Anda di halaman 1dari 1

RESOLUCION DE CASOS

CASO 1.

Teniendo en cuenta que Jorge pesa 100Kg y mide 1.78cm, calculando su IMC está en 31.5, por lo que nos
quiere decir que se encuentra en obesidad de clase 1, teniendo en consideración que en un estudio reciente
, sujetos japoneses no obesos u obesos con área de grasa visceral normal tuvieron una disminución
significativa en múltiples factores de riesgo relacionados con la obesidad en comparación con sujetos con área
visceral alta, tal hallazgo subraya la idea de que incluso a pesar de los altos niveles de grasa corporal total, los
niveles más bajos de grasa visceral pueden conferir algunas ventajas metabólicas. Por lo que se concluye que
los luchadores de sumo podrían describirse como metabólicamente saludables debido a las cantidades
normales de tejido adiposo visceral y los niveles de lípidos a pesar de consumir 5000 – 7000 kcal/d. sin
embargo, al retirarse de su profesión de lucha libre, las alteraciones metabólicas se desarrollaron en estos
luchadores de sumo, como el aumento de la resistencia a la insulina, debido posiblemente a una disminución
significativa de la actividad física.

CASO 2.

Los exámenes a realizar ara descartar MONW, son los siguientes:

 Se considera las medidas antropométricas lo que corresponde a (Edad, peso; talla, IMC)
 Sensibilidad a la insulina
 M/ LBM (mg/min*Kg LMB)
 Masa sin grasa (Kg)
 Masa grasa (Kg)
 % Grasa corporal
 Grasa subcutánea (cm2)
 Grasa visceral (cm2)
 Colesterol total (mmol/litro)
 Gasto de energía de la actividad física (Kcal/d)

CASO 3.

El bypass gástrico laparoscópico, es una técnica en la cual se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml, que
se conecta directamente al intestino delgado. De esta manera la comida salta un gran segmento de intestino
delgado y se disminuye con ello la absorción calórica y de nutrientes. Además, debido al reducido tamaño de
la porción de estómago que se deja, se reduce la cantidad de comida que Ud. puede comer. Su estómago es
más pequeño y hace que sienta saciedad en forma rápida. Su apetito se reduce también y así comenzará a
bajar de peso.

Sólo los pacientes muy obesos se consideran candidatos para tratamiento quirúrgico. En los demás casos, los
riesgos de la cirugía podrían superar sus beneficios.

Los pacientes que se favorecen más con la cirugía son aquellos que tienen diabetes, presión alta, problemas
en las articulaciones, dolor de espalda, piernas varicosas y otras alteraciones producidas por el sobrepeso.