Anda di halaman 1dari 23
Aervg ¢a Feeell; aos eben “ las Crviliag roves Au brovas, Espawa, (984, editorial CA! brea, pa‘e s 152 35, a 30 7 40 a 103 R. F. Watters LA CIVILIZACION MINOICA InrropucciOn Los cretenses fueron los creadores de Ia primera gran civilizacién egea, comparable por sus logros con las civilizaciones més antiguas ‘0, Mesopotamia y Anatolia. En el proceso demostraron cémo ‘una pequefia regién de la tierra, habitada por un pueblo imaginativo, rodeada por el mar e inmune durante muchas centurias a los ataques de conquistadores agresivos, pudo ser receptiva —pero sin llegar averse dominada— a las influencias procedentes de los grandes con- tinentes de Asia y Africa. Creta es pequefia en términos geogréficos. Se extiende de ceste a este a lo largo de-275 km; sus puntos mis apartados, en el centro, distan 56 km mientras que en el este, la 1a mas estrecha de la isla, Ja distancia de un extremo al otro es de 13 km. Pero la isla, equidistante aproximadamente del continen- te griego, de las islas Cicladas, de Rodas y Libia, se levanta en la embocadura sur de la cuenca del Egeo. Ya en tiempos prehistéricos se convirtié en etapa obligada para los viajeros procedentes de las cos- tas de Asia, Africa y Europa, recibiendo, adaptando y transmitiendo una feliz fusién de impulsos culturales. EI redescubrimiento de la civilizacién minoica durante los tlti- mos cien afios, desde sus orfgenes hasta su desaparicién, constituye una notable transicién de la leyenda y el mito al andlisis ol histérico desarrollado gracias a la exploracién arqueolégica c con el estudio de las fuentes literarias y lingiifsticas. En un célebre pasaje del canto XIX de la Odisea, Homero dice que existe una tierra llamada Creta en el ponto vinoso, muy bella Cuadro cronolégico 10] 4 Qriewe 5m Occidente y muy fértil y rodeada por el mar. En esa isla, prosigue Homero, | 500 ac. Tmperio bizanting hay muchos, muchisimos hombres y noventa ciudades, con una mez nny Je tenguas y pueblos, entze Ios que se cuentan los aqueos,