Anda di halaman 1dari 4

CELEBRACIÓN RENOVACION DE LAS PROMESAS

DEL BAUTISMO

a) RITO DE ENTRADA

V/. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.


R/. Amén.

V/. El Señor Jesús, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu, que
pasó haciendo el bien, este con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

MONICIÓN

Todos nosotros fuimos bautizados de pequeños por decisión de


nuestros padres. Pero una cosa es la decisión de llevarnos a bautizar,
y otra muy distinta es vivir como bautizados, como cristianos. La
primera iniciativa la tomaron nuestros padres, la de vivir como
bautizados es un asunto personal de cada uno de nosotros.

Para ser consecuentes con nuestra condición de bautizados hemos de


comportarnos como verdaderos hijos de Dios. En primer lugar,
significarnos por el amor a Dios y a nuestros hermanos; en segundo
lugar, debemos adoptar en nuestros criterios, en nuestros hábitos de
conducta, las pautas que Jesús nos marca en el Evangelio; y en
tercer lugar, dejarnos amar por Dios.

Vamos a participar en esta celebración aquí, junto a la pila bautismal


de la que todos renacimos por el agua y el Espíritu, recordando y
renovando el compromiso de nuestro bautismo: vivir como hijos de
Dios.

B) CELEBRACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS (se toma de las


propias del bautismo).

Homilía

C) RENOVACIÓN DE LA FE Y LAS PROMESAS BAUTISMALES

Ahora vais a renovar vuestra fe, que es la fe de la Iglesia. Es la fe


que os han transmitido vuestros padres y toda la comunidad
cristiana. Hagamos por tanto profesión de nuestra fe.

V/. ¿Creéis en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la


tierra?
R/. Sí creo.

1
V/.¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de
Santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los
muertos y está sentado a la derecha del Padre?
R/. Si creo.

R/. ¿Creéis en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la


comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de
los muertos y la vida eterna?
Guiados por nuestra fe en Jesucristo y fortalecidos con la fuerza de
su Espíritu, vamos a renovar las promesas de vuestro bautismo de
manera que lleguéis bien preparados a hacer la Primera Comunión.

V/. ¿Renunciáis al pecado para vivir en la libertad de los hijos de


Dios?
R/. Sí, renuncio.

V/. ¿Renunciáis a todas las seducciones del mal, para que no domine
en vosotros el pecado?
R/. Sí, renuncio.

V/. ¿Renunciáis a Satanás, padre y príncipe del pecado?


R/. Sí, renuncio.

Y por último os pregunto:

V/. ¿Prometéis seguir a Jesucristo cumpliendo sus mandamientos?


R/. Sí, lo prometo.

Que el Espíritu Santo os ayude a manteneros siempre libres de


pecado y a vivir como Jesús nos enseña.

D) BENDICIÓN DEL AGUA Y ASPERSIÓN

Ahora queridos hermanos, invoquemos ahora a Dios Padre, para que


bendiga esta agua que va a ser derramada sobre nosotros en
memoria de nuestro bautismo, y pidámosle a Dios que nos renueve
interiormente, para que permanezcamos fieles al Espíritu que hemos
recibido.

Dios todopoderoso y eterno,


que por medio del agua,
fuente de vida y medio de purificación,
quisiste limpiarnos del pecado
y darnos el don de la vida eterna,
dígnate bendecir ✠ esta agua,
para que sea signo de tu protección
en este día consagrado a ti, Señor.
Por medio de esta agua
renueva también en nosotros la fuente viva de tu gracia,

2
y líbranos de todo mal de alma y cuerpo,
para que nos acerquemos a ti
con el corazón limpio
y recibamos dignamente tu salvación.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

R/. Amén.

El sacerdote asperge a los niños.

E) ORACIÓN DE LOS FIELES

Tras renovar nuestro bautismo, oremos a Dios nuestro Padre por


estos niños y por sus necesidades

— Para que estos niños crezcan en la vida nueva que recibieron en su


bautismo. Roguemos al Señor.

— Para que se mantengan constantes en el amor a Dios Padre.


Roguemos al Señor. Roguemos al Señor.

— Para que su fe se renueve con fuerza y progresen en el camino de


Jesucristo. Roguemos al Señor.

— Para que perseveren en su asistencia a la catequesis y no den


marcha atrás en su afán de seguir a Jesús y vivir en amistad con El.
Roguemos al Señor.

— Para que lleguen animados por el Espíritu de Jesús a participar del


Pan de la Eucaristía. Roguemos al Señor.

— Para que en todos se renueve la gracia del bautismo. Roguemos al


Señor.

Escucha, Señor, nuestra oración y concede a estos niños la dicha de


vivir en tu gracia unidos a Jesucristo y a su Iglesia. Te lo pedimos por
el mismo Jesucristo nuestro Señor.

F) PADRENUESTRO

Los que son bautizados renacen a la vida nueva de hijos de Dios,


llamándole Padre con amor filial. Por eso el día de vuestro bautismo,
vuestros padres y padrinos y toda la comunidad cristiana presente
rezaron en vuestro nombre el padrenuestro. Esta es la oración
característica de los que siguen a Jesús. Vamos a rezarlo juntos una
vez más, renovando así nuestro amor filial a nuestro Padre Dios.

3
G) ORACIÓN Y BENDICIÓN FINAL

Ya habéis renovado vuestra fe y las promesas del bautismo. No os


olvidéis que habéis declarado ante Dios y ante esta comunidad
cristiana vuestra decisión de vivir como cristianos de verdad.

Oremos.

Señor, Padre nuestro, mira estos niños, tus hijos, que están siguiendo
la catequesis y se proponen hacer la Primera Comunión para ser
cada día mejores cristianos; haz que te conozcan a Ti y a Jesucristo,
tu Hijo, y que con la fuerza del Espíritu Santo cumplan las promesas
del bautismo, que hoy han renovado con entusiasmo.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

El sacerdote bendice al pueblo.