Anda di halaman 1dari 9

IMPUESTO A LA RENTA

En el Perú, el impuesto a la renta (IR) se recauda una vez al año y grava todas
las ganancias que se obtengan de un trabajo o de la explotación de un capital,
ya sea un bien mueble o inmueble. Están obligados a pagar el beneficiario
de la renta, es decir, la persona que trabaja o el propietario de un negocio.

Este impuesto se paga de acuerdo a escalas establecidas por la


Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

¿QUÉ ES EL IMPUESTO A LA RENTA DE PERSONAS


NATURALES?

Una persona natural puede ejercer todos los derechos y obligaciones de una
empresa y el impuesto a la renta anual a los que se encuentra sujeto
son: rentas de capital y rentas del trabajo.

Las rentas de capital abarcan a las rentas netas de primera categoría


(provenientes del alquiler de bienes) y las rentas netas de segunda categoría
(originadas por la venta, redención o rescate, según sea el caso, de acciones,
participaciones, bonos, títulos y otros valores mobiliarios).

En tanto, las rentas del trabajo comprenden a las rentas de cuarta categoría
derivadas del trabajo independiente y de quinta categoría, proveniente del
trabajo dependiente.

¿QUÉ SON LAS RENTAS DE PRIMERA CATEGORÍA?

La persona se encuentra obligado al pago del impuesto a la renta de primera


categoría si durante el año tuvo ingresos provenientes del arrendamiento y
subarrendamiento de predios, cualquiera sea su monto.

Se debe considerar que existen otros tipos de ingresos dentro de las rentas de
primera categoría.

- Alquiler de Predios (casas, departamentos, cocheras, depósitos,


plantaciones etc.)
- Subarrendamiento de Predios (cuando una persona que alquila un
inmueble, lo vuelve a arrendar a otra persona)

- Mejoras (valor de las mejoras en el predio hechas por el inquilino en tanto


constituyan un beneficio para el propietario y mientras este no se encuentre
obligado a reembolsar la inversión)

- Cesión de muebles (alquiler o cesión de bienes muebles o inmuebles


distintos a predios, así como los derechos que recaigan sobre estos)

- Cesión Gratuita de Predios (estas se encuentran gravadas con una Renta


Ficta equivalente al 6 % del valor del predio declarado para el impuesto
predial).

¿QUÉ SON LAS RENTAS DE SEGUNDA CATEGORÍA?

Cuando una persona natural efectúa una venta de un inmueble sin rentas
empresariales y genera una ganancia de capital, está obligada al pago de
segunda categoría del impuesto a la renta. La tasa es del 5 % sobre la
ganancia obtenida.

Existen otras rentas de segunda categoría distintas a la venta de inmuebles


y de acciones o valores mobiliarios, como las operaciones referidas al pago
de intereses generados por préstamos, regalías por derechos de autor, cesión
definitiva o temporal de derechos de llave, marca de un producto de venta en
el mercado, patentes o similares.

En estos casos, el contribuyente deberá declarar y pagar el impuesto


equivalente al 6.25 % sobre la renta neta. Y si el contribuyente está sujeto al
régimen de tercera categoría, deberá ser el comprador el que realice la
retención del impuesto al momento de realizar el pago.

¿QUÉ SON LAS RENTAS DE TERCERA CATEGORÍA?

Están sujetas al pago del impuesto a la renta de tercera categoría


las personas naturales y jurídicas que desarrollan y obtienen una renta a
través de actividades empresariales. Generalmente estas rentas se producen
por la participación conjunta de la inversión del capital y el trabajo.
Son consideradas rentas de tercera categoría las derivadas del comercio,
la industria o minería; de la explotación
agropecuaria, forestal, pesquera o de otros recursos naturales. En general,
de cualquier actividad que constituya negocio habitual de compra o
producción y venta, permuta o disposición de bienes.

¿QUÉ ES EL IMPUESTO A LA RENTA DE CUARTA CATEGORÍA


Y CÓMO SE CALCULA?

Las rentas de cuarta categoría corresponden a servicios prestados sin


relación de dependencia. Es decir, si la persona obtiene ingresos por sus
trabajos independientes, está sujeto a esta renta.

Asimismo, se encuentran comprendidos los ingresos de los trabajadores del


Estado con contrato CAS, consejeros regionales y regidores municipales,
así como mandatarios. También las dietas de los directores de empresas,
funcionarios encargados de sindicatos y gestor de negocios.

¿Cómo calculo el monto a pagar por renta de cuarta categoría?

Si es trabajador independiente y emite sus recibos por honorarios se le


retendrá el impuesto a la renta por un monto equivalente al 8 % del importe
total de su recibo emitido. Cabe señalar que si no excede el monto de S/.
1.500, no habrá retención.

Por ejemplo:

Si una persona emite un recibo por honorarios por la suma de S/ 5.000 a una
empresa X, el cálculo de la retención se realiza así:

Monto de Pago: S/ 5.000


Retención: 8 %
Monto a Retener: S/ 400
Monto Total Neto: S/ 4.600

Tal como muestra el ejemplo, la empresa retendrá a la persona S/ 400, por lo


cual este recibirá S/. 4 600 como pago por sus honorarios.
¿QUÉ ES EL IMPUESTO A LA RENTA DE QUINTA CATEGORÍA
Y CÓMO SE CALCULA?

Si usted se encuentra en planilla, su empleador deberá retener una parte de


su remuneración por concepto del impuesto a la renta de quinta categoría.
Están afectos al impuesto a la renta de quinta categoría todos los trabajadores
dependientes que laboren para una empresa.

Sin embargo, no todo ingreso está afecto a la renta de quinta categoría, por
ejemplo: las indemnizaciones previstas por las disposiciones laborales
vigentes, las CTS (Compensación por Tiempo de Servicio), rentas
vitalicias, la jubilación, el montepío y la invalidez. También los subsidios
por incapacidad temporal, maternidad y lactancia.

Cuando el trabajador perciba ingresos de más de un empleador, este está


obligado a informar a la empresa que le otorga mayor remuneración, los
ingresos que percibe en las otras. Será la empresa que le pague más la
encargada de realizar la retención de quinta categoría.

Asimismo, si un nuevo en una empresa, es obligatorio solicitarle su


certificado de quinta categoría de su exempleador, con la finalidad de realizar
correctamente el cálculo.

Cabe mencionar que el trabajador extranjero también está obligado al pago


de este impuesto; sin embargo, el cálculo es distinto al de un peruano siempre
y cuando no tenga la condición de domiciliado. Además, se debe tener en
cuenta si existe el convenio vigente de doble imposición tributaria con el país
de origen del trabajador.

¿Quiénes no están obligados a pagar el impuesto de quinta categoría?

Si la remuneración bruta anual del empleado no supera las 7 Unidades


Impositivas Tributarias (UIT), no estará sujeto a esta retención.

Por ejemplo, si un trabajador percibe 12 remuneraciones más 2


gratificaciones en el año por el importe de hasta S/ 2.075 cada una, no estará
sujeto a la retención por no superar las 7 UIT (S/ 29.050).

Para el ejercicio 2019, el valor de la UIT es S/ 4.200.


¿Cómo calculo el monto a pagar por renta de quinta categoría?

Para calcular el impuesto de quinta categoría, el empleador debe proyectar


los ingresos gravados que percibirá el empleado durante todo el año, verificar
si supera las 7 UIT y a partir de eso, calcular el impuesto anual proyectado y
el monto mensual de retención.

IMPORTANTE:

A través de una resolución emitida el pasado 27 de diciembre, la


Sunat estableció que los trabajadores independientes (rentas de cuarta
categoría o de cuarta y quinta categoría) que ganen hasta S/ 3,062 al mes, no
estarán obligados a realizar el pago del Impuesto a la Renta (IR) durante el
2019.

Cabe anotar que en días previos Gestión.pe anticipó que el monto de


referencia sería S/ 3,063. La pequeña diferencia está en que el resultado
original era de S/ 3,062.5 y Sunat decidió ‘redondear’ la cifra hacia atrás.

La resolución de Sunat fija además que en caso los ingresos del trabajador
en un mes superen la cifra de S/ 3,062, también podría quedar exonerado del
pago del IR, siempre que su ingreso anual (proyectado) no supere los S/
36,750.

Sunat agrega que, en base a los montos señalados, los trabajadores podrán
presentar desde el 1ro de enero del 2019 su solicitud de suspensión de
retención y/o de pagos a cuenta del IR.

Asimismo, cabe recordar que no deberá efectuarse retenciones del IR cuando


los recibos por honorarios que paguen o acrediten sean de un importe que no
exceda el monto de S/. 1,500.

Si la proyección referida supera el monto antes señalado, el contribuyente


deberá permitir la retención del 8% (en caso el recibo por honorario supere
los S/ 1,500) consignando el importe a retener.
Suspensión de retención por Internet

Para presentar la solicitud de suspensión de retenciones y/o pagos a cuenta,


el contribuyente deberá ingresar al portal de la Sunat(www.sunat.gob.pe) y
acceder con su “Clave SOL” a “Sunat Operaciones en Línea”, módulo donde
podrá ubicar el Formulario Virtual N° 1609.

Tras colocar la información solicitada y previa validación de los datos, podrá


imprimir la “Constancia de Autorización” de suspensión, que tiene vigencia
desde el día siguiente en que fue generada hasta el 31 de diciembre del 2019,
siempre que durante dicho año no exceda el monto de S/ 36,750.

Para mayor información los contribuyentes se pueden comunicar con la


Central de Consultas telefónicas a los números 0-801-12-100 (desde un
teléfono fijo) y 315-0730 (desde un celular), ingresar al portal institucional
de la Sunat (www.sunat.gob.pe) o solicitar orientación personalizada en los
Centros de Servicios al Contribuyente ubicados en todo el país.

¿Por qué sube el tope?

Los ingresos de referencia fijados para el 2019 son mayores a los topes del
2018 (S/ 3,026 al mes o S/ 36,312 al año) debido al incremento que tendrá la
Unidad Impositiva Tributaria (UIT), que pasará de S/ 4,150 a S/ 4,200.

Ello beneficiará tanto a los trabajadores en planilla como a los


independientes, pues se ampliará el rango de exoneración del pago del IR.

En el caso de los trabajadores independientes, para calcular el IR primero se


suman todos los ingresos del trabajador durante el año (12 remuneraciones),
luego se le aplica una deducción del 20% de ese ingreso bruto. Y además a
este monto se le deduce 7 UIT. Al subir la UIT el 2019, la deducción será
mayor.

¿QUE ES EL IGV?
El IGV o Impuesto General a las Ventas es un impuesto que grava todas las fases
del ciclo de producción y distribución, está orientado a ser asumido por el
consumidor final, encontrándose normalmente en el precio de compra de los
productos que adquiere.
Tasa:
Se aplica una tasa de 16% en las operaciones gravadas con el IGV. A esa tasa se añade
la tasa de 2% del Impuesto de Promoción Municipal (IPM).(*)
De tal modo a cada operación gravada se le aplica un total de 18%: IGV + IPM.
Características:
Se le denomina no acumulativo, porque solo grava el valor agregado de cada etapa
en el ciclo económico, deduciéndose el impuesto que gravó las fases anteriores.
Se encuentra estructurado bajo el método de base financiera de impuesto contra
impuesto (débito contra crédito), es decir el valor agregado se determina restando
del impuesto que se aplica al valor de las ventas, con el impuesto que gravo las
adquisiciones de productos relacionados con el giro del negocio.
Nacimiento de la Obligación Tributaria - IGV
En el siguiente cuadro se puede apreciar el momento a partir del cual un contribuyente se encuentra obligado a cumplir con el pago del IGV: