Anda di halaman 1dari 4

12 hombres sin piedad (Película)

Leider Paola Pinto Vega


Kateryn Jhoanna Sabogal Arias
 Patricia Gutiérrez

Fundación Universitaria del Área Andina


Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas
Psicología
Materia: comunidades
Bogotá, Colombia
2017
“12 hombres sin piedad”
E.U 1957

ESTRUCTURA DE LOS GRUPOS


Aunque normalmente en la cotidianidad de nuestras vidas estamos acostumbrados a
convivir entre diferentes grupos sociales, Colegio, familia, amigos, trabajo, deportes, entre
otros, pocas veces nos detenemos a analizar el cómo y por qué cada uno de estos grupos
a los que pertenecemos funciona de ciertas maneras y tienen características propias que
de una u otra forma nos afectan o benefician.
Sin embargo con esta “obra”, como la llaman algunos especialistas del cine, es posible
apoyarnos para analizar las estructuras y comportamientos grupales, ya que nos provee de
varios temas de la psicología grupal como tipos de estructura de grupo, roles dentro de un
grupo, tipos de liderazgo, toma de decisiones en equipo. Y un aspecto muy importante que
es la presión grupal y/o social y como se puede tergiversar una situación por la influencia
de los prejuicios que a su vez impactan en las opiniones y en las conductas, importante
porque aunque pareciera que no está presente, si lo está y constantemente solo que se
hace casi invisible en la sociedad moviéndonos y desencadenando cada acción u objetivo
que tengamos, incluso tal vez de manera inconsciente.

Tipos de Estructura grupal observados


Teniendo en cuenta los rasgos y particularidades observadas en el grupo de los 12 jurados,
podemos analizar este grupo de acuerdo a las diferentes características Dinámicas y
Estáticas que definen un equipo.
En el grupo de jurados inicialmente se pude observar que la interacción y el conocimiento
personal que hay de un miembro a otro son muy vagos, lo cual genera todo un conjunto de
comportamientos que conformarán ciertas características básicas del grupo. Esto nos va a
permitir analizar la dinámica que hay dentro de un grupo, y como dentro de un grupo, así
tenga un claro objetivo en común se pueden formar subgrupos y resaltar características de
los mismos.

 Roles. Únicamente apreciamos dos roles el del presidente del jurado (quien también
tenía voz y voto) quien más que presidente era una especie de moderador y el rol
de los demás personajes quienes participaban todos como jurados por igual.
 Cohesión. Aunque al inicio del debate de los jurados aparentemente hay una
cohesión en el sentido de que todos están en busca del mismo objetivo que es
decidir si el muchacho es culpable o no, esa supuesta cohesión se desbarata en
cuanto los jurados se dan cuenta que no existe ningún tipo de relación estrecha
entre ninguno de ellos y por el contrario todos resultan difiriendo en sus opiniones
frente al caso.
 Clima grupal. Inicialmente se observa un clima grupal (un humor general dentro
del grupo) bastante fresco en donde las percepciones de los jurados frente al debate
que van a llevar son claras y aparentemente sencillas y rápidas de tratar. Sin
embargo después de que tan solo uno de los jurados estuviera opinando diferente
(juzgando como inocente al acusado) el clima grupal que veíamos se desbarata por
completo, se pierde el liderazgo, los roles terminan tergiversándose, el estrés y
conflictos constantes convierten la sala en todo un caos.
 Diversidad. Si observamos el grupo de jurados encontramos arquitectos, pintores
de brocha gorda, empleados de banco, comerciantes, mecánicos y hasta relojeros,
entre otros. Esto definitivamente hace de nuestro equipo de jurados un grupo muy
diverso lo cual genera bastante insatisfacción y poco rendimiento en el trabajo que
tienen encomendado, con el agravante de que también se aprecia cierta diversidad
social ya que la procedencia y la forma de pensar de algunos de los jurados son
muy contrarias lo que ocasiona que las ideas de algunos sean percibidas
negativamente complicando llegar a acuerdos unánimes.
 Normas. Las reglas de comportamiento, normas o pautas son prácticamente nulas
dentro de la dinámica del grupo de los jurados. Vemos que ellos prácticamente se
rigen a los valores sociales de comportamiento implícitos, es decir, solo tienen
en cuenta esas actitudes y comportamientos que todo ser humano sabe que debe
o no debe hacer dentro de un sitio o con un grupo de personas, como saludar,
sentarse adecuadamente, no gritar, hablar de forma cordial, ser respetuoso, etc, y
sin embargo no se cumplen durante todo el debate a cabalidad. En cuanto a las
reglas explicitas, es decir las que les impone la ley, los jurados cumplen a medias
con:
- Conseguir la unanimidad de los votos
- Respetar al juez
- Seguir el protocolo de votaciones
- No acabar la sesión antes de tener un veredicto
Aunque se observaron normas sistemáticas de votación y procesos judiciales la
ausencia de normas a nivel convivencia es muy baja, lo cual permite en repetidas
veces confrontación entre ellos, conflictos a los cuales dieron solución solamente
uno o dos miembros del grupo que lideraron y que tenían la capacidad de dar
soluciones eficaces.

 Tamaño del grupo. El Tamaño tiene una importancia crucial en la dinámica que
se manejó, y en este caso la facilitó puesto que era un grupo pequeño y se podía
observar rapidez en las votaciones que realizaban. También facilitó el trabajo de
todos y aunque la participación de algunos fue muy leve al final la decisión se toma
de una manera unánime. El hecho de que fueran solo 12 jurados permitió que las
opiniones de cada uno de sus miembros fueran tomadas en cuenta y que todos se
vieran obligados a participar de manera activa, prácticamente no hubo lugar para la
llamada “holgazanería social”
 Comunicación. El contexto cómo tal de la situación que estaban viviendo los doce
hombres que tenían el objetivo de definir una situación jurídica era de presión y
estrés, sumado a que el proceso de comunicación no era el mejor, conlleva a que
se creen constantemente malos vínculos de comunicación e inconformismos que
durante todo el debate de los jurados generó todo tipo de molestias y discusiones
infructíferas. Dicha presión acompañada del calor insoportable que había en la sala,
y de aportes y veredictos superficiales y desordenados fue aumentando, generando
gran variabilidad de opiniones causando disconformidad y peleas a punto de pasar
a la agresión física entre los integrantes del grupo, sin embargo esta mala
comunicación en varios momentos debió ser restablecida por un miembro que tenía
más liderazgo que los demás ayudando a que el grupo llegara a una uniformidad en
sus canales comunicativos.

 Cultura y Estatus. Durante todo el proceso de la toma de decisión, las habilidades


y nivel social marcaron con gran importancia la dinámica con la que trabajó este
grupo de jurados. Se notó todo el tiempo cómo se marcaban sus tipos de opiniones,
sus formas de pensar y de tomar decisiones dependiendo del nivel de estudio y la
clase de trabajo y sociedad en la que se habían desempeñado a lo largo de su vida
cada uno de los jurados. Teniendo en cuenta esto poco a poco se fueron
estableciendo los líderes, los pasivos, los que no les importaba mucho la decisión
que se tomara, los que se dejaban llevar por las opiniones de los demás, entre otros.

Es de resaltar que cada uno de los jurados tenía una profesión diferente, por tanto
la diversificación Cultural cambia de manera volátil puesto que cada uno aporta no
solo de sus experiencias laborales sino generales de su vida, lo cual se ve
representado en riñas entre ellos y en la actitud que tomaba cada uno en el momento
de resolución de un problema ya expuesto, lo que también hizo aún más demorado
y difícil el proceso de clarificar poco a poco los hechos sucedidos el día del crimen
y teniendo en cuenta que veían involucrado factores psicosociales era muy
complicado hacérselos entender a los miembros del jurado que carecían de
educación avanzada ya que se debía llegar a acuerdos complejos, ya que muchos
exponían su punto de vista de acuerdo a la clase social del joven juzgado y sus
características socialmente generalizadas.