Anda di halaman 1dari 4

Aleaciones del acero

Los aceros contienen elementos de aleación que mejoran algunas de sus


características fundamentales. Llamamos aceros aleados, a los aceros que contienen
aleantes como: aluminio, azufre, cobre, cromo, manganeso, molibdeno, níquel, silicio,
Vanadio.

Hasta el momento se han producido hasta 250.000 aleaciones diferentes de acero de


las cuales más de 200 pueden utilizarse en la ingeniería civil. Estos agentes se usan
para mejorar una o más de las siguientes propiedades:

1. Endurecibilidad
2. Resistencia a la corrosión
3. Mecanizabilidad
4. Ductibilidad
5. Resistencia

Gracias a alteración del contenido de los agentes de aleación y del carbono, y a la


utilización de diferentes tratamientos térmicos, puede realizarse acero con una gran
variedad de características, ya sea de baja aleación o de alta aleación. Generalmente
en la construcción los aceros que se utilizan son aceros normales de contenido bajo o
medio de carbono, es recomendable utilizar acero inoxidable en elementos
estructurales en los casos donde se considere mucho la resistencia a la corrosión.

Algunos agentes comunes de aleación del acero son:

Aluminio: se emplea como desoxidante en la fabricación de muchos aceros.

Azufre: Mejora las propiedades del mecanizado (forjado, troquelado, etc.).

Cobre: Resistencia a la corrosión.

Cromo: Es uno de los más utilizados en la fabricación de aceros aleados. Se usa en


aceros de construcción, en los de herramientas y en los inoxidables. Ya que aumenta la
dureza y la resistencia a la tracción y la tenacidad de los aceros, mejora la
templabilidad, aumenta la resistencia al desgaste, la inoxidabilidad. Se utiliza en
revestimientos embellecedores o recubrimientos duros de gran resistencia al desgaste,
como émbolos, ejes.

Manganeso: Se añade para neutralizar la negativa influencia del azufre y del oxígeno,
actúa como desoxidante. De no tener manganeso, los aceros no se podrían laminar ni
forjar.

Molibdeno: Aumenta la profundidad de endurecimiento del acero, y su tenacidad,


mejorando la resistencia a la corrosión.

Níquel: Produce gran tenacidad, es un elemento de gran importancia en la producción


de aceros inoxidables, porque aumenta la resistencia a la corrosión.

Silicio: Se usa como elemento desoxidante.

Vanadio: Desoxidante, proporcionan al acero una buena resistencia a la fatiga, tracción


y poder cortante en los aceros para herramientas.

Acero estructural

El acero estructural es un término general que se usa para definir un grupo de aceros
diseñados para la fabricación de estructuras de edificios y se utiliza en distintos tipos de
elementos estructurales como columnas, vigas, encofrados, bastidores, armazones,
sujeciones de puentes y otras aplicaciones estructurales.

Al igual que otros tipos de acero, los componentes principales son hierro y carbono.
Cuanto más carbono se añade a la aleación, mayor es la resistencia y disminuye la
ductilidad del producto acabado.

Existe una gran variedad de sistemas para identificar o designar el acero según su
calidad, tipo y clase, debido al amplio uso de este en muchas aplicaciones. En estados
Unidos hay muchas asociaciones que desarrollan ese tipo especificaciones para el
acero. El sistema más utilizado se desarrolló basándose en la composición química. En
Estados Unidos se utiliza la ASTM para evaluar los productos y materiales utilizados en
la construcción. En las especificaciones de la ASTM, los términos calidad, tipo y clase
se emplean de manera incoherente ya que en algunas especificaciones de acero en la
ASTM el término significa resistencia a la fluencia y en otras indica los requisitos de la
composición química como de las propiedades mecánicas.

Las mejores fuentes de información acerca de los aceros estructurales son las
especificaciones de la ASTM ya que dependen de la geometría del producto fabricado
con un acero concreto. En el año 1900 solo se utilizaban dos tipos de acero
estructurales en estados unidos, los cuales eran A7 para puentes y A9 para edificios. A
lo largo de los años las normas se han ido modificando y mejorando.

Existen diversos tipos de secciones, uno de ellos es la sección transversal que se


utiliza en aplicaciones estructurales. Estas se fabrican en distintos tamaños y se denota
mediante letras: W, HP, M, S, C. MC y L. Además de estas formas, existen otros
elementos estructurales con secciones transversales distintas, como secciones en T.
Las formas W, M, S, HP, C y MC se denotan por una letra seguida de un número
separados por un signo x, en el cual la letra indica la forma y el número la altura y el
peso. Las formas W se utilizan normalmente en vigas y columnas, las formas HP como
pilotes de carga y la formas S como vigas o pilares.

Es importante recalcar que a medida que pasan los años, se han fabricado productos
especiales de acero con un coste alcanzable económicamente para su utilización en
proyectos de construcción. Por tanto algunas asociaciones han optado un papel
fundamental en el desarrollo y aplicación de aceros de alta calidad y bajo costo.
Actualmente existen aceros para intemperie con alta resistencia y muchas otras
características que han ayudado a realizar construcciones de buena calidad y
económicas.

Productos de sujeción

Es importante mencionar algunos productos de sujeción, por ejemplo:

 Pernos convencionales.
 Pernos de torsión para control de tensión.
 Tuercas.
 Arandelas.
 Indicadores directos de tensión de tipo arandela compresible.
 Varillas de anclaje.
 Varillas roscadas.
 Elementos estructurales de acero forjado.

Las conexiones estructurales se realizan mediante remachado, empernado o


soldadura. La tecnología moderna de empernado ha hecho que el remachado ya casi
no se utilice.