Anda di halaman 1dari 5

YERMA, FEDERICO GARCÍA LORCA

Acto 1
Cuadro 1
Yerma es una mujer felizmente casada. Su marido Juan trabaja en el campo. Un
día él se va. Yerma se queda en casa cosiendo y cantando. Al rato llegó una
amiga suya, María, embarazada y le pidió a Yerma que le arreglara con encajes
unos pañales. Víctor, un muchacho que trabajaba con Juan, la vio y pensó que
Yerma estaba embarazada. Ella le dijo que lo que estaba cosiendo era para María.
Entonces Víctor le dijo que a ver si Juan se animaba y ella le dijo que eso es lo
que ella quería.
Cuadro 2
Entra una vieja y se pone a hablar con Yerma. La vieja le pregunta a Yerma si
quería a su marido Juan y ella se queda indecisa. Le dice que se casó porque su
padre la entregó y ella aceptó. Yerma le pide que le cuente todo lo que sabe por
sus años. La vieja empieza a hablar y aunque Yerma intenta parar la conversación
varias veces, no lo logra y sigue hablándole. Le da consejos y, entre ellos, le dice
que no sea inocente. La vieja se va y aparecen dos muchachas. Una se va
corriendo porque ha dejado a su hijo sólo en casa y la otra se lamenta por haberse
casado y le dice a Yerma que le gustaba más estar con su marido cuando eran
sólo novios.
Víctor cantaba una bella canción y Yerma fue hacia él y le dijo que cantaba muy
bien. Luego a Yerma le pareció oír a un niño llorando y en ese momento entró
Juan y salió Víctor. Juan le dijo que se fuese a casa y ella le obedeció como de
costumbre y se fue.
Acto 2
Cuadro 1
Había cinco mujeres en la lavandería y, mientras lavaban, criticaban a las dos
cuñadas de Yerma. Mientras dos de ellas seguían hablando llegan las cuñadas y
todas cantan para disimular.
Cuadro 2
Yerma está discutiendo con su marido porque quiere tener un hijo. Juan le dice
que, para qué, si lo tiene todo. No tenían necesidad tiene de tener un hijo. Él no
quiere que Yerma saliera de casa, ni que hablara con nadie por temor a las malas
lenguas. Luego llega María con su hijo y habla con Yerma, intenta animarla,
aunque no lo consigue y se va. Entra Víctor y le comunica a Yerma que se marcha
a vivir con sus hermanos porque así lo quiere su padre. Sale Juan y le dice a
Yerma que le ha comprado el rebaño a Víctor. Éste le da la mano a él y a Yerma y
se va. En ese momento aparecen las cuñadas de Yerma.
Acto 3
Cuadro 1
Yerma va al cementerio con Dolores, una conjuradora. Luego van a casa de ésta y
da oraciones para que Yerma tenga hijos pronto. Yerma discute con una vieja
porque ésta le dice que para qué quiere hijos y Yerma critica a su marido por no
dárselos. Cuando Yerma sale se topa con Juan. Empiezan a discutir porque ella
ha salido sola de su casa de madrugada y después discuten sobre la idea de tener
hijos durante un buen rato.
Cuadro 2
Hay mucha gente en una ermita para pedirles hijos a los santos. Al rato llega
María y después Yerma. Todos cantan, hombres y mujeres. Luego la vieja habla a
Yerma y le dice que dejase a Juan y se fuese a vivir con ella y su hijo, que él le
daría hijos. Yerma dice que dónde quedaría entonces su honra. La vieja se
enfada, se marcha y llega Juan diciendo que había oído la conversación. Le repite
que él no quiere hijos porque la vida sin hijos es más tranquila. Yerma le pregunta
qué es lo que buscó en ella al casarse y él le contesta QUE simplemente la
buscaba a ella. Juan le pide un abrazo y Yerma se lo da, luego le pide un beso y
ella se niega, toma a Juan de la garganta y gritando aprieta hasta matarlo.

YERMA, Análisis
Poema trágico en tres actos y seis cuadros.
Esta es la segunda tragedia escrita por el poeta y dramaturgo español Federico
García Lorca.
La ambigüedad formal y temática de la obra favorece la proyección sobre ella
respecto de las distintas actitudes existentes ante el propio autor. De este
modo, el análisis se concentra en la esterilidad de la protagonista y su marido
Juan, en torno a los cuales gira toda la acción.
Posiblemente este no es el caso singular y clínico de una mujer individualizada, o
de un hombre que no puede satisfacer el anhelo de su esposa, ni mucho menos
un problema de orden social como podemos deducir en una primera instancia.
Este poema, según palabras del propio Lorca "Es una tragedia sin argumento.
Un carácter que se irá desarrollando en el transcurso de la obra (...)En muchos
momentos el público creerá que lo hay, pero es un pequeño engaño..."
El nombre de la heroína, cargado de significado, determina su condición y
sentencia. Yerma - cuyo nombre significa despoblada, sin habitar, baldía o estéril-
no puede, aun que no por deficiencia propia, concebir un hijo con su marido Juan
desde hace dos años y medio que llevan de casados.
A medida que trascurre la obra y los años, ambos personajes transitan por
diversos estados a través de los cuales se accede a su intimidad. Sin embargo,
los conocimientos entorno a la sexualidad y los motivos por los cuales Yerma y
Juan no pueden ser padres continúan siendo ambiguos. Por un lado, la
protagonista proviene de una familia fértil y prolifera, al contrario de su compañero.
Pero su infecundidad no se limita sólo a la posible esterilidad de su marido. Por su
parte Yerma no desea separarse de Juan quien, a su vez, parece no preocuparse
del hecho de no poder engendrar hijos con su mujer.
El deseo, presente a lo largo de la obra, y los símbolos de amor sexual o
fecundidad utilizados por el autor: como la presencia constante de Víctor, quien
podría satisfacer los anhelos de Yerma, o inclusive la mención de la leche y las
manzanas contrastan dramáticamente con el dominio racional y naturaleza
constante de sus personajes. Tal pareciera ser que ambos han asumido
su condición y no harán nada para remediarlo. La frustración debido a la
esterilidad de la protagonista problematiza también el desarrollo fallido de su
sexualidad femenina asociada a la maternidad.
Enfrentar entonces la esterilidad de su posición y el hecho inexorable de que su
manera de hacer el amor jamás producirá un hijo fruto de esa relación,
es posiblemente el tema que liga la obra Yerma a un cuestionamiento existencial
necesario de abordar para el propio autor dada su homosexualidad.

Yerma (1934) es una obra teatral popular escrita por Federico García Lorca que
desarrolla una tragedia de ambiente rural. Está dividida en tres actos de dos
cuadros cada uno. Es una de las tres obras de teatro que forman parte de la
"trilogía lorquiana", junto con La casa de Bernarda Alba (1936) y Bodas de sangre
(1933).
Argumento
Escrita por Federico García Lorca (1898-1936), "narra la historia de una
campesina de nombre Yerma, frustrada por no poder engendrar hijos con su
marido, Juan. La obra explora el conflicto interno de una mujer casada que anhela
y busca infructuosamente ser madre, para sentirse una mujer completa. La
tragedia de la protagonista es anunciada por su nombre y materializada por la
posible esterilidad de su pareja. Juan, su esposo, no puede ni quiere engendrar
hijos. El hecho de que Yerma mate a su marido, por impotencia, hace oficial su
realidad y su tragedia. Sus convicciones morales no le permitían tener hijos con
otro hombre que no fuera Juan, mientras éste viviera. Irónicamente, la acción de
Yerma es una respuesta radical y tradicionalista al mismo tiempo."El tema
principal es instinto frente a represión, ya que Yerma lucha porque su instinto le
dice que debe ser madre, pero no lo logra, y por eso termina odiándose. Por un
lado, a través de un gesto radical, se libera de la esterilidad de Juan aunque no de
su tragedia personal. Por otra parte, la determinación de Yerma de matar a Juan
obedece en parte a su deseo de cumplir con una función impuesta por la
sociedad; quiere tener hijos como las mujeres casadas que viven a su alrededor.
Consciente del éxito del drama rural de teatro, Lorca elabora estas tragedias
basándose en una conjugación de mito, poesía y sustancia real, tratando de
retratar a una mujer a su vez oprimida y liberadora de sí misma.
Simbología
Lorca utiliza una amplia serie de símbolos como recursos para marcar los
sentimientos o las situaciones de los distintos personajes a lo largo de la obra
(tanto en Yerma como en otras muchas). Algunos de estos son: la imagen y
mención al agua de lluvia o la fuente, que representan la fecundidad; del agua
corriente y la leche, que es la esperanza que tiene la mujer de quedar
embarazada; las flores (sobre todo la rosa), que son la alegría ante la maternidad;
en cambio, la roca, la sequedad, la arena y las sombras simbolizan la esterilidad
de así como el muro, que representa el impedimento.
Personajes principales
Yerma es una joven casada con Juan, un hombre que su padre quiso para que
sea su esposo. Ella ansiaba tener hijos como las demás casadas y por eso se
casó con él, para buscar los hijos, no por amor. Al no poder tenerlos termina
matando a Juan.
Juan, esposo de Yerma, no le importa no tener hijos; se preocupa por Yerma, a la
que quiere y por su honra, así como su trabajo. No le importa que Yerma quiera
hijos, para él no es lo principal.
Víctor es amigo de la infancia de Yerma. Se da a entender que es el hombre con
el que Yerma cree que puede tener hijos porque a su lado se siente diferente, pero
su honra firme le impide intentarlo con otro que no sea su marido.
María es amiga de Yerma, le da esperanza y siempre la intenta animar y armarla
de paciencia para que no se torture más. Primero está embarazada y luego
aparece con su hijo.