los indios buenos, como si bastara
con identificar al mal para combatirlo. Reconocer la superioridad de los
conquistadores en tal o cual punto no significa que se les elogie; es necesario
analizar las armas de la conquista si queremos poder detenerla algún día. Porque las
conquistas no pertenecen sólo al pasado.”