Anda di halaman 1dari 8

Aparato reproductor femenino y su función

Es un conjunto de diferentes órganos encargados de la función vital de la


reproducción. La condición de función vital es debida no a un solo individuo sino al
conjunto de la especie. Un individuo puede no tener hijos y no se muere por ello;
pero si ningún individuo de la especie tuviera hijos la especie desaparecería.

El aparato reproductor femenino sirve para producir las células sexuales femeninas,
los óvulos para guardar y desarrollar el nuevo ser hasta el momento del parto. Está
compuesto por trompa de Falopio, ovario, vulva, etc.

Aparato reproductor masculino y su función

El sistema reproductor masculino sirve para producir las células sexuales


masculinas y los espermatozoides. Está compuesto por el pene: un órgano
musculoso con un conducto interior llamado uretra, por el cual sale al exterior el
semen.

Los testículos: órganos encargados de producir los espermatozoides y están


alojados en una bolsa llamada escroto. También están los conductos deferentes:
tubos por los que se comunican los testículos con la uretra. Finalmente, la próstata
y las vesículas seminales son órganos que producen el semen o líquido en el que
nadan y se transportan los espermatozoides.

Enfermedades del aparato reproductor femenino.

Endometriosis
Esta enfermedad ocurre con bastante regularidad en las mujeres con edades entre
los 30 y 45 años. Afecta al endometrio, que es el tejido que envuelve al útero y que
se puede extender hacia otros órganos de la zona pélvida. La complicación llega en
realidad cuando el endometrio reacciona ante las hormonas del periodo y sangra.
Notarás un fuerte dolor en la zona abdominal.

Enfermedad pélvica inflamatoria

Esta dolencia suele aparecer sobre todo en mujeres jóvenes, con edades entre los
15 y 25 años. Se trata de la inflamación de los órganos reproductores a
consecuencia de una infección de carácter sexual. Para identificar esta enfermedad,
sus principales síntomas suelen ser el cansancio, molestias durante el acto sexual,
dolor en la pelvis y fiebre.

Cáncer de ovarios

El cáncer de ovarios se produce sobre todo entre la población femenina de entre 50


y 70 años. Suele desarrollarse en uno o en los dos ovarios. Sus principales síntomas
son la inflamación abdominal por culpa de la retención de líquidos, ganas de orinar
a todas horas, sangrados y molestias en la parte inferior del abdomen. Mucha gente
acaba falleciendo porque la enfermedad sólo se detecta cuando se encuentra en un
estado muy avanzado.

Quistes ováricos

Se trata de la concentración de fluidos en reducidas bolsas en los ovarios. Aunque


no haya motivos para alarmarse con los quistes ováricos, nunca hay que relajarse.
Su crecimiento puede llegar hasta los seis centímetros. Las mujeres afectadas
notarán dolor en el acto sexual, molestias abdominales y alteraciones en el periodo.
Enfermedades del reproductor masculino

– Varicocele: inflamación en el escroto causada por venas varicosas que obstruyen


el flujo normal de sangre. No es nociva, pero en algunos casos puede dañar los
testículos o disminuir la producción de espermatozoides.

– Hidrocele: acumulación de líquido en el escroto debido a que el tubo por el que


descienden los testículos desde el abdomen hasta el escroto no se cierra
completamente, provocando que el líquido peritoneal pase por el tubo. Esto hace
que se inflame y duela.

– Cáncer de testículo: es un trastorno provocado por el desarrollo de células


malignas en los tejidos de uno o ambos testículos. Entre sus principales causas
están criptorquidia (testículos no descendidos), exposición a productos químicos,
virus papiloma, entre otras.

– Epididimitis: inflamación del epidídimo causada, principalmente, por una infección


bacteriana, que afecta al tracto urinario, uretra y próstata.

– Orquitis: inflamación de uno o ambos testículos provocada, principalmente, por


infecciones virales o bacteriales.

Afecciones de la próstata

– Prostatitis: inflamación de la próstata causada por una infección que empieza en


el tracto urinario. Existen dos tipos: leve (puede pasar inadvertida) y aguda (dolor
en la base del pene, escalofríos y fiebre).
– Cáncer de próstata: formación de células malignas en la glándula prostática. No
existe una causa exacta, pero se dice que puede ser un factor de riesgo la historia
familiar, alimentarse con una gran cantidad de grasa o tener un alto nivel de
testosterona.

Enfermedades de transmisión sexual

Entre las más comunes están:

– Herpes genital: afección que provoca la aparición de ampollas en los genitales


producto del virus del herpes simple VHS-1 (se trasmite por la boca) y VHS-2
(infectado por vía sexual).

Cuidados del reproductor femenino

. Limpiar cuidadosa y delicadamente todos los órganos externos con jabón de


tocador neutro. Si se presentan irritaciones debe usarse un jabón especial para
cuidado íntimo.

. No realizar lavado de la vagina ya que este órgano es muy sensible y puede


provocarse un desequilibrio en el mismo al realizar la limpieza.

. Cambiar diariamente la ropa interior, la cual debe ser de algodón u otro tejido
natural que permita la aireación de la zona. Las prendas de tejido sintético pueden
favorecer la aparición de inflamaciones o infecciones.
. En caso de menstruación, cambiar frecuentemente las toallitas higiénicas y si hay
olores desagradables realizar un aseo de la zona íntima.

. Luego de orinar, limpiar la zona con papel higiénico neutro, sin olor y hacerlo de
adelante hacia atrás para evitar que las bacterias que se hallan en el ano puedan
ser arrastradas hacia la vagina. Esas bacterias son inofensivas en el intestino pero
causan infecciones si llegan hasta la vagina.

. No utilizar talcos, desodorantes o perfumes en la zona genital.

. En caso de flujo abundante o de olor desagradable, inflamación o dolor en la zona


genital, acudir al médico. No auto medicarse.

Cuidados del reproductor masculino

. Lavar todos los días, cuidadosamente la zona genital y la zona anal con jabón de
tocador. El glande o cabeza del pene debe lavarse retirando el prepucio o la piel
que lo cubre, enjabonar el glande y la zona interna del prepucio, enjuagar y volver
a cubrir el glande con el prepucio.

. Secar cuidadosamente la zona a fin de evitar la aparición de hongos o de


irritaciones.

. No usar desodorante o perfumes que puedan provocar irritaciones. Se puede usar


talco en la zona de los testículos en caso de mucha transpiración.
. Utilizar ropa interior de algodón, suelta, no apretada para evitar la sudoración
excesiva de la zona y la aparición de olores desagradables.

. Cambiar diariamente la ropa interior.

Actividad

Marca con V o F.

1. Las medidas de cuidado son las mismas para los sistemas reproductores
masculino y femenino.

2. Debe usarse papel higiénico con olor para limpiarse luego de orinar.

3. El baño y la limpieza genital diaria deben realizarla hombres y mujeres.

4. La ropa interior debe ser de tejidos naturales como el algodón.

Partes del reproductor masculino

Testículos.

Pene.
Epidídimo.

Conductos deferentes.

Vesículas seminales.

Conducto eyaculador.

Próstata.

Uretra

Glándulas bulbo uretrales.

Partes del reproductor femenino

Vagina
Útero
Trompas de Falopio
Ovarios