Anda di halaman 1dari 2

PROFEDET

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), en términos de los


artículos 527 y 530 de la Ley Federal del Trabajo 2 del Reglamento Interior de la Secretaría del
Trabajo y Previsión Social 1 y 5 del Reglamento de la Procuraduría Federal de la Defensa del
Trabajo, es un Órgano Desconcentrado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con
autonomía técnica y administrativa, quien brinda a los trabajadores, sus beneficiarios y sindicatos
de manera gratuita los servicios de orientación, asesoría, conciliación y representación jurídica,
de forma personal siempre que lo soliciten, ante cualquier autoridad, sobre los derechos y
obligaciones derivados de las normas de trabajo y seguridad social en el ámbito federal.

¿Qué es la PROFEDET?

La PROFEDET es la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, que es un órgano


desconcentrado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que tiene la misión de
proteger los derechos de los trabajadores ante la autoridad laboral, mediante los servicios
de asesoría, conciliación y representación legal.

¿A quiénes puede atender la PROFEDET?

La PROFEDET atiende a los trabajadores, sus sindicatos o beneficiarios.

¿Tienen algún costo los servicios brindados por la PROFEDET?

No, los servicios que la PROFEDET proporciona son totalmente gratuitos.

¿Cuáles son las principales funciones de la Procuraduría de la Defensa del Trabajo?

La Procuraduría de la Defensa del Trabajo tiene las funciones siguientes:

1. Representar o asesorar a los trabajadores y a sus sindicatos, siempre que lo soliciten,


ante cualquier autoridad, en las cuestiones que se relacionen con la aplicación de las
normas de trabajo.
2. Interponer los recursos ordinarios y extraordinarios procedentes, para la defensa del
trabajador o sindicato; y
3. Proponer a las partes interesadas soluciones amistosas para el arreglo de sus conflictos
y hacer constar los resultados en actas autorizadas.

¿Podrá la Procuraduría tomar medidas conciliatorias entre patrones y trabajadores?

Sí, para el desarrollo de sus funciones, la Procuraduría de la Defensa del Trabajo podrá citar a
los patrones o sindicatos a juntas de avenimiento o conciliatorias, apercibiéndolos que de no
comparecer a dichas diligencias, se les impondrá una medida de apremio.
Si el solicitante del servicio es quien no asiste a la junta de avenimiento o conciliatoria, se le
tendrá por desistido de su petición sin responsabilidad para la Procuraduría, salvo que acredite
que existió causa justificada para no comparecer.

¿En qué consiste la medida de apremio en caso de no acudir a las diligencias?

La medida de apremio para los patrones o sindicatos que no acudan a las juntas de avenimiento
o conciliatorias, será consistente en una multa, que no podrá exceder de 100 veces el salario
mínimo general vigente en la Ciudad de México en el tiempo en que se cometió el desacato.
Tratándose de trabajadores, la multa no podrá exceder del importe de su jornal o salario de un
día.
La OIT fue fundada en 1919, después de una guerra destructiva, basada en una visión según
la cual una paz duradera y universal sólo puede ser alcanzada cunado está fundamentada en
el trato decente de los trabajadores. La OIT se convirtió en la primera agencia de las Naciones
Unidas en 1946.

Misión e impacto de la OIT


Promover el empleo, proteger a las personas

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) está consagrada a la promoción de la justicia


social, de los derechos humanos y laborales reconocidos internacionalmente, persiguiendo su
misión fundadora: la justicia social es esencial para la paz universal y permanente.

Única agencia 'tripartita' de la ONU, la OIT reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187
Estados miembros a fin de establecer las normas del trabajo, formular políticas y elaborar
programas promoviendo el trabajo decente de todos, mujeres y hombres.

Actualmente, el Programa de trabajo decente de la OIT contribuye a mejorar la situación


económica y las condiciones de trabajo que permiten que todos los trabajadores, empleadores y
gobiernos participen en el establecimiento de un paz duradera, de la prosperidad y el progreso.

La misión de la OIT está agrupada en torno a cuatro objetivos estratégicos

 Promover y cumplir las normas y los principios y derechos fundamentales en el trabajo


 Crear mayores oportunidades para que mujeres y hombres puedan tener empleos e
ingresos dignos
 Mejorar la cobertura y la eficacia de una seguridad social para todos
 Fortalecer el tripartismo y el diálogo social

Experiencia y conocimientos sobre el mundo del trabajo inigualables

Para apoyar la consecución de estos objetivos, la OIT cuenta con un bagaje único de
experiencias y conocimientos sobre el mundo del trabajo, que ha adquirido a lo largo de casi 100
años de dar respuestas a las necesidades de trabajo decente, de medios de vida y de dignidad
de personas alrededor del mundo. La OIT está al servicio de sus mandantes tripartitos – y de la
sociedad en general – de diversas maneras, entre ellas:

 Formulando políticas y programas internacionales para promover los derechos humanos


fundamentales, mejorar las condiciones de trabajo y de vida, y aumentar las
oportunidades de empleo
 Elaborando normas internacionales del trabajo respaldadas por un sistema singular de
control de su aplicación
 Formulando e implementando, en asociación activa con sus mandantes, un amplio
programa de cooperación técnica internacional, para ayudar a los países a llevar a la
práctica dichas políticas
 Llevando a cabo actividades de formación, educación e investigación que contribuyen al
progreso de todos estos esfuerzos