Anda di halaman 1dari 7

NOTICIA ECONOMIA

China, primera potencia comercial del planeta, se resiente de la paulatina desaceleración


mundial y la guerra arancelaria con Estados Unidos. En febrero, los intercambios de
mercancías con el extranjero cayeron 9,4 por ciento interanual, arrastrados por el
desplome de las exportaciones y los intercambios con Estados Unidos.
Los datos macroeconómicos de los dos primeros meses del año son poco fiables por las
distorsiones que provocan las vacaciones del Año Nuevo Lunar, pero indican una
tendencia a la baja del comercio chino que contribuye a la preocupación sobre la
salud de la economía global.

Las ventas del país al exterior se desplomaron en febrero 16,6 por ciento hasta unos
122.600 millones de euros, mientras las compras registraron un descenso más leve, del 0,3
por ciento, y se situaron en unos 132.200 millones de euros, según datos de las aduanas
chinas citados por Efe.
Subir impuestos a los ricos ya no es tabú en EE. UU.
¿A qué se debe la desaceleración de China tras 28 años?
Los países de América Latina que más y menos crecerán en 2019

Estas cifras tan poco alentadoras compensan un enero que registró un alza súbita provocada
por el citado efecto estacional de las vacaciones más largas del año en China. La suma de
ambos meses muestra que el comercio exterior chino está estancado, con las exportaciones
creciendo 0,1 por ciento y las importaciones 1,5 por ciento.

El desglose por áreas geográficas da fe del daño que están causando los aranceles cruzados
con Estados Unidos. China exportó 9,9 por ciento menos hacia ese país, mientras las
importaciones se hundieron 32,2 por ciento frente a los dos primeros meses del 2018,
cuando las sucesivas rondas de aranceles aún no habían entrado en vigor.

Al caer mucho más las compras desde Estados Unidos que las ventas a ese mercado, China
siguió manteniendo un superávit comercial considerable (de unos 38.500 millones de
euros), que incluso se expandió 3,9 por ciento frente al mismo periodo del año anterior.

Por el contrario, el comercio exterior entre China y otros grandes bloques como la Unión
Europea o la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) creció en los dos
primeros meses del año 8,9 y 1,9 por ciento interanual, respectivamente.

China y Estados Unidos, según han publicado varios medios estadounidenses, están en la
recta final de las negociaciones para firmar un acuerdo a finales de marzo que levante
total o parcialmente los aranceles impuestos a los productos de ambos países.

Las posturas parecen acercarse en temas como la reducción del déficit comercial de Estados
Unidos frente al gigante asiático, pero está por ver si Pekín cede en algunos asuntos de
carácter estructural. Y, finalmente, ver si esto será suficiente para Donald Trump, que ha
dejado claro que si desde su punto de vista el acuerdo no es bueno, no lo acepta.

NOTICIA AMBIENTAL

¿Qué ocurre si lanzas una rana en una olla de agua hirviendo? (Solo imagínalo, no lo
hagas).

Lo lógico es que de inmediato salte e intente escapar, si es que antes no muere.

Pero, ¿qué pasa si pones la rana en agua a temperatura ambiente y muy, muy lentamente la
vas calentando hasta que comience a hervir?

 ¡Bienvenidos a la comunidad de BBC Mundo Ciencia!

Una creencia popular dice que la rana se quedará tranquila, sin darse cuenta de que el agua
se está calentando.

El aumento de la temperatura será tan sutil que su cuerpo se irá adaptando al cambio, hasta
que finalmente muere hervida, casi sin darse cuenta.
Los científicos aclaran que esta fábula no refleja lo que en realidad pasaría, pero según un
nuevo estudio, funciona como una metáfora perfecta de lo que nos está ocurriendo a
los humanos con el cambio climático.

"Estamos experimentando condiciones históricamente extremas, pero es posible que no se


sientan particularmente inusuales si tendemos a olvidar lo que sucedió hace más de cinco
años", dice en el reporte Frances Moore, profesora de Ciencias ambientales en la
Universidad de California Davis y coautora del estudio.

 Los conflictos violentos por recursos (como el agua) que ya está creando el cambio
climático
 El revolucionario plan del primer país de América Latina que quiere renunciar al petróleo

Según la investigación, en promedio, las personas construyen su idea de lo que consideran


un clima normal con base en lo que ha ocurrido entre los últimos dos a ocho años.

"Las personas tienen una memoria muy corta respecto a lo que consideran un clima
'normal'", dice la investigación.

 ¿Cómo puede hacer tanto frío en EE.UU. si existe el calentamiento global?: los científicos
responden a Donald Trump
Se vuelve normal

Para llegar a esta conclusión, Moore y su equipo analizaron más de 2.000 millones de tuits,
publicados entre 2014 y 2016, en los que la gente comentaba acerca de temperaturas
inusuales, como un invierno demasiado caluroso o extremadamente frío.

Al observar los comentarios, los investigadores se dieron cuenta de que aunque los mismos
eventos extremos se presentaran año tras año, la gente comentaba cada vez menos sobre
ellos, es decir, los normalizaban en un periodo de tiempo relativamente corto.
"Existe el riesgo de que normalicemos rápidamente condiciones (climáticas) que no
queremos normalizar", dice Moore.

Al igual que la rana, la gente se acostumbra a los cambios del clima, así que deja de
prestarles atención y no reacciona.

 "He decidido no tener hijos para ayudar a combatir el cambio climático"

Además, los investigadores se dieron cuenta de que aunque había menos reacciones, los
comentarios seguían expresando malestar o sentimientos negativos respecto al clima.

"Aunque la gente no hable de estos eventos, les siguen haciendo su vida miserable", le dice
Moore a BBC Mundo. "Este es el verdadero efecto de la rana hervida", dice el informe.

Las conclusiones de este estudio recuerdan una de las premisas de los científicos que
estudian el cambio climático.

Para ellos, no importa si hablamos o no del tema, o si sentimos que no nos está afectando,
igual está sucediendo… como el agua de la olla que se calienta poco a poco.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de
nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

NOTICIA DE EMPRENDIMIENTO

“Cuando me separé hace unos años, mi situación era muy difícil. Tenía dos hijos, de 4 y 2
años, y estaba embarazada del tercero, que era una niña. No contaba con estabilidad
económica, pero debía salir a delante por ellos. Creo que me pasó lo mismo que a
muchas mujeres en Colombia: no sabemos qué hacer, pero nos toca ingeniárnolas”, dice
Alcira Bernal, nacida en el municipio de Villa Pinzón, de donde salió muy joven para
instalarse en Bogotá junto a su hermana.
PUBLICIDAD
Esta mujer de pocos miedos y muchas metas decidió entonces emprender. Aprovechando
lo que había aprendido como administradora de la bicicletería de su excuñado, se
lanzó a montar un taller de bicicletas y hasta aprendió de mecánica para ello. Esto le
permitió tener ingresos económicos y cuidar de sus tres hijos al mismo tiempo. Sin
embargo, le faltaba un motor económico para estabilizar el negocio. Fue cuando supo –por
una amiga de su mamá– de la Corporación Microcrédito Aval.

“Hace 10 años, ellos me prestaron sin tener en cuenta que estaba reportada en Data
crédito, sin tener un codeudor y sin tantos papeles. Yo creo que ellos saben que
nosotras las mujeres somos más cuidadosas con los pagos y que hoy en día somos
quienes respondemos por las obligaciones del hogar”, afirma Alcira, entre risas, mientras
continúa armando el rin de una nueva cliente, en el negocio que montó en la 1.ª de Mayo.
Allí, además de su taller, tiene su casa propia, todo gracias a ese impulso de su primer
crédito, que le permitió crecer.

La Corporación Microcrédito Aval es una organización sin ánimo de lucro dedicada a


brindar oportunidades de desarrollo a la población de más bajos ingresos en Colombia,
especialmente a las mujeres.

“Hasta la fecha hemos apoyado a 47.453 microempresarios con más de 65.100


millones, ofreciéndoles oportunidades de crédito orientadas a la financiación de
actividades productivas. Son personas que normalmente no tienen acceso a fuentes
eficientes y formales de financiamiento, y el 60 por ciento de ellas son mujeres”, afirma
Diego Duarte Herrera, director ejecutivo de la entidad.
En América Latina, uno de cada tres hogares es liderado por una mujer
Colombia y otros cuatro países firman pacto por la inclusión laboral
Pensiones, la mayor brecha en equidad de género del país
Un próspero negocio
Como doña Leonor Rodríguez, de 68 años, quien cada vez que prepara un tamal
conmemora sus sabores ancestrales y le rinde un tributo a su mamá, quien desde muy niña
le enseñó a prepararlos.

Ella hace parte de una familia que ha heredado –de generación en generación– el
toque secreto de los mejores tamales del barrio Santa Lucía, al sur de Bogotá, según
afirma ella misma.

Aunque siempre le ha gustado cocinar, esta actividad se volvió su sustento cuando murió
su esposo. Por eso asegura que “de tamal en tamal, ha salido adelante”.También
gracias a su fortaleza y entusiasmo que la han llevado, incluso, a convertirse en una líder
social: enseña a otras personas a preparar este plato típico para que puedan empezar sus
propios proyectos y volverse emprendedores como ella.

Les comparte su experiencia y les hace énfasis en que “el éxito cotidiano está en comprar
buena materia prima y garantizar una distribución punto por punto”. Desde un
principio supo que necesitaba un apoyo, un apoyo económico que impulsara las ideas que
ella maquinaba “desde el alba hasta el atardecer”.

Según Leonor Rodríguez, sus tamales son los mejores del barrio Santa Lucía, en Bogotá.
Foto:
Jorge Serrato

En el 2010, Leonor participó en un programa de Educación Financiera del Grupo Aval y


aprendió a manejar sus finanzas y a proyectar su emprendimiento; por eso, asegura tener
claro que no se endeudaría en vano. Ocho años después, afirma que es gracias a los
esfuerzos y la confianza de la Corporación en su negocio que logró dar frutos en muy poco
tiempo.

El microcrédito no solo impulsó la compra de una mayor cantidad de materia prima,


sino también le brindó la oportunidad de adecuar el primer piso de su casa que hoy
sirve como el punto central de distribución de sus tamales y su nuevo producto, la
reconocida lechona tolimense. Ella está dispuesta a seguir creciendo mientras tenga salud y
vida.
Un programa que beneficia a 28.470 mujeres
La Corporación Microcrédito Aval es una organización sin ánimo de lucro, que
brinda oportunidades para el desarrollo de la población de más bajos ingresos en
Colombia(especialmente estratos 1 y 2).

Realiza préstamos a corto plazo (máximo 11 meses) para inversión en capital de trabajo, en
herramienta, equipo y progreso de negocio. Los créditos van desde 500.000 pesos hasta
12.000.000 millones y todos los beneficiarios tienen acompañamiento y formación en
educación financiera.

La mayoría de préstamos son solicitados por las mujeres (65 por ciento) que a través del
emprendimiento tienen la posibilidad de generar ingresos y potenciar las oportunidades
económicas para sus familias y comunidad.

“Así ellas pueden tener independencia económica, empoderamiento y manejo del tiempo
(para compartir con sus familias). Este grupo poblacional tiene mejores hábitos de
pagos, presentan mejores métodos de cancelación del crédito e irradian positivamente
a su entorno”, dice Duarte.

Actualmente existen ocho sedes de la Corporación Microcrédito Aval, ubicadas en las


localidades de Suba, Kennedy, Bosa, Usme, Engativá y Facatativá. Personas desde los 22
años pueden acceder a un microcrédito para hacer realidad su negocio, que en su mayoría
son peluquerías de barrio y satélites de confección.