Anda di halaman 1dari 12

Los Verdaderos Israelitas y el

Origen del Sionismo

En el sitio davidicke.com encontramos dos interesantes artículos


firmados por Jamie Busby que tienen un tema en común, el primero de
Octubre pasado, que se pregunta quiénes son los verdaderos israelitas,
puntualizando el origen jázaro de la mayoría de judíos, y el segundo
publicado hace dos semanas, que traza el esquema del nacimiento y
desarrollo del movimiento llamado el sionismo, los cuales artículos
presentamos ambos en castellano.

¿Quiénes Son los Verdaderos Israelitas?

Por favor note que si bien este artículo es crítico del Sionismo, no es
anti-judío; enorme diferencia. A fin de entender el Sionismo, hay que
examinar la historia del judaísmo y, por supuesto, del pueblo judío.
¿Desciende la moderna gente judía de la tribu de Judá, o son los judíos
europeos de hecho Gentiles cuyos antepasados se convirtieron al judaísmo?

Se piensa ampliamente que la mayoría de los que se llaman a sí mismos


"judíos" no son realmente descendientes de Jacob, un nombre más tarde
cambiado a "Israel" [Génesis 32:28]. Esto significa que ellos no tienen
ningún asunto en Palestina.

Los judíos de Europa del Este eran principalmente descendientes de


jázaros turcos convertidos al judaísmo en tiempos medievales. Esto
significa que los judíos modernos no tienen ningún lazo de sangre con los
israelitas originales.

Los propios historiadores judíos han declarado que el 90% de todos los
judíos de los tiempos actuales realmente proviene de lo que era conocido
como Jazaria. Esa tierra comprendía partes del Sur de Rusia, Cáucaso del
Norte, Ucrania del Este, Crimea, Kazajstán occidental y Noroeste de
Uzbekistán.

Jazaria existió aproximadamente entre los siglo V y XI d.C. Fue


resucitada el 14 de Mayo de 1948.

Arthur Koestler, un escritor judío, publicó su libro "La Decimotercera


Tribu" en 1976. En dicho libro él describe cómo los jázaros hicieron del
judaísmo su religión nacional en el siglo VIII. Éste estaba basado en el
Talmud Babilónico (hacia 500 d.C.) y es la fuente primaria de ley religiosa
y la teología judías.

También en ese libro Koestler proporciona pruebas de que aunque


Jazaria fue conquistada por Gengis Kan, los jázaros huyeron a Polonia. Con
el tiempo, los jázaros emigraron a Alemania y a Rusia también.

En tiempos más modernos han aparecido otros historiadores judíos


como Koestler y abiertamente han confesado que ellos no son los
verdaderos hebreos de la Biblia. Ellos dicen que el mundo ha sido
engañado; por lo tanto, ¿cómo pueden ellos "retornar" a Israel cuando, en
primer lugar, ellos o sus ascendientes nunca estuvieron allí?
El movimiento sionista oficialmente se estableció en 1897. Su sueño era
crear una patria para los judíos. Ese "sueño", yendo a Palestina e
ilegalmente apoderándose de dicha tierra, se ha convertido en una
pesadilla de odio y violencia que continuará para siempre, o hasta que los
palestinos sean borrados. De cualquier modo, la paz no es inminente.

La idea sionista de que Palestina es su patria es una mentira terrible.


Los descendientes de los jázaros, de piel pálida, NO SON descendientes de
los judíos originales de Palestina. Hace 2.000 años no había gente blanca
en Palestina.

En el tiempo de la inmigración de los jázaros a los países europeos [tras


la caída del Imperio jázaro], los europeos medievales naturalmente
supusieron que el propio Jesús, junto con todos los judíos originales, era de
piel blanca tal como ellos. Por eso Jesús es retratado tan frecuentemente
como teniendo ojos azules o verdes, cabello castaño o caoba y piel clara.
Jesús, o Yeshua, no habría parecido nada como eso.

Jesús y su apariencia que todos hemos visto fueron inventados por la


Iglesia Católica. A principios del siglo XVI el Papa Alejandro VI hacía hacer
retratos de Jesús con la imagen de su hijo, César Borgia. Aquello se
convirtió en la plantilla para las imágenes de Cristo que todavía vemos
hasta este día; Jesús realmente habría parecido alguien del Medio Oriente.

"La Decimotercera Tribu" debería haber hecho volar en pedazos todo lo


que pensamos que sabíamos sobre el judaísmo moderno; pero fue en gran
parte ignorado después de su publicación en 1976.

El libro hablaba de los orígenes del "pueblo elegido" de Dios que la


Iglesia aceptó como siendo los judíos. Sin embargo, era conocido que esos
judíos de Europa del Este eran los descendientes de los jázaros que
meramente se habían convertido al judaísmo hacía mil años.

Tal discurso fue condenado como "anti-semita", aunque el libro de


Koestler demostrara que los judíos actuales tenían muy poca conexión, si
es que alguna, con los israelitas bíblicos.
Henry Ford hizo llevar a cabo una investigación acerca de los orígenes
de los judíos europeos que habían estado afluyendo a Estados Unidos
desde la década de 1880. Eso condujo a la publicación de su libro "El Judío
Internacional" en 1923. Ford también descubrió que los judíos de su época
no eran descendientes de los israelitas bíblicos.

Su investigación concluyó que «estos [así llamados] judíos, estaban


cometiendo toda clases de delitos, mientras bajo la tapadera de ser
llamados el "pueblo elegido de la Biblia"... estaban rápidamente tomando
el control económico y político de Estados Unidos».

Ford resumió esto diciendo: "Los judíos no son el pueblo elegido,


aunque prácticamente la Iglesia entera ha sucumbido a la propaganda
que declara que ellos lo son".

Después de causar una protesta clamorosa y una reacción violenta, el


libro de Ford fue rápidamente hecho desaparecer. Con "los judíos" él
realmente quería decir "Estos judíos [en Estados Unidos]" de quienes él
creía que eran fraudulentos.

Los medios de comunicación controlados por los sionistas rápidamente


comenzaron a referirse a los judíos como "israelitas". Cualquiera que se
opusiera al control sionista de la nación era etiquetado como "anti-
semítico". Mientras tanto, el control sionista de la política, de la sociedad y
de las religiones fue en aumento.

Un oficial retirado de la Inteligencia militar estadounidense llamado


John Beaty publicó "La Cortina de Hierro sobre Estados Unidos" [The
Iron Curtain over America] en 1951. Él también presentó pruebas que
mostraban que "Los judíos de Europa del Este eran realmente jázaros y
no tenían ninguna ascendencia racial en Israel en absoluto".

Él también declaró que hacia 1951 los sionistas tenían un firme control
sobre la política, la banca, los medios de comunicación y el mundo del
espectáculo en Estados Unidos. Él también demostró cómo ellos
dominaban el mundo de la medicina, la ley y el crimen organizado.
Sólo 2.000 copias del libro de Beaty circularon originalmente, pero en
años recientes, debido a un renovado interés e información, tanto su libro
como el de Ford se han hecho ampliamente disponibles.

Los gángsters judíos hicieron una matanza, muy literalmente, durante


los años de la Prohibición [del alcohol] en Estados Unidos. A la vez que
hacer enormes fortunas a partir del licor ilegal, se alega que ellos mataron
a alrededor de 500 personas durante ese período. La "Corporación
Asesinato" [Murder Inc.], fundada por los gángsters judíos Meyer Lansky
y Bugsy Siegel, fue por la cual se acusó a Al Capone de llamar a realizar la
infame St. Valentine's Day Massacre [1].

[1] La así llamada Masacre del Día de San Valentín fue el asesinato de
siete hombres de una banda gangsteril en Chicago, Illinois, el 14 de Febrero
de 1929, llevado a cabo por miembros de una banda rival, disfrazados
incluso de policías. NdelT.

Estaba también la "Purple Gang", una de las otras pandillas de las que
se sospecha que cometieron la masacre de San Valentín, que funcionaba
desde Detroit, Michigan. Ellos eran una asociación de secuestradores y
contrabandistas de licores cuyos miembros eran casi todos judíos. Esto no
es una ofensa contra nadie: la mafia italiana de entonces la componían casi
puros... italianos.

El coronel Curtis B. Dall publicó su libro "Israel's Five Trillion Dollar


Secret" en 1977. Él fue otro que proporcionó pruebas concretas, en cuanto
a la gente judía actual, de que "los judíos NO son israelitas".

Y éste es el punto: afirmar ser judío es afirmar ser un israelita. La


abrumadora evidencia demuestra otra cosa. Cualquiera puede convertirse a
cualquier religión, pero eso no cambia la ascendencia propia.

La verdad es que si los judíos que crearon Israel en 1948 no eran los
israelitas bíblicos, sino que eran de hecho los descendientes de gentiles que
simplemente se convirtieron al judaísmo, entonces Israel mismo es sólo
una inmensa mentira, el caso más grande de ROBO DE IDENTIDAD en la
Historia.

Cuando le preguntaron a la fallecida Helen Thomas, famosa escritora y


periodista, si ella tenía algún comentario acerca de Israel, dijo: "Díganles
que se vayan de Palestina". Cuando se le preguntó dónde deberían ir ellos,
ella respondió: "Ellos deberían volver a casa... a Polonia, Alemania,
Estados Unidos...".

Ella también dijo lo siguiente: "El Congreso, la Casa Blanca, Hollywood


y Wall Street son poseídos por los sionistas, ellos ponen su dinero donde
está su boca".

En 1956 Gamal Abdel Nasser, que fue presidente de la República Árabe


Unida [unión en un solo Estado de Egipto y Siria entre 1958 y 1961], dijo
que él no podía respetar a los judíos porque ellos salieron de Israel negros y
volvieron blancos.

Entonces ¿quiénes son ellos? La gran mayoría de los judíos [Jews] son
sólo eso: judaicos [Jewish]. Sin embargo, este fraude milenario dio ocasión
al Sionismo, y el mundo ha sido la víctima de este gran engaño.

El hecho de que esto también es reconocido como verdad por muchos


eruditos judíos altamente respetados es muy significativo.

Como se declaró al principio, nada de lo escrito aquí de ninguna manera


pretende ser despectivo con la gente judía corriente. Esto es puramente
acerca del engaño de aquellos que a través de toda la Historia han usado al
judaísmo como un instrumento o arma para su propio progreso, la
psicopática camarilla conocida como sionistas. La misma gente que
consideró "correcto" robar la tierra de Palestina.

«Está bastante bien que la gente de la nación no entienda nuestro


sistema bancario y monetario, ya que si ellos lo entendieran, creo que
habría una revolución antes de mañana por la mañana» (Henry Ford). –
Sionismo. El Nacimiento y Ascenso

de un Movimiento Político

por Jamie Busby

2 de Marzo de 2019

"Un movimiento para el reestablecimiento, desarrollo y protección de


una nación judía en lo que es ahora Israel"... Ésta es una definición
bastante estándar del Sionismo, que abarca desde sus comienzos hasta el
día presente. Entonces analicemos esto un poco, comenzando por el lugar
más obvio: el principio...

El sionismo se originó en Europa a fines del siglo XIX, convirtiéndose


finalmente en una organización política en 1897. "Sión" se refiere a
Jerusalén, específicamente una cierta colina en Jerusalén.

Theodor Herzl es extensamente reconocido como el instigador del


Sionismo, perfilando sus proyectos para un futuro Estado judío
independiente en su libro "Der Judenstaat" en 1896, que se traduce como
"El Estado del Judío", pero es más comúnmente referido como "El Estado
Judío".

Importante: Sionismo no es Judaísmo. El judaísmo es una religión, el


sionismo es una ideología política. Esta diferencia es crucial. Ser un crítico
del Sionismo no convierte a nadie en anti-judío, a pesar de lo que la cierta
gente quisiera a usted hacerle creer. Más aún, usted no tiene que ser
siquiera judío para ser un sionista. Un sionista es simplemente alguien que
está de acuerdo con y apoya la agenda y los planes del Sionismo.

El Sionismo Cristiano está actualmente bastante extendido. En base a


las enseñanzas de la Biblia, muchos cristianos creen que los israelitas, "el
pueblo elegido de Dios", tienen un derecho divino a su propio Estado/país.
Esto por supuesto se refiere a los descendientes de los judíos bíblicos, y
también es conocido como "la Tierra Prometida".

La profecía bíblica declara que la gente judía volverá finalmente a su


patria. En Génesis 15:18 dice: "Aquel día el Señor hizo un convenio con
Abraham, diciendo: A tu descendencia doy esta tierra, desde el torrente
de Egipto al gran río, el Éufrates...".

Este versículo de la Biblia es lo que ha ganado para el Sionismo un


continuo apoyo por parte de muchos cristianos. Después de todo, Dios
mismo estaba hablando claramente cuando le dijo a Abraham lo que era
legítimamente de ellos.

Sin embargo, el Sionismo como lo conocemos nació de un resurgimiento


del anti-judaísmo. Extrañamente, las tierras que fueron consideradas para
este nuevo Estado judío estaban en Argentina, Uganda, Chipre y, al
parecer, Texas, de todos los lugares.

Durante comienzos del siglo XX varios grupos sionistas comenzaron a


surgir en Estados Unidos. Ellos publicaron su propia propaganda en forma
de revistas y otro material de lectura. El objetivo de aquello era influír en el
Congreso y el público estadounidenses. Sin embargo, en ese momento en la
historia de Estados Unidos a los dirigentes militares superiores les pareció
que el Sionismo entraba en conflicto con sus propios intereses. Eso no
involucró directamente a Estados Unidos en aquel punto, de modo que el
apoyo no fue precisamente inmediato. Aquello iba a cambiar algunos años
más tarde...

Avanzando, llegamos a la Primera Guerra Mundial. La "Gran Guerra"


vio la caída del Imperio Otomano. En 1916 fue concretado el Acuerdo
Sykes-Picot entre Inglaterra y Francia. Básicamente, aquél repartía el
Oriente Medio partiéndolo y luego posteriormente dividiéndolo en varios
Estados. Gran Bretaña tomó el control de Palestina después de la Primera
Guerra Mundial. Un año más tarde, en 1917, vino la "Declaración Balfour"
que iba a cambiarlo todo.
Arthur Balfour, en ese entonces ministro de exteriores británico,
escribió una carta a Lionel Walter Rothschild, de fama, riqueza, poder e
influencia de los Rothschild. Balfour contó a Rothschild cómo el gobierno
británico estaba preparado para apoyar la creación de un Estado judío en
Palestina. El Reino Unido efectivamente asumió la responsabilidad de
asegurarse que ello sucediera. Ésta es la sustancia de lo que Balfour
escribió:

"El gobierno de Su Majestad ve con favor el establecimiento en


Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y hará sus mejores
esfuerzos para facilitar el logro de ese objetivo, siendo claramente
entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y
religiosos de comunidades no-judías existentes en Palestina, o los
derechos y estatus político disfrutado por judíos en cualquier otro país".

Balfour añadió al final que él estaría agradecido si Rothschild llevara eso


al conocimiento de la Federación Sionista.

Ésa era la misma familia bancaria Rothschild que estaba financiando


abiertamente a ambos bandos durante la Primera Guerra Mundial, tanto la
necesidad de soldados como de armas, equipamiento y provisiones, todo. A
fin de establecer realmente un Estado judío, los Rothschild y el resto de los
sionistas ¡necesitaban gente!, gente que estuviera dispuesta a dejar su
actual patria y se trasladara a lo que era todavía esencialmente Palestina.
Ellos también necesitaban a las superpotencias del mundo para apoyar esa
empresa.

En preparación de aquello, los sionistas comenzaron a comprar tierra y


propiedades y a instalarse en Palestina. Todo eso era mientras palestinos,
musulmanes y otros judíos ya vivían allí. Antes de que Israel oficialmente
se convirtiera en un Estado en 1948, no es ningún secreto que los
palestinos en efecto se rebelaron y protestaron. Los sionistas dicen que eso
era "anti-semitismo", pero claramente no era el caso, ya que su patria
estaba siendo invadida y los palestinos lo sabían. Ellos se estaban
defendiendo, y no les importaba que los invasores fueran sionistas y/o
judíos.

Israel Es Oficial Después de 1948

Entonces ahora llegamos al punto donde los sionistas han conseguido lo


que querían, un etno-Estado judío. Casi inmediatamente, alrededor de
700.000 palestinos fueron desterrados y/o huyeron de sus hogares. Uno
podría trazar paralelos entre lo que pasó en ese tiempo con cualquier otra
limpieza étnica que haya sucedido en la Historia. También podría
afirmarse que los sionistas mismos estaban siendo anti-semitas. La
definición de un Semita es alguien cuya lengua materna es semítica, como
los palestinos árabes, por ejemplo.

Desde 1948 Israel ha impuesto un sistema de segregación y ocupación


de Palestina y su gente. La guerra está en curso y la violencia es un
acontecimiento diario, como probablemente todos sabemos. Después de la
victoria en la "Guerra de los Seis Días" en 1967, Israel capturó la Franja de
Gaza y la Cisjordania, junto con otros territorios.

En Naciones Unidas no estaban felices con lo que había ocurrido. Ellos


pidieron que Israel se retirara inmediatamente de toda la tierra árabe
tomada durante sus ataques en la guerra. Israel se negó. Los sionistas
protestaron que Israel fue abandonado y dejado sin ayuda por todas las
otras naciones después de la Segunda Guerra Mundial, dejándolo rodeado
por los que eran países básicamente enemigos.

Dicha guerra, a sus ojos, era autodefensa. No olvidemos que los sionistas
judíos creen que ellos son el pueblo elegido de Dios y que la tierra que ellos
han tomado era de ellos de todos modos, en virtud de la "palabra de Dios".
Ése era su destino y había sido cumplido.

Sin embargo, el "Proyecto del Gran Israel" revela que ellos no tenían
ninguna intención de conformarse con lo que habían conseguido, y éste era
realmente el plan desde el inicio del sionismo hace más de 120 años.

La expansión de Israel todavía tiene un largo camino que recorrer de


acuerdo a su agenda. Sólo puede ser completado mediante la guerra. Esta
búsqueda y sus violaciones de los derechos humanos se han desarrollado
hasta ahora sin oposición y no ha sido castigada por Naciones Unidas.

Mientras Israel sostiene ser un Estado judío, parecen que ellos son muy
melindrosos sobre qué tipo de judío es realmente aceptable. Los judíos
palestinos que estaban ya allí cuando Israel fue formado no fueron
bienvenidos, ni tampoco los judíos etíopes que fueron transportados a
Israel en los años '80 y '90.

La ironía de esto está en el actual aunque muy secreto argumento en


cuanto a los orígenes de los judíos europeos que primero comenzaron el
movimiento sionista. Sus antepasados pueden ser remontados no a los
israelitas originales sino a Jazaria en Europa del Este. El Imperio jázaro se
convirtió al judaísmo hace más de 1.000 años antes de su colapso final. Su
gente entonces huyó, esparciéndose por todas partes de Europa y yendo
finalmente a Estados Unidos.

Básicamente, siempre ha habido mucha especulación en cuanto a que


aquellos que crearon el Sionismo son los falsos judíos de que se habla en el
Libro del Apocalipsis en la Biblia. Llamarlos "falsos" no está insinuando
que ellos no sean judíos, o sionistas en realidad. Como hemos visto, usted
ni siquiera tiene que ser judío para ser un sionista. Sin embargo, los
verdaderos israelitas a los cuales Dios prometió Israel no son aquellos de
ascendencia europea.

En Apocalipsis 2:9 dice: "Conozco tus obras, y tribulación, y pobreza,


(pero tú eres rica) y conozco la blasfemia de los que dicen ser judíos, y no
lo son, sino que son la sinagoga de Satán".

Naciones Unidas y las organizaciones de derechos humanos han


documentado bien las repetidas violaciones por parte de Israel contra el
pueblo palestino. Aunque ilegales, nada ha sucedido, y Estados Unidos y
sus aliados en gran parte no hacen caso de todo esto. ¿Es éste el caso en
EE.UU. debido al poder sostenido por el Lobby Sionista? Como he
mencionado ya, criticar a Israel por lo general atrae acusaciones
inmediatas de anti-semitismo. Qué modo tan conveniente de impedir la
crítica.

Israel es fuertemente apoyado financieramente por gobiernos de todo el


mundo, y por enormes corporaciones también. Un ejemplo son los 38.000
millones de dólares en ayuda militar que Estados Unidos prometió a Israel
en 2016. Digamos las cosas como son: Estados Unidos e Israel son los
mejores amigos en la escena global. Algunos los describen como
conjuntamente siendo la organización terrorista actual más grande que el
mundo haya visto alguna vez.

Terminaré con esto. Nos enseñan todos que siglos de persecución


culminaron en el "Holocausto" de la Segunda Guerra Mundial. Aquél fue
una limpieza étnica en una tentativa de erradicar a cada judío de la faz de
Europa. Ahora, Israel está haciendo las mismas cosas que fueron infligidas
a ellos, a otro grupo de gente, a saber, los palestinos.

Esto no es anti-semítico, o ni siquiera anti-sionista: éstos son hechos.–