Anda di halaman 1dari 9

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transitode la


Circunscripción Judicial del Estado Lara
Barquisimeto, veintiseis de marzo de dos mil cuatro
193º y 145º

ASUNTO : KH02-V-1999-000013

PARTE ACTORA: FUNDACION DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL ESTADO LARA


(FUNDALARA) Fundación inscrita por ante la Oficina Subalterna Subalterna del Primer
Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado Lara, el 13/03/64 bajo el No. 85, folios
178 al 181, Protocolo Primero, Tomo 6°, Primer Trimestre del Año 1.964, modificada dicha
escritura constitutiva por instrumento protocolizado por ante la Oficina Subalterna de
Registro Público el 30/06/1.967 bajo el No. 103, folios 217 vto al 220, Protocolo Primero,
Tomo 7° y el 03/071.969 bajo el No. 3, folios 5 vto al 9, Protocolo Primero Tomo 7°, y
reformada por Decreto No. 165 del 20/06/1.978.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE ACTORA: JESUS ALEJANDRO PIÑERUA DE


LIMA, DOMINGO JAVIER SALGADO RODRIGUEZ y CARMEN GISELA MONTILLA
venezolanos, mayores de edad, titulares de las cédulas de identidad Nos. 7.989.129,
10.383.311 y 11.881.304 abogados inscritos en el Inpreabogado bajo los Nos. 53.414,
52.182 y 68.787 respectivamente.

PARTE DEMANDADA: SOCIEDAD MERCANTIL CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A.


inscrita por ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Estado
Lara, bajo el No. 05, Tomo 31-A el 27/11/96 en la persona de su Presidente Dr. ALFONSO
CASTILLO NAVARRETE, titular de la cédula de identidad No. 656.296 y ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES (A.V.D.) inscrita por ante la Oficina Subalterna del Primer
Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado Lara el 26/08/1.966 bajo el No. 60,
folios 11 al 113, Protocolo Primero Tomo 8 quedando sus Estatutos agregados al Cuaderno
de Comprobantes bajo el No. 224 folios 286 al 289, en la persona de su Presidente,
ALFONSO CASTILLO NAVARRETE, titular de la cédula de identidad No. 656.296.

APODERADOS JUDICIALES DE LAS DEMANDADAS: de la SOCIEDAD MERCANTIL


CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A, JOSE ALEXIS ESPINOZA, EUDY LEONARDO
PARRA y JOSE JAIME GONZALEZ HERNANDEZ, Abogados en ejercicio, titulares de las
cédulas de identidad Nos. 3.034.248, 986.403 y 1.906.897 e inscrito en el Inpreabogado
bajo los Nos. 16.318 el primero, y 7.131 el último; y la ASOCIACION VENEZOLANA DE
DIABETES, no constituyó.

SENTENCIA DEFINITIVA: EN JUICIO DE RESOLUCIÓN DE CONTRATO DE DONACIÓN


POR VÍA PRINCIPAL, Y, POR VÍA SUBSIDIARIA, DECLARATORIA DE SIMULACIÓN DE
ACREENCIA A FAVOR DE LA EMPRESA CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A., Y DE
NULIDAD ABSOLUTA DE LOS DOCUMENTOS QUE LE TRIBUYEN LA PROPIEDAD DEL
INMUEBLE A LA PARTE DEMANDADA LA ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES
(A.V.D.) Y LA EMPRESA CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A.

Se inició originalmente el presente juicio de DE RESOLUCION DE CONTRATO DE


DONACION POR VÍA PRINCIPAL, Y, POR VÍA SUBSIDIARIA, DECLARATORIA DE
SIMULACIÓN DE ACREENCIA A FAVOR DE LA EMPRESA CENTRO MEDICO LOS
LEONES 96 C.A., Y DE NULIDAD ABSOLUTA DE LOS DOCUMENTOS QUE LE
TRIBUYEN LA PROPIEDAD DEL INMUEBLE A LA PARTE DEMANDADA LA
ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES (A.V.D.) Y LA EMPRESA CENTRO MEDICO
LOS LEONES 96 C.A. mediante demanda intentada por la FUNDACION DE LA VIVIENDA
Y FOMENTO DEL ESTADO LARA (FUNDALARA) Fundación inscrita por ante la Oficina
Subalterna Subalterna del Primer Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado
Lara, el 13/03/64 bajo el No. 85, folios 178 al 181, Protocolo Primero, Tomo 6°, Primer
Trimestre del Año 1.964, modificada dicha escritura constitutiva por instrumento
protocolizado por ante la Oficina Subalterna de Registro Público el 30/06/1.967 bajo el No.
103, folios 217 vto al 220, Protocolo Primero, Tomo 7° y el 03/071.969 bajo el No. 3, folios 5
vto al 9, Protocolo Primero Tomo 7°, y reformada por Decreto No. 165 del 20/06/1.978
contra la SOCIEDAD MERCANTIL CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. inscrita por
ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, bajo el
No. 05, Tomo 31-A el 27/11/96 en la persona de su Presidente STEFAN CASTILLO
FERNANDEZ, titular de la cédula de identidad No. 4.067.760 y contra la ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES (A.V.D.) inscrita por ante la Oficina Subalterna del Primer
Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado Lara el 26/08/1.966 bajo el No. 60,
folios 11 al 113, Protocolo Primero Tomo 8 quedando sus Estatutos agregados al Cuaderno
de Comprobantes bajo el No. 224 folios 286 al 289, en la persona de su Presidente,
ALFONSO CASTILLO NAVARRETE, titular de la cédula de identidad No. 656.296, por ante
el Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito del Estado
Lara. El 25/06/99 se dictó auto de admisión por los trámites del juicio ordinario el cual fue
admitido el 25/06/99 oportunidad en la cual se decretó medida de prohibición de enajenar y
gravar sobre el inmueble objeto de la acción intentada. El 22/07/99 el Alguacil consignó
recibo de citación firmado por el Dr. ALFONSO CASTILLO NAVARRETE en su condición de
Presidente de la ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES. El 28/07/99 el Alguacil
consignó compulsa sin firmar por STEFAN CASTILLO FERNANDEZ, Presidente del
CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A,, a quien no pudo localizar. El 06/08/99 a solicitud
de la parte actora se acordó la citación por carteles de CENTRO MEDICO LOS LEONES 96
C.A. El 16/09/99 la parte actora consignó la publicación de los carteles y el 27/09/99 la
Secretaria del Tribunal dejó constancia de la fijación del cartel en el domicilio de la co-
demandada CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. El 06/10/99 compareció el Abogado
STEFAN CASTILLO inscrito en el Inpreabogado bajo el No. 11.937 y se dió por citado en el
presente juicio. El 27/10/99 la Dra. ISMARY FREYTES DE BRAVO se inhibió de conocer el
juicio. El 09/12/99 se recibió el expediente en este Juzgado y la Dra. GLORIA CARVAJAL
se avocó al conocimiento de la causa. El 17/12/99 el Dr. JOSE JAIME GONZALEZ
Apoderado Judicial de las demandadas dio contestación a la demanda, negándola,
rechazándola y contradiciéndola en todas y cada una de sus partes. El 20/12/99 el Dr.
STEFAN CASTILLO, Abogado inscrito en el Inpreabogado bajo el No. 11.937, actuando de
conformidad con el artículo 168 del Código de Procedimiento Civil en nombre y
representación de la co-demandada ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES dio
contestación a la demanda, negándola y rechazándola en todas sus partes. El 21/02/00 el
Dr. ALFÓNSO CASTILLO NAVARRETE asistido por la Abogada CARMEN LUISA DURAN
inscrita en el Inpreabogado bajo el No. 56.815 consignó transacción extrajudicial suscrita
entre FUNDALARA y la ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES por ante la Notaría
Pública Tercera de Barquisimeto el 16/07/99. El 25/02/00 el Tribunal homologó la
transacción judicial y le dio el carácter de sentencia pasada con autoridad de cosa juzgada,
expresando que el juicio continuaba entre la actora y CENTRO MEDICO LOS LEONES 96
CA. El 10/04/00 se agregaron las pruebas promovidas por la parte actora. El 04/05/00 se
admitieron las pruebas. El 14/07/00 la Dra. ELIZABETH SALAS se avocó al conocimiento
de la causa. El 26/10/00 la parte actora se dio por notificada del avocamiento. El 16/02/01 el
Dr. JOSE JAIME GONZALEZ se dio por notificado. El 08/03/01 se fijó un lapso de sesenta
días contínuos para sentenciar. El 26/04/01 el Dr. RAFAEL ALBAHACA se avocó al
conocimiento de la presente causa. El 07/05/01 se dictó sentencia estableciendo que no
existía materia para sentenciar en lo que respecta al CENTRO MEDICO LOS LEONES 96
C.A. por efecto de la homologación impartida al convenimiento y transacción judicial
celebrado entre la actora y la ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES y se declaró
concluido el proceso. El 10/07/01 se oyó en ambos efectos la apelación interpuesta por el
Abogado STEFAN CASTILLO. El 20/12/01 el Juzgado Superior Segundo en lo Civil,
Mercantil y Menores revocó la decisión dictada el 07/05/01 y repuso la causa al estado que
el a-quo dictara sentencia de fondo sobre el asunto planteado en el presente juicio. El
29/04/02 la Dra. ELIZABETH SALAS se avocó una vez más al conocimiento de la causa y
ordenó las notificaciones de las partes. El 15/04/03 quien suscribe, en su condición de Juez
Titular se avocó al conocimiento de la causa y ordenó las notificaciones de las partes.
Cumplidas como fueron las notificaciones el 29/09/03 se difirió la sentencia para ser dictada
el día 21/10/03 fecha en la cual tampoco se dictó el fallo definitivo, procediendo este
Juzgado a dictarlo el día de hoy, con la necesaria orden de notificar a las partes el mismo,
previas las siguientes consideraciones:

PRIMERO: la demandante expone en el libelo que el 07/08/1.967 le fue presentada a su


Junta Directiva formal solicitud de donación o adjudicación a título gratuito por parte dela
ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES (A.V.D.) en la persona de su Presidente Dr.
ALFONSO CASTILLO NAVARRETE y que en Sesión No. 91 de fecha 13/02/1.968 el
Directorio acordó cederle en donación a la Solicitante un inmueble constituido por una
parcela de terreno y la casa en que se encuentra enclavada la misma , ubicada en la
Avenida Caracas No. 464, Urbanización Fundalara, jurisdicción de la Parroquia Santa Rosa,
Municipio Autónomo Iribarren del Estado Lara, dentro de los siguientes linderos particulares:
NORTE: en 22 mts. con parcela No. 472; SUR: en 22 mts. con terrenos propiedad de
FUNDALARA, ESTE: en 13,50 mts. con parcela 449 y OESTE: en 13,50 mts. con Avenida
Caracas que es su frente, todo ello para una superficie aproximada de terreno de 297 mts.2.
Expone además que el 23/08/93 la Junta Directiva en Sesión de No. 809 ratificó la decisión
de ceder en donación dicho inmueble a favor de la ASOCIACION VENEZOLANA DE
DIABETES, perfeccionándose la donación por documento protocolizado el 24/10/1.994 a la
ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES, institución civil y sin fines de lucro, un
inmueble de su exclusiva propiedad ubicado en la Av. Caracas Urbanización Fundalara,
Casa No. 464 (identificada en el Documento de Parcelamiento con el No. 473) de esta
ciudad de Barquisimeto, y que la donataria de manera irregular y contraria al espíritu del
donante procedió a enajenar a título oneroso dicho inmueble, violentando el fin para el cual
fue destinado por FUNDALARA, al entregarlo en dación en pago a favor de la SOCIEDAD
MERCANTIL CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. cuyo Presidente ciudadano
STEFAN CASTILLO FERNANDEZ, es hijo del Presidente de la donataria ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES, Dr. ALFONSO CASTILLO NAVARRETE, quien además
funge como Director Científico de la adquirente CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A.,
contraviniendo tal enajenación el espíritu de la donación realizada para el funcionamiento de
la institución benéfica, en consideración a la importancia de la labor que realiza. Destaca el
hecho que el inmueble cedido en donación, se encontraba afecto al beneficio público, y ello
no se corresponde con el negocio inmobiliario especulativo del que fue objeto y por el cual
la donataria obtuvo una ganancia o utilidad de un bien que estaba fuera del comercio, afecto
a la utilidad pública conforme al espíritu de la donación. Expone que por todo ello, la Junta
Liquidadora de Fundalara decidió revocar la donación realizada a favor de la ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES, con fundamento en los artículos 1.160, 1.167, 1.431,
1.432,1.459, 1.460 y 1.157 del Código Civil, demandar la simulación de la acreencia a favor
de la FIRMA MERCANTIL CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A., que sirvió de
fundamento a la dación en pago de dicho bien por la cantidad de Bs. 15.000.000,oo así
como demandar la declaratoria de nulidad absoluta de los títulos de propiedad de la
donataria y de la posterior adquirente CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A.

La demanda fue contradicha en todas sus partes por ambas demandadas, en la oportunidad
de la contestación de la demanda.

El 21/02/2000 el ciudadano ALFONSO CASTILLO NAVARRETE, asistido por la abogada


CARMEN LUISA DURAN, presentó escrito de transacción en el presente juicio otorgado por
ante la Notaría Pública Tercera de Barquisimeto el 16/07/1999, inserto bajo el No. 45, Tomo
87 de los Libros de Autenticaciones, en el cual su representada ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES, asistida por el abogado JACKSON PEREZ MONTANER,
titular de la cédula de identidad No. 10.775.748 e inscrito en el Inpreabogado bajo el No.
48.195 reconoció que hubo error de consentimiento en cuanto a la transferecia en
propiedad del inmueble que sirvió de sede a la ASOCIACION VENEZOLANA DE
DIABETES, ubicado en la Avenida Caracas, Urbanización Fundalara, Casa No. 464, de esta
ciudad de Barquisimeto, y que en ningún momento hubo consentimiento para transferir la
propiedad a favor de la empresa CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A., como
falsamente, según se indicó, lo establece el documento protocolizado por ante la Oficina
Subalterna del Primer Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado Lara, bajo el
No. 20, Folio 115 al 120, Tomo 13, Protocolo Primero, Segundo Trimestre del año 1999, por
estar destinado el inmueble a una utilidad pública y social, en razón de lo cual FUNDALARA
liberó de responsabilidad a la accionada, asumiendo el representante de la A.V.D. el
compromiso de realizar todas las gestiones que le fueren posible para que el CENTRO
MEDICO LOS LEONES 96 C.A. convinera en la demanda, transara judicialmente la causa y
devolviera definitivamente el inmueble a manos de FUNDALARA.

Tal transacción homologada por auto de fecha 28/02/2000, no podía significar el fin del
juicio respecto a una de las demandadas y la continuación del mismo respecto a la otra,
pues como lo reconoció el fallo dictado por el Juzgado Superior Segundo en lo Civil,
Mercantil y Menores de la Circunscripción Judicial del Estado Lara el 20/12/2001, en el
presente caso se configuró un litis consorcio pasivo necesario y la relación jurídica
sustantiva discutida entre las partes tiene que ser resuelta con la participación de todas para
que el acuerdo o la sentencia que recaíga en el juicio, les sea vinculante y adquiera
autoridad de cosa juzgada. En otras palabras, el solo convenimiento de la ASOCIACION
VENEZOLANA DE DIABETES expresado mediante documento autenticado no podía ser
vinculante para el CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. ni podía por sí mismo significar
la nulidad por error de consentimiento del documento protolizado por ante la Oficina
Subalterna del Primer Circuito de Registro del Municipio Iribarren del Estado Lara, bajo el
No. 20, Folio 115 al 120, Tomo 13, Protocolo Primero, Segundo Trimestre del año 1999,
obtenida unilateralmente por la parte que dio en pago dicho inmueble, sin la participación de
quien lo recibió en pago, en desmedro del debido proceso y del derecho a la defensa, razón
por la cual se procede a decidir el fondo del asunto debatido declarándose expresamente
que la referida transacción es insuficiente e ineficaz para declarar la nulidad del documento
de dación en pago por el cual el CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. adquirió la
propiedad del inmueble objeto de la presente acción. Así se decide.

SEGUNDO: el artículo 1.431 del Código Civil define la donación como “el contrato por el
cual una persona transfiere gratuitamente una cosa u otro derecho de su patrimonio a otra
persona que lo acepta”. Indiscutiblemente su naturaleza es la de ser un contrato y está
regulada por las reglas generales de todos los contratos, siempre que sean compatibles con
las que le son particularmente aplicables. Es un contrato a título gratuito (una de las partes
procura una ventaja a la otra sin equivalente); es unilateral porque solamente el donante se
obliga; es traslativo porque el donante transfiere gratuitamente una cosa o derecho de su
patrimonio al donatario (traslativo de dominio) y es formal porque de conformidad con el
artículo 1.439 del Código Civil para que sean válidas las donaciones deben hacerse en
forma auténtica y del mismo modo debe otorgarse la aceptación, y cuando se refieran a
inmuebles no surtirán efecto alguno contra terceros, sino después que sean registrados
ambos actos. El artículo 1.446, ejusdem, señala que “La donación debidamente aceptada
es perfecta y se transmite la propiedad de los objetos donados sin necesidad de tradición,
desde que el donante esté en conocimiento de la aceptación.”…

De las normas antes citadas se tiene que la donación es un contrato en virtud del cual se
transmite la propiedad de manera gratuita, por lo que una vez que el donatario acepta la
manifestación realizada por el donante, se hace propietario de la cosa donada. Esta
transmisión de la propiedad en virtud de la donación, de conformidad con lo previsto en el
Código Civil, sólo puede quedar sin efecto en los casos establecidos en dicho cuerpo
legislativo, los cuales son: Cuando la donación es realizada con ocasión de un futuro
matrimonio, si este no se verifica o posteriormente se declara nulo, salvo que haya sido
realizada a favor de los hijos que hubiera en virtud de dicho matrimonio, y estos existieran
(Código Civil, artículo 1.449).

Por otra parte, de conformidad con lo establecido en el artículo 1.447, es nula toda donación
hecha bajo condiciones imposibles o contrarias a la Ley o a las buenas costumbres; y, de
acuerdo al artículo 1.448 ejusdem, también es nula toda donación hecha bajo condiciones
cuyo cumplimiento dependa de la exclusiva voluntad del donante.

En cuanto a la posibilidad de revocar la donación por parte del donante, el Código Civil
prevé dos supuestos: de acuerdo con el artículo 1.451, las donaciones entre cónyuges son
siempre revocables por la sóla voluntad del donante, manifestada expresamente en la
misma forma en que se hizo la donación y debidamente notificada al donatario o a sus
herederos; y, conforme al artículo 1.453, se puede establecer la reversión de las cosas
donadas, para el caso en que el donatario muera antes que el donante, como para el caso
en que mueran el donatario y sus descendientes.

Por último, de conformidad con lo establecido en el artículo 1.459 del Código Civil, la
donación puede revocarse por causa de ingratitud del donatario o por superveniencia de
hijos.

TERCERO: la parte actora acompañó con la demanda los siguientes documentos:

1°) Copia de Acta No. 91 contentiva de la sesión de la Junta Directiva de la FUNDACION


DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL ESTADO LARA (FUNDALARA) celebrada en fecha
trece de febrero de 1968, inserta a los folios 07 y 08 del expediente, en la cual se acordó los
siguiente:
“… Este Directorio tomando en consideración la importante labor social que realiza la
Asociación Venezolana de Diabetes, ha acordado le sea donada una casa de tres (3)
habitaciones, y en consecuencia, autoriza al Presidente a fin de que proceda a hacer
efectiva esta decisión …”

De la anterior transcripción se evidencia que no se estableció ninguna condición o limitación


a la transmisión de la propiedad cuando se aprobó la donación. Así se establece.

2°) Copia de Acta Nº: 809, contentiva de la sesión de la Junta Directiva de la FUNDACION
DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL ESTADO LARA (FUNDALARA) celebrada en fecha
veintitrés de agosto de 1993, inserta a los folios 09 y 10 del expediente, en la cual se acordó
los siguiente:
“… b.- El Dpto. Legal, solicitó a la Presidencia la necesidad de que sea ratificado por la
actual Junta Directiva, la Donación, que hiciera Fundalara en el año 1968, durante la
Presidencia de Juan Romero Antoni, a la Asociación de Diabetes, de un inmueble
identificado con el Nº: 464, ubicado en la Avda. caracas de la Urb. Fundalara. El Directorio
aprobó efectuar la ratificación de esta Donación, a lo cual se encarga a la Secretaría de
Directorio para preparar oficio al Dpto. Legal. …”

De la anterior transcripción se evidencia igualmente que no se estableció ninguna condición


o limitación a la transmisión de la propiedad cuando se ratificó la aprobación de la donación.
Así se establece.

3°) Documento otorgado por ante la Notaría Pública Segunda de la ciudad de Barquisimeto,
en fecha 25/03/1994, anotado bajo el Nº: 20, Tomo 55 de los Libros de Autenticaciones,
luego protocolizado por ante la Oficina Subalterna del Primer Circuito de Registro Público
del Municipio Iribarren del Estado Lara, en fecha 24/10/1994, anotado bajo el No. 04, folios
01 al 03, Protocolo Primero, Tomo Séptimo, inserto a los folios 12 al 14 del expediente, en
el cual se establece lo siguiente:

“Yo, PEDRO ROMERO TROCONIS, … actuando en mí carácter de Presidente de la


Fundación de Vivienda y Fomento del Estado Lara (FUNDALARA), …. y suficientemente
autorizado por el Directorio de dicha Institución, según Acta de Directorio Nº:809, de fecha
23 de agosto de 1.993, y previa solicitud hecha por el organismo interesado de fecha 07 de
agosto de 1967, declaro: Que trasmito la propiedad, mediante la donación, a la
ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES, … un inmueble propiedad de mi
representada constituido por una casa y la parcela de terreno sobre el cual está construida.
La casa esta distinguida con el Nº: 464, ubicada en la Avenida Caracas de la Urbanización
FUNDALARA, Jurisdicción del Municipio Santa Rosa, Distrito Iribarren del Estado Lara,
cuyo parcelamiento… Es con estos títulos que traspaso a la Asociación Venezolana de
Diabetes los derechos de propiedad, posesión y dominio que corresponden a mi
representada sobre el inmueble en referencia, haciendo la tradición legal. Con el
otorgamiento del presente documento y respondiendo al saneamiento gasta por el monto
del precio estimado. Se deja constancia que sobre el mencionado inmueble no pesa
gravamen alguno” …

De la anterior transcripción se evidencia igualmente que no se estableció ninguna condición


o limitación a la transmisión de la propiedad cuando se otorgó el documento definitivo
contentivo de la donación cuya resolución se demanda, por lo que el argumento expuesto
por la parte actora en su libelo, en el sentido que el motivo por el cual se demanda la
resolución de la donación se encuentra en que el inmueble dado está afectado a una causa
de utilidad pública, conforme “al espíritu de la donación” (Sic), por cuanto en ninguna parte
la decisión de la Junta Directiva de la FUNDACION DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL
ESTADO LARA (FUNDALARA), se manifiesta de manera clara e indubitable en tal sentido,
ni en el de afectar al inmueble con una prohibición para que el donatario luego no lo pudiera
enajenar. Así se establece.

CUARTO: en cuanto a la pretensión de la parte actora, dirigida a que se declare simulado el


contrato en virtud del cual la ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES dio en pago a la
Empresa CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A., ambas ya identificadas, el inmueble
que anteriormente le había donado la FUNDACION DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL
ESTADO LARA (FUNDALARA), todas ya identificadas, es bueno recordar lo enseñado por
el Dr. Eloy Maduro Luyando, en su obra Curso de Obligaciones:

… “Existe simulación cuando las partes realizan un acto o contrato aparentemente válido
pero total o parcialmente ficticio, pues es destruido o modificado por otro de naturaleza
secreta o confidencial que es el que realmente responde a la verdadera voluntad de las
partes. ... La simulación puede ser clasificada en dos grandes clases: la llamada simulación
absoluta, cuando el acto ostensible no existe realmente en forma alguna porque en realidad
las partes no han querido efectuar ningún acto; por ejemplo, cuando una persona A simula
una venta con una persona B, continuando A con la propiedad de la cosa aparentemente
vendida; y la denominada simulación relativa, cuando el acto ostensible no es totalmente
inexistente, sino que sólo lo es parcialmente porque en realidad las partes han celebrado un
acto de distinta naturaleza; tal es el caso si las partes realizan como acto ostensible un
contrato de venta, cuando en realidad efectúan una donación. …” (Ob. Cit. Págs. 580 y 581)

El alegato de simulación fue realizado por la parte demandante y a ella le correspondía


demostrar que en verdad dicha dación en pago era simulada, y no se correspondía a la
realidad la existencia de la deuda que se estaba extinguiendo con dicha dación en pago,
obligación ésta que se desprende de lo establecido en el artículo 1.354 del Código Civil, en
concordancia con los artículos 254 y 506 del Código de Procedimiento Civil, conforme a los
cuales quien pretenda se declare la existencia de una situación fáctica y se ordene el
cumplimiento de las consecuencias jurídicas derivadas de la misma, debe demostrar la
existencia de los hechos constitutivos de dicha situación fáctica que sirven de fundamento a
sus pretensiones. Así se establece.

Ahora bien, ante tal carga probatoria, la parte actora no trajo a los autos ningún elemento de
convicción del cual se puede desprender que se haya demostrado de manera indubitable la
existencia en dicha negociación de los elementos constitutivos de un negocio simulado, por
lo que la pretensión de declaratoria de nulidad por simulación no debe prosperar. Así se
decide.

DISPOSITIVA

Por las razones antes expuestas, este Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil,
Mercantil y del Tránsito del Estado Lara, administrando justicia, en nombre de la República
Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la ley, DECLARA SIN LUGAR la demanda de
RESOLUCION DE CONTRATO DE DONACION POR VIA PRINCIPAL, Y POR VIA
SUBSIDIARIA DE DECLARATORIA DE SIMULACION DE ACREENCIA A FAVOR DE LA
EMPRESA CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A. Y DE NULIDAD ABSOLUTA DE
DOCUMENTOS intentada por la FUNDACION DE LA VIVIENDA Y FOMENTO DEL
ESTADO LARA (FUNDALARA), contra la ASOCIACION VENEZOLANA DE DIABETES
(A.V.D.) y contra la empresa CENTRO MEDICO LOS LEONES 96 C.A., todas ya
identificadas. Se condena en costas a la parte demandante, por haber resultado vencida, de
conformidad con el artículo 274 del Código de Procedimiento Civil. Se suspende la medida
de prohibición de enajenar y gravar decretada al admitirse la demanda el 25/06/99,
participada con oficio No. 1.238 al Registrador Subalterno correspondiente.
NOTIFIQUESE A LAS PARTES la presente decisión, advirtiéndoles que una vez conste en
autos la última notificación comenzaran a correr los lapsos procesales a los fines que
interpongan los recursos que estimen pertinentes. Líbrense las correspondientes boletas, de
conformidad con lo establecido en el artículo 233 del Código de Procedimiento Civil.
PUBLIQUESE. REGISTRESE. DEJESE COPIA.
Dado, firmado y sellado en la Sala de Despacho del Juzgado Segundo de Primera Instancia
en lo Civil, Mercantil y del Tránsito del Estado Lara, en Barquisimeto, a los veintiséis (26)
días del mes de marzo de dos mil cuatro (2.004). Años 193° y 145°.
La Juez

TAMAR GRANADOS IZARRA

La Secretaria Accidental

MARIA FERNANDA ALVIAREZ ROJAS

En la misma fecha se publicó y dejó copia.

La Sec. Acc.
Resumen de la sentencia:

Se declaró sin lugar la demanda de Resolución de Contrato de Donación por vía principal y
por vía subsidiaria de Declaratoria de Simulación de Acreencia a favor de la empresa
Centro Médico Los Leones 96 C.A. y de Nulidad Absoluta de Documentos intentada por
FUNDALARA contra la Asociación Venezolana de Diabetes y contra la empresa CENTRO
MEDICO LOS LEONES.