Anda di halaman 1dari 1

Ética y moral en la vida profesional

A lo largo de la historia la línea que divide las definiciones de la ética y la moral ha sido un tanto
difusa.

Tal vez la razón de la confusión proviene de las raíces etimológicas de las palabras, Ética viene del
vocablo griego ethos, que quiere decir carácter, aunque mucha gente lo ha confundido con otra
variante del vocablo ethos que significa costumbre, Moral viene del latín “mores” que también
quiere decir costumbre. Sin embargo, si existe una gran diferencia entre la definición de estas dos
palabras.
Moral es un conjunto de principios, normas, costumbres que son aceptados en una sociedad (que
puede ser tan pequeña como el núcleo familiar) como la norma de lo correcto.
Ética es la rama de la filosofía que estudia los juicios morales, es estudio de la ética es un tanto
subjetivo y requiere de una gran reflexión para llegar a conclusiones acerca de los que es bueno y
lo que no.

En el ámbito laboral, la ética profesional está contenida en los códigos deontológicos que regulan la
actividad profesional, es decir, el conjunto de normas y principios que obligatoriamente deben
cumplirse en la práctica de una profesión.

El comportamiento ético, además, dota al profesional de prestigio y reputación, lo hace confiable y


demuestra sus capacidades no solo en el plano de la ejecución de sus tareas, sino en la forma de
hacerlas, con sujeción a las normas morales.

Unos de los principales problemas al momento de ser el jefe son al momento en que tu empleado
esta en peligro de ser despedido, aquí viene el problema de la ética y la moral al actuar ante ello,
pero para ello debemos hacernos una pregunta: ¿Cuándo debemos despedir a un empleado?

El momento preciso para despedir a un buen empleado es justamente cuando deja de serlo. Los
síntomas van desde problemas de asistencia, merma en el desempeño, complicaciones de conducta,
malos modos, insubordinación, descuidos. Pueden parecer cosas menores que devienen en graves
problemas para la empresa. Un empleado que no utiliza el casco o que no obedece las medidas de
seguridad está poniendo en riesgo a su persona y a sus compañeros. No es justo. El tiempo exacto
para dejar ir al empleado maravilla es cuando se transforma en un eslabón frágil en vez de ser una
fortaleza.

Conclusión

Ante lo anteriormente hablado lo principal que se debe procurar para mi es el bienestar de la


empresa, eso sí, siempre tener en cuenta la ética y la moral ya que como el problema que vimos
en clase cuando es necesario despedir a clase lo primero que hay que revisar es la baja de
desempeño que nuestro empleador sufre, y a partir de ello tratar de solucionarlo o apoyarlo, pero
en ciertos casos simplemente no es justo para la empresa que siga este empleado en su puesto.