Anda di halaman 1dari 15

SERIGRAFÍA

MALLAS

Mamani Quispe Gregory


Pacheco Bazan Ricky
Valeriano Nicole
Velasquez Huanca Jhon Richard
| 3ro “A” | 01/04/2019
Malla serigráfica
Uno de los elementos básicos para realizar serigrafía es la pantalla. La pantalla está compuesta
de dos partes, por un lado un marco, que puede ser de madera o de aluminio, y una tela,
también llamada malla. La tela está colocada sobre el marco de forma muy tensa y es en ella en
la que plasmamos los diseños y nos permite reproducirlos tantas veces como queramos. Elegir la
malla adecuada para el trabajo que vamos a realizar y la calidad de la misma puede ser
determinante para conseguir un buen resultado en nuestra estampación.

De que está constituida la tela serigráfica


En la antigüedad, en los albores de la serigrafía en China y Japón, se cree que utilizaban mallas
de cabellos humanos muy tensados. Más tarde, se comenzaron a utilizar tejidos naturales como
la seda o el organdí facilitando así los procesos de preparación y la durabilidad de la pantalla.
Aun así las telas que utilizamos actualmente distan mucho de estos primeros años. A partir de la
Segunda Guerra Mundial el sector de la serigrafía se desarrolló notablemente y comenzaron a
utilizarse telas sintéticas.

Las telas sintéticas tienen una gran ventaja frente a las naturales. Están expresamente fabricadas
para realizar serigrafía con hilos monofilamento, muy finos, que permiten crear tramas
adaptadas a las necesidades del trabajo a realizar. También son mucho más duraderas y
resistentes, mantienen mejor las propiedades a lo largo del tiempo y son resistente a los
agresivos productos químicos que se utilizan en serigrafía.

Características de la malla serigráfica

Los tejidos naturales como el Organdí o la Seda se utilizaron en las primeras Mallas para
Serigrafía, pero luego de la Segunda Guerra Mundial comenzaron a usarse fibras sintéticas.
Éstas podrían agruparse en dos grandes categorías: las Poliamidas (Nylon) y
los Polyester (Terylene), las cuales tienen grandes ventajas: ya que se trata de
fibras monofilamento de muy poco grosor con las que es posible confeccionar mallas muy finas,
tienen una gran resistencia al desgaste mecánico y mucha estabilidad dimensional (sobre todo el
Polyester) y son resistentes a la abrasión tanto de los productos químicos de limpieza como de
los disolventes. Actualmente se ofrece en el mercado una amplia gama de mallas para serigrafía,
cada una ideal para distintas aplicaciones:

Para que una Malla funcione adecuadamente tiene que ser permeable para permitir el paso
de líquidos o sustancias viscosas como las tintas o solventes; la impresión es posible al bloquear
la tela con una solución fotosensible (la emulsión) que, mediante un proceso de revelado,
permite el paso de la tinta sólo en ciertas zonas para lograr imprimir una imagen sobre el
sustrato.

Las Mallas están disponibles en colores blanco, amarillo e incluso naranja o rojo, debido a que
éstos mitigan el efecto de la dispersión de la luz en la exposición directa a los rayos ultravioleta,
permitiendo obtener una mejor calidad en la definición del diseño.

Además traen una numeración en el borde que indican la cantidad de hilos que tienen por
centímetro o pulgada lineal, entre menor sea el número de hilos, más amplios son los orificios
por donde pasarán los líquidos; y si el número es alto sucede exactamente lo contrario.

El sustrato y la cantidad de hilos en la tela no son los únicos elementos a tomar en cuenta
cuando se trata de seleccionar la Malla mas adecuada. En el mercado existe una amplia variedad
de tintas y cada una tiene diferentes densidades, incluso hay algunas especiales con escarcha o
cristales, de modo que necesitan una apertura de hilos más amplia que la que se usaría con una
tinta convencional. Además es importante considerar que a través de una malla no sólo pasará
tinta, sino pegamentos y otros líquidos, según sea la aplicación.

Geometría del Tejido de las Mallas

Es muy importante conocer bien la geometría del tejido para determinar con anterioridad
muchos pasos en la producción de una buena pantalla para distintos trabajos serigráficos.

Un tejido está confeccionados por hilos. Se llaman hilos de Urdimbre(Fk) aquellos que son
los hilos largos del rollo y se llaman hilos de Trama(Fs) los perpendiculares a éstos, los que
se “tejen”.

Ligamento

El Ligamento es el tipo de entrelazamiento que existe entre los hilos de Urdimbre y los hilos de
la Trama, los hay de dos tipos:

 Tafetán con una relación de 1:1 (se cruzan alternándose entre ellos cada vez que se
"encuentran") y,
 Sarga en relaciones de 1:2 y 2:2 (se "salta" el traslape cada uno o dos hilos).
Información en Hojas de Especificación

En las "Hojas de Especificación Técnica", cada fabricante de mallas emplea


una nomenclatura que resulta un poco confusa; con la intención de que podamos todos
entender estos términos técnicos es que a continuación explicamos cada uno de ellos y
mostramos una infografía que nos ilustre adecuadamente.

Es importante saber que dos mallas con la misma cantidad de hilos puede parecer idénticas a
simple vista, pero pueden brindar un resultado muy diferente al momento de ser empleadas en
una aplicación específica; de ahí que esta información siempre será muy importante dominar si
se desea ser un verdadero profesional en este campo; resumiendo:

 Según la cantidad de hilos que tenga el tejido por centímetro se tendrá el número
del tejido(n).

 Según el diámetro del hilo(d) se podrá conocer la resistencia del tejido al tensado.

 Según la cantidad de hilos por centímetro y su diámetro se tendrá la abertura


de malla(w) de dicho tejido.

 Según la cantidad de hilos por centímetro, según el diámetro del hilo y según el
ligamento efectuado se tendrá el Espesor del Tejido(D), la superficie abierta del tejido
y el volumen teórico de tinta del mismo. (Un tejido grueso necesitará mayor cantidad de
emulsión, mayor tiempo de insolación e imprimirá con mayor cantidad de tinta).
 Pitch(t) o Partición del Tejido es la suma del diámetro del hilo y de la abertura de
malla. Se emplea para cálculos matemáticos relacionados con el desempeño de la malla
ante diversos esfuerzos mecánicos.

El Espesor de un Tejido sintético es siempre menor a la suma de dos diámetros de hilo,


porque al tejerse en el telar, los hilos están tensionados, deformándose y aplastándose. El de un
tejido metálico por el contrario es siempre mayor al de la suma de dos diámetros de hilo por la
dificultad al tejerlos por ser hilos rígidos. (Los tejidos de hilos metálicos se utilizan para la
impresión con tintas termoplásticas).

A mayor espesor, mayor volúmen teórico de tinta y mayor depósito de la misma sobre el
sustrato.

Abertura de la Malla(w)

La abertura de la malla es quizás la variable mas importante a tener en consideración


cuando nos encontramos con dos mallas de idéntica cantidad de hilos; es la distancia entre dos
hilos de Urdimbre o de Trama, y se mide en el plano proyectado del tejido.
La abertura de la malla determina el valor límite del tamaño medio de las partículas de la
tinta de serigrafía que pasan a través de ella.

Esta determina aspectos como:

 El máximo detalle fino imprimible.

 El comportamiento de distribución de la tinta.

 El grosor del depósito de la tinta.

Nota: Para la "capacidad del paso de la tinta" el tamaño medio de partículas de la tinta debe
ser menor que la abertura de la malla del tejido, por lo menos 1/3 menor.

Capacidad de Resolución

La Capacidad de Resolución fotográfica depende en primer lugar del número de


hilos(n) y de la relación entre el grosor del hilo(d) y la abertura de la malla(w).

En principio, la Capacidad de Resolución de un tejido con una abertura de


malla(w) mayor que el grosor del hilo(d), es superior a la de un tejido en el que la abertura de
malla(w) es menor que el grosor del hilo(d).

Tipos de mallas
El número de hilos

Cuando buscamos telas de serigrafía encontraremos en el mercado que están clasificadas con un
número y junto a él una serie de letras que pueden ser W, Y, T o HD. Este número hace
referencia al número de hilos por centímetro cuadrado que tiene la tela.

Como indicaba anteriormente, las telas de serigrafía están fabricadas con hilos monofilamento
de nylon o poliéster. Estos hilos están entrelazados entre sí formando la malla. Entre los hilos
quedan espacios vacíos que permiten que la tinta se cuele para estampar el diseño. Cuantos más
hilos tenga la malla, es decir, cuanto mayor sea el número de la tela, menos espacio habrá para
que se cuele la tinta y por lo tanto se necesitarán tintas más líquidas. Por el contrario, cuanto
menor sea el número, menor número de hilos tiene la malla y los huecos serán mucho mayores.
Podremos encontrar telas que se mueven entre los 10 y los 200 hilos aunque lo habitual son
siempre los números intermedios.

A modo de referencia puedes tomar las siguientes indicaciones pero, mi recomendación cuando
estás realizando una serigrafía artesanal y solo dispones de una o dos pantallas para todo, lo
mejor es optar por una cifra intermedia entre 40 y 60 hilos.

 De 21 a 37 hilos: Tintas cerámicas.


 De 45 a 61 hilos: Textiles
 De 77 a 100 hilos: Gráfica, papel.
 A partir de 120: PVCs y otros materiales.

En cuanto a las letras que acompañan a este número, tenemos tres clasificaciones.

Por un lado el color de la tela está definido por las letras “W” ( White / Blanco ) y “Y” (Yellow /
Amarillo). También existen telas naranjas y rojas pero a nivel casero son muy poco frecuentes.

La “h” nos hace referencia a “hilos” por lo tanto, 43h serían 43 hilos.

Por último cuando encontramos las siguientes letras nos indica el tipo de fibra de la malla. HD:
fibra espesa, T: fibra normal, M: fibra mediana, S: fibra ligera)

Mallas sintéticas

Las fibras sintéticas se podrían agrupar en dos grandes grupos; las poliamidas (Nylon) y los
poliésteres (Terylene). Estas fibras ofrecen una serie de ventajas como

 Son fibras monofilamento y de muy poco grosor, por lo que se pueden confeccionar
mallas muy finas.
 Gran resistencia al desgaste mecánico lo que supone mayor durabilidad.
 Gran estabilidad dimensional (especialmente el poliéster).
 Resistencia a la abrasión tanto de los productos químicos utilizados en su recuperación y
limpieza como de los disolventes.
 Gran uniformidad en su fabricación pudiendo conseguir tejidos de gran finura.
Hilo monofilamento (de una sola hebra)

Numeración

Numeración de las mallas de serigrafía

La numeración de las mallas se refiere al número de hilos que hay en 1 cm


lineal o en una pulgada lineal.
Las numeraciones de malla para uso en serigrafía están comprendidas entre 10 y 200
hilos por cm lineal. En general las mallas más abiertas, de numeración más baja,
dejan un depósito más grueso de tinta y son más resistentes, pero dan menor
definición en matrices fotograbadas. Por otro lado las mallas cerradas (o más
finas), de numeración alta, dejan depósitos de tinta más delgados y dan mayor
definición en matrices fotograbadas, pero son menos resistentes.

Características

Las mallas sintéticas se clasifican según dos parámetros:

1. Por el número de hilos por centímetro de borde del tejido que varía de 12
a 200.
2. Según el grado de densidad de los hilos, se nombra con las letras:

a) HD Fibra espesa y fuerte


b) T Fibra normal
c) M Fibra mediana
d) S Fibra ligera de diámetro pequeño.

Con la combinación de estos dos parámetros, se definen las diferentes mallas:

 Cuanto mayor sea el número de hilos, el grado será más ligero.

 La densidad de la malla determina el tamaño de la abertura de ésta. A


mayor densidad menor abertura.
Selección de las mallas

Dada la gran cantidad de tipos y calidades de mallas existentes, es importante


la elección correcta de éstas para conseguir buenas estampaciones.
Para la correcta selección de la malla, se han de tener en cuenta
fundamentalmente dos consideraciones:

1. El depósito de tinta
2. La imagen a reproducir

El depósito de tinta

La densidad de las mallas tiene una relación directa sobre el depósito de tinta.
Para conseguir depósitos elevados, se deberá seleccionar un grado de
densidad HD y número de hilos 100 o inferior.
Para imprimir con tintas textiles con partículas de pigmentos gruesos, son
necesarias también mallas de baja densidad (40 T a 77 T).
Si por el contrario lo que desea es un depósito de tinta fino o reproducción de
colores translúcidos, utilizará los tipos de malla ligera (S) y con número de hilos
120 ó superiores.

La imagen a reproducir

Es el segundo factor que influye en la elección de la malla, dependiendo de las


cualidades del clisé. Para clisés de trama o trazos finos conviene elegir mallas de
100 hilos/cm. o superiores y densidad T.
Como regla general se debe tener en cuenta lo siguiente: el diámetro del
hilo no debe ser mayor que el punto más pequeño de la trama a reproducir pues
puede que la dimensión del hilo coincida con la del punto quedando
superpuesto y por consiguiente bloqueado produciendo entonces fallos en la
reproducción de tramas finas.
A continuación se enumeran los tipos de malla frecuentemente usados
en serigrafía.

PRESIÓN GRÁFICA CON TINTAS A BASE DE SOLVENTES


(LÁMINAS LISAS EN GENERAL)
Nylon Monofilamento Poliéster Monofilamento
Uso general -- 110T -130T
Detalles finos -- 120T -180T
Cuatricromías -- 120T - 200T
Impresión de superficies planas -- 90 -140
Imp. de superficies irregulares 90 - 140 --
Depósitos delgados de tinta -- 120T - 200T
Barnices a base de solventes -- 62 -120
Impresiones en relieve -- 77HD-9OHD
Tintas Fluorescentes -- 70T -110T
Tintas cubrientes -- 95T -110T

IMPRESIÓN TEXTIL CON TINTAS A BASE DE AGUA Y RESINAS ACRÍLICAS

Nylon Monofilamento Poliéster Monofilamento


Toallas 20T - 35T 20T - 35T
Adhesivo flock 18T - 32T 18T - 32T
Pasta glitter 12T - 34T 12T - 34T
Puff, inflado o relieve 20T - 40T 20T - 40T
Mix . -- 30T - 50T
Blanco cubriente 30T - 60T 30T - 60T
Colores cubrientes 30T - 55T 30T - 55T
Camisetas claras 43T - 49T 43T - 49T
Uso general 40T - 50T 40T - 50T
Detalles finos -- 55T - 65T
Serinet.net
Mallas de poliamida (nylon)

Tienen gran resistencia al desgaste y a la abrasión así como a los productos


químicos y disolventes. Su elasticidad las hace muy útiles para la impresión de
objetos con superficies desiguales.

Mallas de poliéster

Mejor estabilidad dimensional que el Nylon, ofrece mayor resistencia al tensado


lo que le hace ser el más comúnmente utilizado en la impresión serigráfica. Es
de superficie lisa, estructura regular y fácil limpieza.
Tanto el Nylon como el Poliéster, se pueden presentar en el mercado
coloreados. Este teñido (amarillo, naranja o rojo), mitiga el efecto de dispersión
de la luz en la exposición directa a los rayos ultravioletas, absorbiendo dicha
radiación U.V.
Cuando se emplean este tipo de mallas, los tiempos de exposición sufrirán
incrementos de entre el 50 y 100 %.

Poliéster metalizado

Para trabajos que requieran gran precisión y estabilidad dimensional como la


impresión de circuitos impresos. Son mallas de Poliéster tratadas con níquel
después de haber sido tejidas.
El metalizado hace que la electricidad estática generada por la fricción de
la regleta contra el tejido sea expulsada a través de éste al actuar como conductor
eléctrico.
Estas mallas también se emplean en impresiones con tintas termoplásticas
(han de calentarse durante la impresión).
Mallas antiestáticas

Creadas a base de mezcla de Poliéster y un Nylon carbonizado, lo que hace


que la electricidad estática se descargue de la pantalla facilitando la impresión de
materiales plásticos y evitando que las partículas de polvo se adhieran a los
mismos impidiendo su impresión.

Mallas calandradas

Mallas creadas para reducir el depósito de tinta cerca del 50 %. Empleadas


principalmente para imprimir con tintas U.V. (100 % de contenido sólido).
Se consiguen aplanando una de las caras de la malla al pasar rodillo o
calandras calientes sobre su superficie.

Mallas de acero inoxidable

Empleadas en aplicaciones industriales para impresiones de gran precisión


(circuitos impresos) y depósitos altos de tinta. También se emplean en decoración
de cristal, cerámica y porcelana, así como con tintas termoplásticas.
Sin embargo su precio es muy elevado así como su vulnerabilidad al roce
dada su poca elasticidad. Para su tensado se requiere equipo especial.

Mallas de poliéster de alta tensión (high tech)

Recientemente desarrolladas, estas mallas están dotadas de una mayor


resistencia a la extensión alcanzando niveles de tensión superiores a las mallas
convencionales (hasta 100 newton/cm.) a la vez que la pérdida de tensión por el
uso es sensiblemente inferior.
A estas dos anteriores ventajas habría que sumar una reducción de la
distancia de contacto (espacio entre la malla y la superficie a imprimir) lo que
conllevaría un mejor registro junto con una mejor calidad de impresión ya que
reduce el nivel de fricción de la regleta contra la malla redundando a su vez en
una mayor durabilidad de ésta.