Anda di halaman 1dari 2

Alejandro Mijailovich Butlerov (1828-1886)

Gran químico ruso creador de la teoría de la


estructura química de los compuestos orgánicos (1861), balance de todo el desarrollo precedente
de la química, y base teórica de las investigaciones modernas relativas a todas las clases de
compuestos químicos y su síntesis en el laboratorio y en la industria. Al elaborar su teoría, Butlerov
partía espontáneamente de las posiciones materialistas. Reconocía la realidad objetiva de los
átomos y la posibilidad ilimitada de conocer sus propiedades. Butlerov había observado que todas
las propiedades de la materia están en relaciones recíprocas de causalidad. Y mostraba que las
teorías químicas que sintetizan los hechos empíricos son necesarias para dominar las fuerzas de la
naturaleza y ponerlas al servicio de la sociedad humana. En su lucha contra las concepciones
agnosticistas de Gerhardt y de Kekulé, demostró teórica y experimentalmente que la naturaleza
química de una molécula compleja estaba determinada por la naturaleza y el número de átomos
que la componen, por sus relaciones químicas recíprocas y por su interacción. En su teoría de la
estructura química de las moléculas, Butlerov puso de manifiesto la ley general que rige las
relaciones químicas de los átomos dentro de las moléculas, y las relaciones químicas entre las
moléculas de diferentes substancias. Esta ley expresa la esencia de las relaciones indicadas como
causa de los fenómenos químicos. El análisis de las transformaciones químicas ofrece, como lo
demostró Butlerov, la posibilidad de establecer las relaciones químicas recíprocas de los átomos
dentro de la molécula. Butlerov destacó sobre todo, la importancia del estudio de las influencias
recíprocas de los átomos en la molécula, tanto para los que están directamente vinculados como
para los que lo están entre sí por intermedio de otros átomos. La teoría de la influencia recíproca
de los átomos en la molécula forma parte orgánicamente de su teoría. Butlerov concedió una
atención muy particular al estudio teórico y experimental del lazo existente entre las propiedades
químicas de la molécula y su estructura química. Explicó teóricamente el fenómeno de la isomería.
Los fenómenos químicos son manifestaciones del movimiento de la materia. Por lo tanto,
contrariamente a las ideas de numerosos químicos, la molécula no constituye una estructura
estática, sino que sus átomos se hallan en movimiento continuo. Era ésa una concepción dialéctica
espontánea de la estructura química de la molécula, lo que le permitió a Butlerov en 1877, ofrecer
por primera vez en la historia de la química, la explicación de la tautomería, vale decir, de la
transformación recíproca reversible de las moléculas de ciertas substancias, independientemente
de toda influencia exterior. (Butlerov había descubierto ya en 1862, el primer caso de tautomería, y
había explicado en 1863, su mecanismo). Butlerov hacía hincapié en que cada molécula no tiene
más que una sola estructura y no puede tener dos a la vez, como ciertos químicos se esforzaron
por sostener más tarde para explicar la tautomería. Butlerov probó experimentalmente por medio
de una gran cantidad de síntesis, el sólido fundamento de su teoría, y la desarrolló.

La teoría de Butlerov abrió amplias posibilidades para la síntesis química, especialmente la


síntesis orgánica, y constituyó un poderoso instrumento de previsión científica en el laboratorio y
en la industria. Gracias a ella ha podido descifrarse la estructura química de numerosos
compuestos naturales. Millones de compuestos químicos que no existían antes en la naturaleza
han sido sintetizados en el laboratorio y en la fábrica. Confirmada por muchos años de práctica, la
teoría de Butlerov se enriqueció en el correr de las últimas décadas con los datos de la física
moderna y, en primer lugar, de la mecánica cuántica (ver), que permiten profundizar la naturaleza
de la afinidad química, de la interacción química de los átomos dentro de la propia molécula, así
como también del mecanismo de las reacciones químicas. Los químicos soviéticos han
desempeñado un papel primordial en el desarrollo y la justificación de la teoría de Butlerov.

La teoría y las síntesis de Butlerov derrotaron definitivamente la noción idealista de “fuerza vital”
que actuaría en los organismos vivos y realizaría la síntesis de los compuestos orgánicos. En las
cuestiones de filosofía general no vinculadas a la química, Butlerov era idealista, y hacía la
propaganda del espiritismo, muy en boga en la época, en ciertos círculos intelectuales. Sin
embargo, sus opiniones químicas se mantenían en el terreno naturalmente materialista.

Butlerov luchó por una preparación organizada de cuadros jóvenes entre los científicos rusos;
por el reforzamiento de la enseñanza científica en Rusia, y por la enseñanza superior femenina.
Fue él quien creó la escuela de químicos orgánicos rusos. Y estaba a la cabeza de los profesores
rusos progresistas en su lucha contra la política reaccionaria del gobierno zarista en los dominios
de la ciencia. Las obras de Butlerov son: De la estructura química de la materia (1861), La
importancia de la teoría de la estructura química en los tiempos modernos(1879), La estructura
química y la “teoría de la substitución” (1885), y otras.