Anda di halaman 1dari 41

UNIVERSIDAD NACIONAL

“PEDRO RUIZ GALLO”


FACULTAD DE CIENCIAS HISTÓRICO SOCIALES
Y EDUCACIÓN

INSTITUTO TECNOLÓGICO UNIVERSITARIO


“PEDRO RUIZ GALLO”

PANDILLAJE Y BARRAS BRAVAS EN


DISTRITO LA BANDA DE SHILCAYO
TARAPOTO

PROFESORA : MERCEDES SEVERINO ORDOÑEZ

CURSO : METODOLOGÍA DEL ESTUDIO

ALUMNO :

CICLO : 2006 - I

CARRERA : ADMINISTRACIÓN TURISTICA Y HOTELERA

CHICLAYO - 2006

1
PRÓLOGO

El presente trabajo, esta basado en la recopilación de la información referente


a uno de los temas de interés social, que muestra el grado de cultura y valores
que existe en nuestro ciudad, sobre todo en el pueblo joven Simón Bolívar.

A continuación, se hará un estudio referente a PANDILLAJE Y BARRAS


BRAVAS, lo cual está marcando a nuestra sociedad estudiantil y juvenil. Como
se ve en la actualidad los jóvenes se pasan los días malgastando su tiempo
en vicios o formando grupos con intenciones de delinquir o de formar las
famosas trincheras por ideales futbolísticos, políticos o de cualquier otra
índole.

Por ese motivo hemos creído conveniente analizar este tema de suma
importancia. Esperamos que el desarrollo del mismo sea del interés común de
todos y de esa manera conocer un poco más de una realidad culturas que
determinan el grado intelectual de nuestra sociedad.

2
ÍNTRODUCCIÓN

El termino “pandilla” como muchas voces del castellano, ha sufrido


modificaciones producto del mestizaje, transformándose de generación en
generación para denominar tanto expresiones artísticas y culturales, como
conceptos despectivos, excluyentes o generacionales.
Desde tiempos inmemoriales, en el departamento de Puno, se conoce como
“pandilla puneña” a las agrupaciones de baile de los diferentes barrios que se
organizan para fomentar, conservar y difundir el arte popular de su región. En la
Selva Alta específicamente en Yurimaguas y el departamento de Amazonas,
se conoce como “pandillada” a un baile folklórica de la zona.
Antes “pandilla” era la palabra que identificaba a los amigos del barrio, a la
“collera”, los “patas” que se juntaban para compartir inquietudes y divertirse. En
nuestros tiempos “pandilla” es la palabra usada por niños, jóvenes y adultos,
para denominar a los grupos de adolescentes y jóvenes que en los barrios se
caracterizan por los actos de violencia callejera que protagonizan.
De acuerdo con este ultimo, una pandilla es una agrupación de adolescentes y
jóvenes que se enfrentan con sus pares. L a “pandilla” es parte del fenómeno
que nuestros especialistas han denominado como VIOLENCIA JUVENIL,
donde también se incluyen otras formas de violencia como las “barras bravas”,
“manchas escolares”, delincuencia, drogadicción y prostitución juvenil, entre
otros. Hoy son parte de nuestra vida cotidiana y han marcado esta última
década creando inseguridad, malestar y conflicto en nuestra población.

El pandillaje es uno de los problemas sociales que más aqueja a nuestra


localidad, problema que con el apoyo y colaboración de cada uno de nosotros,
se puede llegar a contrarrestar considerablemente. Es por eso, que en este
informe daremos a conocer, las principales causas por las cuales se originan
las pandillas, los tipos de pandillas con las que vivimos a diario, y
principalmente una alternativa de solución, cuyo único fin es el de MEJORAR
LA CALIDAD DE VIDA de cada uno de los habitantes de nuestra ciudad.

3
Una pandilla es una agrupación de adolescentes y jóvenes que se enfrentan a
problemas comunes y comparten los mismos intereses. Con el tiempo, estos
grupos son sinónimos de violencia, robo, inseguridad ciudadana. La "pandilla"
es parte del fenómeno que nuestros especialistas han denominado como
VIOLENCIA JUVENIL, donde también se incluyen otras formas de violencia
como las "barras bravas", "manchas escolares", delincuencia, drogadicción y
prostitución juvenil, entre otros.

Los integrantes de una pandilla proceden de hogares en crisis o destruidos, de


padres separados total o parcialmente, donde sus necesidades materiales o
afectivas no son atendidas para un adecuado desarrollo personal, tienen baja
autoestima y una mala formación en valores y habilidades sociales (asertividad,
toma de decisiones). Estos jóvenes tienen carencia afectiva dentro del hogar,
por lo cual se identifican con las pandillas, en las que encuentran cohesión, el
“respeto”, trato igualitario, participación y apoyo. Expresan actitudes y
conductas violentas, expresión de rebeldía basados en sus frustraciones
personales y familiares

Presentamos este trabajo, porque consideramos que vivimos en una sociedad


donde el Pandillaje y las Barras bravas cada vez se apoderan de los jóvenes, y
este problema social no es ajeno a nosotros, todo lo contrario debemos
contribuir con nuestro granito de arena para buscar soluciones que corrijan
estos defectos sociales.

El objetivo es Conocer los diversos conceptos de Pandillaje y Barras bravas y

la peligrosidad que tienen estas bandas en el pueblo joven simón Bolívar.

Asimismo se ha planteado una formulación que s la siguiente: ¿En que medida


la organización de rondas vecinales combatiría de forma efectiva el vandalismo
del pandillaje y las barras bravas?

En cuanto a la hipótesis se presenta la siguiente “La aplicación de rondas


vecinales permitirá disminuir la existencia de pandillaje y barras bravas. En el
Pueblo Joven Simón Bolívar”.

4
5
FASE TEÓRICA
Planteamiento del Problema
Delincuencia juvenil, el concepto encuentra su razón de ser en el
diferente papel que debe jugar el estado frente a esta clase peculiar de
delitos. así, la comisión de un delito no difiere en la práctica de quien la
realice, pero sí hay diferencias en cuanto a la respuesta del estado. Ante
la delincuencia juvenil se entiende que el estado debe procurar la
educación, tutela y protección de la juventud, antes que a la mera
sanción penal que se aplica a los adultos. en cada legislación varía el
concepto de delincuencia juvenil hasta el punto de que en algunos
países existe, o así se entiende, cuando los actores de los delitos tienen
entre 17 y 21 años, y en otros cuando se encuentran entre los 7 y los 17
(lo cual es tanto como distinguir entre delitos realizados por jóvenes o
por adolescentes). no se han elaborado estadísticas fiables que permitan
asegurar en qué clase social tiene más incidencia el problema de la
delincuencia juvenil, porque tienen distinta trascendencia social e incluso
penal los delitos cometidos por jóvenes de clase baja que los de la clase
alta o acomodada.

En el pueblo joven el pandillaje y las barras bravas se están apoderando


de las calles y cada vez se torna más peligroso.

6
Delimitación del Problema
Espacio: Pueblo Joven Simón Bolívar
Distrito: Chiclayo
Tiempo: Año 2006.
Unidades de Observación: Pandillaje y Barras bravas

Las limitaciones que hemos tenido son:


Tiempo: Consideramos el factor tiempo, ya que para desarrollar un
monografía se necesita un tiempo considerable para realizarlo.
Factor económico: El factor económico es una limitación pues somos
estudiantes y dependemos de los recursos económicos de nuestros
padres o apoderados.

Definición del Problema


¿En que medida la organización de rondas vecinales combatiría de forma
efectiva el vandalismo del pandillaje y las barras bravas?

Elaboración de Hipótesis
La aplicación de rondas vecinales permitirá disminuir la existencia de pandillaje
y barras bravas. En el Pueblo Joven Simón Bolívar.

Conceptualización
1. Definición de Pandilla
Una pandilla es una agrupación de adolescentes y jóvenes que se enfrentan a
problemas comunes y comparten los mismos intereses. Con el tiempo, estos
grupos son sinónimos de violencia, robo, inseguridad ciudadana. La "pandilla"
es parte del fenómeno que nuestros especialistas han denominado como
VIOLENCIA JUVENIL, donde también se incluyen otras formas de violencia
como las "barras bravas", "manchas escolares", delincuencia, drogadicción y
prostitución juvenil, entre otros.

2 Tipos de “pandillas”
 Las de Barrio.- Son agrupaciones que actúan en un determinado
espacio territorial o barrio. Estas pandillas pueden ser:

7
Las Guerreras.- Sus miembros se dedican exclusivamente al “guerreo” al
enfrentamiento con las pandillas rivales de la zona para dirimir superioridad y
control del espacio territorial.
Infractoras y delincuenciales.- Cuando, además del “guerreo”, una parte de sus
integrantes o todos adoptan conductas infractoras o delictivas,
específicamente, el robo y asalto callejero.
 Las Barras Bravas.- Aparecen violentamente en los clásicos U – Alianza
o en los partidos trascendentales del campeonato profesional .A su interior se
confunden jóvenes integrantes de pandillas de diferentes lugares que dejan de
lado la identidad territorial o de grupo para adoptar una identidad común en los
colores del club que los identifica. Aquí se produce un fenómeno que se conoce
como de “doble o triple identidad” pues los integrantes de una pandilla de barrio
pueden pertenecer al mismo tiempo a una barra brava y a la mancha escolar
de su colegio. Sin embargo en el barrio se da un fenómeno inverso, ahí lo que
manda es el territorio, el barrio, y jóvenes que son hinchas de Alianza o la U,
principalmente se adhieren “militantemente” a lo que su pandilla decide,
dándose el hecho curioso de muchachos que actúan en la barra contraria al
club de su simpatía.
 Las Manchas Escolares.- Son agrupaciones conformadas por los
alumnos de los principales colegios que se enfrentan, ocasionalmente, en las
principales avenidas de su distrito.
El liderazgo de las manchas escolares ejercido por los lideres de pandilla de
barrio y, aunque los enfrentamientos entre estos grupos han disminuido, su
presencia en los colegios es aun fuerte.
Esto se puede observar en las pintas de paredes y servicios higiénicos de
prácticamente todos los centros educativos estatales de nivel secundario del
distrito.
 Las Pandillas Femeninas.- La presencia femenina en el pandillaje es
cada vez más notoria, tanto en el interior de la pandilla como en los espacios y
actos en que estas actúan. Su participación es múltiple: “guerrean” junto con
los varones; auxilian a los heridos en los enfrentamientos a modo de
“socorristas”; o actúan como “soplonas”; las que llevan y traen amenazas de
mensaje, desafíos o burlas de grupo enfrentados; alertan de posibles ataques o
“mandan al desvió”.

8
Muchos de ellos están involucradas sentimentalmente con integrantes de
pandillas formando parejas, mientras que otros se relacionan con ellos en los
espacios de encuentros de los grupos afirmando así amistades o
identificaciones con el grupo. Finalmente los más independientes han formado
sus propias agrupaciones actuando autónomamente en grupos conformados
solo por mujeres.

3. Estructura De Una Pandilla


Al interior de una pandilla, sus integrantes desempeñan diferentes roles.
La actuación y el comportamiento de todos no es homogéneo y están
determinados por la capacidad de liderazgo, valor o compromiso que cada uno
de ellos tiene con la “mancha” o pandilla a la que pertenecen.
Así una descripción de sus componentes puede ser la siguiente:
El líder o lideres.- Son los integrantes de la “pandilla” que comandan o
“batutean” al grupo tanto en los enfrentamientos como en otros momentos. Una
pandilla puede tener uno o varios líderes en su interior, pero siempre hay uno
que destaca por su iniciativa y temeridad.
El núcleo: Los activos u orgánicos.- Aquellos que asumen el nombre de la
pandilla, la autoridad de los lideres y las reglas, comportamientos y conductas
que norman el funcionamiento del grupo, de manera concreta, física y
emocionalmente.
La Mancha: Los periféricos o simpatizantes.- Son los más numerosos; no
actúan permanentemente, pero se identifican con el grupo actuando
intermitentemente, sobre todo en los enfrentamientos con otros. Esto sucede
mayormente en las barras bravas, manchas escolares y, también, en el barrio,
cuando salen a “sacar cara” por sus patas que están siendo atacados. Entre los
simpatizantes o periféricos podemos ubicar también a las chicas que actúas
como socorristas o “soplonas”.

Características de los jóvenes integrantes de la pandillas


Características Personales.- Proceden de hogares en crisis o destruidos, de
padres separados total o parcialmente, donde sus necesidades materiales o
afectivas no son atendidos para un adecuado desarrollo personal.

9
Tienen carencia afectiva dentro del hogar, por lo cual se identifican con las
pandillas, en las que se encuentra en cohesión, respeto, trato igualitario,
participación y apoyo.
Expresan actitudes y conductas violentas, expresión de rebeldía basados en
sus frustraciones personales y familiares.
Tienen bajo autoestima y una mala formación en valores y habilidades sociales
(asertividad, toma de decisiones, comunicación) que comprometen su futuro.

Características grupales:
Pertenencia grupal.- Los jóvenes integrantes de pandilla se agrupan por
afinidad e intereses comunes.
Patentan una denominación, un símbolo y adoptan seudónimos entre sus
miembros. El grupo es un espacio de apoyo, afectos, y compromisos, de
expresiones de conductas violentas y afirmación de pertenencia grupal por
encima de la identidad individual. Es el grupo el que les consigue el respeto y
temor ante los demás, que son las mismas personas que los ignoran y
desprecian.

Seguridad grupal.- Los jóvenes integrantes de pandillas, el pertenecer e


identificarse con su grupo ,adquieren confianza, seguridad y firmeza en su
desplazamiento territorial y en los enfrentamientos, es decir, individualmente el
joven pandillero pierde el respeto y valor mientras la pandilla le transmite
fortalezas en sus manifestaciones violentas y los hace sentir “bacanes” y
“figurar”.
“Identidad” barrial y distrital.- Las pandillas se identifican y “sacan cara” por su
barrio, demarcando su territorio y limites. Esta es una de las principales causas
de enfrentamientos entre pandillas: la defensa de su territorio como espacio
“sagrado” que no puede ser invadido por ningún otro grupo.
Cuando salen a otros lugares, el nombre esta unido a su lugar de
procedencia, se identifican con su distrito y en algunos casos imponen respeto.
“Respeto” social.- Las pandillas a fuerza de violencia, han adquirido un
“respeto” social negativo por la agresión y el vandalismo que producen,
expresión de conductas violentas que les dan un sello particular y personalidad

10
sui generis, ganándose espacios negados de expresión juvenil dentro de la
comunidad.

Armas y demás objetos usados en pandillas


a) Objetos y armas ofensivas: piedras, palos, botellas, cuchillos, verduguillos,
machetes, bombas molotov, armas de fuego.
b) Objetos defensivos y de protección: pasamontañas, capuchas, gorros.
c) Medios e instrumentos de expresión: grafittis, pintas o murales, spray,
plumones, correctores blancos, otros.

Indumentaria de los jóvenes que integran las pandillas


Los jóvenes que integran una pandilla han adoptado un estilo de vestir que los
caracteriza y diferencia de los demás. Esta moda de “estilo” deportivo, se
compone generalmente de un gorro con o sin visera; pantalones o shorts
anchos o abolsonados, en algunos casos descoloridos y descuidados,
combinados con colores fuertes; polos o casacas anchas que dan la apariencia
de tallas mas grandes que su contextura física y generalmente llevan zapatillas
de “marca” o “bamba”.

Jergas mas conocidas


- Guerrear: pelear, enfrentarse y competir con la pandilla rival.
- Batutear: liderar, comandar, ir adelante del enfrentamiento.
- Empatar: unirse, juntarse o aliarse con otra pandilla para los
enfrentamientos.
- Empilarse: tomar para llenarse de valor antes de un enfrentamiento o
para estar en ambiente, alegrarse cuando participan en sus reuniones
celebratorias.
- Poner: robar, “cuadrar”, “chorear”.
- Jama: comida, jamear, comer.

4. Causas que originan las pandillas

1) La desintegración familiar y el abandono moral:

11
Es la principal causa para que los adolescentes y jóvenes se integren a las
pandillas .La familia como institución básica de la sociedad esta en crisis; hay
un alto porcentaje de separaciones y abandono familiar. Por otro lado, la
ausencia de los padres, empujados por la crisis a dedicar mas tiempo a la
obtención del ingreso familiar, genera un vacío que la sustitución de la crianza
de los hijos por otros familiares o conocidos no pueden llenar.
Las presiones económicas obligan a ampliar los horarios de trabajo y a eliminar
los momentos dedicados a al integración familiar, la afectividad y la recreación
entre padres e hijos, elementos importantes en su formación. Este este estado
de abandono familiar y moral en diferentes grados y formas, algunos de ellos
violentos y traumáticos, contribuyen a que los jóvenes padres y adolescentes
que proceden de estos hogares sean fácilmente captados por la pandillas, en
las que encuentran el apoyo, la afectividad, identificación y referencia grupal
que no encuentran en su propio entorno familiar.
Una encuesta realizada a escolares de secundaria (INEI) es ilustrativa y
coincidente con esta opinión.
Prácticamente todos las respuestas ubican al hogar como el espacio clave para
la formación de los hijos. Los adolescentes consideran primordial el aspecto
formativo que se da dentro del hogar, que exista un entorno cálido, de
comprensión entre los miembros; cuando esto no existe el adolescente
comienza a sentirse marginado, no siente la seguridad que es básica a su
edad. Por ello, se refugia en grupos que, aunque destructivas, lo hace sentirse
miembro de algo, como un paliativo a su soledad.
La referencia a malas amistades seria consecuencia de una formación familiar
que no tiene los valores apropiados que le permitan diferenciar lo bueno de lo
malo, lo correcto de lo incorrecto, es decir, cuando la formación del hogar es
inapropiada, el joven se vuelve vulnerable a agentes externos que no lo
benefician en nada.

2) La desocupación y el empleo:
En el Perú la población desempleada comprendida entre los 14 a 24 años de
edad de 13,1 % mientras que la subempleada llega al 49.9% (INEI, proyección
1999).Es decir 63% de nuestros jóvenes están desempleados o subempleados.

12
Si para el común de los jóvenes es difícil conseguir un empleo, para quienes
están involucrados en pandillas, esas resultan mucho mas complicado, pues
están en desventaja frente a los demás, debido a su menor nivel educativo y
menores capacidades y habilidades; esto sin considerar la carencia de
recomendaciones “imagen personal” y los prejuicios y desconfianza que
generan en sus potenciales empleadores. Por otro lado, debido a su
aislamiento social, no tienen acceso a participar en programas de empleo
juvenil, como “PROJOVEN”. Esta situación es percibida por los jóvenes
integrantes de pandillas cuya demanda principal es la necesidad de un empleo.
Cuando se les pregunta a ellos, a sus familiares o a la gente de su barrio por
que realizan actos violentos, la respuesta mas común atribuye a la “ociosidad”
como la motivación principal.
Es evidente, entonces, que un tratamiento integral al pandillaje tiene que
contemplar alternativas orientadas a promover el empleo y la formación técnico
laboral de estos jóvenes para incorporarlos adecuadamente a la sociedad.

3) La violencia Social y Familiar:


Después de mas de diez años de violencia social en nuestro país, las nuevas
generaciones han crecido en una sociedad que ha convivido con la muerte y
destrucción, y principalmente, con la perdida del respeto a la vida; el desprecio
a la autoridad y las leyes; al derecho de los demás, ideas y actitudes que
promovieron tanto los grupos subversivos como la guerra sucia desde el
estado.
Golpeada y desarticulada la subversión, los métodos utilizados por Sendero
Luminosos y el MRTA han sido copiados por otros fenómenos violentos de las
zonas urbanas, como las bandas de delincuentes que provenidos de armas de
guerra, han asimilado los niveles de organización ,seguimiento y operativos
paramilitares de los grupos subversivos. En los barrios .las pandillas y los
delincuentes mas avezados han copiado, también, estos métodos violentos.
Así, muchos ven a estos elementos como ejemplos a seguir y creen que la
única autoridad y respeto debe ser impuesto por la fuerza y la violencia.
Desde el Estado, no existen referentes positivos visibles para los jóvenes. El
estilo de gobierno, que ha caracterizado los diez años del régimen
fujimontesinista, respalda opiniones como las que expresaron lideres de

13
pandilla que admiraban a Fujimori “porque era pendejo y se tumbaba a los que
rebelaban”. Es decir, una justificación e imitación a un estilo de relaciona
basada en la violencia, en el abuso del poder, en el desprecio del derecho de
los demás. Todo esto, en medio de una corrupción sin precedentes en nuestra
historia.
En las familias, la violencia contra la mujer y los hijos, se han incrementado
dramáticamente. El maltrato y abuso sexual infantil y adolescente tiene como
sus principales abusadores a los propios miembros de la familia.
Las DEMUNAS tienen entre sus principales casos de atención, la demanda de
alimentos y el maltrato física y psicologico. Estas situaciones marcan la vida de
nuestros niños y adolescentes, predisponiéndoles para soportar o descargar
violentamente los traumas que llevan dentro en quienes consideran mas
débiles o vulnerables.

4) La pobreza , Marginación y Exclusión Social:


Si bien la pobreza no es justificación para la existencia de las pandillas, esta
situación si contribuye con ello.
El 60% de las pandillas registradas por la policía proceden de hogares que
carecen de condiciones mínimas de vivienda y en un alto porcentaje han
abandonado sus estudios por la falta de recursos económicos o la
desintegración familiar.
Esta población pertenece a los grupos socio-económicos C, D y E. Además los
padres de familia, en un buen porcentaje tienen un bajísimo nivel educativo y la
taza de crecimiento supera el 3.0 %.

La exclusión social en las pandillas


Se da en varios niveles:
a) En el plano familiar, porque son excluidos de ser parte de una
familia integrada en la que la unidad familiar esta fraccionada y la comunicación
entre sus miembros ,mutilada, completando una disfuncional dinámica familiar
desde antes del nacimiento de algunos de ellos(as) por ser hijos(as) no
deseados de sus padres.

14
b) Están excluidos del sistema educativo, algunos nunca han
asistido, otros han desertado y muchos de ellos han terminado la secundaria
sin ver en ello ninguna utilidad para su futuro.
c) No tienen acceso al mercado laboral por encontrarse en una
situación de desventaja e incompetencia, carentes de capacitación,
experiencia, y formación técnico profesional.
d) Desconocimiento de sus deberes y derechos como persona, el
ejercicio de la ciudadanía y su participación en el desarrollo local.
e) Desinformación de sus derechos sexuales y reproductivos-, el ejercicio
sexual responsable, la prevención frente a las enfermedades de transmisión
sexual y SIDA, finalmente
f) Excluidos de la recreación, el deporte y la cultura. Esta marginalidad social
tiene consecuencias funestas. Un joven excluido socialmente es un joven
marginado de oportunidades para su desarrollo personal y familiar.
Y un marginado social es un resentido social, potencial futuro infractor de las
leyes, normas y reglamentos de la buena convivencia que a la postre afecta la
seguridad ciudadana y cultura de paz en nuestra localidad.
Esta múltiple exclusión social contribuye a crear una sub-cultura juvenil con sus
propias normas, valores, conductas y expresiones de vida en la que se impone
como practica el ejercicio de la violencia.
Por lo general estos adolescentes y jóvenes sienten que la sociedad poco o
nada puede ofrecerles para solucionar sus necesidades o aspiraciones; y lo
peor; es que muchos de ellos no se sienten parte de ella. Por ello, la sociedad
entendida esta con sus instituciones y ciudadanos, tiene la obligación de
incorporar, resocializar y reorientar estas conductas para afirmar los derechos y
la participación de todos y todos en la construcción de una cultura de paz en
nuestra comunidad.
5) La pérdida de valores y habilidades sociales:
El amor, el respeto, la veracidad y la honradez son valores que tienen cada vez
menos vigencia al interior de las familias y la comunidad. Por otro lado, no se
promueve habilidades sociales como la autoestima, la toma de decisiones y la
asertividad. Esto explica porque los jóvenes integrantes de pandillas tienen
poca valoración de su persona y expresan sentimientos de destrucción
recogidos casi siempre de su ámbito familiar: no tiene sentido de

15
responsabilidad y generalmente, el desacierto y desatino caracterizan sus
decisiones, pues carecen de espacios de dialogo y comunicación para discutir
sobre sus necesidades o intereses, y afrontar sus problemas personales o las
situaciones que se presentan dentro del hogar.

Sus percepciones como sujetos de derecho


En el mes de Junio del 2001, la institución COMETA (Compromiso desde la
infancia y adolescencia) realizo un focus group con 10 pandillas de Comas (16-
22 años de edad, ambos sexos) con la finalidad de conocer la noción y
percepción que tiene de sus derechos ciudadanos, y la relación de sus vidas
practicas con su comunidad. Estos son los resultados que se encontraron:
En opinión del grupo, en el Perú, los derechos no se cumplen porque el país
esta en crisis, como por ejemplo la corrupción de algunas autoridades.
Sostiene que en caso sus derechos sean vulnerados, recurririan a una tercera
persona para que intervenga, específicamente a la policía, y si esto no
funciona, en opinión de algunos varones del grupo, recurrirían a mecanismos
más radicales como la violencia, el resto del grupo se abstuvo de opinar al
respecto.
En cuanto a la percepción de si mismo como sujetos de DEBERES, los
consideran como “algo que tenemos que cumplir”. Algunos ejemplos son
“respetar a nuestros padres” deber de “trabajar de acuerdo con nuestra edad”,
“votar”, “aconsejar a los menores” y el deber de brindar apoyo en el caso de
personas que tengan más experiencia. Tangencialmente se menciona el deber
de brindar y recibir el apoyo del grupo: al incidir sobre este punto se le asigna
un sentido proteccionista, vale decir a sentirse seguros y defendidos por el
grupo.
A la pregunta ¿que esperas de la sociedad? La respuesta unánime que se
obtuvo fue “nada”. Los motivos señalados básicamente se refieren a que no
consideran que la sociedad tenga nada que ofrecerles, además por
experiencias previas, con las autoridades locales, considera que lo que ellos
solicitan no va a ser atendido. En el hipotético caso que pudieran solicitarle
algo de sus autoridades, seria una loza deportiva, la construcción y el
asfaltado de pistas.

16
De otro lado, afirma que lo que hace que los jóvenes no participen activamente
en su comunidad para beneficio propio y del grupo es el no contar con el
permiso (desconfianza) de los padres quienes en muchos casos los encierran y
prohíben la salida para evitar problemas en la calle como los enfrentamientos
entre pandillas; no se sienten capaces de realizar una actividad en beneficio de
la comunidad sea por indiferencia, inmadurez o falta de decisión.
Consultados sobre la posibilidad de implementar talleres artísticos en la zona
para promover la participación de los jóvenes, opinaron que seria una idea
interesante y original. Pero, consideraron también importante implementar
talleres productivo como: torno, carpintería, tejido a maquina y costura. Afirman
que la comunidad cuenta con maquinarias donadas por el estado.
Con relaciona la características de los grupos de los jóvenes que existen en la
comunidad, ellos refieren que estos en su mayoría son pequeños, aislados y
que solo se reinen para acudir a alguna actividad social o estar algunos
momentos fuera de casa.
Los grupos de pandillas, en cambio son numerosos, mas cohesionados en la
medida que se defienden entre si de la agresión de grupos similares de otros
“barrios” que viene a promover enfrentamientos; son muy exigentes en cuanto
al respeto de su territorio, ya que solo permiten el ingreso de pandillas en una
misma zona o barrio; en cambio, las de más deben mantenerse fuera. En caso
que un miembro de la pandilla sea agredido por miembro de otra pandilla, esta
acción se convierte en una deuda que debe ser cobrada.
6) La emoción por la violencia:
Desde el punto de vista del factor psicológico, se considera a la adrenalina;
composición psicobioquimica que impulsa a los jóvenes integrantes de
pandillas a la búsqueda de nuevas sensaciones y emociones placenteras en
sus aventuras y “guerras” callejeras.
Un pandillero explica “sentimos temor a que nos pueda suceder algo grave y al
mismo tiempo un gusto y placer de querer atrapar a alguien de otro bando y
convertirlo en nuestro trofeo de guerra (banderas, polos, zapatillas, meterle
cuchillo, etc.). Explicación que desnuda la motivación por afrontar los peligros,
las conductas temerarias, jugar con la muerte; una verdadera catarsis que
permite liberación emocional de sus tensiones y frustraciones, se tiene

17
sentimientos de pena y dolor cuando hay victimas o heridos entre sus
miembros.
Los investigadores de las conductas humanas siempre han unido la violencia,
con el sexo y alcohol para explicar los fenómenos juveniles.
A diferencia de otros fenómenos, en la “pandilla” cambien se conjugan esos
elementos. Pero, para el caso especificó del “guerreo” principalmente se
consume alcohol, estimulante poderosos y eufórico que les llena de valor.

¿Por que Se Enfrentan Las Pandillas?


Los enfrentamientos entre las pandillas se dan, en primer lugar, por el control y
dominio de un determinado espacio territorial, p5rincipalmente el barrio. Los
límites territoriales de cada grupo han sido demarcados por la capacidad y
contundencia de sus argumentos violentos sobre los otros grupos.
Cada pandilla sabe donde puede circular sin correr peligro de enfrentamiento o
ataque. Las fronteras casi siempre estas formados por los principales cuadras
o avenidas que rodean sus barrios.
Otra causa de enfrentamiento es la disputa por el control o presencia
hegemónica en los colegios secundarios ubicados dentro o cerca de sus
barrios o territorios. La disputa entre pandillas por el control del colegio se da
también cuando en él estudian chicos que son enamorados o amigos cercanos
de chicos de pandillas rivales. Por ello, a la hora de ingreso o salida de los
colegios se puede observar en la parte externa la presencia de los grupos de
pandillas quedan a entender quienes son los que “figuran” en tal colegio. Otra
forma de expresar este “control” o dominio de un colegio se puede observar en
las pintas, graffiti y marcas que dejan en los baños, paredes y carpetas.
Las discotecas o centros de diversión son lugares donde también se enfrentan,
tanto dentro como fuera del local. Al “tono” llegan en “mancha”; nunca van
solos porque saben que pueden “perder”, ser agredidos por las pandillas
rivales. Los enfrentamientos van desde los insultos, escupitajos, hasta los
golpes y botellazos que terminan después en las calles.
Otra causa de enfrentamiento tiene un origen “deportivo”. Las barras se
enfrentan violentamente en las horas previas o posteriores a los clásicos U –
Alianza principalmente.

18
En las barras se confunden jóvenes integrantes de “pandillas” de diferentes
lugares, que dejan de lado su identidad territorial para identificarse con el club
del cual son hinchas.

- Factores que incrementan la Violencia Juvenil


a) Los medios de comunicación social:
El trato que los medios de comunicación –salvo raras excepciones- han dado y
dan a este tema no han contribuido a solucionar o disminuir el pandillaje. Al
contrario, titulares sensacionalistas, imágenes y fotografías que magnifican
estos hechos y los hacen protagonistas, contribuyen a que estos jóvenes
perciban que por esta vía “nos hacemos famosos”, “figuramos” o “nos
jamoneamos ante los demás” opiniones que expresan cuando se les pregunta
sobre los efectos que tiene en ellos en que los medios de comunicación se
ocupan de sus actos de violencia.
La opinión e imagen que tiene la población sobre “los pandilleros” es, en gran
medida, producto de la imagen que los medios han creado de estos jóvenes:
seres irracionales, salvajes e irrecuperables, mezclando la delincuencia y
pandillaje que no es lo mismo, pues hay miembro de pandillas que cometen
infracciones o actos delictivos, pero no todos son delincuentes.
Por otro lado, cuando los medios priorizan y magnifican los hechos en si, antes
que las causas y soluciones, no están ayudando sino mas bien echando leña al
fuego. Así es fácil entender la opinión de gente que pide cárcel y pena
de muerte para estos jóvenes o la aceptación de leyes como los de “pandillaje
pernicioso” que atenta contra convenios internacionales sobre los derechos de
niños y adolescentes firmados por el Perú.
Una solución real al pandillaje requiere la participación educadora de los
medios de comunicación, promoviendo la sensibilización y participación social
de los diferentes espacios y actores que existen en la sociedad.
A nivel local, (distritos) los medios de comunicación del distrito pueden
concertar la realización de campañas participativas de la población en un plan
de acciona integral sobre este tema, pues una política de acción al respecto
debe no solamente trabajar al interior de las pandillas, sino también de la
propia

19
comunidad, para que la población empiece a mirarlos como seres humanos y a
entender que todos somos parte del problema y las soluciones.
b) La imitación de patrones de conducta de los delincuentes mayores:
Todo barrio “que se respeta” tiene sus vecinos famosos. Así, en la calle, en la
esquinas del barrio, delincuentes mayores (asaltantes, secuestradores, hete)
son personajes “celebres” tomados como modelos y héroes por las pandillas.
Los actos delictivos que cometen estos personajes son comentados y
magnificados en las reuniones de los grupos. Incluso hay algunos cuya fama
trasciende los límites del barrio, que hacen las veces de “padrinos” o
protectores frente a otras pandillas rivales; así; los enfrentamientos entre
pandillas son los momentos en los que estos jóvenes imitan a sus “Hermas”.
Se podría añadir que por la edad tan bien el enfrentarse con otra pandilla es
un signo de “virilidad” y demostración de que el grupo es mas fuerte y mejor
preparado que el otro.
c) La carencia de programas integrados de atención a la juventud:
No existen políticas publicas para la juventud en los espacios locales,
metropolitanos y sociales, sino mas bien programas, proyectos e iniciativas
aisladas de poco impacto, implementados tanto desde los organismos del
Estado como de las ONG’S u otras instituciones privadas y desde los propios
jóvenes; menos aun existe un organismo rector que centralice a nivel nacional
o metropolitano estas iniciativas.

Modelo de programa para la reinserción y reorientacion social de adolescentes


y jóvenes involucrados en pandillas
A continuación se presenta el modelo aplicado en el distrito de Comas
denominado “Mi Jato”.
Objetivo: Poner en funcionamiento, con participación de la municipalidad de
Comas, un programa distrital de atención y una red para la reinserción y
reorientación social de adolescentes y jóvenes involucrados en pandillas.

Actividades realizadas:
1) Con los adolescentes y jóvenes integrantes de pandillas:

20
a) Elaboración y distribución de cartillas informativas “Mi jato” dirigidas a
adolescentes y jóvenes de pandillas para promover su participación en el
proyecto.
b) Elaboración de ficha de inscripción de adolescentes y jóvenes a “Mi jato”.
c) Elaboración de carne para inscritos en el programa.
d) Promocioné y aplicación de las lineas de acción de “Mi jato”.
2) Con la municipalidad:
e) Ampliación del convenio de cooperación suscrito el año 2000 con ocasión
de la realización del proyecto “pandillas: Una Salida desde sus Voces”.
f) Compromiso de proporcionar un espacio físico para implementar el
programa, de lograr apoyo financiero.
g) Conversaciones con regidores y funcionarios para implementar normas a
favor del programa y destinar recursos propios que sean incluidos en el
presupuesto municipal del 2002.
3) Con las instituciones públicas y privadas:
h) Difusión del libro ”Pandillas: Una salida desde sus voces” a instituciones
publicas y privadas, y a organismos de cooperación que puedan apoyar la
implementación del programa “Mi jato”.
i) Elaboración de fichas de registro para la elaboración de un directorio de
instituciones públicas y privadas que puedan apoyar las líneas de acción de “Mi
Jato”.
En este periodo, se puso en práctica para su validación los servicios o línea de
acción con los que el programa “Mi Jato” se propuso atender la problemática
que se vive al interior de las pandillas y su entorno.
Estas líneas son: Promoción laboral, Asesoría legal, salud y sexualidad,
Atención psicológica personal y familiar, Deporte y recreación, Prevención de
drogadicción y alcoholismo, y Comunicación e imagen.
Estas líneas de acción, elaborados a partir de la experiencia del proyecto
anterior, han respondido a la problemática existente en las pandillas.
A continuación una breve descripción de lo que se ofrece en cada línea y lo que
se ha realizado en cada una de ellas
A LA LUZ DE LA CRIMINOLOGÍA
La delincuencia juvenil ha aumentado de forma alarmante en los últimos
tiempos, pasando a ser un problema que cada vez genera mayor

21
preocupación social, tanto por su incremento cuantitativo, como por su
progresiva peligrosidad cualitativa. La delincuencia juvenil es además
una característica de sociedades que han alcanzado un cierto nivel de
prosperidad y, según análisis autorizados, más habitual en los países
anglosajones y nórdicos que en los euromediterráneos y en las naciones
en vías de desarrollo. Es decir, en las sociedades menos desarrolladas
la incidencia de la delincuencia juvenil en el conjunto del mundo del
delito es menor que en las comunidades más avanzadas en el plano
económico. En las grandes ciudades latinoamericanas, la delincuencia
juvenil está ligada a la obtención —delictiva— de bienes suntuarios de
consumo y por lo general no practican la violencia por la violencia misma
sino como medio de obtener sus objetivos materiales.

Los estudios criminológicos sobre la delincuencia juvenil señalan el


carácter multicausal del fenómeno, pero a pesar de ello, se pueden
señalar algunos factores que parecen decisivos en el aumento de la
delincuencia juvenil desde la II Guerra Mundial. Así, son factores que se
encuentran en la base de la delincuencia juvenil la imposibilidad de
grandes capas de la juventud de integrarse en el sistema y en los
valores que éste promociona como únicos y verdaderos (en el orden
material y social, por ejemplo) y la propia subcultura que genera la
delincuencia que se transmite de pandilla en pandilla, de modo que cada
nuevo adepto trata de emular, y si es posible superar, las acciones
violentas realizadas por los miembros anteriores del grupo.

FORMAS DE DELINCUENCIA:
Las formas de la delincuencia son variadas y han ido cambiando en gran
medida según los periodos de la historia y los tipos de sociedad.
Actualmente se observa un desarrollo general de formas de delincuencia
organizada basadas en el modelo de la mafia siciliana o de la camorra
napolitana, dedicadas principalmente al tráfico de drogas y de materias
nucleares (especialmente en Rusia) facilitado por la evolución de los
medios de comunicación.
Los países occidentales tienen actualmente formas comunes de
delincuencia, tanto en su frecuencia como en el tipo de infracciones. El

22
término genérico de delincuencia abarca varios tipos básicos de
comportamiento delictivo con criterios combinables: sin pretender ser
exhaustivos, puede citarse la delincuencia cotidiana o delincuencia
menor, la delincuencia juvenil, la delincuencia por imprudencia, el crimen
organizado, la delincuencia económica y financiera, los atentados a
personas, que comprenden básicamente los abusos sexuales, los
atentados a las normas y al orden público y, finalmente, el terrorismo.
Cada una de estas categorías presenta características propias, aunque
a largo plazo se observa un crecimiento de la delincuencia económica y
financiera y de la delincuencia cotidiana con atentados a bienes.

EL PANDILLAJE
Son personas desadaptadas que se reúnen en grupos o en pandillas
con fines ilícitos.

Los pandilleros, andan previstos de armas de fuego, cuchillos,


verduguillos y otras armas punzo cortantes se han apoderado de los
pueblos jóvenes como es el caso de “LAS BRISAS” de nuestra ciudad
de Chiclayo, y la han convertido en una zona de operaciones para una
serie de actos delictivos, a la vez son campos de Batalla donde se
enfrentan a otros grupos de desadaptados en pugna por el dominio
que consideren su “territorio”.
En más de una ocasión, gavillas de gamberros, incluso menores de
edad, han sido autores de robos, asaltos}, violaciones y asesinatos. En
su mayoría , las victimas han sido inocentes transeúntes o también
integrantes de pandillas opositoras.

CAUSAS DETERMINANTES DE LA VIOLENCIA, DELINCUENCIA Y


PANDILLAJE EN EL ÁMBITO

 Falta de comunicación en el hogar.


 Desempleo.
 Falta de alumbrado público en las zonas mencionadas.
 Abandonos de hogar
 Desintegración familiar

23
 Falta de educación
 Agresión física y psicológica
 Influencia negativa de los medios de comunicación
 Corrupción entre los compañeros de trabajo
 Diferencia de clases sociales
 Mal información del comportamiento humano.
 Otros.
En la zona de las “LAS BROSAS” institucionalmente no hay programas
de educación, recreación, deportes, para los jóvenes que allí viven,
éstos se encuentran en un desvío emocional a partir de los 10 años
por una diversidad de causantes, por lo mismo que no se halla un
desarrollo integral por parte de esta zona.

Lo mismo se puede decir de “CERROPÓN” , el cual se encuentra en la


misma situación por su misma ubicación geográfica.

Podemos deducir entonces que nuestra población debe comenzar a


plantear programas de recreación par niños y jóvenes para de esa
manera lograr el mejor desarrollo intelectual y físico de los que allí
viven.

HISTORIA DE ALGUNAS BARRAS BRAVAS:

Desfogue de energía, excitación del espíritu y pasión es lo que


experimentan los jóvenes que quieren sacar a relucir emociones y
sensaciones escondidas en lo más profundo de su ser a través de las
barras bravas. Pero ojo con los desmanes.

"América y Cali a ganar, aquí no se puede empatar.... "es lo que dice el


grupo Niche en su canción en la que se hace un homenaje a la ciudad
de Cali, pero que realmente se ha convertido en una realidad conflictiva
y destructiva entre hinchas que le rinden culto a su equipo. ¿De dónde
salieron las barras? Se puede decir que los inicios se dieron en
Inglaterra (ya habrán escuchado ustedes acerca de los famosos
hooligans). En América entraron por Argentina desde donde 'importamos'

24
costumbres, cantos y también el odio que muchos hinchas le tienen a
otros, al igual que las riñas entre barras dentro y fuera del estadio.

En Cali, este tipo de hechos se han visto con las barras bravas del
América: 'BRS' (Barón Rojo Sur) y del Deportivo Cali: 'FRV' (Frente
Radical Verdiblanco).

"Los vándalos y los violentos no van a prosperar aquí, voy a suspender


la plaza mientras se analiza el fenómeno con las autoridades, pero
vamos a combatir a esos malos hinchas con todo el rigor que sea
necesario", dijo el Alcalde de Cali,

Ricardo Cobo Lloreda.

Por su parte, el Secretario del Deporte, José Luis Echeverry Azcárate, se


mostró preocupado por la irracionalidad de algunas barras quienes
destrozaron las obras que se llevan a cabo como preparativo de la Copa
América del 2001.

"Muchas de estas discordias se dan por el fanatismo que se presentan


en dichas barras, donde para ellos se juega el honor y el orgullo ", afirma
la sicóloga Adriana Chamorro y agrega que " el ser humano busca en
este tipo de distracciones o eventos una forma de expresar y evacuar
sentimientos reprimidos ya sea por falta de apoyo familiar o social,
desarrollando también un sentido de pertenencia y estatus".

" En las barras sucede como en todo: hay gente buena, regular y mala,
pero después de que alguien tira la primera piedra para allá se va el
resto. Hay gente falta de personalidad que se deja llevar por lo que
hacen los demás", comenta Arlex Muñoz alias 'El Guajiro', uno de los
integrantes de la barra del 'Barón Rojo Sur del América' y añade que "
aquí no hay presidente, aquí todos somos líderes, pero se destacan
unos porque tienen mas creatividad y tienen más voz, aunque el que
quiera aportar algo, bienvenido sea ".

25
CHE, COPIETAS....

Heider Bravo Estadilla, alias 'Cristo', uno de los principales líderes de la


barra americana nos cuenta: "nosotros nos comunicamos con la 'Barra
12 de Argentina' perteneciente al equipo Boca Juniors, para
compartirnos ideas y canciones. Pero también comparten sus reglas.
"Aunque hay vandalismo y otro tipo de disturbios, se respeta a las
mujeres sean del equipo que sean, está prohibido irrespetarlas, aunque
no falta el que las ofende" dice Luis Eduardo Orozco, del 'BRS'.

Esta barra existe aproximadamente desde hace tres años, ha sido la


unificación de barras antiguas como 'Furia Roja', que con el transcurrir
del tiempo, se fueron convirtiendo en Torcida Norte y así sucesivamente
hasta llegar a la de hoy.

Inicialmente eran más o menos cincuenta personas y, después, como


una cadena, unos trajeron a otros y cada vez fue creciendo más y más el
'baroncito' como le llaman. Realmente, el de las barras fue un proceso
de años. En este transcurso de tiempo, fuera de que se ha desarrollado
una onda de vandalismo y agresividad, también creció un ánimo
satánico. Y la droga no se quedó atrás. Por eso, " tenemos planes para
ayudar a los integrantes de la barra que están en la droga, para esto
hemos contactado diferentes medios de comunicación que estén
relacionados con este cuento del fútbol, especial mente la radio" afirma
'Cristo'. Ahora, una de las más importantes barras del Deportivo Cali es
'Frente Radical Verdiblanco'. Ellos le han dado sentido a su nombre:
'Revolución' significa poder, insatisfacción ante la burocracia y
'Verdiblanco', aunque es el color de su equipo, lo simbolizan como un
simulacro de la muerte, según opinan algunos de ellos.

Como siempre los jóvenes están presentes. Este es el caso de Darwin


Bedoya, un pelado que con solo 16 años, es uno de tantos jóvenes que
pertenecen al 'Frente', jóvenes que unen sus voces desde la tribuna para
cantarle y animar su equipo el Deporcali, el cual fue inspiración para
formar aquellas barras. Todas la artimañas que utilizan las barras bravas

26
y en sí el Frente para poder introducir al estadio armas cortopunzantes,
drogas, monedas de 20 pesos, piedras y demás objetos que serán
lanzados para defensa propia y/o revolucionar, son múltiples.

"La última moda para meter armas al estadio es por tubitos en forma de
llavero ", afirma un integrante veterano de la barra. Año tras año Zeus"*,
Pinchi"*, Malandro"*, Diego"", Calvo"*, Rojas"* y muchos mas jóvenes
que participan en la barra, han ido creciendo para apoyar el equipo con
sus voces de aliento, fanatismo y, desde hace 6 años, se vienen
enfrentando no solo con voces, trompetas y tambores, sino también con
su cuerpo que, lleno de pasión y adrenalina y algunas veces infestado
por el efecto de las drogas, o como la llaman ellos 'el éxtasis de la
hierbita', hacen de sus barra cánticos de guerra provocando a sus
contrincantes y haciendo de sus partidos una lucha de sus contrarios sin
discriminación de sexo o raza.

En últimas después de tanta guerra y tristeza, existe gente que ama a su


país y a su patria, y que tiene la fortaleza y tienen ganas de ir al estadio
a vivir el fútbol. Recordemos que el fútbol es el poder que ha unido al
mundo.

HABLAR DE LAS BARRAS BRAVAS:

Hablar de la ley contra las barras bravas es difícil porque si la


avalamos seríamos considerados represores y si la criticamos
abiertamente nos tildarán de apañadores. a veces es difícil emitir
una opinión desapasionadamente y con la camiseta guardada en
el closet. en fin, correremos el riesgo de que se nos tilde de una u
otra forma por cumplir con nuestra conciencia.

una vez mas las así denominadas barras bravas están en el foco
de la noticia. en esta ocasión a partir de una ley aprobada por el
congreso la cual busca reprimir los continuos actos de violencia
que se cometen en los escenarios deportivos y alrededores. como
toda ley controvertida suscitó diferentes reacciones. precisamente

27
la falta de consenso podía delatar lo deficiente de su contenido.
revisando opiniones encontramos de todo respecto a este
dispositivo conocido como "Ley Vargas Marín". desde opiniones
favorables hasta abiertas discrepancias.

para Nicolás Delfino no se trata que una ley sea buena sino que
los hombres sepan hacerla cumplir. el presidente de la F.P.F. no
se da cuenta que una ley imperfecta en manos de autoridades
imperfectas jamás traerán buenos resultados. H. Ugarte,
presidente de la A.D.F.P., la calificó de "acontecimiento". Sin duda
que los hinchas de pilatos abundan. Es muy fácil evadir
responsabilidades aprobando leyes sin medir pros ni contras. Es
algo que amenaza convertirse en costumbre. Por no consultar a
verdaderos conocedores de esta problemática se apela a la copia
de leyes foráneas las cuales tampoco significan solución alguna.
Argentina, Uruguay Y Chile tienen leyes parecidas y sin embargo
la violencia sigue igual en esos países. el autor de la ley tal vez
tenga buena intención, pero peca de ingenuidad al creer que con
una ley se acabo todo. el sentido común nos dice que no hay
leyes perfectas, pues, sino abundarían sociedades perfectas y
este sería el paraíso terrenal. El aporte mas lucido que hemos
encontrado es del sociólogo, educador y analista, Carlos Perez
Saez, quien piensa que la ley es mas represiva que preventiva.
esta ley no aborda el problema en forma integral, para lo cual se
necesita imperiosamente un proyecto educativo nacional. las
barras bravas no son un producto exclusivo de los clubes, estas
van mas allá y en ese sentido el estado pretende escapar de su
responsabilidad optando por la mas fácil, dejarle la Papa caliente
a los clubes lo cual es muy criticable. Además, no hubo ningún
debate previo a pesar de haber otros proyectos más sólidos y
viables los cuales fueron encarpetados inexplicablemente. Anota
el estudioso que el contexto de marginalidad es mas complejo de
lo que se piensa. Este comprende la desintegración familiar,
carencias y frustraciones diversas que trascienden a segmentos y

28
grupos sociales específicos. Existen barras bravas en barrios
opulentos y populosos por ser una explosión generalizada de
frustraciones acumuladas. esta problemática violentista debe
enfocarse por ahí si realmente se quiere hacer algo y no con
leyes apresuradas que mas buscan fácil figuración por parte de
sus autores. Los legisladores parecen olvidar que vivimos en un
contexto general de violencia que comprende colegios, barrios,
pandillas, mafias y delito de todo calibre. Alfredo Gonzáles hace
bien en apuntar que la ley solo es para los estadios, obviando los
enfrentamientos que se suceden en distintos barrios durante toda
la semana. Aprobar leyes represoras no bastan por si solas, lo
mismo sucede con la llamada pena de muerte, igual hay crímenes
en los países donde ha sido implantada. Pretender una solución
empadronando hinchas es una utopía, algo inútil. es como querer
identificar y contar cuantos granos de arena hay en una playa. Es
iluso pretender que los que originen violencia estén dispuestos a
inscribirse para ser identificados. En un medio poco serio en que
una policía irresponsable reprime por reprimir y un periodismo
irresponsable que busca sólo el escándalo para vender, figurar en
un padrón sería estar expuesto a cualquier cosa, aun a pesar de
ser inocente. Nadie con algo de sentido común se inscribiría en
ese padrón ni dejaría que sus hijos, parientes o amigos lo hagan.
Justos no pueden pagar por pecadores, lo cual empuja a intentar
buscar otras soluciones, si es que las hay. Tal vez lo mejor de
esta ley es el reto implícito que plantea. el ver si como hinchas
somos lo suficientemente maduros para al menos disminuir
ostensiblemente la violencia o no. lo ideal sería que todo quede
entre hinchas, que se dialogue bastante para erradicar
definitivamente a aquellos que sólo vienen a darnos mala fama.
Esta es una tarea común, pacificar las canchas y calles requiere
actitudes sinceras y determinación. Dejemos de dar motivos para
que nos endilguen leyes apresuradas como esta.

FASE EMPÍRICA

29
Recolección de datos
Para la recolección de la información se ha elaborado una guía de
encuesta donde se recolectará la información necesaria para determinar
la existencia del pandillaje y barras en el pueblo Joven Simón Bolívar.

Población: Pobladores Pueblo Joven Simón Bolívar


Muestra: 100 pobladores

30
Procesamiento de datos
CUADRO Nº 01

1 ¿Cree UD. Que existe barras bravas en su Pueblo Joven?

El 96% indica que si existen barras bravas en e pueblo joven Simón Bolívar. Y
un escaso 4% indican que no lo hay, es claro que en dicho Pueblo Joven existe
las barras bravas.

31
CUADRO Nº 02
2 ¿Cree UD. Que existe Pandillaje en su Pueblo Joven?

El 98% de encuestados indica que si existe el pandillaje en el Pueblo Simón


Bolívar, estos resultados son una prueba fehaciente de la existencia de esta
lacra social.

32
CUADRO Nº 03
3 ¿Considera peligrosas las barras bravas en su Pueblo Joven?

Casi la mayoría de los encuestados indican que las barras bravas son
peligrosas y un reducido 4% responden que no, estos resultados son
preocupantes, se puede deducir que no hay seguridad en dicho pueblo joven.

33
CUADRO Nº 04
4 ¿Existe alguna forma que controle el actuar del pandillaje en su Pueblo
Joven?

De los encuestados el 95% responde que debe controlarse mediante las


Rondas Campesinas y solo un 5% indica que debe ser la policía quién controle
esta lacra social.

34
CUADRO Nº 05
5 ¿Cree UD. Que si se organizara Rondas vecinales el pandillaje disminuiría?

Los pobladores encuestados indicaron que las rondas vecinales sería una
solución para combatir el pandillaje.

FACE ANALÍTICA

35
Resultados de la investigación
 El 96% indica que si existen barras bravas en e pueblo joven Simón
Bolívar. Y un escaso 4% indican que no lo hay, es claro que en dicho
Pueblo Joven existe las barras bravas.(cuadro Nº 01)
 El 98% de encuestados indica que si existe el pandillaje en el Pueblo
Simón Bolívar, estos resultados son una prueba fehaciente de la
existencia de esta lacra social. (cuadro Nº 02)
 Casi la mayoría de los encuestados indican que las barras bravas son
peligrosas y un reducido 4% responden que no, estos resultados son
preocupantes, se puede deducir que no hay seguridad en dicho pueblo
joven. (cuadro Nº 03)
 De los encuestados el 95% responde que debe controlarse mediante las
Rondas Campesinas y solo un 5% indica que debe ser la policía quién
controle esta lacra social. (cuadro Nº 04)
 Los pobladores encuestados indicaron que las rondas vecinales sería
una solución para combatir el pandillaje. (cuadro Nº 05)

Aprobación o desaprobación de hipótesis


 De acuerdo a los resultados obtenidos la hipótesis planteada al inicio de
la investigación queda aprobada, pues la población del pueblo joven
Simón Bolívar precisa que las Rondas Vecinales sería una forma de
combatir las barras bravas y el pandillaje en dicho pueblo joven.

36
CONCLUSIONES
A. Resumen
Al concluir la investigación acerca de la existencia de las barras bravas y
pandillaje en el pueblo joven Simón Bolívar, se puede concluir que si
existen estas lacras sociales y que la forma de combatirlas es creando
Rondas Vecinales, las cuales proporcionan más seguridad que la Policía
Nacional.

Con los resultados obtenidos se ha podido dar respuesta a la


formulación del problema, asimismo se ha podido validar o aprobar la
hipótesis. Que se planteó al iniciar la investigación.

B. Conclusiones
Finales del trabajo
o Se ha podido concluir que existen pandillaje en Simón Bolívar
o Asimismo se ha constatado la existencia de Barras Bravas.
o En cuanto a la forma de combatir estas lacras sociales, los
pobladores indican que existe una forma y esta es creando
rondas vecinales, las cuales aseguran que son más efectivas que
la seguridad que ofrece la policía.

Críticas del trabajo


o El trabajo se ha realizado en un pueblo joven de alta peligrosidad,
poniendo en riesgo la integridad del investigador.
o Falta de colaboración por algunas personas en cuanto a la
contestación de las preguntas de la guía de encuesta.

C. Recomendaciones
 Mi primera recomendación es que la Policía tome cartas en el asunto
y se preocupe por la seguridad ciudadana.

37
 Recomiendo la creación de Rondas vecinales para que de esta
manera frenen el aumento de estas lacras sociales.

D. Orientaciones
o Se debe coordinar el accionar de las rondas vecinales con la
policía.
o Se debe tener en cuenta que las acciones que realice las rondas
vecinales, deben ser informadas a al policía, para que no hayan
malos entendidos como abuso de autoridad, violación de los
derechos del ciudadano, etc.

38
ANEXOS

LAS BARRAS BRAVAS

39
BIBLIOGRAFÍAS

1. Enciclopedia en carta 2003-05-10


2. Carranza Víctor 2000, “Globalización y crisis social en el Perú y en
Lima.”
3. Medina, Oswaldo 2001 “Eel achoramiento una Interpretación
Sociológica”
4. YAMAMOTO, Jorge 2000 “Mundo peruano antiguo y comportamiento
peruano Lima”

5. La violencia juvenil en Lima, Analisis sociológico de un problema


estructural.
6. Robert Trilles M.Q. 1998 Radda Barmen
7. Violencia Juvenil y Prensa Escrita : Aproximaciones Primera edición
CEAPAZ 1998
8. Informe de la Comisión Especial del Congreso de la Republica Lima –
Perú 1998
9. Violencia Cotidiana en Niños y Jóvenes del Perú Causas, consecuencias
y recomendaciones. La Violencia Cotidiana en el Perú

40
ÍNDICE
1. Portada
2. Prologo
3. Introducción generalidades
 Contenido que
 Aspecto metodológico. Que
 Aspecto social o ideológico. Por que
 Aspecto teleológico u objeto. Para qué
 Enunciado de las partes de trabajo
4. Desarrollo
A. Fase teórica
 Planteamiento del problema
 Definición del problema
 Delimitación del problema
 Elaboración de hipótesis
 Conceptualización
B. Fase Empírica
 Recolección de datos
 Procesamiento de datos
C. Fase analítica
 Interpretación de datos
 Aprobación o desaprobación de hipótesis
5. Conclusiones
A. Resumen
B. Conclusiones
 Finales del trabajo
 Criticas del trabajo
C. Recomendaciones
D. Orientaciones
BIBLIOGRAFÍA

41