Anda di halaman 1dari 3

Sistema social y natural

Todos los ambientes se complementan y viven en constante dinamismo, es


decir, todos viven entre lazados y a la vez funcionan independientemente. La
tierra tiene una extraordinaria diversidad de hábitats naturales, desde
profundas fosas oceánicas hasta altas cumbres montañosas. La vida se ha
expandido y adaptado formando un mundo complejo en el que las espacies
vivas están en constante interacción con su medio ambiente.
Los organismos vivos ocupan medios ambientes numerosos y variados pero su
distribución se concentra en una fina capa de tierra, agua y aire que se llama
biosfera. Esta parte de la tierra constituye un mundo colectivo complejo, donde
las especies animales y vegetales viven en estrecha relación con el medio
ambiente transmitiéndose materia y energía. Los tres ambientes tienen
intercambios químicos que se establecen entre estos y se equilibran de forma
natural, reciclando la materia y hacen fluir la energía.
La litosfera es la parte solida de la biosfera, continentes, islas y fondos marinos,
en donde casi todas las especies vegetales hunden sus raíces, mientras que
una gran parte de las especies animales viven en contacto con ella. Algunos
seres vivos como las bacterias anaerobias, se desarrollan en el interior del
suelo, pero los demás tienen la necesidad de aire para vivir. La hidrosfera está
compuesta por el agua del planeta, salada y dulce esta cubre parcialmente la
litosfera y acoge una gran cantidad de organismos vivos desde algas
microscópicas hasta grandes mamíferos marinos. La atmosfera es el espacio
aéreo donde la vida puede desarrollarse, es muy rico en seres vivos y participa
también el desplazamiento y diseminación de esporas, semillas y
microorganismos. Además, esta atmosfera está compuesta por varios estratos
en donde los vegetales toman agua del suelo y la combinan para su mejor
absorción con sales minerales, luego la planta elimina esta agua por
transpiración a través de sus estomas, que son minúsculas aperturas situadas
bajo las hojas. Cada año un bosque transpira vapor el cual equivale a una capa
de 1.20 metros de agua.
El suelo es un medio ambiente en el cual rebosa la vida, se estima que un
metro cubico de suelo fértil alberga alrededor de mil millones de organismos
vivos importantes en procesos biológicos, químicos y físicos y son
considerados como auténticos ecosistemas. Numerosos animales como
gusanos, insectos y mamíferos escavan, trabajan, airean y enriquecen el suelo.
Este también encierra diferentes tipos de microorganismos como lo son las
algas, hongos y bacterias que se encargan de descomponer la materia
orgánica en minerales y alimentan de esta manera la vegetación.
Todos los ambientes de la biosfera están amenazados por los seres humanos.
La atmosfera está contaminada con gases industriales y domésticos que
producen niebla toxica, lluvia acida y adelgazamiento de la capa de ozono. El
agua y el suelo están contaminadas con desechos industriales, agrícolas y
basura doméstica. Se talan bosques y se modifican litorales para dar espacio al
turismo. Los residuos nucleares, constituyen un problema a largo y mediano
plazo, cuyas consecuencias no se conocen completamente. La mayoría de los
ecosistemas están afectados por sustancias contaminadas dispersados por el
viento, los ríos y las corrientes oceánicas. Ciertas especies vivas ya se han
extinguido y muchas otras están en peligro de extinguirse. Poco a poco la
sociedad está tomando conciencia del daño que causan al medio ambiente,
pero el daño ya está hecho y los esfuerzos están siendo aún muy poco para el
desastre que tenemos hoy en día .Se dice que por cada especie nueva que
aparece se extinguen mil. Actualmente, cerca de 15.000 especies, entre ellas
8.300 especies vegetales, están en peligro de extinción debido a la
contaminación. La deforestación, la agricultura intensiva, la urbanización o la
minería. La mayor parte de las plantas amenazadas son plantas que florecen.
Además Las abejas están siendo atacadas por los químicos utilizados en la
agricultura disminuyendo la polinización, la floración vegetal y por ende se
amenazan los servicios eco sistémico como la regulación.
La gran variedad de climas de la tierra se debe a la combinación de factores
geográficos como la latitud, características del relieve y la proximidad al
océano. La variedad de formas de vida es igualmente reflejo de la diversidad
de climas. La atmosfera también es importante en el equilibrio climático, debido
a que acumula vapor de agua, la transporta y lo devuelve a la superficie de la
tierra en forma de precipitaciones. Este equilibrio está amenazado por la
contaminación, en especial por la emisión de gases de los vehículos y las
fábricas, que generan un efecto invernadero con el consecuente calentamiento
de la superficie del planeta. Los cambios climáticos producen o contribuyen a
generar una gran cantidad de consecuencias nocivas como el deshielo de los
glaciares, procesos de desertización por aumento de los periodos de sequía, y
riesgos de inundaciones en áreas habitadas.
Los gases de efecto invernadero, están en constante aumento en la parte baja
de la atmosfera desde hace un siglo y medio. Según numerosos estudios seria
directamente responsable por el calentamiento actual del planeta tierra. La
complejidad y la diversidad de los factores en juego (viento, corrientes marinas,
hielos, nubes, vegetación y efecto invernadero) hacen difícil predecir las
consecuencias de un cambio climático semejante, pero es desastroso.
El equilibrio climático de la tierra es tan frágil que una variación muy leve de
temperatura podría tener consecuencias demasiado considerables. Pese a los
progresos de los hombres aún estamos a merced de devastadores desastres
naturales. Las catástrofes climáticas como tornados, huracanes, tormentas de
nieve y hielo, rayos, incendios forestales y la abundancia de lluvia
desencadenan inundaciones y deslizamientos de tierra.
En conclusión de todo lo anterior descrito como no vamos a poder creer que la
tierra está influenciada por una gran variedad de fenómenos y que todos
dependemos de ella, tanto en aspectos positivos como negativos, que nuestra
sociedad tiene una gran interacción con los seres vivos y vivimos en una
continua simbiosis con el medio ambiente, y dependemos totalmente de estos
ecosistemas y que además como seres humanos tenemos una responsabilidad
gigante la cual es proteger y mantener el medio ambiente, que debemos
evolucionar mejorando el sistema y la tierra, que tenemos ecosistemas únicos y
que somos un peligro inminente y constante. Amenazamos nuestra propia
existencia y la existencia de los demás seres vivos, sin mencionar las guerras
por factores políticos y económicos, sin importar el daño el cual causamos.
Queda como pregunta por resolver ¿vale la pena evolucionar o tecnificar la
tierra para destruir sin medir la consecuencia de nuestros actos?