Anda di halaman 1dari 1

CÓMO LO AMARGO SE VUELVE DULCE

Exo 15:22
Entonces Moisés guió al pueblo de Israel lejos del mar Rojo, y se internaron en el desierto de Sur (SHUR: PARED).
Viajaron por este desierto durante tres días sin encontrar agua. UN CAMINO DE TRES DÍAS INDICARÍA UN VIAJE
DE UNOS 40 O 50 KM. (VER 3:18; 5:3). CON EL GANADO Y LA GRAN CANTIDAD DE GENTE, SE HUBIERA ACABADO
EL AGUA QUE LLEVABAN CONSIGO. AL LLEGAR A LOS POZOS CON SED Y ESPERANZA, SE ENCONTRARON CON
QUE LAS AGUAS NO ERAN POTABLES (V. 23).
Éxo 15:23
Cuando llegaron al oasis de Mara, no pudieron beber el agua porque era demasiado amarga. Por eso llamaron al
lugar Mara (que significa «amarga»).
Éxo 15:24
Entonces la gente se quejó y se puso en contra de Moisés. «¿Qué vamos a beber?», reclamaron.
DESDE EL PRINCIPIO SE HIZO EVIDENTE QUE EL PUEBLO HABÍA PUESTO SUS OJOS EN MOISÉS. EL ERA COMO UN
PADRE A QUIEN LOS ISRAELITAS BUSCABAN PARA RESOLVER SUS PROBLEMAS. EN ESTA ETAPA, PODRÍA
CONSIDERARSE NORMAL ESTA TENDENCIA DEL PUEBLO. ISRAEL ERA COMO UN BEBÉ QUE DEMANDA LECHE DE
SU MADRE, SIN IMPORTAR LAS CIRCUNSTANCIAS. MOISÉS SE COMPORTÓ COMO UN PADRE, Y BUSCÓ LA
SOLUCIÓN. PERO COMO NO HABÍA SOLUCIÓN HUMANA, ÉL SABÍA QUE DEBÍA BUSCAR A DIOS PARA RESOLVER
EL PROBLEMA. (SALMO 78:19).

Éxo 15:25
Así que Moisés clamó al SEÑOR por ayuda (SALMO 50:1-15// DEUTERONOMIO 8:1-3), y él le mostró un trozo de
madera. Moisés echó la madera al agua, y el agua se volvió potable. (2 REYES 2:21 – 1 CORINTIOS 1:18). AL
ENDULZAR LAS AGUAS AMARGAS, DIOS ENSEÑA AL PUEBLO DE ISRAEL QUE LOS MANDAMIENTOS PUEDEN
TRANSFORMAR UNA VIDA AMARGA EN UNA DULCE Y PLACENTERA.
(SALMO 119:103) ¡CUÁN DULCES SON A MI PALADAR TUS PALABRAS! MÁS QUE LA MIEL A MI BOCA. (SALMO
19:7-10).

Fue allí, en Mara, donde el SEÑOR estableció el siguiente decreto como una norma para probar la fidelidad del
pueblo (JOSUÉ 24:15).
Éxo 15:26
Les dijo: «Si ustedes escuchan atentamente la voz del SEÑOR su Dios y hacen lo que es correcto ante sus ojos,
obedeciendo sus mandatos y cumpliendo todos sus decretos, entonces no les enviaré ninguna de las enfermedades
que envié a los egipcios; porque yo soy el SEÑOR, quien los sana». (DEUTERONOMIO 7:12- 15).
ALLÍ EL SEÑOR SE PRESENTÓ COMO YEHOVÁ RAFÁ—EL SEÑOR TU SANADOR. EN HEBREO, ROFÉ ES MÉDICO. EL
SEÑOR RELACIONA LA OBEDIENCIA A LOS MANDAMIENTOS CON LA SANIDAD. [NOTA: JESÚS ACLARÓ QUE NO TODA
ENFERMEDAD ES PROVOCADA POR PECADO (JUAN 9:1-3), PERO MUCHAS SÍ (JUAN 5:14).] EL MUNDO VIVE COMO
QUIERE Y VIVEN LAS CONSECUENCIAS DE ELLOS, PERO LOS MANDAMIENTOS GUÍAN AL PUEBLO PARA QUE LES
VAYA BIEN EN SUS VIDAS.

Éxo 15:27
Después de salir de Mara, los israelitas viajaron hasta el oasis de Elim, donde encontraron doce manantiales y
setenta palmeras. Y acamparon allí, junto a las aguas.
COMO VEMOS, EL PROBLEMA NO ERA LA “FALTA DE AGUA”, PORQUE DIOS PODÍA PROVEERLES O GUIARLOS A UNA
FUENTE. EL PASO POR MARA FUE PARA ENSEÑARLES UNA LECCIÓN AÚN MÁS IMPORTANTE.