Anda di halaman 1dari 11

CONTEXTO HISTÓRICO Y ANTECEDENTES DE LA ERGONOMIA

Si bien es cierto que el concepto de ergonomía, tal y como lo concebimos hoy apenas si ha
cumplido un siglo de recorrido, podemos encontrar antecedentes de ilustres autores que
mostraron interés por del estudio de los datos biológicos y tecnológicos que permiten la
adaptación entre el hombre y las máquinas o los objetos. En la antigua Grecia ya se utilizaron
principios de ergonomía en el diseño de las herramientas de trabajo. Más cercanos en el tiempo
son los bocetos de Leonardo da Vinci relativos a las proporciones humanas.

El multifacético Marcus Vitrubius Pollio, en su obra De Archiectura1, describió en el S I a.C. el


canon clásico relativo a las proporciones del cuerpo humano. Así señaló que: La estatura del ser
humano es idéntica a la longitud de sus brazos extendidos (lo que conforma un cuadrado).

Cuando el ser humano mueve brazos y piernas, conforma un círculo. Desde el extremo de la
barbilla hasta la región occipital supone una octava parte de su estatura. Leonardo Da Vinci
retomó los planteamientos de Vitrubio dándoles una interpretación en virtud de la cual,
descentró el cuadrado y el círculo, aplicando las proporciones y las medidas descritas por su
antecesor. Su trabajo evidenció que las partes fundamentales del cuerpo guardan relación con la
proporción áurea.

Ya en el siglo XIX, aparece la figura de Frederick Winslow Taylor y su concepto de la


Administración Científica del Trabajo. Es el Taylorismo, sistema que plantea cómo alcanzar el
método óptimo para ejecutar un trabajo. No obstante, fue en 1857 cuando aparece por vez
primera el término Ergonomía. Fue el científico polaco W. Jastrzabowski en su obra Esbozo de la
Ergonomía o ciencia del trabajo basada en unas verdades tomadas de la naturaleza. A pesar de
su innegable valor, tanto el concepto como su desarrollo distaban aún mucho de la dimensión
que alcanzó décadas después en la doctrina anglosajona. Así, tendremos que esperar hasta los
albores del siglo XX para poder hablar de Ergonomía en sentido estricto. A partir de 1914, con el
inicio de la Gran Guerra, cuando el desarrollo de la industria de la guerra obligó a realizar estudios
sobre la fatiga soportada por los obreros en jornadas de hasta 14 horas.

También se experimentó con el tamaño de los primeros carros de combate y con el resto del
material bélico. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) se prestó especial atención a
otros factores, con investigaciones interdisciplinares cuyo objetivo era conocer la capacidad del
hombre en situaciones límite ya no solo desde un punto de vista físico, sino también mental. El
objetivo era que las exigencias de esfuerzo fueran acordes con la complejidad técnica que habían
alcanzado los métodos bélicos. A tal fin, fueron innumerables los especialistas en la materia
(fisiólogos, psicólogos, etc.) a quienes se encargó la tarea de trabajar con ingenieros para estudiar
los límites el hombre en relación con exigencias de máximo esfuerzo.
Como en tantas disciplinas, los avances de los tiempos de guerra encontraron adaptación en el
mundo civil. Y la ergonomía no fue una excepción. En este sentido cabe destacar la figura del
británico Hywell Murrell, considerado uno de los padres de la ergonomía moderna. Este
psicólogo inglés fundó en 1949, junto a una decena de científicos de diferentes ámbitos, la
Sociedad de Ergonomía (Ergonomics Research Society).

Murrell definió la Ergonomía como el “el estudio del ser humano en su ambiente laboral”. A partir
de ahí, la ergonomía ha experimentado en las últimas décadas un gran avance, sobre todo en los
países con mayores índices de desarrollo. En las décadas de los 50 y de los 60 del siglo pasado
encontramos otras dos fechas clave. La primera es la de 1957, año en el que se fundó la Sociedad
de Factores Humanos en USA, encargada de difundir los conocimientos y la nueva profesión que
en Europa ya se conoce con el nombre de Ergonomía. Cuatro años después, en 1961 nace en
Estocolmo la Asociación Internacional de Ergonomía4 (AIE), fruto del acuerdo adoptado en 1959
en la Conferencia anual de la Sociedad Ergonómica Británica. En su origen estuvo formada por
representantes de una treintena de países, así como de asociaciones de Ergonomía de todo el
mundo. En la actualidad acoge a una veintena de asociaciones nacionales e internacionales, así
como a varias comisiones de trabajo públicos y privados vinculados con la materia. De hecho,
uno de sus principales objetivos es el desarrollo de la Ergonomía en aquellos estados que se
encuentran menos avanzados en esta disciplina, así como promover la creación de sociedades
ergonómicas.
CONCEPTO DE ERGONOMÍA Y OBJETIVOS
Según refiere el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT)5, la definición de
Ergonomía que ha sido adoptada con carácter oficial por muchas entidades es la ofrecida en agosto de
2000 por el Consejo de Asociación Internacional de ErgonomíA

No en vano, es la definición de referencia en las actuales normas técnicas de aplicación en España: UNE-
EN 614-1:2006+A1:20096 e UNE-EN ISO 6385:20047: Ergonomía (o estudio de los factores humanos) es la
disciplina científica que trata de las interacciones entre los seres humanos y otros elementos de un sistema,
así como, la profesión que aplica teoría, principios, datos y métodos al diseño con objeto de optimizar el
bienestar del ser humano y el resultado global del sistema.

Al hilo con lo anterior, podemos afirmar que la Ergonomía es una disciplina orientada a los sistemas. En
otras palabras, está orientada a conjuntos de elementos o componentes que interactúan entre sí (al
menos algunos de ellos), y que se organizan de una manera concreta para alcanzar unos fines
establecidos. Según añade el INSHT, en el ámbito laboral, un sistema de trabajo está integrado
por:

Añade por último que la Ergonomía tiene en consideración tanto factores físicos, como cognitivos,
sociales, organizacionales y ambientales, pero, con un enfoque holístico, en el que cada uno de estos
factores no deben ser analizados aisladamente, sino en su interacción con los demás9.

Con arreglo a todo lo visto hasta ahora podemos ofrecer una definición de Ergonomía como el conjunto
de técnicas que tienen por finalidad la correcta adecuación entre la persona y el trabajo.

)
Vemos por tanto que estamos ante una materia en esencia multidisciplinar en tanto en cuanto requiere
de la implementación de diferentes disciplinas para lograr los objetivos marcados que, como hemos
indicado, no son otros que la citada adecuación entre la persona y el trabajo.

No obstante, a lo largo de la historia se han propuesto diversas definiciones para el concepto de


Ergonomía.

“La Ergonomía como una ciencia, un arte, una técnica”, así fue definida nuestra disciplina en el año 1985
con motivo del IXº Congreso Internacional de Ergonomía que se celebró en Bournemouth (Reino Unido).
En efecto, nos encontramos ante una ciencia ya que parte de los límites tanto físicos como psicológicos
del ser humano para desarrollar los sistemas que se acomoden a sus capacidades y desterrar aquellos que
le puedan resultar perjudiciales. Aunque tendamos a situar a la ciencia en un plano superior hay que
destacar la dimensión de la Ergonomía también como un arte. Y lo es porque estudia la relación entre el
individuo y la tecnología prestando atención al diseño para que sean acordes con la esencia humana. Por
último, la consideración de la Ergonomía como. una técnica se asienta en el principio de adaptar la ciencia
del confort al trabajo humano, para lo que tiene en consideración tanto factores ambientales y
estrictamente técnicos como de las capacidades físicas y psíquicas del ser humano.

Otras definiciones de interés las encontramos en publicaciones como la Enciclopedia Larousse, que la
define como “El estudio de la organización racional del trabajo”.

También es digna de destacar la definición planteada por el belga Favergé10, quien fuera decano de la
Facultad de Psicología de Bruselas y quien está considerado como uno de los padres de la Psicología de
Sistemas.

Otra definición de interés es la planteada por el francés Cazamian11, quien sostiene que la Ergonomía es
el estudio del trabajo “alienado”, que es necesariamente o por definición molesto, y del cual hay que
limitar los efectos nocivos.
A pesar de que la Ergonomía se desarrolló de forma similar en Europa y en Estados Unidos, cabe destacar
algunas diferencias. Los pioneros de la ergonomía en Europa trabajaron en las ciencias humanas, motivo
por el que la ergonomía está en un punto de equilibrio entre la fisiología y la psicología. Por su parte, los
precursores de la Ergonomía en USA estaban especializados en ámbitos como la psicología experimental
o las ingenierías, de ahí su denominación como Human Engineering, ya que se centra en la denominada
ingeniería humana. No obstante, estas diferencias de enfoque no impiden que coincidieran con los
expertos europeos en los contenidos de interés, encabezados por la búsqueda de la adaptación de los
sistemas al ser humano.
PRINCIPALES DEFINICIONES DE ERGONOMÍA

De modo resumido, las dos ópticas, la de Human Engineering vs Ergonomía, se diferencian en el abordaje
conceptual del ser humano. Para los primeros, el objetivo fundamental es de índole productiva, orientada
al incremento de la eficacia y de los aspectos productivos. Por su parte, la Ergonomía adopta un enfoque
más integrador, con el objetivo último de incrementar el bienestar del ser humano. Es una óptica de
condiciones máximas de seguridad y salud, cuantitativa y cualitativa, en oposición a la primera que es de
corte cuantitativo.
los principales objetivos de la Ergonomía son:

 Seleccionar la tecnología más adecuada al personal disponible.


 Controlar el entorno del puesto de trabajo.
 Detectar los riesgos de fatiga física y mental.
 Analizar los puestos de trabajo para definir los objetivos de la formación.
 Optimizar la interrelación de las personas disponibles y la tecnología utilizada.
 Favorecer el interés de los trabajadores por la tarea y por el ambiente de trabajO

La Organización Internacional del Trabajo (OIT)12 también establece una relación de objetivos de la
Ergonomía, todos ellos condicionados a la eficiencia de cualquier actividad. Se concretan en:

Salud y Seguridad. La dificultad surge del hecho de que ninguno de estos conceptos se puede medir
directamente: sus logros se valoran por su ausencia más que por su presencia.

Productividad y eficiencia. La productividad suele definirse en términos de producción por unidad de


tiempo, mientras que la eficiencia incorpora otras variables, en particular la relación resultado-inversión.

Fiabilidad y calidad. A modo de ejemplo, los sistemas de alta tecnología como el transporte aéreo, el
criterio imperante debe ser el de la fiabilidad por delante de otros como la productividad. La calidad está
en relación con la fiabilidad, pero es muy difícil, si no imposible, de medir.

Satisfacción en el trabajo y desarrollo personal. Se debe incentivar la motivación del trabajador, que
debe ser tratado como una persona y no como una máquina.
HISTORIA DE LA ERGONOMÍA
La historia de la ergonomía abarca toda la existencia del hombre, pues él, desde sus inicios, se ha
valido de sus facultades adaptándose y utilizando los recursos naturales que lo rodeaban para
asegurar su supervivencia. Ha tratado de comprender los fenómenos naturales para aplicarlos en
la búsqueda de la adaptación de su entorno. Este desarrollo tomó una transición de miles de años,
aun así, este proceso lento marcó el comienzo de la superioridad del hombre sobre los animales y
de una evolución progresiva que lo llevó a los logros y complejidad del presente. El hombre
descubre que una rama caída puede servirle como arma defensiva y ofensiva contra otros
homínidos o animales.

Colige que el grosor del garrote para agarrarlo debe acomodarse al tamaño de su mano; además,
la longitud es importante, porque si es muy largo tiene menos posibilidades de acción, y si muy
corto, el enemigo queda muy cerca; si es pesado se hace difícil de manejar. Todo este proceso de
prueba y error pudo tomar milenios, pero finalmente logró un instrumento apropiado
ergonómicamente que evolucionó al hacha y a la lanza. El hombre realiza una larga serie de
avances, producto de la exploración y experimentación instintiva o consciente. Los implementos
de caza, agricultura y vivienda marcan la evolución cultural, desde la elaboración de utensilios,
350.000 años antes de nuestro tiempo, por el australopithecus, hasta el homo sapiens que cada día
fabrica sus herramientas con mayor sofi sticación. La vasta historia industriosa del hombre se
caracteriza por la utilidad del objeto, su modo de producción y sus implicaciones en el grupo social.
Se distinguen tres etapas: doméstica, artesanal e industrial.

ETAPA DOMÉSTICA Se caracterizó por la habilidad de cada una de las personas que compartía
el hogar para producir utensilios que satisfarían sus propias necesidades y las de sus allegados.
La producción era limitada al grupo familiar. La conducta social del individuo fue variando en la
medida en que el grupo enfrentaba circunstancias evolutivas, con el establecimiento de nuevos
roles en la sociedad, condición que dio paso a la etapa artesanal. La aplicación de su ciencia deja
en este período como ejemplos culminantes: utensilios de piedra, cerámica, y otros materiales
perecederos

ETAPA ARTESANAL La producción artesanal se desarrolló dentro o fuera de la casa. Se inició


como consecuencia del aumento de la demanda de artefactos utilitarios, debido al crecimiento del
grupo y a la asignación de nuevos roles especializados. Se caracterizó por suplir las demandas de
un mercado local o regional, que permitió la ampliación del ofi cio y el consecuente desarrollo de
sus herramientas. Al evolucionar la sociedad hacia la complejidad de los asentamientos
sedentarios, aparecieron nuevos y variados roles para sus miembros, se especializaron los ofi cios
y aparecieron las castas con funciones específi cas: gobernantes, militares, sacerdotes, artesanos,
labriegos, pescadores, mercaderes.

En la ilustración podemos detallar la división de las actividades; la domesticación de los animales


como cabras, bueyes y caballos; la utilización de la rueda y herramientas de trabajo; el comienzo
de la fabricación de textiles en las ropas de los personajes. Como resultado del comercio y
migraciones, las ciencias se habían propagado. El conjunto de conocimientos y la destreza para
aplicarlos se aprovechan notablemente. Esta condición ayudó a la transformación de la
organización social, el sistema económico y la misma estructura del grupo familiar.
Posteriormente, entra a regir la modalidad del control de la producción artesanal por comerciantes.
El desarrollo gradual del sistema económico, el comercio, los descubrimientos y exploraciones de
los siglos XV y XVI, fueron la causa del progreso. Estos métodos de producción prevalecen hasta
el siglo XVIII, cuando se evoluciona al trabajo en el domicilio y se constituye la industria
doméstica. Un empresario, experimentado mercader, traía y distribuía la materia prima a varias
personas que trabajaban en sus casas de donde luego recogía los productos manufacturados. Él
mismo distribuía el producto fi nal directamente a otros mercaderes o consumidores.

Podemos destacar de este período, artefactos producto de la tecnología y la sociedad que los
aplicaba, como: riego artifi cial, embarcaciones, arados, aparejos, la rueda, vidriería, textiles,
equipos de navegación, armas de fuego.

ETAPA INDUSTRIAL Los cambios que llevaron a transformar pueblos de actividades


básicamente campesinas a la sociedad industrial, obedecieron al desarrollo gradual que exigía
mayor producción. Ciertos aspectos de los procesos de fabricación, además de variaciones en la
estructura familiar fueron asimilados antes de esta etapa de industrialización. En la Europa de
mediados del siglo XVIII, las ciudades eran de reducida extensión con una actividad
manufacturera limitada, a cargo de artesanos con talleres propios y herramientas fabricadas por
ellos. Podemos colegir que el avance tecnológico y el aumento de la demanda, a causa del
acelerado crecimiento de la población en las ciudades obligó a buscar sistemas que multiplicaran
la producción. La máquina de vapor y el telar mecánico en Inglaterra fueron el comienzo de esta
etapa denominada Revolución Industrial. La atención de los inventores se dirigió principalmente
a construir máquinas capaces de producir más y a menor costo aprovechando la fuerza mecánica.
Surgieron los grandes talleres y establecimientos fabriles. Estos se multiplicaron en los alrededores
de las ciudades donde el combustible y la mano de obra eran baratas. Podemos destacar como
avances tecnológicos y hechos primordiales de carácter socio cultural .
Podemos destacar como avances tecnológicos y hechos primordiales de carácter social y cultural:
1733 Lanzadera volante (J. Kay).
1769 Máquina a vapor (J. Watt).
1780 Arados. Trilladora más efi caz.
1785 Telar mecánico (E. Cartwright).
1805 Telar para seda (J. Jacquard).
1814 Locomotora a vapor (G. Stephenson).
1834 Segadora (C.H. McCormick).
1869 Energía hidráulica para producir electricidad.
1903 Aeroplano (hermanos Wright).
1910 Coches de producción masiva.

ETAPA DE PRODUCCIÓN MASIVA El período entre guerras permitió un avance tecnológico y


desarrollo económico sin precedentes que vino a suplir la enorme demanda, consecuencia del lapso
en que la gran mayoría de fábricas estaban dedicadas a la producción bélica. Para los años cuarenta
y cincuenta hacen su aparición nuevos tipos de energía y las máquinas electrónicas. Comienza la
etapa industrial moderna con el advenimiento de la automatización, que pronto evolucionó a la
robotización. Aquí aparece de nuevo el factor de necesidad y exigencia de mercados cada vez más
amplios, que demandan soluciones acordes con los diferentes grupos sociales a que se dirige el
diseño. La masifi cación requiere de condiciones en los artefactos que permitan convertir en
compradores a personas de muy diversas capacidades adquisitivas, características y localizaciones
geográfi cas: es indispensable la ergonomía como herramienta primordial de estudio en todo
proyecto de diseño.

MARCO LEGAL NACIONAL E INTERNACIONAL

LEY 100 DE 1993


Por la cual se crea el sistema de seguridad social integral y se dictan otras disposiciones.

Ley 1562 de 2012


Por la cual se modifica el Sistema de Riesgos Laborales y se dictan otras disposiciones en
materia de salud ocupacional.

Ley 1610 de 2013


Por la cual se regulan algunos aspectos sobre las inspecciones del trabajo y los acuerdos de
formalización laboral

LEY 52 DE 1993
Por medio de la cual se aprueban el "Convenio No. 167 y la Recomendación No. 175 sobre
Seguridad y Salud en la Construcción, adoptados por la 75a. Reunión de la Conferencia General
de la OIT, Ginebra 1988

ISO 45001 como Sistema de Gestión para el cumplimiento de Ley 29783 de Seguridad y Salud
en el Trabajo

Conviene tener en cuenta la siguiente legislación relacionada:

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. BOE no 269 10- 11-1995.

RD 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la


manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los
trabajadores.

Directiva 90/296/CEE, de 29 de mayo de 1990, que establece las disposiciones mínimas de


seguridad y de salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en
particular dorsolumbares, para los trabajadores.

CONVENIO 127 de la OIT, relativo al peso máximo de la carga que puede ser transportada por un
trabajador.

RD 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo


con equipos que incluye pantallas de visualización.

Directiva 90/270/CEE, de 29 de mayo de 1990, que establece las disposiciones mínimas de


seguridad y de salud relativas al trabajo con equipos que incluyan pantallas de visualización.