Anda di halaman 1dari 22

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”

FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN Y NEGOCIOS

DIRIGIDO POR EL PROFESOR:

Norma Anabel del Águila Posadas

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

TEMA:

HISTORIA DEL JIRON DE LA UNION

PRESENTADO POR:

● Cáceres Ruiz, Daniela


● Herrera Cuivin, Jhon
● Fernández Vásquez, Saúl
● Reyes Cornelio, Jhon

LIMA - PERÚ

2018
INTRODUCCION

El presente informe corresponde al curso de Responsabilidad social empresarial, con el fin de


examinar el presente estado de una de los espacios más concurridos y famosos de Lima, Jirón de la
Unión. Este informe recolecta aspectos importantes sobre el estado actual de este Jirón tan
famoso. Comenzamos comentando su historia y espacios más importantes que tiene, para luego
explicar alguno de los sucesos con los que nos encontramos en el recorrido que como grupo y
salón realizamos el día miércoles 14 de noviembre del presente año.

Es conocido por muchos que Jirón de la Unión es uno de los espacios nocturnos que tiene la
capital, en la cual se puede ver el tránsito de personas durante todo el día y sobre todo en el sector
que tiene más espacios para compartir y de ocio como la Plaza San Martín. La vida nocturna en
Jirón de la Unión es anfitriona para turistas extranjeros, nacionales, y residentes de las cercanías y
distritos aledaños. Las personas que gozan de este tipo de entretenimiento son de todo tipo, desde
músicos que se reúnen en los bares más escondidos, como ejecutivos que comparten con
compañeros de oficina, y hasta parejas de enamorados para disfrutar un momento íntimos en
algún restaurante o bar.

Pero el entretenimiento no solo es nocturno, también es familiar en el transcurso del día, tarde y
noche. Las familias y estudiantes pueden gozar de películas para todo tipo de presupuesto, en el
Cine Star como en Cineplanet para personas que están dispuestas a pagar un poco más. Por otro
lado, pueden disfrutar de un almuerzo o una cena dentro de alguno de los locales de comida
rápida que se encuentran a lo largo del Jirón. Se pueden apreciar marcas no solo peruanas si no
también extrajeras.

Por otro lado, los visitantes pueden realizar alguna compra impulsiva dentro de alguna de las
boutiques o tiendas por departamento que se pueden encontrar. Marcas nacionales e
internacionales, pertenecen y decoraran este espacio largo para que las personas que realizan una
visita, o tienen planificas algunas de sus compras puedan quedar satisfechas al terminar su
recorrido.

Jirón de la Unión por más que sea unos de los espacios de entretenimiento y turísticos más
emblemáticos y antiguos de Lima, no es del todo un espacio perfecto. Se pueden apreciar muchos
problemas que son competencia del gobierno municipal y cultural por parte de sus visitantes. Los
problemas que se pueden encontrar a lo largo van desde contaminación ambiental por los
desperdicios que dejan los locales de comercio, hasta delincuencia y distintos delitos que pueden
ocurrir a cualquier hora.

Por último, se puede apreciar en las fotografías que se tomaron durante el recorrido, lugares
históricos y parte del patrimonio cultural conformado por casonas en buen estado y que han sido
marcadas con unos triángulos negros y blancos, para ser identificadas de una manera más fácil.
HISTORIA DEL JIRON DE LA UNION

El Jirón de la Unión es una calle del Damero de Pizarro en el centro histórico de Lima, capital del
Perú. Durante muchos años fue la vía más importante de la ciudad, caracterizada por ser la más
"aristocrática" y en donde se reunían los más célebres habitantes de la ciudad. Posteriormente,
con el deterioro del centro histórico de Lima, el Jirón de la Unión perdió su carácter aristocrático
para asumir uno totalmente comercial. En el 2013, fue elegida la sexta calle más cara de América
Latina por Collares International.

El Jirón de la Unión fue tendido por el conquistador Francisco Pizarro cuando fundó la ciudad de
Lima el 18 de enero de 1535. Es la vía que se encuentra al lado oriental de la Plaza de Armas.
Aunque no fue sino hasta el siglo XX que le fue dado el nombre que ostenta.

En esta vía, el fundador de la ciudad dispuso la entrega de un lote para la ubicación del cabildo de
Lima, en la misma ubicación que ocupa actualmente. De la misma manera, es una de las calles que
circunda el Palacio de Gobierno.

En 1862, al adoptarse la nueva nomenclatura urbana, el jirón de la Unión pasó a ser un eje en
torno al cual se organizaba el tramo urbano. Así, los jirones que cruzaban con el de la Unión, tenían
un nombre en su recorrido hacia el este y otro nombre en su recorrido hasta el oeste.

Durante los primeros años de la república, el Jirón de la Unión acogió varios cafés y restaurantes,
así como tiendas de mercaderías importadas y joyerías. Ello causó que la clase alta de la ciudad
frecuentara esa vía. Hasta los años 1950s era toda una actividad el irse a jironear, para lo cual los
limeños usaban sus mejores trajes. En los cafés del Jirón se encontraban los personajes más
ilustres en el Perú a nivel cultural, político, artístico y social. Como reflejo de esa época, se le
atribuye al escritor peruano Abraham Valdelomar1 la frase: "El Perú es Lima, Lima es el Jirón de la
Unión, el Jirón de la Unión es el Palais Concert y el Palais Concert soy yo". Si bien esta frase refleja
el peso que tenía el Jirón de la Unión dentro de la vida económica y cultural peruana, no existe una
fuente determinante que señalara que Valdelomar dijera esa frase y, menos aún, que la concluyera
de esa manera. Sin embargo, la misma ha pasado a formar parte de la tradición oral limeña
referida al Jirón de la Unión.

En los años 1970s, las cuadras 3 a 9 del Jirón de la Unión se convirtieron en exclusivamente
peatonales, implementando las típicas lozas blancas y negras que lo caracterizan actualmente. En
los años 1980s, el centro histórico de Lima sufrió un período de decadencia en la que la recesión
económica y el aumento de la criminalidad ahuyentaron a las personas. El Jirón se convirtió
entonces en un emporio comercial con numerosas tiendas abandonadas y una gran cantidad de
comercio ambulatorio. Durante la década siguiente, el reordenamiento del centro histórico
dispuesto por el Alcalde Alberto Andrade Carmona permitió que el Jirón experimentara una
reactivación en su economía.

Actualmente, el Jirón de la Unión ha vuelto a ser una vía eminentemente comercial, aunque perdió
el carácter "aristocrático" que tuvo durante los primeros años de la república. El último cambio a
que fue sometido fue la demolición de las bancas de concreto que se habían colocado en los años
1970 al peatonalizar la vía, las mismas que con un diseño simple llevaban como único adorno
losetas con los escudos de los distintos departamentos del Perú.

Desde la fundación de Lima y hasta el año 1862, las calles en Lima tenían un nombre por cada
cuadra. Así, una misma vía constaba, en realidad, de varias calles. Es por ello que, antes de que la
vía fuera llamada Jirón de la Unión, cada una de sus 11 cuadras tenía un nombre distinto.

 Cuadra 1: llamada Puente de Piedra por el puente que ahí se construyó y que unía Lima con
el antiguo barrio de "bajo el puente" (actual distrito del Rímac).
 Cuadra 2: llamada Palacio por el Palacio de Gobierno que ahí se levanta.
 Cuadra 3: llamada Portal de Escribanos, ya que al estar en esa cuadra el edificio del Cabildo,
también estaban las oficinas de los escribanos durante el Virreynato del Perú. Allí está hoy
ubicado el Club de la Unión, frente a la Plaza Mayor.
 Cuadra 4: llamada Calle de Mercaderes por la gran cantidad de negocios que se abrieron en
dicha calle.
 Cuadra 5: llamada Espaderos por los varios establecimientos de venta y fabricación de
espadas y otras armas blancas que, desde el siglo XVII, existían en esa cuadra.
 Cuadra 6: La Merced por la Iglesia de La Merced que se levanta ahí.
 Cuadra 7: llamada Baquíjano. Hasta fines del siglo XVIII, esta calle se había llamado
Gurmendi por encontrarse en ella la casa de Bernardo de Gurmendi, Caballero de Santiago,
Gentilhombre de la Cámara del Rey y miembro del Tribunal del Consulado de Lima.
Posteriormente en esta misma calle se levantó la casa de Juan Bautista de Baquíjano y
Urigoen, natural de Vizcaya, España, que llegó al Perú hacia el año 1730.
 Cuadra 8: llamada Boza, por haberse encontrado en ella la casa de los Marqueses de Boza.
 Cuadra 9: llamada San Juan de Dios, por el Hospital e Iglesia de la Orden Juan de diana
ubicados en esa calle.
 Cuadra 10; llamada Belén. En 1613 esta calle fue llamada de Paula Piraldo, cuya casa
ocupaba esa ubicación. En 1842, estos terrenos fueron vendidos a las monjas del Corazón
de Jesús y María, quienes establecieron ahí el Colegio de Belén.
 Cuadra 11: llamada Juan Simón. Ocupaba lo que constituía el fin de la ciudad y el encuentro
del Jirón con las murallas de Lima. Se llamó como Juan Simón por el nombre de un
propietario, aunque no existe conformidad respecto del apellido de la persona,
señalándose que bien pudo ser Camacho o Cabezas.

El Jirón de la Unión inicia su recorrido en el río Rímac. El Puente de Piedra, llamado también
Puente Trujillo, ya que es la continuación de la calle Trujillo del distrito del Rímac, se considera
parte del Jirón y es uno de los primeros y más importantes puentes que cruzan el río. La segunda
cuadra se caracteriza porque a su lado occidental da la cara este del Palacio de Gobierno del Perú.
Mientras tanto, en su lado oriental se halla el Pasaje de Correos del Correo de Lima, donde hay
gran cantidad de postales y tarjetas. Al final de esta cuadra se encuentra el Parque de la Bandera,
donde antiguamente se levantaba la estatua donada por España con la efigie de Francisco Pizarro.
El Alcalde Luis Castañeda Lossio dispuso la remoción de esa estatua y su traslado al parque de la
muralla. En su lugar se construyó una fuente y una asta con la Bandera del Perú.

En la tercera cuadra están la Plaza Mayor de Lima y los palacios Municipal y de la Unión. En el lado
oriental de esta cuadra destaca el Pasaje Santa Rosa, que divide ambos palacios y en que alberga
varios restaurantes y un museo. En la cuarta cuadra se inicia la vía peatonal exclusiva, resaltando
las tiendas de venta de ropa y zapatos. En la quinta cuadra se encuentra la tienda por
departamentos Saga Falabella.

En la sexta cuadra se halla la Iglesia y Convento de La Merced y al frente de esa iglesia la pequeña
Plazoleta de La Merced, donde en 1821, durante su recorrido por la ciudad, el general José de San
Martín volvió a proclamar la independencia del Perú como lo recuerda una placa de bronce
expuesta ahí. En esa plazoleta se ubica un monumento al presidente Ramón Castilla y una placa
que rememora la marcha que el 1 de junio de 1956 realizará Fernando Belaúnde Terry como
protesta ante la acción del Jurado Nacional de Elecciones que no accedía a inscribir su candidatura
a escasos 16 días de las elecciones.2 Completa el cuadro la sede del Interbank de la que resalta su
arquitectura republicana. En esta cuadra también destaca el segundo local de la tienda por
departamentos Saga Falabella (ropa deportiva y electrodomésticos), donde antes funcionase
Monterrey. También hay un local de McDonald's y un local de Plaza Vea.
Luego del cruce con la Avenida Emancipación, la séptima cuadra acoge el local donde se ubicaba el
Palais Concert y actualmente la tienda por departamentos Ripley. A partir de esta cuadra abundan
los casinos de tragamonedas y las pollerías. En la novena cuadra se encuentra el local de cines
Cineplanet, así como los locales comerciales de las galerías Vía Veneto y Boza, ahora totalmente
deterioradas y semivacías. En las Galerías Boza se ubicaron, en los años 1960, las primeras
escaleras mecánicas del Perú. En esta cuadra empiezan a aparecer centros de tatuaje y piercings.
Anteriormente se encontraba el local del periódico La Prensa que fue cerrada en los años 1980. En
las Galerías Vía Veneto funciona un local de la cadena peruana Bembos, la cual hasta 2012 tenía un
local en la Plaza Mayor, pero fue reemplazado por una tienda de zapatos.

La cuadra nueve bordea el lado occidental de la Plaza San Martín y acoge al Gran Hotel Bolívar y el
Club Nacional. En la esquina noroccidental de esa plaza, en la intersección con el Jirón Ocoña, se
encuentra la mayor concentración de Casas de cambio y establecimientos informales de compra-
venta de divisas extranjeras, así como numerosos cambistas.

Casa Roosevelt.

Las cuadras 10 y 11 son las menos activas de toda la vía, aumentando la cantidad de agencias de
viaje y restaurantes. La cuadra 10 comienza en la Avenida Colmena, frente al cuadrante suroeste
de la Plaza San Martín, donde antiguamente se encontraba la Plazoleta de Micheo. Allí está el
Teatro Colón, en la actualidad declarado patrimonio histórico.

En la última esquina del Jirón de la Unión se destaca el Edificio Rímac, hito que marca tanto el
inicio del Jirón Roosevelt al este como la avenida Bolivia al oeste, dando lugar al Paseo de la
República y el Paseo de los Héroes Navales.

Se puede apreciar a un artista callejero que busca ganarse la vida haciendo lo que mejor puede
hacer, imitar al gran cantante y fallecido Michael Jackson. Este artista nos brindó uno de los bailes
más emblemáticos del cantante, Billie Jean. Las personas que pasaban se quedaban a observar, y
tomarse fotos, se entretenían y mostraban sonrisas de asombro. Al terminar algunos de los
observadores decidieron tomarse fotos con este imitador de Michael Jackson. Al poco tiempo de
finiquitada su presentación, miembros del serenazgo de Lima indicaron al artista que debía
moverse y retirarse del espacio que estaba ocupando. La gente alrededor comenzó a vociferar para
que dejaran en paz al personaje y que lo dejaran trabajar. El asunto no llegó a mayores, ni
forcejeos ni insultos fueron expresados por ninguno de ellos. Al final los miembros del serenazgo
dejaron que se tomara unas fotografías más con unos extranjeros que observaban encantados el
espectáculo que nos brindó este artista por solo
una colaboración voluntaria.

Jirón de la Unión es uno de los espacios más


visitados en Lima metropolitana, gracias a los
locales de entretenimiento, comida y boutiques
que tiene al largo de sus cuadras. Es una lástima
que la municipalidad de Lima halla retirado los
basureros que antes existían para que los
transeúntes depositaran su basura de paso. Esto
por lo menos podría disminuir la mala imagen que
tienen sus pisos y calzadas, por los papeles y
envolturas que dejan al paso.

Luego de una jornada laboral realizada por los


locales, estos proceden a liberarse de sus
desperdicios. Como todo comercio siempre tiene
basura que botar al final del día. Sin embargo, esto
podría ser mucho más ordenado de como hoy en
día se maneja, para poder presentar una vista paisajista mucho más cuidada y preservada,
demostrando la cultura que tienen la comunidad para el cuidado del medio ambiente. Se puede
observar que los desperdicios actualmente son acumulados fuera de los establecimientos al cerrar
sus operaciones, las que son acumuladas y dejan un mal aspecto, sucio y desordenado que es
lamentable para quienes tienen conciencia de aquello que ocasiona el arrojar desperdicios a la vía
pública.