Anda di halaman 1dari 2

El día que Nietzsche lloró1

Jefferson Alejandro Espitia Fernández2


Cód. 2061515462

Comenzaré comentando que la película no está basada en hechos reales y que la película se
basó en el libro –que lleva el mismo nombre de la película-, es una novela de ficción escrita
en 1992 por el psiquiatra judeo-estadounidense Irvin D. Yalom.
¿se puede testear de manera científica que no fue así?, tal como aparece en la película. A
pesar de que la película es muy lenta, demasiado plana, al igual que las actuaciones de
Friedrich Nietzsche personifican o tergiversan diría yo lo que los libres pensadores sienten,
más no padecen, las escenas como en la mayoría de las películas de otrora, en lo que respecta
a la representación de los sueños, del mundo onírico me parece que no sólo son terribles, sino
que no cumplen su papel de “mostrar” de manera indirecta una pulsión del inconsciente. Sin
embargo, deja claro directamente una especie de “arrepentimiento”, un padecimiento moral,
por tener pensamientos ajenos. Es una sociedad profundamente, extremadamente moralista,
es un moralismo extremo el que se puede evidenciar allí en la película. Pero no dejó de
pensar, e incluso el Dr. Breuer, lo plantea en una escena charlando con “Siggy” (S. Freud),
de que pensara en los católicos y las confesiones, qué hablar siempre ayudaba y allí justifica
su “nuevo método” la cura por el habla. Sería entonces un “confesionario secular” o por la
filiación religiosa de Dr, Joseph Breuer y Sigmund Freud, sería un “confesionario judío” …
Ambos sin “darse cuenta de ello se ayudan el uno al otro”, y la escena en la cual Nietzsche
llora me hizo pensar en eso de “ayuda al otro sin esperar nada a cambio”, e incluso pensé en
eso programas de superación personal. No quiero decir que el Psicoanálisis, no sea un
procedimiento científico, todo lo contrario. Me parece que lo muestran con una simpleza en
la que cualquiera puede ser psicoanalista (sin desmeritar a F. Nietzsche), y esto se evidencia
en la película cuando se invierten los roles y en el proceso de psicoanálisis que le hace
Nietzsche al Dr, Breuer. Además, no triunfa el mal. Acepta los pecados se reivindica con su
familia y Nietzsche llora. No me quedó otra sensación más allá de leer el contexto y
comprender el moralismo de la época, que arrepentirse de los pecados y confesarlos es la
solución. Ahora bien, por último, agregar que me queda el sinsabor de ver la simplificación
de teorías tan complejas. Qué consecuencias puede tener estos reduccionismos de mente tan
brillantes (?).

1
Película sobre Friedrich Nietzsche, el psicoanálisis, Sigmund Freud, Joseph Breuer y Lou Salomé.
2
Estudiante de Sociología de la Universidad de Caldas.