Anda di halaman 1dari 35

“Año de Lucha contra la corrupción e impunidad”

Facultad de derechos y ciencias


políticas

SOCIEDAD ANÓNIMA TÍPICA:


SOCIEDAD ANÓNIMA CERRADA Y ABIERTA.

 INTEGRANTES :
 López Andrade, Patricia Abbigail.
 Callegari Pereyra, Emma María De Los Ángeles
 Gómez Labinto, Celeste.
 García Romero, Fresia Aracelly.
 Huaynasi Castro, Eduardo Jimmy.

 ASIGNATURA :
Derecho Comercial I

 CATEDRATICO: Paredes Oroche, Doris.

 CICLO : VII

SAN JUAN - PERÚ


2019

1
ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN.
2. SOCIEDAD ANÓNIMA TÍPICA.
2.1.Origen de la Sociedad Anónima en el Perú.
2.1.1. Condicionamiento Histórico del surgimiento de la sociedad anónima
peruana en la segunda mitad del S.XIX.
2.1.1.1. Ideología Política de la época: Modernización Tradicionalista.
2.1.1.1.1. Hacia un desarrollo capitalista.
2.1.1.1.2. Relación entre Estado y clases Sociales.
2.1.1.1.3. Política de gobierno en la segunda mitad del S.XIX.
2.1.1.2. Desarrollo económico y la sociedad anónima como forma empresarial.
2.1.1.2.1. Modelo de la economía peruana en la segunda mitad del s. XIX.
2.1.1.2.2. Campos Empresariales.
2.1.1.3. Rol del orden social en el surgimiento de la sociedad anónima.
2.1.2. Marco Normativo delorigen de la Scoiedad Anónima peruana.
2.1.2.1.Iniciativa legislativa.
2.1.2.2.Inserción del Código de comercio en el sistema jurídico peruano.
2.1.3. Actuación de las primeras sociedades anónimas en la vida económica
del pais.
2.2. Conceptos básicos de la Sociedad Anónima.
2.2.1. Concepto.
2.2.2. Características
2.2.3. Órganos De La Sociedad Anónima.
2.2.4. Órganos Sociales
2.2.4.1.Junta General de Accionistas.
2.2.4.2.Convocatoria a la Junta.
2.2.4.3.Junta Obligatoria Anual.
2.2.4.4.Clases de Junta.
2.2.4.4.1. Junta General Ordinaria.
2.2.4.4.2. Junta General Extraordinaria.
2.2.4.4.3. Junta General Universal.
2.2.5. Formación Y Constitución De La Sociedad
2.2.6. Constitución.
2.2.6.1.Constitución Simultánea
2.2.6.2.Constitución Por Oferta A Terceros
2.2.7. Regulación Normativa
3. TIPOS DE SOCIEDAD ANÓNIMA.
3.1. Sociedad Anónima Abierta.

2
3.1.1. Definición.
3.1.2. Características.
3.1.3. Denominación.
3.1.4. Incribe todas sus acciones en el Registro Público del Mercado de
Valores.
3.1.5. Control por parte de CONASEV.
3.2. Sociedad Anónima Cerrada.
3.2.1. Definición.
3.2.2. Características.
3.2.3. Requisitos.
3.2.4. Denominación.
3.2.5. Órganos de la sociedad.
3.2.6. Disposiciones de importancia.
3.2.7. Modificacion de la Sociedad Anónima cerrada.
4. CONCLUSIÓN.
5. BIBLIOGRAFÍA.

3
1. INTRODUCCIÓN.

La Sociedad es el conjunto de individuos que actúan acorde a lograr un


desarrollo tecnológico, sociopolítico y económico destinándolo a la
subsistencia e interactuando entre sí, cooperativamente, para formar un grupo
o una comunidad. Sociedad en conceptos económicos es un sinónimo de
empresa o corporación, y especialmente en contextos jurídico-económicos, de
figura o persona jurídica.
En el ámbito jurídico y económico una sociedad es aquella por la cual dos o
más personas se obligan en común acuerdo a hacer aportes (especie, dinero o
industria), con el ánimo de quedarse con todas las ganancias. En este caso se
denomina sociedad a la agrupación de personas para la realización de
actividades privadas, generalmente comerciales. A sus miembros se les
denomina socios.
Históricamente las Sociedades anónimas encuentran su origen en las
compañías coloniales, la primera fue la compañía holandesa de las indias en
1602. Dichas compañías a su vez parecen proceder del condominio naval
germánico y de algunos presentes italianos como la Casa de San Jorge. Esta
última era una asociación, de los acreedores de la República genovesa, la cual
para garantiza sus créditos. Había asumido sucesivamente la gestión de un
importante servicio, la exacción de tributos, desarrollándose así una compleja
actividad comercial. Sus participantes eran sin embargo, simples acreedores de
la república genovesa y no estaban expuestos a otro riesgo que el perder su
propio crédito. Este se hallaba representando por títulos circulantes en el
comercio (como son hoy los títulos del estado), y eran, por lo mismo,
continuamente diversas las personas de los participantes en la Casa de San
Jorge.
"La sociedad mercantil o sociedad comercial es aquella sociedad que tiene por
objeto la realización de uno o más actos de comercio o, en general, una
actividad sujeta al derecho mercantil. Se diferencia de un contrato de sociedad
civil.
El derecho mercantil (o derecho comercial) es el conjunto de normas relativas
a los comerciantes en el ejercicio de su profesión, a los actos de comercio
legalmente calificados como tales y a las relaciones jurídicas derivadas de la

4
realización de estos; en términos amplios, es la rama del derecho que regula el
ejercicio del comercio. Uno de sus fundamentos es el comercio libre.
A fin de crear una Sociedad en Perú, es necesario efectuar primero una
búsqueda de la denominación social elegida en los Registros Públicos.
Aclaramos que la Oficina de Registros Públicos y el INDECOPI, son entes
Estatales independientes, los cuales no están interconectados.
Creemos que lo más conveniente, es decidirse qué tipo de Sociedad les
resultaría más favorable constituir. Por ello detallamos las diferencias entre la
Sociedad Anónima Abierta (Ordinaria) y la Sociedad Anónima Cerrada.

5
2. SOCIEDAD ANÓNIMA TÍPICA.
2.1. Origen de la Sociedad Anónima en el Perú.
2.1.1. Condicionamiento Histórico del surgimiento de la sociedad
anónima peruana en la segunda mitad del S.XIX.

Los orígenes de la sociedad anónima se remontan a la época de los descubrimientos.


Fueron los holandeses -quienes habían conquistado una fuerte posición en el
comercio- los que, considerando el alto costo y riesgo de los viajes comerciales
marítimos y las altas ganancias que obtenían con e ll os, conforman las primeras
sociedades por acciones. Las primeras de estas compañías se organizan como grandes
empresas marítimas para colonizar y comerciar. Una de las más antiguas o quizás, la
más antigua fue la Cía. holandesa de las Indias Orientales que data de 1602, la cual
cuenta con las características esenciales de una sociedad anónima.
Mencionados ya los antecedentes históricos, pasemos al estudio del
condicionamiento histórico del surgimiento de la sociedad anónima en el Perú.

La dación del Código de Comercio de 1853 marca el surgimiento de la sociedad


anónima peruana: este hecho acarrea, sobre todo, una gran transformación económica
para el Perú y, como tal esencial explicarlo dentro de la situación histórica en la que
se produjo.
Ello nos lleva en primer lugar a preguntarnos: ¿por qué la sociedad anónima nace en
el Perú en la segunda mitad del siglo XI X? Pregunta que nos exige, a su vez, plantear
otra: ¿para qué nace en ese momento? Y es que la sociedad anónima surgió en el Perú
en los primeros años de la segunda mitad del ochocientos, ni antes ni después.
El origen de la sociedad anónima en cada país se explica dentro de su dinámica
interna propia, dentro de un contexto social económico, político e institucional
determinado de allí que las respuestas a las preguntas del porqué y del para qué
sean diferentes respecto de cada país.
Para estudiar este fenómeno debemos partir de una perspectiva histórica, por lo que
para conocer mejor el origen de la sociedad anónima en el Perú se hace esencial el
estudio de la historia del Perú y, en especial de su historia económica.

2.1.1.1. Ideología política de la época: Modernización Tradicionalista.


La existencia de la sociedad anónima como forma empresarial presupone la
concurrencia de ciertos condicionamientos, dentro de éstos juega un papel
determinante la ideología política que sustenta su surgimiento.

2.1.1.1.1. Hacia un Desarrollo Capitalista.


El tipo particular de desarrollo del Perú en la segunda mitad del siglo XIX
planteado por Trazegnies, será en parte el punto desde el cual
desarrollaremos la presente investigaci6n; partiremos, por tanto de algunos
elementos del esquema de modernización tradicionalista propuesto por
este autor por lo cual , haremos una breve reseña de dicho planteamiento.

6
La explicación que sugiere Trazegnies es que, a partir de 1840, se advierte
un proceso de modernización tradicionalista que se percibirá más
claramente después de 1850. En dicha época, se desarrolla una conciencia
de cambio vinculada a la aspiración de cristalizar ciertos objetivos sociales
constituidos, sobre todo por la imitación de los modelos existentes en los
países modernos. El desarrollo del Perú, en esos tiempos, no será
capitalista. Se quiere modernizar pero al mismo tiempo hay resistencia a
todo cambio en la estratificación social tradicional. La clase dirigente
tradicional aceptará los nuevos valores en la medida en que éstos no
cuestionen la utilidad de su clase, esta élite además adoptará como modelos
a los países occidentales que han logrado un desarrollo capitalista;
importarán así su filosofía, tecnología, leyes, valores culturales, bienes de
consumo, etc. .. Pero ello lo hacen tan solo queriendo copiar resultados y
no buscando una implantación plena del capitalismo ya que ello la
destruiría.
La modernización tradicionalista se caracteriza así por la recepción de
algunos elementos capitalistas y por la resistencia a todo cambio e n la
estructura social estructura que, además, convendrá mantener al
capitalismo, ya que , por un lado , brinda la mano de obra barata necesaria
para que la materia prima que nos compra no encarezca y, por otro, un
mercado para vender los productos de lujo que produce, mercado que
básicamente estará constituido por esa élite moderna occidentalizada a la
que se ha hecho mención.
De ahí la alianza entre los países imitados (capitalismo internacional) y
esta élite, alianza que reforzará el poder interno de estos sectores debido a
los medios que estos países les proporcionen por actuar como sus agentes
de finanzas. En este orden de ideas, el Derecho será fundamentalmente un
mecanismo para canalizar los recursos hacia las clases dominantes y para
conserva r la estructura social tradicional.
En primer lugar se habla de observar que en los inicios de la república, la
situación política no era estable y se incursionaba en una nueva forma de
gobierno. Es así que - siguiendo a Trazegnies ' - el interés del Estado estaba
centrado en su organización antes que en la creación de una legislación
adecuada para el desarrollo de una economía liberal.
En segundo lugar -pasando al plano económico- vemos que las antiguas
clases detentadoras de riqueza luego de las luchas por la Independencia
habían quedado muy menoscabadas, que los comerciantes nacionales
contaban con pocos recursos y que las relaciones comerciales con
Inglaterra, Francia y Estados Unidos - entre otros- recién se habían abierto
con cierta fuerza a nuestros mercados.
En otras palabras, ni existía una verdadera iniciativa legislativa que
provoque el surgimiento formal de la sociedad anónima, ni existían
condiciones socioeconómicas favorables para el surgimiento de hecho (o

7
fáctico) de la misma en el Perú. En suma la situación del Perú de entonces
conllevaba a la postergación del surgimiento de la
Sociedad anónima peruana, tan es así que podemos decir que el proceso
de formación del Estado peruano -en el sentido antes expuesto- fue
contemporáneo a la aparición de los condicionamientos históricos para el
surgimiento de la sociedad anónima en el país.
A fines del setecientos e inicios del ochocientos, en los países centrales se
vive la revolución industrial, la cual los países centrales se vive la
revolución industrial, la cual lleva con ella un tipo de desarrollo capitalista
que influirá en la historia económica mundial. Surgirá así la gran empresa
industrial como fenómeno generalizable que se ofrece a la clase
empresarial, pero que demanda el empleo de grandes capitales que ella no
tiene por sí sola y que le exponía grandes riesgos que no quiere correr.
Ante esta situación la clase empresarial exigida que la sociedad anónima
llegué a ser un instrumento jurídico ordinario con el que podrá disfrutar de
la gran empresa que se le ofrece además al no poder financiar estas
empresas por sí sola se saciará a otras clases de tentadoras de riqueza, las
que serán atraídos por las ventajas que les ofrecen las acciones como nueva
forma de riqueza: fácil enajenación y alta rentabilidad.
Con esta cooperación ya establecida la sociedad anónima se presentará en
esos países como una figura de desarrollo económico, como una
institución productiva de éxito.
Este desarrollo que experimentan los países centrales exige de la periferia,
la provisión de recursos naturales llevando a países, como el Perú, un
desarrollo económico por exportaciones.
Podemos decir que la revolución industrial abarca simultáneamente a los
países centrales y a los de la periferia.
El tipo de demanda de los países centrales ( recursos naturales como
salitre, guano, arroz, azúcar, algodón, etc.) y la existencia de un motor de
crecimiento fuera de los ingresos de exportación tradicional hicieron de
esta desarrollo vivido por el Perú desarrollo que no podemos calificar de
capitalista además que se reafirma si consideramos que el Perú a la vez fue
importador de mercancías, lo cual conllevó a que el mercado interno se
articule de acuerdo a la producción extranjera que se importaba,
sustrayendo así la producción nacional. Se estableció de esta forma un
sistema que compatibiliza va el capitalismo europeo con la economía
peruana, en vez de un sistema de desarrollo autónomo o auto sostenido.
Consideramos que la figura de la sociedad anónima pudo servir en el
propósito de constituir una economía autónoma y un desarrollo sostenible
en el tiempo, ello en base a la concepción moderna de desarrollo. A partir
de esta concepción (desarrollo: crecimiento económico equitativo y
sostenible) derivada de la idea de espacio tiempo lineal una visión moderna
de desarrollo por la cual podemos decidir construir hoy con la certeza de
tener algo mañana. Si la sociedad anónima hubiese sido utilizada para

8
constituir nuestra economía si hubiese contribuido lograr un desarrollo
autosostenido de esta. Pero evidentemente no lo fue la sociedad anónima
es un medio que tiene la particularidad de hacer depender lo sostenible del
desarrollo que puede proporcionar de su giro empresarial. si la sociedad
anónima hubiese sido utilizada para fortalecer el desarrollo interno hubiese
contribuido en gran medida al logro de una economía autónomo y
sostenible pero al dedicarse preponderantemente al desarrollar giros
propios de una economía tradicional, no lo hizo.

2.1.1.1.2. Relación entre Estado y clases sociales.


El gran crecimiento económico que se dio a mediados del siglo XIX-
sustentando básicamente por la explotación del guano- hacía la necesaria
existencia de un grupo capaz de tomar las riendas del proceso de desarrollo
pero las guerras de independencia de habían dejado un vacío en la
estructura social ya que se dio la pobreza de las antiguas clases de
tentadoras de riqueza.
Por lo tanto el estado apoyo la formación de una nueva clase que pudiese
asumir este proceso y para ello recurrió a una intervención que se reflejó
en la consolidación y en la conversión de la deuda interna en externa. Estas
medidas pusieron en las manos del grupo del poder tradicional que había
venido luchando por establecerse una gran masa monetaria es decir se pasa
de una situación en la que no existe dinero para invertir para convertirlo
en capital a una en la que sí lo había de una situación en la que no existía
una clase empresarial nacional con el sentido que construye grandes
empresas.
Las sumas de dinero que demandaba la formación de sociedades anónimas
que asumieron la explotación de parte de los campos empresariales que se
aprecian en toda la segunda mitad del siglo XIX, se hicieron presentes en
esa época y no antes.
La provisión de masa monetaria que recibe este sector de la sociedad les
provoca así un cambio de ideología les propone el ser empresarios reto que
lamentablemente emprenderán a sin desecharse mentalidad tradicional y
siempre desde una óptica rentista lo cual como veremos determinará el
cómo sean las sociedades anónimas que surjan.

2.1.1.1.3. Política de gobierno en la segunda mitad del siglo XIX.


Desde el primer gobierno de Castilla se comenzó a desarrollar la idea de
progreso material creándose a la par las condiciones necesarias para la
dominación de la clase social que dirigió el proceso de modernización.
En 1851 sube al poder José Rufino, Echenique, quién desarrollará una
política de gobierno basada en dos ideas: Seguiré lineamiento de progreso
material y colocar en manos del estado la iniciativa de desarrollo
económico.
No es casualidad que la historia económica haya entendido que la
evolución de la sociedad anónima Bahía de la mano con el desarrollo del
país y que un porcentaje considerable de las primeras sociedades anónimas
peruanas hayan sido las de los servicios públicos.
Dentro de ese marco se da el código de comercio y con él aparece en el
Perú la sociedad anónima como institución jurídica. El código de comercio

9
parece como consecuencia de este orden de ideas manejados en la política
de gobierno de Castilla y Echenique pero también será producto de las
exigencias de ciertos grupos sociales.
Las condiciones de política de gobierno que hicieron viable el surgimiento
de la sociedad anónima señalar lo que al respecto expone Bonilla:
"La consolidación de una deuda interna responde a la peculiar concepción
de este dirigente Echenique acerca del rol del estado en la sociedad peruana
y de las causas de atraso económico. Para el viejo caudillo militar, la
iniciativa del desarrollo económico del Perú en la segunda mitad del siglo
XIX no podía venir de los grupos privados sino del estado, esto no porque
el estado peruano hubiese probado su capacidad en la gestión económica
sino por el simple hecho de ser propietario del guano... Echenique trato de
utilizar estos recursos para conseguir el progreso material del país. A este
progreso se oponía, en la opinión de Echenique, principalmente la escasez
de capitales, la debilidad demográfica del Perú y la ausencia de vías de
comunicación.
Le consolidación permitiría pues superar al menos el primer obstáculo...
pero la concepción de Echenique como el desarrollo histórico posterior del
Perú a de probarlo, eres demasiado optimista e idealista. no obstante en
efecto, la presencia de masa monetaria para dar nacimiento al capitalismo
o para desarrollar una economía la formación de un sólido mercado
interno, condición esencial y la emergencia de un grupo social
completamente nuevo, no son el resultado de una inyección monetaria".

2.1.1.1.4. Modelo de la economía peruana en la segunda mitad del


siglo XIX.
El tipo de desarrollo que sigue el Perú en la segunda mitad del siglo XIX
será uno de los más condicionamientos que tendrían que concurrir para
que me hagan las primeras sociedades anónimas pero además será el factor
determinante que defina cómo la economía de un país se tiene que estudiar
dentro la economía de un país se tiene que estudiar dentro del contexto de
la economía internacional y justamente este el que llevará el Perú de
mediados de ochocientos entablar sobre todo con países europeos lazos de
dependencia económica.
En este sistema dependiente el que definir el modelo económico del Perú
y los campos empresariales que se promuevan en él. Esta política
económica en nuestro derecho a estar en el servicio de la dependencia
exterior.
Nuestro contexto económico necesito de una figura jurídica que permitiera
desarrollar las empresas que se ofrecieran, que la sociedad anónima
aparecerá de hecho como una institución que se adecuara el sistema
dependiente. Tanto es así que tampoco en el ámbito económico se adopta
una modernización capitalista sino una tradicionalista. La diferencia entre
ambos Es que la en la modernización capitalista nos encontramos frente
una plena movida de bienes: la exportación manufacturera era muy fuerte
y no hay restricciones a la competencia o sea todos están en condiciones
similares. El modelo de modernización tradicionalista se basa en las
explotaciones de insumos o materias primas, una marcada importación de
productos finales y no se constatan condiciones de igualdad en el mercado
interno.

10
2.1.1.1.5. Modelo de la economía peruana en la segunda mitad del
siglo XIX.
En ese siglo el Perú estuvo fuertemente marcado por la economía tenía
gran índice de exportaciones e importaciones, las exportaciones se referían
básicamente materias primas e insumos que luego reingresaron el país
transformados en productos finales. El Perú estaba ligado en grado mayor
o menor a la dependencia económica, así que esa dependencia no sólo era
en el ámbito de exportaciones, sino que en los endeudamientos externos
hicieron más fuerte esta relación dependencia que nos iba atado de pies y
manos. el mundo es bueno con que constituye la esperanza de los
gobernantes y gobernados pero cuya para meter explotaciones no supo ser
bien administrada. Por lo tanto fue manejada por un grupo rentista que
mantuvo fuertes lazos de dependencia con los países europeos. Pero nunca
tuvo un firme control económico de la empresa guanera, pero utilizó el
poder político que aún conservaba para proteger sus intereses como
intermediario, protegiendo Por ende a los capitalistas extranjeros. En esa
época del huayno se gastaba todo lo que se tenía incluso aquello que no se
tenía. Es así que las ganancias de esa explotación fueron destinadas a
saldar principalmente la deuda interna y externa y Por qué no decirlo al
despilfarro. Después de la toma de conciencia sobre reconocimiento de la
deuda interna y su consecuente pago el Perú emprenderá con fuerza la
explotación del salitre. Los países extranjeros que habían demandado
guano decidirían reemplazarlo por el salitre progresivamente por ser
menos costoso.
Este discurrir histórico nos demuestra que el modelo económico del Perú
en la segunda mitad del siglo 19 era de una economía abierta de pendiente
y con cierta intervención estatal.
Existen ciertas semejanzas entre la manera cómo se lleva la explotación
del guano Y cómo fueron algunas de las primeras sociedades anónimas
peruanas. Parece ser que en algunas de ellas- Generalmente las que
demandaban grandes capitales- la mayoría del capital aportado a
extranjeros.
El desarrollo de la economía en el Perú fue un factor determinante del
cómo fueron las primeras sociedades anónimas, puesto que su estructura
económica del país por entonces promovió su surgimiento en razón de los
campos empresariales que se ofrecían e incluyó al igual que la empresa
aduanera en su configuración y conducción.

2.1.1.1.6. Campos Empresariales.


Siendo en el Perú la apertura del gran desarrollo económico ofrecía la
posibilidad de poder realizar actividad empresarial. Aumento de las
relaciones comerciales- exportación de guano, productos agrícolas e
importación de productos suntuarios entre otros- junto a la gran publicidad
del estado de emprender el progreso material, al parecer configuraron las
condiciones para que se decida adoptar en esa época del código de
comercio: éxitos de las relaciones comerciales en Europa junto a
limitación a los países modernos en la modernización tradicionalista que
vivimos llevaron a que adoptemos el código de comercio español.

11
El contar con grandes masas monetarias nos daba a los nacionales dos
opciones:
Invertir en campos empresariales que llevaron a un desarrollo económico
autosostenido, invertir su riqueza como factor de producción y miras al
aumento de esta y a la fortificación de la empresa, “construir empresa”
Incursionar en campos empresariales propios de una economía tradicional,
importación de productos manufactureros, exportación de materia prima
etc, en miras tan sólo de la atención inmediata de ganancias.
El camino seguido fue el segundo, dichos campos empresariales en
comparación con los otros les aprecian en el momento altas ganancias,
exigen menos experiencia y eran menos riesgosos. Al elegir el camino más
fácil estos nacionales optaron así por incursionar en la actividad
empresarial desde una óptica rentista.
Advirtiendo que el problema no fue el que se incursionar en la exportación
del guano y productos agrícolas sino que las ganancias que se obtenían de
estas vacunas invirtieran en empresas que puedan colaborar al desarrollo
económico del país (que desarrollen el mercado interno, más productivo),
y que básicamente a las empresas que se formaban que marcaron en el
circuito de una economía tradicional ( importación de mano de obra, de
productos suntuarios etcétera).

Dentro del marco económico que se ofrecerán así atractivas áreas


empresariales como la de los servicios públicos (abastecimiento de agua
potable, alumbrado a gas, servicio ferroviario), el área de exportaciones
(guano, materia prima) e importaciones (trabajadores cookies para
haciendas, productos manufactureros), el área de transporte de mercancías
(transporte marítimo y fluvial), el área de seguros así como la bancaria. Se
denotan áreas o campos empresariales que necesitan inversión de fuertes
capitales y, sobre todo, de una modalidad empresarial que cubra
expectativas a todo nivel por tratarse de giros nuevos y prometedores.
En el Perú se presentan los condicionamientos:
1. El ofrecimiento de los atractivos campos empresariales mencionados.
2. La presencia de considerables sumas de dinero en el país.

Será recién cuando concurren estos condicionamientos para que se dé el


surgimiento fáctico de la sociedad anónima el Perú.

2.1.1.1.7. Rol del orden social en el surgimiento de la sociedad


anónima.
Pasando a las condiciones del orden social peruano. Con la consolidación
y el acceso a la consignación del guano se inyectaron fuerte suma de dinero
en algunos grupos nacionales. El estado apoyo así la creación de una nueva
clase social la cual se le habría la posibilidad de convertirse en una
burguesía nacional.
Las empresas que exigían las más altas sumas de dinero y que se marcaron
el circuito tradicional de escrito, la mayoría del capital social era
extranjero, en tanto esta inversión extranjera corresponde el desarrollo del
capitalismo.
La mentalidad empresarial extranjera y las fuertes sumas de dinero que
necesitaban ciertas empresas como las de servicios públicos hicieron que,

12
al no contar los nacionales con experiencia y el dinero necesario para estas,
tengan un importante participación en estos campos capitales extranjeros.
No sólo era cuestión de capitales sino de una serie de condicionamientos
que hicieron posible el surgimiento de la sociedad anónima como forma
empresarial.
El capital, un pequeño o mediano capital no hubiera podido aspirar a la
formación de un banco o empresas como la explotación del guano ya que
las empresas en misión requerían de la inversión de fuertes capitales.
La élite económica nacional a lo largo del siglo XIX limitar a su
participación en el proceso productivo a una sucesión con capitales
extranjeros, en ese contexto que por un lado la consolidación, y, por otro,
el acceso a la consignación del guano, le permitirán la acumulación de
riquezas, riqueza que, sin embargo, no utilizó en una verdadera
transformación de la economía nacional sino en actividades rentistas.
Bonilla postula que a pesar de la existencia de las condiciones descritas,
no se logró formar una burguesía y además, se acentuó la sujeción de las
clases nacionales de tentadoras de riqueza al grupo empresarial extranjero.
En el Perú no se refleja una división de clases de tentadoras de riqueza que
sean trascendental para estos efectos. El elemento de equilibrio del cual
nos habla galga no puede ser aprovechado de manera diferente. Los grupos
detentadores de riqueza presentes en el país encontrarán divididos en
nacionales y extranjeros, pero a su vez, interconectados por una relación
de sujeción ( de nacional al extranjero) lo que no sirve de apoyo para
sustentar que las condiciones históricas estaban dadas para que las
primeras sociedades anónimas que se formaran fuese en gran parte sobre
la línea de giros de exportación de productos tradicionales y de
importación de productos terminados, ya que eran los intereses de
extranjeros los que dirigen esta elección.

2.1.2. Marco Normativo del Origen de la Sociedad Anónima Peruana.


La constitución de 1839, el código civil de 1852 y principalmente el código de
comercio de 1853, sirvió de marco para el surgimiento de la sociedad anónima.
Comenzando por el código de comercio de 1853 sólo se regían por reglamentos y
estaban bajo el control del antiguo tribunal del consulado (el que posteriormente
se convertiría en la cámara de comercio). Las actividades comerciales estado bajo
el control del tribunal especial (Tribunal del consulado) hasta 1853 qué es cuando
se da el primer código del comercio en el Perú que copia íntegramente el modelo
español.

2.1.2.1. Iniciativa legislativa


Las primeras sociedades anónimas surgen la década de 1860. El código de
comercio se dio, bajo el gobierno de Echenique, quién básicamente sigue una
política que estuvo orientada al progreso material o sea si bien en él se hallaba
plasmada la idea de desarrollo económico dirigido por el estado, este se daría
en tanto se lograría copiar modelos extranjeros que tenían éxito y eran
símbolo de modernidad y prosperidad económica.
Se prefirió dejar pasar instituciones totalmente nuevas como es el caso de la
sociedad anónima que el desecharlas Por resultar poco conocidas conociendo
de la prosperidad de estas instituciones en el exterior y con una óptica
progresista, las haya dejado pasar. Regulación de la sociedad anónima

13
responde la importación en bloque que se hace del código del comercio, ya
que las primeras sociedades anónimas no surgen inmediatamente después de
todo el código sino que surgen nuevas de casi una década.

2.1.2.2. Inserción del Código de Comercio en el sistema jurídico peruano.


A nivel constitucional es destacar que el artículo 163 dela constitución de
1839 postula lo siguiente, “todas las propiedades son enajenables”. Desde la
perspectiva de nuestro país, ello significaría que no cabían restricciones a la
enajenación de las acciones de una sociedad anónima lo cual nos trae a la
memoria el artículo 882 en nuestro actual código civil el cual facilitará el
análisis.
Esta norma les desea establecer la libre transferibilidad de la propiedad, sin
embargo en los hechos este tipo de normas limitará a la libre disposición lo
cual a su vez retraer a la actividad empresarial.
Es importante mencionar que la constitución de 1839 incluía aún la libertad
de asociación, es recogido este derecho de libre asociación por primera vez
en la constitución de 1856.” Todos los ciudadanos tienen derecho de
deshacerse pacíficamente”.

2.1.3. Actuación de la primeras Sociedades Anónimas en la vida económica


del país.
Las normas formales e informales y el tipo y la eficacia de su obligatoriedad
determinan en la índole de total del juego.
La idea de un nuevo pluralismo jurídico junto al anterior perspectiva, noche va a
suponer la existencia de un pluralismo jurídico basado en la coexistencia de un
sistema jurídico oficial Y estás otras formas de ordenamiento plasmadas en los
estudios de las sociedades anónimas. En este sistema plural, se presentarán
algunas de las sociedades anónimas encontradas, el que representan algunos de
los principales giros económicos y muestra mejor delineadas sus características
en sus respectivos estatutos.
Cuatro compañías constituidas durante el siglo 19. Estas actividades o giros
empresariales como una especie de estas actividades o giros empresariales como
una especie de cadena que sigue una secuencia lógica.

Primera compañía importante a presentado con la compañía de inmigración


asiática, que tuvo como fin nada menos que la importación de coolies al Perú,
“contratación de mano de obra extranjera”.
Trabajar en las haciendas costeñas que se habían visto un tanto abandonadas como
consecuencia de la abolición de la esclavitud y la negativa de los campesinos te
abandonar sus tierras y emigrar a la costa. Se vio favorecida la producción y la
exportación de los productos agrícolas, es aquí cuando aparecen sociedades
anónimas cuyo giro empresarial era precisamente el transporte marítimo de
productos en lo referido tanto a importación como explotación.
Fueron particulares ya que se encargaron de ejercer tal actividad de una manera
exclusiva pero posteriormente el estado se vio en la necesidad de crear su propia
flota naviera capaz de cumplir con esta actividad. Surgen así las primeras
compañías de vapores en el Perú bajo la forma de sociedades anónimas.
Otra de las sociedades anónimas halladas es la compañía sudamericana de seguros
constituida el 6 de mayo de 1865, cuyo objeto social estado definido como el
asegurar contra riesgos marítimos y contra incendios a las embarcaciones que así

14
lo requiriesen. Esa compañía establece en su estatuto una duración de 50 años algo
la disolución que pueda plantearse según lo prevé el artículo 5 del mismo.
Cómo se denota las compañías antes mencionadas son distintos esto se debió dos
razones.
En primer lugar la naturaleza del objeto social por ejemplo la compañía de
inmigración asiática limitada su duración periodo que consideraba razonable para
la consecución de sus fines ya que sería ilógico el pensar en una importación de
mano de obra continúa pendiente a la permanencia, situación está que sí sería
pensable y deseable para una sociedad de tipo de la compañía de seguros. en
segundo lugar la duración de tales sociedades se fundó en el volumen del capital
aportado ya que un alto grado de inversión como el de las sociedades de seguros
de mandaría un mayor tiempo para ser recuperado.
la compañía sudamericana de seguros constituyó una de las sociedades anónimas
con proyectos realmente ambiciosos y muy prometedores no sólo por el monto
del capital invertido sino por el giro y cual se dedicó.
La responsabilidad limitada es el punto neurálgico de la sociedad anónima. Según
la aparición de este respondió a las exigencias de la nueva clase empresarial de
incentivos a su actividad productiva presentándose sí desde su origen como un
privilegio.
esto nos permite observar que se plantea claramente que los socios sólo
responderán hasta el valor de sus acciones y que el capital social sólo responde
por las obligaciones contraídas bajo la administración de personas legítimas y bajo
la forma prescrita en sus reglamentos, el cual el artículo 18 del estatuto de la
compañía analizada señala que el administrador responderá con sus intereses en
la sociedad anónima por los prejuicios que se causan por su culpa, la sociedad
estaba comprometida devolverle los gastos en el que el socio hubiese incurrido el
servicio de la misma.
Por último se plantea la posibilidad de que ésta tenga cierto número de acreedores
sobre quienes se verificará una traslación de riesgo que deriva de la
responsabilidad limitada de la sociedad anónima.
La iniciativa empresarial del estado se enmarca dentro de la idea de progreso
material en la función de brindar los servicios que demanda la población, como el
agua y el alumbrado gas, y en las actividades de importancia para la economía del
estado como el servicio de ferrocarriles y la explotación del guano.
Para el 1865 contaremos con la presencia de la compañía de ferrocarriles la del
alumbrado a gas la compañía nacional para la consignación del guano en España
y sus dependencias, la compañía consignataria del guano en estados unidos de
Norteamérica y la empresa de agua todas ellas sociedades anónimas.

2.2. Conceptos básicos de la Sociedad Anónima.

2.2.1. CONCEPTO:
La sociedad anónima ordinaria es un tipo de persona jurídica de derecho privado,
de naturaleza comercial o mercantil, cualquiera sea su objeto social, con
responsabilidad limitada; es decir, los socios no responden personalmente por las
deudas sociales. Se constituye simultáneamente en un solo acto por los socios
fundadores o en forma sucesiva mediante oferta a terceros.

15
La sociedad anónima ordinaria puede adoptar cualquier
denominación, pero debe figurar necesariamente la indicación
sociedad anónima o las siglas S.A.

2.2.2. CARACTERISTICAS

 Sociedad de Capitales.- Se forma gracias a los aportes de los socios, sin los cuales
no podría existir la sociedad.

 División de capital en títulos negociables denominados acciones.- Las acciones


representan una parte alícuota del capital y son negociables. La titularidad de las
acciones de la sociedad confiere una serie de derechos indesligables, relacionados
con la toma de decisiones en la sociedad y la participación en los rendimientos
económicos de la misma.

 Responsabilidad Limitada.- Los socios no responden personalmente por las


deudas sociales.

 Mecanismo Jurídico Particular.- La propiedad y la gestión de la empresa se


encuentran desligados. Se basa en la existencia de tres órganos de administración
que deciden las labores de dirección y gestión de la empresa: la junta general de
accionistas, el directorio, y la gerencia. La sociedad se disuelve por el vencimiento
de su plazo de duración, conclusión de su objeto social, acuerdo adoptado con
arreglo al estatuto, y otras formas previstas en la Ley.

2.2.3. ORGANOS SOCIALES.


Son órganos necesarios de la sociedad anónima la Junta General de Accionistas y
los administradores. Junto a los referidos, la nueva Ley de Sociedades Anónimas,
ha incluido la figura de los auditores cuyo cometido esencial estará constituido
por la revisión de las cuentas anuales y, además, no es obligatorio su
nombramiento en todos los casos.
2.2.3.1. Junta General de Accionistas.
La junta general de accionistas es el órgano supremo de la sociedad. Los
accionistas constituidos en junta general debidamente convocada, decidirán
por mayoría en los asuntos propios de la competencia de la Junta. Todos los
accionistas, incluso los disidentes y los que no hubieran participado en la
reunión, están sometidos a los acuerdos adoptados por la Junta General.
Lugar de celebración de la Junta.
La junta general se celebra en el lugar del domicilio social, salvo que el
estatuto prevea la posibilidad de realizarla en lugar distinto.
2.2.3.2. Convocatoria a la Junta.

El directorio o en su caso la administración de la sociedad convoca a junta


general cuando lo ordena la ley, lo establece el estatuto, lo acuerda el
directorio por considerarlo necesario al interés, social o lo solicite el número
de accionistas que represente cuando menor el veinte por ciento de las
acciones suscritas con derecho a voto.
2.2.3.3. Junta Obligatoria Anual.

16
La junta general se reúne obligatoriamente cuando menos una vez al año
dentro de los tres meses siguientes a la terminación del ejercicio económico.
Tiene por objeto:
1) Pronunciarse sobre la gestión social y los resultados económicos del
ejercicio anterior expresado en los estados financieros del ejercicio
anterior.
2) Resolver sobre la aplicación de las utilidades, si las hubieres.
3) Resolver sobre la aplicación de las utilidades, si las hubieres.
4) Designar o delegar en el directorio la designación de los auditores
externos, cuando corresponda.
5) Resolver sobre los demás asuntos que le sean propios conforme al
estatuto y sobre cualquier otro consignado en la convocatoria.
Otras atribuciones:
6) Remover a los miembros del directorio y designar a sus reemplazantes.
7) Aumentar o reducir el capital social;
8) Emitir obligaciones.
9) Acordar la enajenación, en un solo acto, de activos cuyo valor contable
exceda el 50% del capital de la sociedad.
10) Disponer investigaciones y auditorías especiales.

2.2.3.4. Clases de Junta.


2.2.3.4.1. Junta General Ordinaria.
Aquella que se celebra dentro de los tres primeros meses de cada ejercicio
para censurar la gestión social, aprobación, en su caso, de las cuentas y
resolver sobre la aplicación del resultado. También de lo anterior, podrán
ser tratados en esta junta cualesquiera otros puntos que se hayan anunciado
debidamente en el orden del día.
2.2.3.4.2. Junta General Extraordinaria.

Todas aquellas que no reúnan los requisitos referidos con anterioridad.


2.2.3.4.3. Junta General Universal.

Supone la posibilidad de que se constituya la Junta General, aun cuando


no haya sido previamente convocada mediante los requisitos de publicidad
prevista. Se entiende convocada y válidamente constituida para tratar
cualquier asunto de su competencia cuando está presente todo el capital
social y los asistentes acepten unánimemente su celebración, siempre que
estén presente en la junta los socios que represente el 100% de las acciones
con derecho a voto.
Para la valida constitución de la Junta será necesario:
-Convocatoria debidamente realidad.
-Celebrada en la localidad en que la sociedad tenga su domicilio.

17
-Concurrencia de quórum que establecen los artículos 124º, 125º y 126.
Este quórum podrá ser variado estatutariamente.
2.2.4. Formación Y Constitución De La Sociedad.
Para proceder a la constitución de una sociedad anónima se requiere cumplir una
serie de requisitos establecidos por el ordenamiento jurídico respectivo. Entre
ellos, generalmente se incluye, según la legislación en concreto:

1. Un mínimo de socios o accionistas, y que cada uno de ellos suscriba una


acción por lo menos (en España se contemplan las sociedades "unipersonales")
2. Un mínimo de capital social o suscripción de las acciones emitidas
3. La escritura constitutiva de la sociedad anónima con ciertas menciones
mínimas
En algunos sistemas, las sociedades anónimas pueden constituirse a través de un
doble procedimiento práctico, regulado específicamente por los diferentes
intereses jurídicos, y constitución final de la sociedad; a través de la asamblea
constituyente, códigos o leyes mercantiles: Fundación simultánea y Fundación
sucesiva.
Constitución Simultánea o Privada donde en un solo acto los socios fundadores,
que son los que suscriben y pagan el capital, acuerdan los términos del pacto social
y del estatuto, firman la minuta y otorgan la escritura pública de constitución de
la nueva sociedad.

 Constitución por suscripción pública en forma sucesiva mediante oferta a


terceros contenida en el programa de fundación otorgado por los socios
fundadores. Esta segunda modalidad está reservada sólo para la Sociedad
Anónima. Aquí existe un proceso previo, regulado por la Ley, que tiene por
objeto reunir a los socios que suscriban y paguen las acciones de la nueva
sociedad; sólo después de culminado el proceso se puede otorgar la minuta y
la escritura pública de constitución.

*El pacto social debe contener obligatoriamente:


- Los datos de identificación de los fundadores. Si es persona natural, su nombre,
domicilio, estado civil y el nombre del cónyuge en caso de ser casado; si es
persona jurí-dica, su denominación o razón social, el lugar de su constitución, su
domicilio, el nombre de quien la representa y el comprobante que acredita la
representación.
- La manifestación expresa de la voluntad de los accionistas de constituir una
sociedad anónima.
-El monto del capital y las acciones en que se divide.
-La forma como se paga el capital suscrito y el aporte de cada accionista en
dinero o en otros bienes o derechos, con el informe de valorización
correspondiente en estos casos.
-El nombramiento y los datos de identificación de los primeros administradores.

18
-El estatuto que regirá el funcionamiento de la sociedad.
*El estatuto contiene obligatoriamente:
-La denominación de la sociedad; descripción del objeto social; domicilio y
plazo de duración de la sociedad, con indicación de la fecha de inicio de sus
actividades.
-El monto del capital, el número de acciones en que está dividido, el valor
nominal de cada una de ellas y el monto pagado por cada acción suscrita; las
clases de acciones en que está dividido el capital, el número de acciones de cada
clase, las caracterí-sticas, derechos especiales o preferencias que se establezcan
a su favor y el régimen de prestaciones accesorias o de obligaciones adicionales.
-El régimen de los órganos de la sociedad.
-Los requisitos para acordar el aumento o disminución del capital y para
cualquier otra modificación del pacto social o del estatuto.
-La forma y oportunidad en que debe someterse a la aprobación de los
accionistas la gestión social y el resultado de cada ejercicio.
-Las normas para la distribución de las utilidades y el régimen para la disolución
y liquidación de la sociedad.

Capital Social
El capital social está representado por acciones nominativas y se integra por
aportes de los socios. Para que se constituya la sociedad es necesario que tenga el
capital suscrito totalmente. No se exige un monto mí-nimo de capital social a
efectos de constituir la sociedad. Los aportes pueden ser efectuados en moneda
nacional y/o extranjera, así- como en bienes fí-sicos o tangibles o en
contribuciones tecnológicas intangibles, que se puedan presentar bajo la forma de
bienes fí-sicos, documentos técnicos e instrucciones; que sean susceptibles de ser
valorizados.

Accionistas
El número de accionistas no puede ser menor a dos (2) personas naturales o
jurídicas, residentes o no residentes, mientras que el número máximo es ilimitado.
Acciones
Las acciones que representan partes alí-cuotas del capital social son indivisibles,
tienen el mismo valor nominal y dan derecho a un voto. La acción confiere a su
titular legí-timo la calidad de socio y le atribuye los derechos a participar e
intervenir en la sociedad. Las acciones emitidas, cualquiera sea su clase, se
representan por certificados, por anotaciones en cuenta o cualquier otra forma que
permita la ley.
2.2.5. Constitución.
Existen dos formas de constituir una sociedad anónima; en un sólo acto
(Constitución Simultánea), o en forma sucesiva (Constitución por Oferta a
Terceros).
2.2.5.1. Constitución Simultánea.

19
El aporte de capital social debe ser depositado en una cuenta abierta en una
entidad bancaria que opere en el Perú. Los fundadores suscribirán una Minuta
de Constitución, la cual deberá estar debidamente refrendada por un abogado
colegiado en el Perú, y deberá ser elevada a Escritura Pública ante Notario,
con la finalidad de que se inscriba en el Registro de Personas Jurí-dicas de la
Zona Registral de la superintendencia nacional de los registros públicos
(sunarp).
2.2.5.2. Constitución Por Oferta A Terceros.
Los fundadores deberán redactar un programa de constitución que llevarán al
Notario para efectos de legalizar sus firmas. Una vez legalizadas se depositará
en el Registro de Personas Jurí-dicas de la Zona Registral de la SUNARP
correspondiente al lugar donde se constituya a efectos de proceder a su
publicación posterior, con la finalidad de encontrar potenciales suscriptores.
La asamblea de suscriptores deberá realizarse en el lugar y hora establecida
en el programa, o en su defecto, en los que señale la convocatoria que hagan
los fundadores. Dentro de los 30 dí-as siguientes a la celebración de la
asamblea, la persona o personas designadas, otorgarán la Escritura Pública de
Constitución de la Sociedad, la cual deberá inscribirse en el Registro de
Personas Jurí-dicas de la SUNARP del domicilio de la sociedad.
2.2.6. Regulación Normativa
 Ley N° 26887 del 09.12.97. Ley General de Sociedades
• Libro l y libro ll
 Decreto Supremo N° 093-2002-EF del 15.06.02. Texto Único
Ordenado de la
 Ley del Mercado de Valores
• art. 130° (sobre las Bolsas)
• art. 167° (sobre Agentes de Intermediación)
• art. 185° (referente a Sociedad Agente)
• art. 204 (referido a Sociedades Intermediarias de Valores)
• art. 259° (sobre la Sociedades Administradoras de Fondos
Mutuos de Inversión en Valores)
 Texto Único Ordenado del D .Leg. N° 728, aprobado por D.S.N°003-
97-TR.
• art. 104°, Ley de Productividad y Competitividad Laboral.
(referido a los servicios complementarios)
 D.S. N° 008-2004-JUS: TUPA de la SUNARP
• referido a los requisitos que debe presentar el usuario cuando
quiere inscribir un Título.
 Resolución N° 200-2001-SUNARP-SN, del 24.07.2001. Reglamento
del Registro de Sociedades.
• Título Preliminar I, II y III
 Resolución SBS N° 816-2004 del 27.05.2004, Reglamento del Registro
del Sistema de Seguros.

20
3. TIPOS DE SOCIEDAD ANÓNIMA.
3.1. Sociedad Anónima Abierta.
3.1.1. Definición.
La sociedad anónima abierta es aquella modalidad de sociedad anónima que se
identifica con la gran empresa debido a la reunión de una gran cantidad de capitales
y de socios. A diferencia de la sociedad anónima cerrada en la que no sólo interesa
el aporte pecuniario de socio sino además sus cualidades personales, la affectio
societatis e intuito personae. Por esto último es que se ha establecido que en la
sociedad anónima abierta lo que prima es el capital y no las cualidades personales de
los socios, con lo que el carácter intuito personae característico de las sociedad
tradicionales es reemplazado con el intutito pecuniae en esta modalidad de sociedad
anónima.
Así, si bien la sociedad anónima abierta es promovida por pocas personas, es cierto
que requiere del capital de muchísimas personas motivo por el cual se inscribe en el
Mercado de Valores para tener la posibilidad de la constitución por etapas, ya sea por
oferta pública o por oferta a terceros.
Nuestra legislación nacional ha adoptado una definición de lo que se debe entender
por sociedad anónima abierta, estableciendo ciertas condiciones que per se
evidencian dicho carácter. Así:

Artículo 249.- Definición


La sociedad anónima es abierta cuando se cumpla uno a más de las siguientes
condiciones:
Ha hecho oferta pública primaria de acciones u obligaciones convertibles en
acciones;
Tiene más de setecientos cincuenta accionistas;
Más del treinta y cinco por ciento de su capital pertenece a ciento setenta y cinco o
más accionistas, sin considerar dentro de este número aquellos accionistas cuya
tenencia accionaria individual no alcance al dos por mil del capital o exceda del cinco
por ciento del capital;
Se constituya como tal; o, todos los accionistas con derecho a voto aprueban por
unanimidad la adaptación a dicho régimen.
Con respecto a este artículo podemos señalar que las tres primeras condiciones se
refieren a que la sociedad anónima adquiere dicho carácter de manera obligatoria por
mandato expreso de la ley y requieren adecuarse a una sociedad anónima abierta,
mientras que en los dos últimos requisitos son los socios de la sociedad anónima
abierta los que deciden voluntariamente adecuarse o constituirse en esta modalidad
de sociedad anónima.
El inciso 1 de este artículo se refiere a la oferta pública primaria de acciones u
obligaciones convertibles en acciones. Debemos entender como oferta pública de
acciones o de obligaciones convertibles en acciones a aquella oferta para la
colocación, adquisición o disposición de valores mobiliarios, en este caso acciones u
obligaciones convertibles en acciones, que son difundidas por medios masivos, a
diferencia de la oferta privada de valores mobiliarios que es aquella que no es dirigida

21
al publico en general sino a inversionistas institucionales. Por otro lado, la oferta
pública de valores mobiliarios puede ser una oferta pública primaria de valores
mobiliarios, definida como aquella en la que se emiten nuevos valores y que se da en
la constitución de la sociedad anónima abierta; o una oferta pública secundaria de
valores mobiliarios, que es aquella en la que se trasfieren valoren ya emitidos o
colocados previamente, por ejemplo, acciones que se tenían en cartera.
Así, una sociedad se convierte por mandato expreso de la ley en sociedad anónima
abierta cuando emite acciones, que son aquellas partes alícuotas en las que se divide
el capital social y que le permiten a quien las posee una participación en la sociedad,
o cuando emite obligaciones convertibles en acciones que son aquellas obligaciones
que la sociedad emite y que le dan una opción a quien las adquiera para poder
canjearlas por acciones.
El inciso 2 del artículo en comentario se refiere a que una sociedad se convierte en
una sociedad anónima abierta cuando su número de accionistas supera los 750
accionistas, es decir a partir de 751 accionistas se puede hablar de una sociedad que
requiere adecuarse a una sociedad anónima abierta a fin de evitar que CONASEV la
sancione por transgredir normas imperativas. A este respecto, el número de
accionistas conlleva a que una sociedad sea una sociedad anónima abierta porque
este tipo de sociedades tienen un mayor control por parte del Estado debido a la
presencia de múltiples intereses al interior de dichas sociedades, por lo que un
numero elevado de accionistas requieren que el Estado actúe fiscalizando porque los
intereses de los inversionistas se encuentren resguardados, realizando dicha labor a
través de instituciones como CONASEV. Por otro lado, no es requisito para constituir
una sociedad anónima abierta el que ésta tenga 751 accionistas, sino que sólo dos
socios, de acuerdo a la pluralidad de asocios exigida por la ley general de sociedades,
pueden formar una sociedad anónima abierta si así lo deciden.
En este mismo sentido, el inciso 3 del Art. 249 contiene una disposición legal por la
cual una sociedad anónima abierta adopta tal carácter por contener un numero de
personas numeroso, en este caso, más del treinta y cinco por ciento del capital de
dicha sociedad anónima abierta pertenece a ciento setenticinco o más accionistas, sin
considerar dentro de dicho número a aquellos accionistas cuya tenencia accionaria
individual no alcance al dos por mil del capital o exceda del cinco por ciento del
capital, es decir, ni grandes accionistas, ni accionistas minoritarios.
Los incisos restantes se refieren a cómo la voluntad de los socios permiten que una
sociedad se constituya como sociedad anónima abierta en el inciso 4, y a la
posibilidad de la adaptación de una sociedad a esta modalidad de sociedad anónima
a través del acuerdo por unanimidad de todos los accionistas con derecho a voto ya
sea mediante la adecuación de tratarse de otra modalidad de sociedad anónima, o
mediante la transformación de tratarse de otro tipo de sociedad. Lo curioso de este
último inciso es que la ley realiza una referencia a un acuerdo adoptado por
unanimidad de accionistas y no de acciones con derecho a voto representadas en la
junta general, lo cual sucede en las sociedades colectivas en las que los acuerdos se
toman de un voto por socio, mientras que en las sociedades anónimas los acuerdos
se toman de un voto por cada acción.

22
3.1.2. Características.
La sociedad anónima abierta tiene ciertas características que revelan su carácter
peculiar respecto de las otras modalidades de sociedad anónima:

 La heterogeneidad de la composición de su accionariado:


Como señaláramos anteriormente, la sociedad anónima abierta es aquella que se
caracteriza por corresponderse con la gran empresa, y fue creada con tan fin como lo
evidencia la Exposición de Motivos de la Ley General de Sociedades Ley N:
27782[2]. Así desde el punto de vista objetivo, la sociedad anónima abierta no solo
tiene una clase de acciones, y producto de ello, no solo tiene una sola clase de
accionistas, sino que producto de las diferentes clases de acciones: acciones
privilegiadas, con derecho a voto, o sin derecho a voto, entre otras, también se
derivan múltiples clases de accionistas, los cuales dependiendo del número elevado
o mínimo de acciones que posean también se dividen en diferentes tipos de
accionistas, a diferencia de la sociedad anónima cerrada en la que no existen clases
de acciones, sino solamente acciones ordinarias.

Desde el punto de vista subjetivo, es una característica de la sociedad anónima abierta


el que en esta coexistan accionistas que lleven el control de la sociedad, y otros que
se desentiendan de la marcha de la sociedad y que sólo buscan obtener ingresos
producto de sus inversiones en acciones. Así, los accionistas que se encuentran
interesados en participar activamente de la sociedad tiene un animo de permanencia
en la sociedad y se preocupan por toman el control de la dirección y administración
de la empresa a través del control de los órganos de la sociedad, y son por tanto estos
accionistas los que verdaderamente van a comportarse como empresarios
emprendiendo una actividad empresarial preocupándose y estando pendientes de la
marcha de la empresa, que es el objeto social de la sociedad. Por otro lado, los
accionistas que se desentienden de tomar el control de la sociedad o de formar parte
de los grupos de poder de la sociedad o del grupo administrador, apoyan a la sociedad
anónima abierta con sus capitales debido a que esta modalidad de sociedad anónima
obtiene de recursos financieros del Mercado de Valores que van directamente a la
cuenta capital y que no son deudas exigibles ni que venzan en plazo determinado, a
diferencia de los préstamos bancarios que implican intereses altos, deudas exigibles
y refinanciamiento.

 Es una sociedad de responsabilidad limitada:


La sociedad anónima abierta es una modalidad de sociedad anónima por tanto es de
responsabilidad limitada, es decir que se da la separación entre patrimonio de los
socios y el de la sociedad, lo que implica que el socio no responda con su patrimonio
personal por las deudas que contraiga la sociedad, sino solo que el limite máximo por
el que el socio responde es el aporte que efectuó a la sociedad el cual no es parte del
patrimonio personal del socio sino del patrimonio de la sociedad. De allí que se señale
que en las sociedad mercantiles de responsabilidad limitada, el socio no responda
mas allá de lo aportado.

23
Aplicación supletoria de las reglas generales de la sociedad anónima:
Al ser una modalidad de sociedad anónima, la sociedad anónima abierta comparte
ciertas reglas con la regulación de la sociedad anónima, por lo que dichas reglas se
le aplican en forma supletoria a esta modalidad de sociedad anónima, siempre en
cuanto le sean aplicables según el artículo 251 de la ley general de sociedades
3.1.3. Denominación.
La sociedad anónima abierta contiene en su denominación la indicación de
“Sociedad Anónima Abierta”, o las siglas se S.A.A. según el artículo 250 de
la ley general de sociedades.

3.1.4. Incribe todas sus acciones en el Registro Público del Mercado de


Valores.
Según el artículo 252[5], la regla general aplicable a las sociedades anónimas abiertas
es que inscriban todas sus acciones en el Registro Público del Mercado de Valores,
debido a la posibilidad de de terceros de integrarse como socios de la sociedad
anónima abierta y a la libre transmisibilidad de las acciones, sin embargo, existen
ciertas excepciones a la inscripción de las acciones de la sociedad anónima abierta.
Así, no será obligatoria la inscripción cuando se dé el supuesto de que otra modalidad
de sociedad anónima u otra clase de sociedad tenga que adaptarse obligatoriamente
por mandato de la ley a una sociedad anónima abierta al haberse verificado los
supuestos de los incisos 1, 2 y 3 del artículo 249 de la ley general de sociedades, es
decir, que haya hecho oferta pública primaria de acciones u obligaciones convertibles
en acciones, o que cuente con más de setecientos cincuenta accionistas, o que más
del treinta y cinco por ciento de su capital pertenezca a ciento setenta y cinco o más
accionistas, sin considerar dentro de este número aquellos accionistas cuya tenencia
accionaria individual no alcance al dos por mil del capital o exceda del cinco por
ciento del capital; y tenga esta sociedad ciertas o ciertas clases de acciones que estén
sujetas a estipulaciones que limiten la libre transmisibilidad, restrinjan la negociación
u otorguen derecho de preferencia para la adquisición de las mismas derivadas de
acuerdos adoptados con anterioridad a la verificación de los supuestos previstos en
los incisos 1), 2), 3) del artículo 249, ya que después de haberse efectuado la
adaptación, ya no se podrían adoptar acuerdos que limiten la libre transmisibilidad
de las acciones, o restrinjan la negociación de las mismas, u otorguen un derecho de
preferencia a los accionistas o a la sociedad.
Por otro lado, tampoco será necesaria la inscripción en el Registro Público del
Mercado de Valores cuando las acciones se encuentren suscritas íntegramente por el
Estado ya sea de manera directa o indirectamente.
Esta excepción de inscripción de las acciones señaladas en los supuestos anteriores,
serán de aplicación en tanto se encuentren vigentes las referidas estipulaciones que
limiten la libre transmisibilidad, restrinjan la negociación u otorguen derecho de
preferencia para la adquisición de las mismas y siempre en cuando no perjudiquen la
inscripción de las demás clases de acciones de la sociedad anónima abierta en el
Registro Público del Mercado de Valores
3.1.5. Control por parte de CONASEV.

24
La sociedad anónima abierta tiene como característica el control por parte de la
Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores la misma que está encargada
de supervisar y controlarla debido a la presencia de grandes capitales y a la gran
cantidad de intereses involucrados en ella. El artículo 253, describe las atribuciones
otorgadas a CONASEV, estado ésta facultada para reglamentar las disposiciones
relativas a las atribuciones que se le conceden, tales como:
a. Exigir la adaptación a sociedad anónima abierta, cuando corresponda,
es decir, cuando se cumplan los requisitos señalados en los incisos del
1 al 3 del artículo 249 de la ley general de sociedades, tales como que
haya hecho oferta pública primaria de acciones u obligaciones
convertibles en acciones, o que cuente con más de setecientos cincuenta
accionistas, o que más del treinta y cinco por ciento de su capital
pertenezca a ciento setenticinco o más accionistas, sin considerar
dentro de este número aquellos accionistas cuya tenencia accionaria
individual no alcance al dos por mil del capital o exceda del cinco por
ciento del capital.
b. Exigir la adaptación de la sociedad anónima abierta a otra forma de
sociedad anónima cuando sea el caso, es decir, cuando dejen de
cumplirse los requisitos señalados del inciso 1 al 3 del artículo 249 de
la ley general de sociedades, tales como que haya hecho oferta pública
primaria de acciones u obligaciones convertibles en acciones, o que
cuente con más de setecientos cincuenta accionistas, o que más del
treinta y cinco por ciento de su capital pertenezca a ciento setenticinco
o más accionistas, sin considerar dentro de este número aquellos
accionistas cuya tenencia accionaria individual no alcance al dos por
mil del capital o exceda del cinco por ciento del capital, debido a que
el control por parte de CONASEV implica un costo de tiempo, recursos
humanos y recursos financieros adicionales al Estado.
c. Exigir la presentación de información financiera y, a requerimiento de
accionistas que representen cuando menos el cinco por ciento del
capital suscrito, otra información vinculada a la marcha societaria de
que trata el artículo 261.
d. Convocar a junta general o a junta especial cuando la sociedad no
cumpla con hacerlo en las oportunidades establecidas por la ley o el
estatuto,
e. Determinar las infracciones a las disposiciones de la ley general de
sociedades, así como a las normas que dicte CONASEV, así como
imponer las sanciones correspondientes.
f. La sociedad anónima abierta tiene tres convocatorias.

La sociedad anónima abierta se caracteriza por tener reglas especiales respecto de las
aplicables a otras sociedades. Así, resulta peculiar que la sociedad anónima abierta sea
la única modalidad de sociedad anónima que tenga tres convocatorias tal y como lo
señala el artículo 257 de la ley general de sociedades.

25
Así, para la adopción válidamente de acuerdos que requieran de quórum calificado
conforme a lo dispuesto por el artículo 126 de la ley general de sociedades, se requiere
en primera convocatoria cuando menos la concurrencia del cincuenta por ciento de las
acciones suscritas con derecho a voto. Sin embargo, cabe resaltar que el artículo 126
es de aplicación a las otras modalidades de sociedad anónima, es decir la sociedad
anónima cerrada, y la sociedad anónima ordinaria, ya que para la sociedad anónima
abierta no existe quórum ni simple ni calificado, sino solo quórum.

En segunda convocatoria basta la concurrencia de por lo menos el veinticinco por


ciento de las acciones suscritas con derecho a voto, y en caso de que no se logre el
quórum, En caso no se logre este quórum en segunda convocatoria, la junta general se
realiza en tercera convocatoria, bastando la concurrencia de cualquier número de
acciones suscritas con derecho a voto.

Ahora bien, la segunda convocatoria debe celebrarse dentro de los treinta días de la
primera y la tercera convocatoria, dentro de igual plazo de la segunda, salvo cuando
se publique en un solo aviso dos o más convocatorias, en cuyo caso, entre una u otra
convocatoria no debe mediar menos de tres ni màs de diez días.
Por otro lado, el artículo 255 de la ley general de sociedades reconoce el derecho de
solicitar la celebración de la junta general o de juntas especiales a los accionistas que
representen cuando menos el cinco por ciento de las acciones suscritas con derecho a
voto. En caso de que dicha solicitud fuese denegada o transcurriese el plazo indicado
en el artículo 117, es decir 15 días sin efectuarse la convocatoria, dicha convocatoria
la hará la Comisión Nacional Supervisora de presas y Valores.
La publicación del aviso de convocatoria a las juntas generales de la sociedad anónima
abierta debe efectuarse con una anticipación de veinticinco días, en todos los casos.
Efectuada la convocatoria a la junta general, la ley general de sociedad reconoce en el
artículo 121 el derecho de concurrencia a la junta general a los titulares de las acciones
con derecho a voto cuyas acciones figuren inscritas a su nombre en la matricula de
acciones, con una anticipación no menor de dos días al de la celebración de la junta
general, sin embargo, en el caso de la sociedad anónima abierta la anticipación con
que deben estar inscritas las acciones es de diez días.

La adopción de cualquier acuerdo en la junta general o de juntas especiales de una


sociedad anónima abierta requieren de mayoría absoluta de las acciones suscritas con
derecho a voto representadas en la junta, restringiéndose el que el estatuto pueda exigir
quórum o mayoría más altas, a diferencia de lo que se regula para las sociedades
anónima cerradas, y las sociedades anónimas ordinarias en las que el Estatuto sí puede
establecer quórum y mayorías más altas, pero no inferiores. En conclusión, los
acuerdos en la sociedad anónima abierta se adoptan por mayoría absoluta simple.
Libre transmisibilidad de las acciones

Es característica de la sociedad anónima abierta la libre transmisibilidad de las


acciones, tal es así que no se admiten estipulaciones que restrinjan la libre

26
transmisibilidad de las acciones ni en el pacto social, ni en el estatuto, ni en los pactos
entre los accionistas aún cuando se comuniquen a la sociedad o se inscriban.
En el mismo sentido, al no restringir la libre transmisibilidad de las acciones, la
sociedad anónima abierta no se condice con cualquier forma de restricción a la
negociación de las acciones, por lo que es característica de esta modalidad de sociedad
anónima el que no restrinja la entrada de nuevos accionistas a la sociedad es decir la
entrada a la sociedad de personas que quieran invertir en ésta, es decir, no es un
régimen cerrado en contraposición con la sociedad anónima cerrada.
Respecto del ejercicio del derecho de suscripción preferente en el aumento de capital
por nuevos aportes, la sociedad anónima abierta puede establecer dereco de
suscripción preferente entre sus accionistas, salvo en ciertos casos, tal es así que se
podrá establecer que no habrá derecho de suscripción preferente siempre que, desde el
punto de vista objetivo, el acuerdo haya sido adoptado en la forma y con el quórum
que corresponda a esta modalidad de sociedad anónima abierta, y que además cuente
con el voto de no menos del cuarenta por ciento de las acciones suscritas con derecho
de voto salvo en el caso en el que las acciones a crease vayan a ser objeto de oferta
publica en cuyo caso se podrá establecer excepcionalmente un numero menor de votos;
y, desde el punto de vista subjetivo, que dicho aumento no esté destinado, directa o
indirectamente, a mejorar la posición accionaria de alguno de los accionistas.

Por otro lado, respecto del derecho de separación de los accionistas de una sociedad
anónima abierta, el artículo 262 reconoce dicho derecho a los accionistas que no
votaron a favor del acuerdo de la sociedad anónima abierta de excluir del Registro
Público del Mercado de Valores las acciones u obligaciones que tiene inscritas en
dicho registro debido a que ello determina que la sociedad anónima abierta de
adaptarse a otra forma de sociedad anónima con lo que pierde su calidad de sociedad
anónima abierta. El ejercicio de este derecho de separación debe ser ejercido por los
accionistas dentro de los diez días siguientes a la fecha de inscripción de la adaptación
de la sociedad anónima abierta en el Registro en la forma establecida en el articulo 200
de la ley general de sociedades, es decir, mediante carta notarial entregada a la
sociedad anónima abierta y con el reembolso de sus acciones ya sea entre el valor que
acuerden la sociedad y el accionista, o defecto de ello, en caso de estar cotizada en
bolsa, al valor de su cotización media ponderada del ultimo semestre, y en caso de no
estar cotizada al valor en libros al ultimo día del mes anterior al de la fecha del ejercicio
del derecho de separación.
3.2. Sociedad Anónima Cerrada.
3.2.1. Definición.
Creada por un reducido número de personas (hasta veinte socios) que pueden ser
natural o jurídico, que tienen el ánimo de constituir una sociedad -affectio societatis-
y participar en forma activa y directa en la administración, gestión y representación
socia
La Sociedad Anónima Cerrada es una figura más dinámica y la más recomendable
para una empresa familiar, chica o mediana.

27
La sociedad anónima cerrada, es aquella que no recurre al ahorro público para formar
su capital fundacional o para aumentarlo. En estas sociedades, el capital se nutre de
loa aportes que integran o suscriben los fundadores al celebrar el contrato social, en
otras palabras, la obtención de este capital es enteramente privada.
3.2.2. Características.
 Puede funcionar sin directorio.
 El hecho de que uno de los requisitos de la SAC sea un máximo de 20 accionistas,
no implica que vea limitada su posibilidad de manejar grandes capitales.
 Que una SAC tenga como máximo 20 accionistas no implica que se vea afectada
la posibilidad de manejar grandes capitales.
 La sociedad anónima cerrada no tiene acciones inscritas en el Registro Público
del Mercado de Valores. Es posible que en su estatuto se establezca un Directorio
facultativo, es decir que cuente o no con uno; y cuenta con una auditoría externa
anual si así lo pactase el estatuto o los accionistas.

3.2.3. Requisitos.

Para constituir una sociedad anónima cerrada básicamente se requiere:


 El nombre de la sociedad. Lo óptimo es hacer una búsqueda previa en registros
públicos, incluyendo una reserva de nombre, para saber que el nombre que haya
elegido no esté tomado por alguien más.
 Capital social. No hay mínimo y puede ser en efectivo o en bienes. Si es en
efectivo se debe de abrir una cuenta bancaria.
 Tener mínimo 2 socios y no más de 20 socios. Es la ventaja de esta sociedad dado
que usualmente las sociedades anónimas cerradas se forman con 2 socios.
 Designar un gerente general y establecer sus facultades.
 Establecer si va a tener o no directorio.
 Domicilio y duración. Estas son cosas obvias pero el domicilio basta que se ponga
"ciudad de Lima" por ejemplo y duración que diga "indefinida".

3.2.4. Denominación.
En la denominación debe incluir la indicación “Sociedad Anónima Cerrada”, o las
siglas S.A.C.; puede utilizar además un nombre abreviado. Debe tenerse presente que
no se puede utilizar una denominación completa o abreviada, igual o semejante a la
de otra sociedad preexistente, cualquiera que sea su forma social

3.2.5. Órganos de la sociedad.

 La Junta General de Accionistas, es el órgano supremo.


 La Administración recae en la Gerencia. Estas sociedades pueden o no tener un
Directorio, el mismo que resulta facultativo. En todo caso en aplicación de lo

28
dispuesto en el Art. 247 de la Ley, deberá establecerse en el pacto social o en el
estatuto, que la sociedad no tiene Directorio. Cuando se determine la no existencia
del Directorio, todas sus funciones serán ejercidas por el Gerente General.

3.2.6. Disposiciones de importancia.

 Convocatoria a junta de accionistas.- La Junta General es convocada por el


Gerente General, mediante esquelas con cargo de recepción, facsímil, correo
electrónico u otro medio de comunicación que permita obtener constancia de
recepción, dirigidas al domicilio o a la dirección designada por el accionista a este
efecto. La convocatoria debe ser comunicada a los accionistas con la anticipación
establecida por el Art. 116 de la Ley y no requiere de publicación de avisos en el
periódico.
 Juntas no presenciales.- La voluntad social se puede establecer por cualquier
medio, sea escrito, electrónico o de otra naturaleza que permita la comunicación
y garantice su autenticidad.

 Juntas generales obligatorias.- Será obligatoria la Junta General cuando lo


soliciten accionistas que representen el veinte por ciento de las acciones suscritas
con derecho a voto.
 Derecho de adquisición preferente.- El accionista que se proponga transferir
total o parcialmente sus acciones a otro accionista o a terceros, debe comunicarlo
a la sociedad mediante carta dirigida al Gerente General, quien lo pondrá en
conocimiento de los demás accionistas dentro de los diez días siguientes, para que
dentro del plazo de treinta días puedan ejercer el derecho de adquisición preferente
a prorrata de su participación en el capital.
En la comunicación del accionista deberá constar el nombre del posible
comprador y, si es persona jurídica, el de sus principales socios o accionistas, el
número y clase de las acciones que desea transferir, el precio y demás condiciones
de la transferencia.
 Representación en la junta general.- El accionista sólo podrá hacerse
representar por medio de otro accionista, su cónyuge o ascendiente o descendente
en primer grado. El estatuto puede extender la representación a otras personas.
Exclusión de accionistas.- El pacto social o el estatuto puede establecer
causales de exclusión de accionistas. Para la exclusión es necesario el acuerdo
de la Junta General adoptado con el quórum y la mayoría que establezca el
estatuto.

3.2.7. Modificacion de la Sociedad Anónima cerrada.

El Decreto Legislativo Nº 1409 ha plasmado en nuestro derecho positivo la


regulación de la Sociedad Anónima Cerrada Simplificada (en adelante SACS). Si
bien es un modelo que causa algunas inquietudes por la formalidad singular con la
que se constituye, y otras características que resaltaremos, no es menos cierto que,
en varios países de Latinoamérica se ha hecho realidad esta modalidad societaria.
Para señalar un ejemplo, tenemos que en Colombia y en Argentina existe la

29
posibilidad de constituir sociedades anónimas simplificadas, si bien no se reglan
como cerradas, sí como simplificadas; y es más, en ambos países, se permiten que se
constituyan con una sola persona, con lo cual se da un paso en relación a la existencia
de sociedades de un solo socio, situación que no es ajena a nuestra realidad, pues la
misma Ley General de Sociedades – Ley Nº 26887 (LGS) acepta las sociedades de
un solo socio cuando la constituye el Estado (art. 4), y en la Ley de Bancos no se
exige la pluralidad de socios cuando el banco constituya una subsidiaria.
En términos generales, la sociedad de capitales constituye el vehículo de la inversión,
y es por eso que se requiere que su estructura sea ágil, para que vaya de la mano con
los inversionistas. Por lo menos ese fue es el espíritu de la LGS.
El Decreto Legislativa Nº 1409, que permite la constitución de la SACS, tiene como
finalidad complementar la Ley Nº 30056 en la cual se dieron normas relativas a
facilitar la inversión y el desarrollo productivo y el crecimiento empresarial, y es así
como dentro de su contenido se reguló las características de las micro, pequeñas y
medianas empresas, y se fijó como parámetros el nivel de sus ventas anuales. Así,
será calificada como microempresa, aquella que realice ventas anuales hasta el monto
máximo de 150 Unidades Impositivas Tributarias (UIT); pequeña empresa es aquella
que realice ventas anuales superiores a 150 UIT y hasta el monto máximo de 1700
UIT; y mediana empresa cuando sus ventas anuales oscilan entre las 1700 UIT y el
monto máximo de 2300 UIT. Por encima de este monto, no califica para los
beneficios que otorga la Ley Nº 30056.
La limitación de la norma bajo comentario (Decreto Legislativo Nº 1409) es que solo
permite la constitución de este modelo societario por personas naturales, excluye a
las personas jurídicas. Si bien no lo prohíbe, del espíritu de la norma puede concluirse
que este modelo está destinado para las personas naturales que deseen formar
sociedad, al extremo que en las limitaciones a la trasmisión de la posición del socio,
se exige que el socio adquiriente tenga la condición de persona natural (art. 14.2).
Todo ello por cuanto el espíritu de la norma es procurar la formalización de los
inversionistas, y bajo dicho presupuesto, la persona jurídica desde el momento que
se constituyó, ya se formalizó.

En qué consiste la sociedad por acciones cerrada simplificada?


El Decreto Legislativo Nº 1409 contiene una limitación, pues como bien señala el
artículo 1 la norma tiene por objeto crear y regular un régimen societario alternativo
de responsabilidad limitada para la formalización y dinamización de la micro,
pequeña y mediana empresa, denominado Sociedad por Acciones Cerrada
Simplificada (SACS). Se busca entonces formalizar y dinamizar a estas empresas.
Dicho esto, la norma no aplica a las empresas cuyas ventas superen las 2,300 UIT.
No obstante tal finalidad, no nos cabe la menor duda que toda sociedad que se
constituya se encuentra siempre en el primer rango de empresa, pues recién está
empezando su actividad y no tiene registrada ventas anuales.
Siendo esto así, ¿cuál es el beneficio de las SACS? Considero que el beneficio se
encuentra en la variedad de formas para la constitución o adaptación de sociedades
de capitales. Se pretende, como bien se señala en la norma bajo comentario,

30
establecer un régimen societario alternativo de responsabilidad limitada para la
formalización y dinamización de la micro, pequeña y mediana empresa, denominado
Sociedad por Acciones Cerrada Simplificada.
Dentro de algunas características y singularidad de la norma, tenemos que se
constituye por un documento privado, respaldando lo expresado en el acto
constitutivo con una declaración jurada sobre la existencia y veracidad de la
información proporcionada, así como de la procedencia legal de los fondos aportados
al capital social por los accionistas fundadores. El documento privado que contiene
el acto de constitución de una SACS se genera mediante el uso del Sistema de
Intermediación Digital de la Sunarp, formalidad que debe implementarse en el plazo
de 180 días calendario.
En tanto que se reconoce a la persona jurídica societaria, constituida baja la
modalidad de una SACS, a partir de la inscripción de la sociedad en el Registro de
Personas Jurídicas.
En cuanto a los aportes existe una limitación y es la contenida en el numeral 7 del
artículo 6 del Decreto Legislativo Nª 1409 materia de comentario, el cual dispone
que “Los aportes de cada accionista, pueden ser únicamente dinerarios o bienes
muebles no registrables, o de ambos y su equivalente porcentual en el capital social”.
Esto nos trae dos comentarios, el primero es el relativo a la condición de los bienes,
estos no pueden ser INMUEBLES, pues la ley solo permite el aporte en dinero y en
bienes muebles. La inquietud a dilucidar es si en efecto una vez constituida la SACS,
puede aportarse bienes inmuebles, o en su defecto es una sociedad destinada a un
tipo de aportes. Deberíamos entender que la condición del aporte es para la
constitución y no para la modificación del estatuto.
Por otro lado, el numeral bajo comentario señala que los aportes de cada accionista
deben expresar su equivalencia en el capital social, requisito que es fácilmente
entendible, pero que en realidad la verdadera expresión se da en la participación en
el capital social y en las acciones con derecho a voto con que cuente el titular o
fundador de la sociedad.
Al respecto se nos genera un problema en la medida que se produzca trasmisión de
acciones, ¿quiere ello decir que cada vez que haya una transferencia debe modificarse
el estatuto de la SACS? Ese dilema se superó cuando la LGS contempló la creación
de la SAC, como una modalidad practica en comparación de la Sociedad Comercial
de Responsabilidad Limitada que exigía la trasmisión de las participaciones mediante
escritura pública, y en el caso que dicha participación constaré en el estatuto de la
sociedad, se requería además adoptar el acuerdo para modificar el estatuto. Ese trance
quedó en el pasado, y no debe rememorarse, más bien mantener la obligación de
registrar las acciones en el libro de matrícula de acciones y permitir su trasmisión
mediante la cesión de derechos, tal como está contemplado en la LGS. En otras
palabras, exigir consignar los porcentajes sobre el capital social puede traer
complicaciones y formalidades no deseadas; el porcentaje de participaciones se
puede expresar en el registro de matrícula de acciones y no en la constitución ni en
el estatuto de la sociedad.

31
Por el tenor del artículo 11 del Decreto Legislativo Nº 1409 bajo comentario,
podemos concluir con facilidad que una vez constituida la SACS, todos los actos
societarios posteriores a la inscripción de tal constitución se realizan en mérito a las
normas generales y formalidades de la LGS y reglamentos de inscripciones de la
Sunarp.
Al respecto nos queda la inquietud de analizar qué sucederá en el supuesto que se
emita el documento privado, pero la sociedad no se llega a inscribir, y durante esta
etapa en formación se suceden actos societarios. Debemos presumir que dichos actos
se reglan por lo indicado en le LGS, pues las normas para la creación de las SACS
son precisamente normas para su creación y constitución, pues los demás actos,
inclusive, aquellos actos societarios que se realicen antes de la inscripción de la
sociedad se rigen por la LGS, de lo contrario entraríamos en un vacío que no es
deseable.
En cuanto a los órganos de la sociedad, debemos concluir que el órgano máximo de
esta modalidad societaria sigue siendo la junta general, con todas sus modalidades,
como la junta universal, la junta especial, etc. Igualmente debemos concluir que
dentro de la modalidad se debe contar con un directorio, pero que se puede prescindir
de él, dejando constancia en el acta de la constitución. Sin embargo, el artículo 13 de
la norma de las SACS nos trae un punto de reflexión cuando señala que:
“La junta general la convoca el gerente general con una antelación no menor de tres
(03) días a la fecha de la celebración de la junta mediante esquelas con cargo de
recepción, correo electrónico u otro medio de comunicación previsto en el estatuto
que permita obtener constancia de recepción. La convocatoria no es necesaria cuando
se reúna la junta general con la presencia de la totalidad de los accionistas y estos
aprueben el tema de agenda”.
De acuerdo a este tenor, pareciera que la norma se aplicaría para todas las juntas
generales de accionistas, con lo cual quedan relegados los plazos de antelación de 10
días para la convocatoria de la junta obligatoria anual, y demás juntas precisadas en
el estatuto (art. 116 LGS), juntas de reorganización. De ser esto cierto, se estaría
vulnerando el derecho a la información de los accionistas, pues la LGS ha
contemplado plazos que permiten a los socios tomar información con cierta
anticipación, sobre todo cuando se trata del rendimiento de la gestión social. La
redacción del artículo 13 de la norma materia de comentario, permitiría aplicar el
plazo de tres días de antelación para la convocatoria a junta general de accionistas.
Por otro lado, en la ley de la SACS se está facultando al gerente general para que
convoque a junta general, con lo cual se varía la norma regular de la LGS en la que
se indica que corresponde al directorio convocar a junta, y de no hacerlo la ley otorga
herramientas para acudir al juez o al notario (arts. 117 y 119 LGS).
En el régimen general, compete al gerente general convocar a junta, cuando la
sociedad anónima cerrada se constituye expresamente sin directorio, pues de contar
con este órgano de administración, le compete convocar a junta general. En el caso
de las SACS no se indica que dichas sociedades no tendrán directorio, no se dice
nada, por lo que es de aplicación las normas de la LGS.

32
No debe soslayarse que el cargo de gerente general genera responsabilidades de
orden legal y por ello, en muchos casos, se opta por no designar un gerente general,
sino más bien otorgar poder a determinada persona, a quien se le otorga toda clase
de facultades, como si fuera un gerente general. En tales supuestos, las sociedades
siguen funcionando sin la designación de un gerente general; si nos circunscribimos
a estos casos, y pretendemos aplicar la norma, no habría otro modo de reunirse en
junta general que la junta universal, aquella que no requiere convocatoria, pues ante
la no existencia de gerente general no se podría convocar legalmente.
Y, en cuanto a la modalidad de la convocatoria contemplada en el Decreto
Legislativo Nº 1409, se mantiene la formalidad de la esquela con cargo de recepción,
lo cual me lleva a la siguiente reflexión para el caso de las SACS. Si no se indica
expresamente que en el domicilio designado en la constitución o en el que se ponga
en conocimiento de la sociedad, se harán llegar las esquelas de convocatoria y basta
que sean cursadas a ese domicilio para que la convocatoria sea válida. De lo contrario
estaremos deambulando por encontrar el nuevo domicilio del socio, en el cual nos
acrediten haber recepcionado la esquela. Este requisito deberá estar contenido en la
declaración de constitución de la SACS, de lo contrario ocasionará problemas de
convocatoria. Siempre debemos tener presente que la constitución de la sociedad es
un acto de felicidad, y que los problemas se suscitan con el transitar de la sociedad.
En lo que se refiere al derecho para ser preferido en la adquisición de acciones antes
una supuesta transferencia, la ley se mantiene dentro de los cánones de la LGS; sin
embargo, habría dos temas que acotar. Uno, es el caso que no se ejerza el derecho de
adquisición preferente por otro accionista, las acciones solo se pueden transferir a
una persona natural; limitación que guarda concordancia con el artículo 2 del Decreto
Legislativo Nº 1409 que denota una finalidad de modelo societario para las personas
naturales y no para las personas jurídicas. Y, el otro tema, es que a diferencia de lo
establecido en el artículo 237 de la LGS que si bien establece limitaciones a la
trasmisión de las acciones otorgando un derecho preferente, pero permite obviar ese
derecho; en el caso de la SACS la norma comentada no sería aplicable en tanto ha
regulado el derecho de adquisición preferente de otra manera.
Finalmente, en cuanto a la trasformación, o mejor expresado para la adaptación, a
otro modelo societario, ello podrá operar aplicando las disposiciones de la LGS y
aquellas otras disposiciones que serán contenidas en el reglamento del Decreto
Legislativo Nº 1409.

33
4. CONCLUSIÓN.

Las acciones pueden diferenciarse entre sí por su distinto valor nominal o por los
diferentes privilegios vinculados a éstas, como por ejemplo la percepción a un
dividendo mínimo.
La denominación de la sociedad anónima suele formarse libremente, pero debe ser
necesariamente distinta de la de cualquiera otra sociedad y suele incluir la frase
"Sociedad Anónima", un equivalente o su abreviatura. Para ciertas áreas
económicas u objetos sociales, puede exigirse incluir una denominación especial,
como por ejemplo "Banco" si la sociedad anónima tiene ese giro.
La sociedad anónima es abierta cuando se cumpla una más de las siguientes
condiciones:
a. Ha hecho oferta pública primaria de acciones u obligaciones convertibles en
acciones.
b. Tiene más de setecientos cincuenta accionistas.
Se considera sociedad anónima cerrada, aquella que se constituye con no más de
veinte accionistas y no tiene acciones inscritas en el Registro Público del Mercado
de Valores. No se puede solicitar la inscripción en dicho registro, de las acciones de
una sociedad anónima cerrada.
Para proceder a la constitución de una sociedad anónima se requiere cumplir una
serie de requisitos establecidos por el ordenamiento jurídico respectivo. Entre ellos,
generalmente se incluye, según la legislación en concreto:
Un mínimo de socios o accionistas, y que cada uno de ellos suscriba una acción por
lo menos (en España se contemplan las sociedades "unipersonales")

34
5. BIBLIOGRAFÍA.

 https://prezi.com/d7fvw4qxupof/ventajas-y-desventas-de-la-sociedad-anonima-
cerrada/
 https://es.scribd.com/doc/30628327/Sociedad-Anonima-Cerrada-SAC-Peru
 https://www.formaliza-tperu.org/que-es-una-s-a-c-sociedad-anonima-cerrada/
 https://www.formaliza-tperu.org/que-es-una-e-i-r-l-empresa-individual-de-
responsabilidad-limitada/
 http://limalaw.blogspot.com/2012/05/sociedad-anonima-abierta.htm
 https://www.monografias.com/trabajos74/sociedad-comandita-simple/sociedad-
comandita-simple2.shtml

35