Anda di halaman 1dari 9

Universidad Abierta para Adultos

UAPA.

Asignatura

Derecho Inmobiliario

Tema

Los órganos de la Jurisdicción Inmobiliaria.


El Abogado del Estado.
Facilitadora

Juanito Herrera Calderón

Participante

Christopher Méndez

Matricula

15-3999

Fecha

31/03/2019
Introducción

Conocer los derechos inmobiliarios y su registro en República Dominicana, desde


que se solicita la autorización para la mensura y durante toda la vida del inmueble,
salvo las excepciones previstas en el marco legal.
1. Elabora un cuadro sinóptico acerca de los órganos de la Jurisdicción
Inmobiliaria, con indicación de las facultades y competencias de cada
uno.

La Jurisdicción Inmobiliaria tiene


competencia exclusiva para conocer
de los derechos inmobiliarios y su
registro en República Dominicana,
desde que se solicita la autorización
para la mensura y durante toda la
vida del inmueble, salvo las
excepciones previstas en el marco
legal.
Tiene competencia exclusiva
El sector inmobiliario está regulado
para conocer de los derechos
fundamentalmente por la Ley 108-
inmobiliarios y su registro en
05 de Registro Inmobiliario del 23
República Dominicana, desde
de marzo de 2005 (modificada por
que se solicita la autorización
la Ley 51-07 del 23 de abril de
para la mensura y durante toda
LA JURISDICCIÓN 2007), la cual norma el registro de
la vida del inmueble, salvo las
INMOBILIARIA los derechos reales inmobiliarios en
excepciones previstas en el
todo el territorio dominicano,
marco legal. ¿Qué es la
implementando el sistema de
Jurisdicción Inmobiliaria?
publicidad inmobiliaria del país.
La Jurisdicción Inmobiliaria está
compuesta por los Tribunales
Superiores de Tierras, los
Tribunales de Jurisdicción Original,
la Dirección Nacional de Registro de
Títulos y la Dirección Nacional de
Mensuras Catastrales. Asimismo es
integrante de la misma el Abogado
del Estado. Los órganos de la
Jurisdicción Inmobiliaria, son
interdependientes entre sí.

Dirección Nacional La Dirección Nacional de Registro de Títulos es el órgano que se


de Registro de encarga de supervisar, coordinar y regular el funcionamiento de las
Títulos oficinas de registro de títulos. En este sentido, conoce el recurso
superior jerárquico contra las actuaciones de los Registradores de
Títulos a nivel nacional.
La Dirección Nacional de Registro de Títulos tiene su sede en la
ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional y se encuentra
a cargo de un Director Nacional, que es nombrado por la Suprema
Corte de Justicia.

Son órganos supeditados a la supervisión de la Dirección Nacional de


Oficinas de Registro Registro de Títulos que se encargan de expedir los certificados de
de Títulos títulos, que prueban la existencia del derecho de propiedad, a los
titulares de los mismos. Asimismo, realizan todos los asientos de
cargas, gravámenes, transferencias y modificaciones parcelarias
después del saneamiento, cancelando y expidiendo nuevos
certificados en los casos que ser necesario.
Actualmente existen 23 oficinas de Registro de Títulos a nivel nacional,
responsables del Registro de los derechos reales inmobiliarios dentro
de sus localidades:

La Dirección Nacional de Mensuras Catastrales es el órgano que


Dirección Nacional ofrece el soporte técnico a la Jurisdicción Inmobiliaria en lo referente a
de Mensuras las operaciones técnicas de mensuras. Asimismo, está encargado de
Catastrales coordinar, dirigir y regular el desenvolvimiento de las Direcciones
Regionales de Mensuras Catastrales. En este sentido, conoce el
recurso superior jerárquico contra las actuaciones de las Direcciones
Regionales de Mensuras Catastrales.
La Dirección Nacional de Mensuras Catastrales tiene su sede en la
ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, y se
encuentra a cargo de un Director Nacional, que es nombrado por la
Suprema Corte de Justicia.

Son órganos subordinados a la Dirección Nacional de Mensuras


Direcciones Catastrales, que cumplen con la función de controlar los trabajos
Regionales de técnicos (mensuras, modificaciones parcelarias, deslindes, división
Mensuras Catastrales para la constitución de condominios, etc.), aprobando, rechazando u
observando los mismos. De igual modo, se encargan de otorgar la
designación catastral de las parcelas, dando con ello cumplimiento al
principio de especialidad del Sistema Torrens, en relación al objeto.
En la actualidad existen tres Direcciones Regionales de Mensuras
Catastrales:
1. Dirección Regional de Mensuras Catastrales del Departamento
Central, con sede en el Distrito Nacional, y competencia sobre el
Distrito Nacional y las de Santo Domingo, Monte Plata, San Cristóbal,
El Seybo, Hato Mayor, San Pedro de Macorís, La Romana, La
Altagracia, Peravia, Azua, San Juan de la Maguana, Barahona,
Bahoruco, Independencia, San José de Ocoa, Pedernales y Elías Piña.
2. Dirección Regional de Mensuras Catastrales del Departamento
Norte, con sede en la ciudad de Santiago de los Caballeros ,y
competencia sobre las provincias de Santiago, La Vega, Monseñor
Nouel, Santiago Rodríguez, Espaillat, Valverde, Puerto Plata,
Montecristi y Dajabón.
3. Dirección Regional de Mensuras Catastrales del Departamento
Noreste, con sede en la ciudad de San Francisco de Macorís, y
competencia sobre las provincias de Samaná, María Trinidad Sánchez,
Duarte, Sánchez Ramírez y Salcedo.

Son los tribunales de segundo grado que conocen de las apelaciones


Tribunal Superior de contra las decisiones que emanan de los tribunales de tierras de
Tierras Jurisdicción Original, así como del recurso de revisión por causa de
fraude, contra las sentencias de saneamiento y los recursos
administrativos contra las resoluciones emitidas por los tribunales de
tierras de Jurisdicción Original, que se encuentran dentro de su
jurisdicción.
En la actualidad existen tres (3) Tribunales Superiores de Tierras
1. Tribunal Superior de Tierras del Departamento Central, con asiento
en el Distrito Nacional y competencia sobre el Distrito Nacional y las
provincias de Santo Domingo, Monte Plata, San Cristóbal, El Seybo,
Hato Mayor, San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia,
Peravia, Azua, San Juan de la Maguana, Barahona, Bahoruco,
Independencia, San José de Ocoa, Pedernales y Elías Piña.
2. Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte, asiento en
Santiago de los Caballeros y competencia sobre las provincias de
Santiago, La Vega, Monseñor Nouel, Santiago Rodríguez, Espaillat,
Valverde, Puerto Plata, Montecristi y Dajabón.
3. Tribunal Superior de Tierras del Departamento Nordeste, con
asiento en San Francisco de Macorís y competencia sobre las
provincias de Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte, Sánchez
Ramírez y Salcedo.
Tribunal de Son tribunales unipersonales que conocen en primer grado, el
Jurisdicción Original saneamiento, Litis sobre derechos registrados y actuaciones
de Tierras administrativas dentro de la jurisdicción a la que corresponden. Se
encuentran adscritos a un Tribunal Superior de Tierras.
En la actualidad existen veintitrés (23) tribunales de Jurisdicción
Original, uno en cada Provincia sede de un Registro de Títulos, con la
excepción de Azua, que no cuenta con un Registro de Títulos.
2. Redacta un ensayo sobre el papel del abogado del estado ante la
jurisdicción inmobiliaria.

La entrada en vigor de la Ley 108-05 sobre Registro Inmobiliario estableció un


nuevo modelo organización que consolidó, fortaleció y afianzó la jurisdicción de
tierras, permitiendo su modernización, institucionalización y fortalecimiento, con lo
cual se garantiza la seguridad jurídica.

Sin embargo, esa legislación presentó algunas lagunas que luego debieron ser
corregidas. Por ejemplo, establecía que para sustituir al abogado del Estado se
creó la Comisión Inmobiliaria, que estaba integrada por tres miembros, uno del
Poder Ejecutivo, una de la Suprema Corte de Justicia y otro del Congreso
Nacional.

La función de la Comisión Inmobiliaria era la proyección y representación del


Estado dominicano y de los particulares en todos los procedimientos que así lo
requirieran ante la jurisdicción inmobiliaria y a la vez ejercía las funciones de
Ministerio Público ante esta jurisdicción con facultad de emitir dictámenes,
opiniones, mandamientos y todas las demás atribuciones que le correspondieran.

Pero este órgano se tornaba infuncional y fue necesario subsanar esas


deficiencias con una nueva legislación que modificó la 108-05. Se trata de la Ley
51-07 del 19 de abril del año 2007, en cuyos motivos respecto a la necesidad del
abogado del Estado se expresa: “Que en nuestro sistema jurídico ha prevalecido a
través de los tiempos el principio de que el Estado dominicano es el propietario
originario de todos los terrenos, de modo que se registran a su nombre aquellos
sobre los cuales nadie pueda probar derecho de propiedad alguno. Que el
desarrollo inmobiliario de República Dominicana se ha incrementado
sustancialmente en los últimos años, por lo que requiere de mecanismos que
garanticen los derechos del Estado dominicano como propietario real y eventual
de terrenos que protejan los derechos registrados de los particulares sobre estos,
que hagan efectivas y ejecuten las decisiones o sentencias de la jurisdicción
inmobiliaria que así lo ameriten, recayendo estas responsabilidades sobre el
abogado del Estado. Que se hace necesario para una mayor eficiencia, que el
abogado del Estado se convierta en el ejecutor de todas las sentencias atinentes a
inmuebles registrados, dictadas por los tribunales competentes que impliquen el
otorgamiento de fuerza pública. Que el Estado dominicano ha sentado, a través
del Código Procesal Penal, el Estatuto del Ministerio Público como premisa
fundamental para su política criminal con la obligatoriedad de las funciones de
persecución que le corresponde exclusivamente, en tanto que la función de juzgar
corresponde al Poder Judicial”.

A pesar de las grandes transformaciones logradas con la entrada en vigencia de la


Ley 108-05, hubo la necesidad de subsanar las distorsiones que presentaba
modificándole sus artículos 11 y 12. La Ley 51-07 restauró la figura del abogado
del Estado como Ministerio Público de la jurisdicción inmobiliaria.
Estado deberá participar en todas las audiencias, en representación del Estado,
en todos los procesos de saneamiento y adjudicación de títulos de propiedad en
los que tenga interés o aparente tenerlo, no pudiendo hacerlo en nombre de
ninguna otra persona moral o física. En este sentido el articulo 26 párrafo 3 de la
Ley de Registro Inmobiliario, modificado por la Ley 51-07 del 23 de abril del 2007,
dispone lo siguiente: “el tribunal apoderado debe poner en conocimiento al
Abogado del Estado del inicio del proceso judicial del saneamiento e informarle la
fecha de la primera audiencia, para que éste emita su opinión. La falta de
comparecencia o falta de opinión del Abogado del Estado se considerara como la
falta de interés y la no objeción del Estado al proceso de saneamiento. La falta de
opinión del Abogado del Estado no impide, sin embargo, que el inmueble sea
adjudicado.

Para ser Abogado del Estado o adjunto del Abogado del Estado se requieren las
mismas condiciones que para ser Ministerio Publico ante la Corte de Apelación en
la Jurisdicción Ordinaria. Como mínimo habrá tantos Abogados del Estado como
Tribunales Superiores de Tierras, dicho funcionario tendrá los abogados adjuntos
que fueren necesarios para asistirlo en el correcto desempeño de sus funciones
por ante los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria.

Este funcionario es el representante del Estado ante la Jurisdicción Inmobiliaria,


no así en los demás procedimientos que se lleven por ante la Jurisdicción
Ordinaria u otra jurisdicción especializada en que el Estado sea parte de un litigio.
El Abogado del Estado queda reservado, salvo instrucciones muy poco frecuentes,
para representar al Estado en los casos que sean necesarios ante el Tribunal de
Tierras, especialmente los casos previstos por la Ley 108-05 de Registro
Inmobiliario.

El Abogado del Estado tiene las funciones de representación y defensa del


Estado Dominicano en todos los procedimientos que así lo requieran ante la
Jurisdicción Inmobiliaria, a la vez que ejerce las funciones de Ministerio Publico
ante esta Jurisdicción. Es competente para someter ante la jurisdicción que
corresponda a los autores de las infracciones castigadas por esta ley para que se
les impongan, si procede, las sanciones establecidas, emite dictámenes,
opiniones, mandamientos y todas las demás atribuciones que como Ministerio
Publico le correspondan, emite su opinión en el proceso de saneamiento, y
participa como Ministerio Publico en el proceso de revisión por causa de fraude.

Conclusión

Al concluir con este trabajo, termino con la satisfacción de haber aplicado lo


estudiado y escudriñado, y puede darme cuenta de que todo en la vida tiene un
orden y si está escrito mucho mejor, como lo es lo registrado por la Ley 108-05
sobre Registro Inmobiliario.

Bibliografía.

REGISTRO NACIONAL

Congreso Nacional. Ley # 108-05 sobre Registro de Inmuebles.

OJD

http://ojd.org.do/Normativas/INMOBILIARIA/Leyes/Ley%20No.%20108-
05%20de%20Registro%20Inmobiliario.pdf

OMG

http://www.omg.com.do/files/Uploads/Documents/Ley%20No.%20108-
05,%20De%20Registro%20Inmobiliario.pdf

MONOGRAFÍAS

https://www.monografias.com/trabajos89/ley-registro-inmobiliario/ley-
registro-inmobiliario.shtml