Anda di halaman 1dari 19

Músculos del cuerpo humano

Los músculos son los motores del movimiento. Un músculo, es un haz de


Fibras, cuya propiedad más destacada es la contractilidad. Gracias a esta
facultad, el paquete de fibras musculares se contrae cuando recibe orden
adecuada. Al contraerse, se acorta y se tira del hueso o de la estructura sujeta.
Acabado el trabajo, recupera su posición de reposo.

Se distinguen tres tipos de tejido muscular:


 T.M. Estriado o Esquelético
 T.M. Liso
 T.M. Cardíaco

Los músculos estriados son rojos, tienen una contracción rápida y voluntaria y
se insertan en los huesos a través de un tendón, por ejemplo, los de la
masticación, el trapecio, que sostiene erguida la cabeza, o los gemelos en las
piernas que permiten ponerse de puntillas. Aquí abajo puedes ver el aspecto al
microscopio del tejido muscular estriado:

Los músculos lisos tapizan tubos y


conductos y tienen contracción lenta
e involuntaria. Se encuentran por
ejemplo, recubriendo el tubo digestivo o los vasos sanguíneos (arterias y
venas).

El músculo cardíaco (del corazón) es un caso especial, pues se trata de una


variedad de músculo estriado, pero de contracción involuntaria.

El cuerpo humano posee unos 650 músculos de acción voluntaria. Tal riqueza
muscular nos permite realizar innumerables movimientos. Hay músculos planos
como el recto del abdomen, en forma de huso como el bíceps o muy cortos
como los interóseos del metacarpo. Algunos músculos son muy grandes, como
el dorsal en la espalda, mientras otros muy potentes como el cuadriceps en el
muslo. Además los músculos sirven, junto con los huesos, como protección a
los órganos internos así como de dar forma al organismo y expresividad al
rostro.

Los músculos son conjuntos de células alargadas llamadas fibras. Están


colocadas en forma de haces que a su vez están metidos en unas vainas
conjuntivas que se prolongan formando los tendones, con lo que se unen a los
huesos. Su forma es variable. La más típica es la forma de huso (gruesos en el
centro y finos en los extremos) muy alargado.

Sus Propiedades:

 Son blandos
 Pueden deformarse
 Pueden contraerse

Su misión esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose en los
huesos.

En el cuerpo humano hay más de 650 músculos.

Los más importantes son:


En la cabeza señalemos:
Los que utilizamos para masticar, llamados Maseteros.
El músculo que permite el movimiento de los labios cuando hablamos:
Orbicular de los labios.
Los que permiten abrir o cerrar los párpados: Orbiculares de los ojos. Los que
utilizamos para soplar o silbar, llamados Bucinadores. Pulsa aquí para ver un
gran dibujo y aquí para ver otro.

En el Cuello:
Los que utilizamos para doblar la cabeza hacia los lados o para hacerla girar:
se llaman Esterno-cleido-mastoideos.
Los que utilizamos para moverla hacia atrás: Esplenio.
En el Tronco.
Los utilizados en la respiración: Intercostales, Serratos, en forma de sierra, el
diafragma que separa el tórax del
abdomen. Los pectorales, para
mover el brazo hacia adelante y los
dorsales, que mueven el brazo
hacia atrás. Los trapecios, que
elevan el hombro y mantienen
vertical la cabeza. Aquí puedes ver
los principales músculos del tronco
visto frontalmente:

En los Brazos destacamos:


El deltoides que forma el hombro.
El bíceps Braquial que flexiona el
antebrazo sobre el brazo.
El tríceps Branquial que extiende el
antebrazo.
Los pronadores y supinadores hacen girar la muñeca y la mano.
Los flexores y extensores de los dedos. Músculos de la mano

Pulsa aquí para ver cómo actúan combinadamente, contrayéndose o


relajándose, los músculos para extender o flexionar el brazo

En las Extremidades Inferiores destacamos:


Los glúteos que forman las nalgas.
El sartorio que utilizamos para cruzar una pierna sobre la otra.
El bíceps crural está detrás, dobla la pierna por la rodilla.
El tríceps está delante, extiende la pierna.
Los gemelos son los que utilizamos para caminar, forman la pantorrilla,
terminan en el llamado tendón de Aquiles.
Los flexores y extensores de los dedos.

Los músculos realizan el trabajo de extensión y de flexión, para aquello tiran de


los huesos, que hacen de palancas (pulsa aquí para ver un gráfico explicativo;
y pulsa aquí para ver los diferentes tipos de articulaciones). Otro efecto de
trabajo de los músculos es la producción de calor, lo que interviene en la
regulación de los centros nerviosos. En ellos se reciben las sensaciones, para
que el sistema nervioso elabore las respuestas conscientes a dichas
sensaciones.

Los músculos gastan mucho oxígeno y glucosa, cuando el esfuerzo es muy


fuerte y prolongado, provocando que los músculos no alcancen a satisfacer sus
necesidades, dan como resultado los calambres y fatigas musculares por
acumulación de toxinas musculares, estos estados desaparecen con descanso
y masajes que activen la circulación, para que la sangre arrastre las toxinas
presentes en la musculatura.

Tenemos más de doscientos huesos, unas cien articulaciones y más de 650


músculos actuando coordinadamente. Gracias a la colaboración entre huesos y
músculos mantenemos la postura y realizamos múltiples acciones.

EL SISTEMA OSEO
El conjunto de huesos y cartílagos: forma el esqueleto.

El tejido óseo combina células vivas (osteoblastos, osteocitos y osteoclastos) y


materiales inertes (sales de calcio y fósforo), además de sustancias orgánicas
de la matriz ósea como el colágeno, proteína que también está presente en
otros tejidos. Los huesos son órganos vivos que se están renovando
constantemente, gracias a las células óseas. Los osteoclastos son células que
destruyen el hueso, y éste es reemplazado por una nueva matriz ósea que
fabrican los osteocitos.
Las funciones del esqueleto son múltiples:
Sostiene al organismo y protege a los órganos delicados como el cerebro, el
corazón o los pulmones, a la vez que sirve de punto de inserción a los
tendones de los músculos, Los huesos se unen entre sí mediante ligamentos.

Además, el interior de los huesos largos aloja la médula ósea, un tejido que
fabrica glóbulos rojos y blancos. La cabeza está constituida por el cráneo y la
cara. Es una sucesión compleja de huesos que protegen el encéfalo y a otros
órganos del sistema nervioso central (ver Sistema Nervioso) También da
protección a los órganos de los sentidos, a excepción de el tacto que se
encuentra repartido por toda la superficie de la piel.

La columna vertebral es un pilar recio, pero un poco flexible, formada por una
treintena de vértebras que cierra por detrás la caja torácica. En la porción
dorsal de la columna, se articula con las costillas. El tórax es una caja
semirrígida que colabora activamente durante la respiración.

 En el cuerpo humano existen 208 huesos :

26 en la columna vertebral
8 en el cráneo.
14 en la cara
8 en el oído
1 hueso hioides
25 en el tórax
64 en los miembros superiores
62 en los miembros inferiores
Ejemplos de hueso largo, corto Algunos huesos de la cabeza.
y plano. nombres

o Hay varios tipos de o Algunas características de


huesos: los huesos:
Largos, como los del Son duros. Están formados por
brazo o la pierna. una sustancia blanda llamada
Cortos, como los de la osteína y por una sustancia dura
muñeca o las vértebras formada por sales minerales de
Planos, como los de la calcio y fósforo. Los huesos
cabeza largos tienen en su parte media
un canal central relleno de
médula amarilla, y las cabezas
son esponjosas y están llenas de
médula ósea roja.
o Función de los huesos:
Dar consistencia al cuerpo.
Ser el apoyo de los músculos y
producir los movimientos.
Sirven como centro de
maduración de eritrocitos
(glóbulos rojos). (Véase "cómo
se produce la sangre")

esqueleto

División Del Cuerpo Humano


Para El Estudio Del Sistema
Óseo:

o El cuerpo humano
se divide de la siguiente
manera para que sea
más comprensible y
universal: Cabeza,
Tronco y Extremidades

Huesos de la cabeza
Los huesos del cráneo son 8 y forman una caja resistente para proteger el
cerebro. Para ver un gran dibujo del cráneo pulsa aquí. Los huesos de la cara
son 14. Entre ellos los más importantes son los maxilares (superior e inferior)
que se utilizan en la masticación. Hay un hueso suelto a nivel de la base de la
lengua; llamado hioides, en la que sustenta en sus movimientos. En algunos
huesos de la cabeza hay huecos conectados con las fosas nasales que
contribuyen a que el aire inspirado se caliente y humedezca. Estos huecos,
denominados senos paranasales o cavidades sinusales, pueden inflamarse
originando una sinusitis.

Fontanelas del bebé: En el cráneo de un recién nacido los huesos no están


totalmente unidos. Pulsa aquí para ver un dibujo con explicaciones y aquí para
ver otro.

Huesos del tronco


La clavícula y el omóplato, que sirven para el apoyo de las extremidades
superiores.
Las costillas que protegen a los pulmones, formando la caja torácica.
El esternón, donde se unen las costillas de ambos lados. (Anterior)

Las vértebras, forman la columna vertebral y protegen la médula espinal,


también articulan las costillas. (Posterior). Pulsa aquí para ver otro gráfico.
La pelvis (ilion, isquión y pubis), en donde se apoyan las extremidades
inferiores.

Huesos de las extremidades superiores


Clavícula, omoplato y húmero formando la articulación del hombro
El húmero en el brazo.
El cúbito y el radio en el antebrazo
El carpo, formado por 8 huesecillos de la muñeca.
Los metacarpianos en la mano.
Las falanges en los dedos.
Huesos de las extremidades inferiores
La pelvis y el fémur formando la articulación de la cadera.
El fémur en el muslo
La rótula en la rodilla.
La tibia y el peroné, en la pierna
El tarso, formado por 7 huesecillos del talón.
El metatarso en el pie
Las falanges en los dedos.

Las Articulaciones
Son las zonas de unión entre los huesos o cartílagos del esqueleto. Se pueden
clasificar en: sinartrosis, que son articulaciones rígidas, sin movilidad, como las
que unen los huesos del cráneo; sínfisis, que presentan movilidad escasa como
la unión de ambos pubis; y diartrosis, articulaciones móviles como las que unen
los huesos de las extremidades con el tronco (hombro, cadera).

Las articulaciones sin movilidad (sinartrosis) se mantienen unidas por el


crecimiento del hueso, o por un cartílago fibroso resistente. Las articulaciones
con movilidad escasa se mantienen unidas por un cartílago elástico. Las
articulaciones móviles tienen una capa externa de cartílago fibroso y están
rodeadas por ligamentos resistentes que se sujetan a los huesos. Los extremos
óseos de las articulaciones móviles están cubiertos con cartílagos lisos y
lubricados por un fluido espeso denominado líquido sinovial producido por la
membrana sinovial. La bursitis o inflamación de las bolsas sinoviales (contienen
el líquido sinovial) es un trastorno muy doloroso y frecuente en las
articulaciones móviles.
El cuerpo humano tiene diversos tipos de articulaciones móviles. La cadera y el
hombro son articulaciones del tipo esfera-cavidad, que permiten movimientos
libres en todas las direcciones. Los codos, las rodillas y los dedos tienen
articulaciones en bisagra, de modo que sólo es posible la movilidad en un
plano. Las articulaciones en pivote, que permiten sólo la rotación, son
características de las dos primeras vértebras; es además la articulación que
hace posible el giro de la cabeza de un lado a otro. Las articulaciones
deslizantes, donde las superficies óseas se mueven separadas por distancias
muy cortas, se observan entre diferentes huesos de la muñeca y del tobillo.
Enlaces:

 ¿Qué es la Osteoporosis? Introducción a la enfermedad, su diagnóstico


y tratamiento, papel especial del reumatólogo e impacto en la población.
 ¿Qué es Osteoporosis? Sitio web donde encontraras dos imágenes
comparativas de un hueso normal y osteoporótico.

 Cómo Tratar y Prevenir la Osteoporosis Consideraciones generales


sobre la tendencia de algunas mujeres en los años posteriores a la
menopausia. Régimen alimenticio y ejercicios.

 FHOEMO Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades


Metabólicas Óseas. Presenta una serie de secciones dedicadas a sus
objetivos y actividades.

 Huesos de Gaucher, Los Hay bastantes tipos diferentes de células en


los huesos y el cúmulo de células de Gaucher en la medula ósea. La
pérdida adicional de hueso.
 Osteogénesis Imperfecta Espacio informativo sobre la enfermedad.
Facilita enlaces a organizaciones y otras páginas, una colección de
radiografías y sección de foro.

 Osteolinks Guía de enlaces relacionados con la osteoporosis. Se


requiere uso de una clave de acceso.

 Osteoporosis en Imágenes Detallada explicación de la osteoporosis, la


estructura ósea, la composición del hueso y fracturas más comunes en
la columna, cadera y muñeca

Articulación (anatomía)

Ilustración de una articulación sinovial (diartrosis).

En anatomía, una articulación es el medio de contacto que hace a la unión


entre dos huesos próximos. La parte de la anatomía que se encarga del estudio
de las articulaciones es la artrología. Las funciones más importantes de las
articulaciones son de constituir puntos de unión del esqueleto y producir
movimientos mecánicos, proporcionándole elasticidad y plasticidad al cuerpo,
además de ser lugares de crecimiento.

Para su estudio las articulaciones pueden clasificarse en dos grandes criterios:

 Por su estructura (morfológicamente).


 Por su función (fisiológicamente).

Morfológicamente, los diferentes tipos de articulaciones se clasifican según el


tejido que las une en varias categorías: fibrosas, cartilaginosas, sinoviales o
diartrodias.
Fisiológicamente, el cuerpo humano tiene diversos tipos de articulaciones, como la
sinartrosis (no móvil), sínfisis (con movimiento monoaxial) y diartrosis (mayor
amplitud o complejidad de movimiento).

Contenido

 1 Introducción
 2 Clasificación estructural
o 2.1 Sinoviales o móviles
o 2.2 Fibrosas o inmóviles
o 2.3 Cartilaginosas o semimóviles
 3 Clasificación funcional.
o 3.1 Diartrosis o articulaciones móviles
o 3.2 Anfiartrosis
o 3.3 Sinartrosis
 4 Fuentes

 5 Enlaces externos

Introducción

El cuerpo del adulto esta formado por 208 huesos aproximadamente, los cuales
son rígidos y nos sirven para proteger a los órganos blandos del organismo.
Los huesos están formados en su mayor parte por calcio, y a su vez ayudan al
equilibrio de éste (homeostasis).

Los huesos forman el esqueleto, el cual se divide en dos:

 Esqueleto axial: formado por cabeza, cuello y huesos del tronco


(costillas, esternón, vértebras y el sacro).
 Esqueleto apendicular: formado por huesos de los miembros incluidos
los que forman
 la cintura pectoral y la pélvica.

Los huesos son afectados por diversas enfermedades, al igual que los
músculos. Los músculos son caracterizados por su capacidad para contraerse,
por lo general en respuesta a un estímulo nervioso. La unidad básica de todo
músculo es la miofibrilla, estructura filiforme muy pequeña formada por
proteínas complejas.

Las articulaciones son zonas de unión entre los huesos o cartílagos del
esqueleto y se pueden clasificar en base a diversos criterios, como su
estructura o su función.

Clasificación estructural.

Las articulaciones se pueden clasificar según el tejido del cual están formadas,
como se muestra a continuación.
Sinoviales o móviles.

Permiten realizar una amplia gama de movimientos. Las sinoviales a su vez se


dividen en subarticulaciones:

 Articulaciones en bisagra, gínglimo o troclear: Las articulaciones en


bisagra son articulaciones sinoviales donde las superficies articulares
están moldeadas de manera tal que solo permiten los movimientos en el
eje perlateral (plano mediano o sagital) y solo pueden realizar dos tipos
de movimientos flexión y extensión. Por ejemplo, el codo, articulación
húmero-cubital (húmero-ulnar), la rodilla, fémuro tibial y en los dedos, en
la articulación entre las falanges proximal y medial y falange medial y
distal.
 Articulaciones planas, deslizantes o artrodias: Son articulaciones
sinoviales que se caracterizan porque sus superficies articulares son
planos y sólo permiten movimientos de deslizamiento. Ej. articulación
acromioclavicular, articulaciones intercarpianas.
 Articulaciones en pivote o trocoides: Son articulaciones sinoviales donde
las superficies articulares están moldeadas de forma parecida a un
pivote y sólo permiten movimientos en el eje longitudinal y los únicos
movimientos permitidos son los movimientos de rotación lateral y
rotación medial. Por ejemplo, la articulación del cuello, occípito-
atlontoidea, del codo (radio-cubital o radio-ulnar proximal, de la base
craneal o la existente entre el húmero y el cúbito. La pivotante del cuello
permite voltear la cabeza y la del codo permite torcer el antebrazo.
 Articulaciones esféricas o enartrosis: tienen forma de bola y receptáculo
y se caracterizan por el libre movimiento en cualquier dirección, como
por ejemplo, la cadera y el hombro.

 Articulaciones en "silla de montar" o de "encaje recíproco": reciben su


nombre, por que su forma es similar a la de una silla de montar. Por
ejemplo, la que está entre el primer metacarpiano y el hueso del carpo
(articulación carpometacarpiana del pulgar).

 Articulaciones condiloideas o elipsoidales: se forma donde dos huesos


se encuentran unidos de forma irregular y un hueso es cóncavo y otro
convexo.

Fibrosas o inmóviles.

Representación de un disco intervertebral, uno de los tipos de articulación


cartilaginosa.
Estas articulaciones son uniones de huesos en las que participa un tejido
fibroso, uniéndolos, la movilidad de estas articulaciones queda definida por la
longitud de las fibras del tejido. A modo de ejemplo cabe citar las articulaciones
de la espalda, las del sacro, las del cráneo las partes de la unión entre el
parietal,óccipital,frontal y temporales , algunas del tobillo y las de la pelvis. Pero
las articulaciones de la columna no son del todo inmóviles, ya que son lo
suficientemente flexibles como para permitir algún movimiento y mantener su
papel de soporte de la columna vertebral.

Hay 3 tipos de articulaciones fibrosas:

Sindesmosis: uniones semiinmóviles, donde una membrana une a los huesos.

Suturas: pueden ser planas, dentadas o escamosas ( se encuentran


principalmente en el cráneo).

Esquindilesis: tipo de articulación fibrosa que se encuentra únicamente en la


unión entre el vómer y la cresta del esfenoide.

Cartilaginosas o semimóviles.

Este tipo de articulaciones se lleva a cabo entre cartílago y hueso, no permiten


tanto movimiento como las moviles. Pueden ser sincondrosis cuando están
hechas de cartílago hialino o sínfisis cuando son de fibrocartílago, son de dos
tipos:

• Articulaciones cartilaginosas primarias, que son uniones pasajeras entre


huesos por medio de cartílagos como las uniones entre partes de un mismo
hueso en crecimiento.

• Articulaciones cartilaginosas secundarias o sínfisis, que son uniones


cartilaginosas entre dos huesos por un cartílago muy robusto muy poco
movibles y definitivas.

Clasificación funcional.

Las articulaciones también pueden ser clasificadas funcionalmente, según el


grado de movilidad que permitan realizar.

Diartrosis o articulaciones móviles.

El término diartrosis procede del griego día, separación, y arthron, articulación.


Son las más numerosas en el esqueleto. Se caracterizan por la diversidad y
amplitud de los movimientos que permiten a los huesos. Poseen cartílago
articular o de revestimiento en ambas partes de la articulación. Un ejemplo
típico de diartrosis es la articulación glenohumeral, la articulación que une el
húmero con la escápula. En el contorno de la cavidad glenoidea se halla el
rodete marginal o rodete glenoideo. Las dos superficies articulares están
unidas por la cápsula que se fija alrededor de la cavidad glenoidea de la
escápula y del cuello anatómico del húmero. La cápsula está reforzada
exteriormente por ligamentos extracapsulares e interiormente está tapizada por
la sinovial. Los movimientos varían según el tipo de diartrosis:

 Enartrosis: las superficies articulares que intervienen son esféricas o


casi esféricas, una cóncava y una convexa. Realizan todos los
movimientos posibles en el espacio (articulación multiaxial), como por
ejemplo la articulación glenohumeral y la coxofemoral.
 Condilartrosis: las superficies articulares son alargadas, una convexa y
una cóncava. Efectúan todos los movimientos posibles salvo el de
rotación.
 Trocleartrosis: las superficies articulares son una polea o tróclea y dos
carillas separadas por una cresta. Ejecutan los movimientos de flexión y
extensión. Por ejemplo, la articulación del codo.
 Encaje recíproco: cada una de las superficies articulares es cóncava en
un sentido y convexa en el otro, en forma de silla de montar. La
convexidad de una superficie corresponde a la concavidad de la otra.
Menos la rotación, realizan todos los movimientos, pero con poca
amplitud.
 Trocoides: las superficies articulares son un eje óseo y un anillo
osteofibroso. Poseen un movimiento de rotación. Como el Atlas con la
apófisis odontoides del Axis.
 Artrodias: las superficies articulares son más o menos planas, y se
deslizan una sobre otra. Poseen un movimiento multiaxial con escaso
desplazamiento.

Anfiartrosis.

Este tipo de articulaciones se mantienen unidas por un cartílago elástico y


presentan una movilidad escasa, como la unión de los huesos del pubis
(sínfisis del pubis), que durante el parto realiza un movimiento muy amplio, y la
articulación entre los cuerpos de vértebras adyacentes.

Podemos diferenciar dos tipos:

 Anfiartrosis verdaderas: incluyen las articulaciones de los cuerpos


vertebrales, la sacro-coccígea y la sacro-vertebral.
 Diartroanfiartrosis: subtipo de articulación cuyas características le
colocan entre las diartrosis y las anfiartrosis debido a su posibilidad de
presentar una cavidad articular dentro del ligamento interóseo, como la
articulación del pubis, la sacroilíaca y la esternal superior.

Anfiartrosis verdaderas o típicas: Las superficies articulares se encuentran


recubiertas por finos discos de cartílago hialino, disco fibroso o cartilaginoso y
ligamentos periféricos.

Sinartrosis.

Estas articulaciones se mantienen unidas por el crecimiento del hueso, o por un


cartílago resistente. Son articulaciones rígidas, sin movilidad, como las que
unen los huesos del cráneo, o con una movilidad muy limitada, como la unión
distal entre ulna y radio. Se subdividen a su vez en diversos tipos:

 sincondrosis: el tejido que sirve de unión en la articulación es


cartilaginoso, como en las articulaciones esfeno-occipital, petrostiloidea
y vómero-etmoidal.
 sinfibrosis: el tejido que sirve de unión en la articulación es fibroso. La
forma del borde de unión de la articulación permite subdividir este tipo
en otros tres:
o ** sinfibrosis escamosa: bordes en bisel, como se observan en la
articulación parieto-temporal.
o sinfibrosis armónica: bordes rugosos, como se observan en las
articulaciones naso-nasal, naso-maxilar y ungui-maxilar.
o gonfosis: Inserción del diente en el hueso maxilar superior e
inferior.