Anda di halaman 1dari 2

TEORÍA DEL APRENDIZAJE

CONDUCTISMO
Se define aprendizaje por condicionamiento como el proceso por medio del cual
se efectúa un cambio en la conducta a través de la experiencia o la asociación de
eventos o estímulos.
La capacidad de aprender posibilita la adaptación de todo individuo a los cambios
del entorno y el reconocimiento de las señales del mundo externo. Desde luego,
se distinguen diferencias importantes entre los modelos de aprendizaje por
condicionamiento clásico y condicionamiento operante.
Conducta. Es un estimulo dirigido.
Motivación. Es una necesidad de activar.

IVAN PAVLOV
La teoría conductista se basa en las teorías de Ivan P. Pavlov (1849-1936). Se
centra en el estudio de la conducta observable para controlarla y predecirla. Su
objetivo es conseguir una conducta determinada.
De esta teoría se plantearon dos variantes: el condicionamiento clásico y el
condicionamiento instrumental y operante.
El primero describe una asociación entre estímulo y respuesta contigua, de forma
que si sabemos plantear los estímulos adecuados, obtendremos la respuesta
deseada. Esta variante explica tan sólo comportamientos muy elementales.
La segunda variante, el condicionamiento instrumental y operante, persigue la
consolidación de la respuesta según el estímulo, buscando los reforzadores
necesarios para implantar esta relación en el individuo.

APLICACIONES Y EJEMPLOS DE LA TEORÍA.


El docente condiciona a los alumnos del salón de clases, diciéndoles que si no
entran después que sonó el timbre (estímulo condicionado), perderán un punto en
su calificación, por lo tanto los condiciona a que entren temprano (respuesta
condicionada).
SKINNER

Es la teoría psicológica del aprendizaje que explica la conducta voluntaria del


cuerpo, en su relación con el medio ambiente, basados en un método
experimental.
Es decir, que ante un estímulo, se produce una respuesta voluntaria, la cual,
puede ser reforzada de manera positiva o negativa provocando que la conducta
operante se fortalezca o debilite. Skinner afirmaría que “el condicionamiento
operante modifica la conducta en la misma forma en que un escritor moldea un
montón de arcilla”, puesto que dentro del condicionamiento operante el
aprendizaje es simplemente el cambio de probabilidades de que se emita una
respuesta.
Skinner afirma que cuando los alumnos están dominados por una atmósfera de
depresión, lo que quieren es salir del aprieto y no propiamente aprender o
mejorarse. Se sabe que para que tenga efecto el aprendizaje, los estímulos
reforzadores deben seguir a las respuestas inmediatas.