Anda di halaman 1dari 2

Clima cálido: presenta elevadas temperaturas

anuales, sin grandes variaciones estacionales.


Predominio de bosques tropicales, selvas y sabanas
(praderas de pastos altos con algunas especies arbóreas
y arbustos aislados o que forman pequeños grupos). Los
climas cálidos se localizan en las bandas ecuatoriales,
tropicales y subtropicales del planeta, debidas,
fundamentalmente, a una mayor influencia del Sol sobre
estas regiones, en las que los rayos de nuestra estrella inciden de manera casi perpendicular sobre
la atmósfera, lo que proporciona un mayor calentamiento.La variación térmica anual es mínima.
Las precipitaciones son de abundantes a excesivas.

Clima templado: ocupan una amplia franja entre


los paralelos 40º y 70º en cada hemisferio(norte y sur).Se
caracteriza por temperaturas medias anuales de
alrededor de 15ºC y precipitaciones medias entre 500
mm y 1.000 mm anuales.Tiene una temperatura que
varía regularmente a lo largo del año, con una media por
encima de 10º C, en los meses más cálidos, y entre -3º y
18º C, en los meses fríos. Posee cuatro estaciones bien
definidas: primavera, verano, otoño e invierno.

Clima árido: se caracteriza por sus escasas


precipitaciones, donde las lluvias anuales son menores
a los 200 mm. La temperatura media anual supera los
18ºC, y las temperaturas diarias presentan fuertes
oscilaciones entre el día y la noche (20ºC o más). Este
hecho se debe a la escasa humedad de la atmósfera,
que provoca un enorme calentamiento del suelo
durante el día y un fuerte enfriamiento durante la
noche.

Clima frío: está caracterizado por tener casi


permanentemente temperaturas por debajo de 0 ºC; y las
precipitaciones son muy escasas. La humedad relativa en el aire
es muy baja y el viento suele ser bastante intenso, lo que hace
aún más hostiles las condiciones de vida en este clima.
El clima frío se da principalmente en los dos polos, alcanzando
unas condiciones más severas en la Antártida, puesto que al
tratarse de un continente, las temperaturas son más frías que
las del Polo Norte, llegando a alcanzar los -70, -80 y hasta -89,5ºC (récord en la superficie de La
Tierra).
• Clima mediterráneo: entre los 30º y los 45º de latitud se
puede encontrar el clima mediterráneo. De él cabe
destacar la aridez que se produce durante el verano
provocada por el subtropical, y la humedad del invierno
debida al frente polar.

• Clima oceánico : es un clima que comprende las orillas


del océano Atlántico y va desde Noruega hasta la costa
norte de Portugal. Hacia el interior del continente el clima
oceánico va desapareciendo y se convierte en clima
continental. Posee una humedad constante y
temperaturas moderadas sin grandes oscilaciones.

• Clima continental: se caracteriza por el contraste entre


las precipitaciones, altas temperaturas del verano y el frío
seco del invierno. Las altas temperaturas del verano hacen
que la evaporación del agua que cae en forma de
chaparrones sea muy alta.

• Clima de tundra: se da entre los 60 y 80 grados de latitud,


en Rusia y al norte de Noruega, Suecia y Finlandia. Se
caracteriza por escasas precipitaciones (alrededor de 250 mm
de media) y un frío constante con máximas de 10 °C durante
todo el año.

• Climas de montaña: en el clima de montaña la temperatura disminuye de


0,5 a 1 °C con cada 100 metros de altura, lo que aumenta la humedad relativa
del aire y provoca precipitaciones.