Anda di halaman 1dari 5

1

¡Aprende como "[cantar] cántico nuevo" a Dios, todos los días!

“Dios”
para el 6 de enero de 2019.

¿Qué mejor manera de comenzar el nuevo año que aprender algo nuevo acerca de Dios, que hace que nuestro corazón
"[cante] cántico nuevo" --- que nos haga sentir una alegría y satisfacción más profundas en la vida? Cuando
despreocupadamente tarareamos una canción porque parece que todas las cosas se mueven felizmente en nuestra vida,
no siempre parecería que conocer a Dios sea un tema realmente apremiante. Y tal vez eso pueda estar bien. ¡Pero
ciertamente es bueno saber que una comprensión más profunda de Dios, de la realidad, de nosotros mismos como
expresión o reflejo de Él/Ella está a mano, justo cuando necesitamos alcanzarla y agarrarla!

Texto Áureo: ¿Qué es este nuevo “cántico" que tenemos que cantar? La originalidad y la gratitud son claves para
muchas cosas cuando buscamos el progreso en nuestras vidas. Muchas veces he escuchado a la gente preguntarse en
voz alta por qué los recién llegados a la Ciencia Cristiana a menudo parecen tener tantas curaciones impresionantes,
mientras que los que somos "científicos cristianos de toda la vida" luchamos por manejar cada enfermedad y desafío que
se nos presente.

Mis pensamientos sobre esto, se centran en el tipo de frescura que encontramos cada día en nuestro estudio y práctica.
¿Cómo estamos viendo a Dios y al hombre en una nueva luz hoy, y cada día? Si estamos decepcionados con nuestro
progreso en la curación, o con cualquier esfuerzo en la vida, siempre es bueno pensar en qué nuevos pensamientos
estamos ganando.

¿Qué cosas nuevas hemos descubierto acerca de una vieja historia bíblica, o sobre nuestra comprensión de la familia, de
la edad, o de algún sinónimo de Dios?

Siempre se nos presentan desafíos -- ¿estamos asumiendo los desafíos que se nos presentan con alegría, con entusiasmo
y deleite? ¿O deseamos que simplemente se vayan para poder seguir con la "vida"? ¿O nos gustaría que tuviéramos
algún otro tipo de desafío además del que se nos presenta? ¡No te preocupes, todos hemos estado allí! ¡Pero podemos
cambiar nuestra dirección ahora mismo! Al observar más detenidamente quién es Dios, podemos encontrar nuevos
pensamientos que nos llegan, tanto sobre Dios como sobre nosotros mismos.

Lectura Alternada: La pregunta perenne de "¿quién soy yo?" y "quien es Dios?" están primeras en la Lectura
Alternada de esta semana. Mira lo que Moisés pregunta: "¿Quién soy yo para que vaya a Faraón ...?" Y: "He aquí que
llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros; ... ¿qué les responderé?" Y
la respuesta de Dios: "YO SOY".

Dios se comunicó claramente, (incluso visual y oralmente) con Moisés, ¡y no solamente una vez!

Cuando Dios se comunica con nosotros (y les prometo que Dios se comunica con todos y cada uno de Sus hijos), ¿nos
detenemos a darnos cuenta? ¿Escuchamos? Tal vez Dios no se nos aparece como una "zarza [que] ardía en fuego y la
zarza no se consumía ", pero ¿qué representa esto en la vida? ¿No tenemos cada uno mensajes ardientes que nos
indican que debemos detenernos y tomar nota? Mensajes que dicen: "No, simplemente no continúes en tu camino,
escucha y presta atención". Recibo pequeñas versiones (¡algunas veces grandes!) de esto todos los días cuando me
desacelero lo suficiente para escuchar -- ¡y tú también los recibes!

Un ejemplo más sorprendente de la "mensajería" de Dios ha sido compartido aquí anteriormente. Estaba yo leyendo una
mañana la Lección Bíblica cuando un pasaje de Ciencia y Salud se destacó vívidamente. Nunca lo había notado antes, tal
vez porque no había estado antes aislada en una lección, pero más probablemente porque era Dios quien me hablaba de
la forma en que yo necesitaba escucharla ese día. "¿Son los medios materiales el único refugio contra las contingencias
fatales?" (p. 394: 26-27) Estas palabras parecían imperativas ese día. Me senté allí reflexionando sobre esa frase, ¿qué
significaba para mí? El pensamiento que se me ocurrió en ese momento fue: "En una familia con varios hijos, es probable
que algo terrible le pase a uno de ellos". Bien, ese fue un pensamiento horrible, pero en lugar de descartarlo como una
paranoia aleatoria, vi en esta oración, una forma científica de abordar esta sugestión. ¿A qué leyes nos atenemos?
¿Quién gobierna a Sus hijos, su seguridad, sus mismas vidas? Permanecí en estos pensamientos hasta que pude
responder esa oración con un firme "¡NO!" y una convicción de que el Amor y la Mente estaban guiando a Sus hijos con
sabiduría en cada momento.
2

Avance rápido a esa noche --era una noche de principios de verano con las dos hijas en casa al regreso de la
universidad. La cena terminada, la televisión zumbando, papá en la ducha, mi hija mayor sugirió un paseo conmigo. Puse
a la otra hija de la universidad a cargo de los tres niños, y también le dije a mi esposo duchándose que él también estaba
a cargo mientras nosotras caminábamos. Habíamos caminado durante casi treinta minutos cuando recibí una llamada
llena de pánico de la hija número dos: "¿Charlie está con ustedes?" (Charlie tenía aproximadamente 2 años y medio en
ese momento) Hice una pausa y dije "no", -- y le pedí que me llamara cuando lo encontrara. Entonces me quedé quieta
escuchando y le devolví la llamada. "Charlie nos siguió por el camino de acceso al garaje (tenemos un camino de tierra
de 1,2 kilómetros que termina en una carretera de dos carriles que podemos cruzar para llegar a un vecindario). Sube al
auto y síguelo". Un poco más tarde recibí una llamada temblorosa de Holly diciéndome que había encontrado a Charlie.
Él había cruzado la carretera por su cuenta, solo, había dado vuelta para retornar a casa al no poder encontrarnos, y
estaba llorando, tratando de cruzar de vuelta la carretera mientras los autos pasaban velozmente, cuando Holly lo
encontró. Durante este tiempo, todo lo que pude pensar fue en la oración que había meditado profundamente y
respondido esa mañana.

Sentí tanta paz que el "azar" no era la ley que gobernaba la vida de este niño. No hubo pánico, ni apuro por mi parte
para encontrarlo. Yo escuché el impulso de Dios para prestar atención a ese pasaje esa mañana, Su voz era esa oración
y la respuesta a ella. Ninguna zarza ardiente, nada audible. Pero una nueva visión de ese pasaje me ayudó a mí y a
Charlie a encontrar seguridad, sanidad y paz ese día. Puede que no tengamos ejemplos diarios que sean tan dramáticos,
pero sin embargo están ahí. Usando nuestro sentido espiritual, podemos encontrarnos percibiendo nuevos mensajes de
Dios, nuevas ideas sobre Su identidad y sobre nuestro propio reflejo de esa identidad. Y estas ideas nos dan una mejor
comprensión de la identidad de Dios – y, por reflejo, de la nuestra.

Sección 1: Dios, "el que es todo-conocimiento ", es conocido por Sus hijos.
Es una creencia común entre los cristianos que hay un elemento de misterio respecto a Dios, que Él es el gran
"incognoscible". Humanamente hablando, esto es en gran parte cierto.

Con el sentido material nunca podremos tener un sentido profundo del ser y de la acción de Dios. Pero con el sentido
espiritual otorgado a nosotros por medio del reflejo de lo divino, podemos hacer progresos definidos y productivos para
conocer más de Su naturaleza.

En la cita C3 tenemos la definición de Dios de Mary Baker Eddy, un gran lugar para comenzar en nuestra búsqueda de
una comprensión más profunda de nuestro Padre-Madre. Esta definición es la base para cada sección de esta lección.
Entonces, si la Sección 1 aborda el hecho de que Dios es "todo-conocimiento", entonces cada sección subsiguiente toma
una de las otras descripciones: "todo-visión", "todo-acción", "todo-sabiduría", "todo-amor", y finalmente "es eterno".
¡Esto es genial! Es igualmente genial que puedas ver cómo la historia de Moisés en la Lectura Alternada ilustra todas
estas cualidades de Dios. ¡No me sorprendería si Mary Baker Eddy las hubiese descubierto claramente en esa historia!
Luego considera que después del tema "Sacramento" (tema de la lección de la próxima semana), comenzamos con los
sinónimos que abarcan la segunda mitad de esa definición, a razón de un sinónimo por semana (excepto para Principio).
¡Así que deberíamos estar muy familiarizados con Dios al final de este conjunto de lecciones!

A lo largo de esta lección, se nos dice que entendemos a Dios mediante el sentido espiritual (que Él mismo nos otorga).
En la cita B3, veo una nueva manera de considerar la declaración de Dios de que lo encontraremos a Él cuando lo
busquemos "de todo [nuestro] corazón". Si pensamos en usar el sentido espiritual para juzgar la realidad, para ver,
escuchar y sentir a Dios, entonces ¿no es el uso del sentido espiritual la única manera en que podemos buscarlo a Él
"con todo [nuestro] corazón"? Nuestro corazón no está realmente "completo" si estamos tratando de hacer que nuestra
existencia material "refleje" la abundancia o el bienestar de Dios.

Nuestra búsqueda incondicional de Dios debe basarse en el deseo de conocerlo a Él, no por lo que Él hará por nosotros,
ni incluso por lo que nuestro conocimiento de Él hará por nosotros. Más bien, lo buscamos con todo nuestro corazón
porque Él es el Amor mismo -- Él es real, y nosotros sólo sabremos quien somos, si conocemos nuestro origen, el
Principio.

Christian Science Sentinel. del 31 de diciembre de 2018

Era un extraño para nuestra iglesia, un extraño para la Ciencia Cristiana,


pero se detuvo en nuestra sala de lectura y leyó ...y leyó ...y leyó ...
y luego vino a la iglesia.
En silencio, tomó el micrófono del ujier para hacer una pregunta.
En un virtual susurro dijo:"¿Y sí?..
3

¿Y si Dios es bueno, realmente es Todo?


Si Dios está aquí mismo, ahora mismo, ¿siempre y siempre?
¿Si Dios está a mi mano derecha, a mi mano izquierda, arriba y abajo mío?
¿Y si eso realmente es verdad?
¿Podría yo volver a tener miedo, si ese fuera realmente el caso?
¿Podría alguna vez moverme, alejarme o irme de Dios?
¿Qué queda por temer si Dios es Todo, si Dios realmente es Todo?”
Susurró en voz baja, y luego se sentó.

Sección 2: Dios "todo-visión" -- el hombre refleja esta habilidad.


En la cita B5 se nos dice que todo lo que Dios vio, lo que Él había hecho, era "bueno en gran manera". Si Dios es todo lo
que Mary Baker Eddy define en la cita C3, entonces ciertamente no puede haber mal en Su creación.

Pero esto va en contra de mucho de lo que vemos humanamente a diario. Esto indica que hay una manera de ver el
universo del Espíritu aquí y ahora que nos brinda un discernimiento claro y hermoso. Imagina poder ver "... esta
semejanza y reflejo verdaderos en todas partes". (C12) ¿No es este un objetivo asombroso -- ¿ver, percibir la semejanza
de Dios en todos aquellos con quienes nos encontramos?

Mary Baker Eddy nos dice que podemos tener este discernimiento espiritual cuando "... subordinamos el falso testimonio
de los sentidos corporales a las realidades de la Ciencia...". Cuando "vio Dios todo lo que había hecho", lo vio en la luz.
Esta luz es una parte vital de la visión. La luz revela lo que ya está allí. En este caso, la luz espiritual revela el hecho de
que la vista de este hombre no podía ser confinada a la materia, sino que era siempre parte de la creación espiritual, por
lo tanto, era parte de este hombre. Jesús sabía esto y sus sentidos cristianos percibieron este hecho, trayéndolo a su
aplicación para el hombre ciego.

Al pensar en el papel de la fe en la curación de este hombre, estaba reflexionando sobre su conexión con la luz. Pensé en
el Himno 287, donde el versículo central dice: "En la visión amaneció del Alma el reino ya, montes de fe espiritual,
revelación de luz". Es nuestra visión "amaneciente" la que capta esta luz espiritual. Si alguna vez has visto salir el sol
mientras acampas en las montañas, ves que toca primero los picos y luego se mueve lentamente por las laderas de las
montañas, hasta llegar a los valles. ¿Qué pasa si nuestra fe, que alimentamos con nuestros sentidos espirituales, le da a
nuestra conciencia esa elevación adicional que hace que la luz le llegue primero, por así decirlo? ¿Fue este el tipo de fe al
que se refirió Jesús cuando le dijo al ciego "tu fe te ha salvado"? Al nutrir esta fe, podemos ver realmente la prueba de la
completa bondad de Dios, Su gobierno que reina supremo y en armonía.

Sección 3: Dios es "todo-acción" -- ¡y Su hombre refleja Su acción!


Nos es dado un gran ámbito para hacer, pensar, expresar, cuando nos damos cuenta de que somos reflejo y no cuerpos
materiales con diferentes talentos. La otra noche estuve afuera admirando la luna llena. Su brillantez fue asombrosa
cuando trepó por la cresta en frente de nuestra casa. Sin embargo, la luna está a 384.400 kilómetros de la tierra, ¡y toda
la luz que arroja es reflejada desde el sol! La luna no produce ni lo más mínimo de su propia luz. Nuestra propia
"cantidad" de actividad reflejada de Dios no depende de una fase u órbita. Debido a que somos reflejos espirituales,
nunca somos separados de nuestra fuente de actividad, de inspiración, y de luz, por ningún otro "objeto", ya sea por
kilómetros de distancia o incluso por creencias materiales.

Y como Dios no es una mera bola de fuego, nosotros estamos reflejando la luz de la inteligencia, la gracia, la fuerza, la
agilidad, etc., infinita y eternamente como Sus ideas. Jesús puso esto tan claro en la cita B13, no reclamando ningún
crédito personal por sus actos, a pesar de que él, más que nadie, podría haber sido tentado a hacerlo, como el hijo de
Dios. Reconoció que su capacidad para sanar provenía directamente de Dios, su Padre. Me encanta la forma en que
Jesús nos dice incluso que su juicio es justo, no porque él sea personalmente "inteligente" o, especialmente una
mentalidad espiritual (como lo fue), sino porque está decidido a hacer la voluntad de Dios en lugar de su propia
voluntad.

Similar a algunas de las cosas de las que hemos hablado anteriormente, este deseo de conocer y ver todo en términos de
Dios -- en lugar de por lo que Dios puede "hacer" por nosotros -- es una perspectiva que aporta armonía y alegría a
nuestra experiencia, así como una actividad más grande y más gratificante que bendice a todos. Es inspirador reflexionar
y aprehender la idea de que nuestra capacidad de actuar, de bendecir, de hacer el bien es una expresión ilimitada del ser
de Dios. Tal como el sol ilumina y calienta a toda la tierra, y la luna es su luz reflejada, así el ser de Dios es la fuente de
4

nuestra capacidad ilimitada para bendecir, y esta fuente está brillando sobre toda la humanidad. Pero Dios es
infinitamente más que el sol, y el hombre más que la luna.

Considera la idea de que el hombre está creado para reflejar la actividad de Dios. Jesús lo ilustró muy claramente. Si te
dan una llave para reparar una fuga en una tubería, es más funcional y útil si se usa para el propósito para el cual fue
diseñada. Es posible que puedas usarla como palanca, como martillo o algo más. Pero proporcionará la mayor bendición
cuando se use tal como fue diseñada. De manera similar, Dios diseñó al hombre para bendecir. Podemos seguir todo tipo
de caminos autocumplidos hacia la aparente felicidad, el éxito, y demás. Pero al final, solo encontraremos nuestra
felicidad en aquello para lo que fuimos diseñados. ¿Eso significa que todos estamos haciendo exactamente lo mismo en
la vida? ¡No! Pero saber que estamos "haciendo la voluntad del Padre" llevará nuestros dispares caminos a reunirse
juntos al final, porque cada camino es un camino de bendición.

Sección 4: Dios, el “todo-sabiduría”: confiere Su sabiduría al hombre.


Tú sabes, cuando confiamos en la sabiduría de Dios en lugar de la nuestra, podemos aprovechar la infinitud de sabiduría
que es la Mente. ¿No era esto lo que le preocupaba a Moisés -- el tener una cantidad limitada de sabiduría con la cual
guiar a toda una nación sacándola de la esclavitud? La respuesta que Dios le dio fue que Él estaría con él, con Moisés,
que Él es. Dios está siendo Él mismo y el hombre refleja ese ser eternamente y sin límite porque nuestra identidad está
vinculada al "YO SOY", no a nuestros padres, nuestra familia, nuestros amigos, nuestra carrera, nuestro intelecto,
nuestra creatividad, nuestra capacidad atlética. Conocer a Dios como todo-sabiduría nos ayuda a desarrollar nuestras
propias "habilidades… latentes". (C24) ¿Por qué latentes? Debido a que Dios puso toda la habilidad en nosotros, solo
tenemos que desarrollar o desplegar esta habilidad.

Cuando era niña y adulta joven, ni siquiera podía pararme en la iglesia para compartir un testimonio, ¡me sentía tan
incómoda hablando en público! En mi segundo año en la universidad, después de haber decidido especializarme en
ejecución musical, se me abrieron muchas oportunidades de actuar en público. Al principio fue duro -- yo sabía
intelectualmente que compartir música, hablar en público, etc. era un esfuerzo desinteresado. Sabía intelectualmente que
Dios estaba conmigo, que la audiencia generalmente deseaba que yo tuviera éxito, no que fracasara. Pero por cierto tuve
que luchar para sentir la libertad y la alegría en todo el proceso. Fue ese año en Acción de Gracias que finalmente pude
levantarme para compartir mi gratitud por la Ciencia Cristiana en la iglesia (aunque temblorosamente). A medida que
pasaban los años, continuamente encaraba mi incomodidad con las ideas del todo-sabiduría sobre el hecho de que mis
habilidades eran de Ella (semejante a lo que leemos en la sección anterior). Yo no poseía mi propia sabiduría / talento
separados de Dios.

Finalmente, pasé años compartiendo mi música en la iglesia, di conferencias durante un año para la Iglesia Madre y
disfruté cada minuto de ello, sabiendo que era simplemente un compartir del todo-sabiduría, y ciertamente no una
habilidad personal. He dado muchas charlas, algunas de hasta cinco horas de duración. Siempre me resulta útil
recordarme a mí mismo que es la palabra de Dios la que se comparte, sin importar cual sea el contenido. Es el plan de
Ella lo que yo estoy reflejando, actuando, llevando a cabo. Todo lo que tengo que compartir es un reflejo del todo-
sabiduría, por lo cual, como explica Pablo en las citas B16 y B17, puedo aprovechar una fuente sin fondo de percepción,
alegría, energía, inspiración -- nunca dependiente de mi propio intelecto -- y así podemos hacerlo todos nosotros

Sección 5: Tal vez el "todo-amor " es la forma en que mejor conocemos a Dios.
Cuando Felipe simplemente le pide a Jesús "muéstranos al Padre", Jesús le explica que es al verlo a él mismo, a Jesús, a
las obras de amor que él ha hecho, cómo él ha amado a los discípulos y a la humanidad -- es en el amor que Felipe (y
todos nosotros) podemos "ver" mejor al Padre. De hecho, el Amor es a menudo la mejor manera de implementar el
poder de Dios. Vemos esto en la declaración de Mary Baker Eddy en la cita C29. La mayoría de nosotros hemos sentido
el poder del amor (y el Amor) antes. Lo vemos a nuestro alrededor.

Incluso cuando experimentamos lo que parecen ser períodos de sequía, si abrimos nuestros sentidos espirituales,
podemos ver el amor del Amor expresado a nuestro alrededor en suaves interacciones humanas, en generosidad,
cuidado, consideración, cortesía, etc.

Recientemente, mis hijos y yo hemos estado leyendo cada día un fragmento del libro de Henry Drummond "La cosa más
grande del mundo", junto con la lectura de 1 Corintios 13 antes de ello, cada día. Es una práctica reveladora al ver la
riqueza del Amor y cómo se expresa a través de una serie de características que Pablo presenta en su carta a la iglesia
en Corinto. Dios nos habla claramente a través del amor. Y podemos ver este Amor reflejado cuando somos pacientes,
amables, generosos, humildes, corteses, desinteresados, de buen humor, sin engaños, sinceros. Estos son los "nueve
ingredientes" o cualidades en las que Henry Drummond desmenuza o analiza la declaración de Pablo sobre el Amor,
5

basándose en las palabras mismas de Pablo. Mary Baker Eddy nos dice en la cita C25 que "'Dios es Amor' Más que esto
no podemos pedir, más alto no podemos mirar, más lejos no podemos ir". ¡Así que, mientras practicamos la escucha del
Amor en nuestros días, sin duda oiremos / veremos / percibiremos más de la naturaleza de Dios! E igualmente,
expresaremos este amor más plenamente.

Sección 6: Cantaremos este "cántico nuevo" eternamente a medida que entendemos nuestro lugar en Su
eternidad.

Esta sección ilustra la declaración final en la definición de Dios de Mary Baker Eddy de la primera sección, antes de que
ella comience a enumerar los sinónimos. Dios es el "eterno". ¡Estas declaraciones asombrosas de su naturaleza como el
"todo-conocimiento / visión / acción / sabiduría / y amor" también son "eternas"! Nunca se desvanecen, mueren,
envejecen, fluctúan. En vez, ellas constantemente iluminan la creación a lo largo de la eternidad. No solo eso, sino que,
como lo señala esta sección, podemos vislumbrar esa eternidad, ese reino de los cielos donde estas cualidades son
expresadas sin medida, aquí y ahora. Se nos dice (C31) que podemos ser conscientes (con la conciencia humana que es
otorgada por Dios), de este cielo, ahora mismo. Es "...la mente humana no iluminada ..." para la cual esta visión del cielo
es invisible. Nuevamente, se nos alienta porque son nuestros sentidos espirituales los que revelarán la naturaleza y el ser
de Dios.

No podemos mirar a la materia para percibir la verdad acerca de Dios. Prueba esto -- trata de aceptar el hecho de que
Dios es el que es "todo-conocimiento, todo-visión, todo-acción, todo-sabiduría, todo-amor, y es eterno". Este no sería un
Dios que crea o ignora el mal. Este es el Dios que nos trajo a Jesús para sanar y demostrarle al hombre que Dios otorga
salud, vida, sabiduría, paz, etc. Apuesto a que todos podemos estar de acuerdo en que no hemos visto todo este cielo --
que tenemos algo nuevo para cantar cada día a medida que descubrimos más acerca del Dios que puso este reino dentro
de cada uno de nosotros