Anda di halaman 1dari 47
ANDRE BIELER Dr. en Ciencias Econémicas EL HUMANISMO SOCIAL DE CALVINO Prefacio del Dr, W. A. Visser’t Hooft EDITORIAL ESCATON Bdo, de Irigoyen 650, dept. 4 Buenos Aires, Argentina ‘Titulo original en francés: L’Humanisme Social de Calvin © 1961 por Editorial Labor et Fides Publicado por Editions Labor et Fides, Ginebra, Suiza. ‘Traduccién al castellano: Antonio Cesari Galés © Copyright 1973 Editorial Escatén Queda hecho el depésito que previene Ia Tey. La impresién de este libro ha sido auspiciada por AMERICAN CALVINISTIC FELLOWSHIP Estados Unidos de Norteamérica IMPRESO EN ARGENTINA PRINTED IN ARGENTINA PREFACIO Sélo se puede hablar con sencillez y claridad de aquellas cosas que se conocen a fondo. Habiéndonos dado en su libro “El pensamiento econdmico y social de Calvino” un anilisis profundo y original de la éti- ca social del Reformador de Ginebra, el pastor Biéler nos da ahora un resumen notablemente claro de las convieciones centrales que dominan esa ética. Muchos lectores se asombrarin al encontrar un Calvino muy diferente de la imagen que habian reci- bido de él. gCalvino, que parece obsesionado por la gloria de Dios, un humanista? ;Calvino, acusado de ser el padre del “laissez-faire” capitalista, un soci lista personalista? gCalvino, el autocrata, un defensor en muchos aspectos, de la igualdad? El senor Biéler conoce bien su tema. Quienes deseen profundizar ha- bran de referinse a su trabajo principal, donde encon- trarén las pruebas detalladas de lo que adelanta aqui el autor, Calvino ha sido con demasiada frecuencia interpre- tado a través del calvinismo. Ese calvinismo hizo una seleccién en su herencia y dejd a un lado aspectos im- portantes del pensamiento del maestro. Las Iglesias calvinistas twvieron poco tiempo la valentta y la vita- lidad que hubieran sido necesarias para cumplir con su misin profética, la cual era para Calvino un de- ber esencial de la Iglesia. Si se hubiera escuchado a Galvino ciertas grandes desgracias habrian sido evitadas. Voy a dar un ejem- plo. Todos sabemos la inmensa importancia que ha tenido para el comunismo el slogan: “A cada uno se- gin sus necesidades, de cada uno segiin sus capa- cidades.” Lenin considera que la meta final del con munismo habré sido alcanzada cuando ese slogan ha- ya sido realizado. Lenin supone que ese slogan pro-