Anda di halaman 1dari 3

Como médico, cuidarás la salud de las personas, ayudando a los enfermos y previniendo muchas

enfermedades, ayudando a crear una sociedad más sana.

Sentir la necesidad de ayudar al prójimo

 Porque te apasiona el cuerpo humano, todo lo que contiene y cada uno de


los procesos por los cuales funciona como lo hace.
 Porque te apasiona investigar, hacer preguntas y analizar, ya que esta es la
tarea que realizarás a diario cuando te recibas sobre las patologías de tus
pacientes o podrás dedicarte exclusivamente a ello.
 Porque tienes vocación de servicio y te consideras más altruista que
egoísta.
 Porque sientes la necesidad de dedicar tu vida a la de los demás.
 Porque te crees capaz y te gusta leer mucho, ya que invertirás muchos
años y mucho tiempo en la carrera.
 Porque tiene un campo laboral sumamente amplio, lo cual te permitirá elegir
entre trabajar atendiendo pacientes o tras un escritorio completando datos y
firmando planillas.

 Interés científico: engloba a todos aquellos interesados por el conocimiento del


cuerpo humano, de su anatomía y fisiología, así como por la investigación y el
avance de la ciencia.
 •Vocación.
 •Servicio: motivo altruista de ayuda y entrega a los demás.

El primero, porque es la carrera más interesante que existe ya que estudiamos al ser
humano, es decir, a ti mismo,
El segundo motivo, porque es una de las profesiones más gratificantes que existen, ya
que no hay mayor satisfacción que poder ayudar a los demás. El tercero, porque nunca
dejas de aprender cosas nuevas y de sorprendente de lo maravilloso que puede ser
nuestro cuerpo y nuestra mente.

para ser un buen médico necesitas sentirlo y vivirlo constantemente. No se es médico


solo en la consulta, el profesional debe estar dispuesto de ayudar a todo el que esta a su
alrededor y en el momento que lo necesite. Esta iniciativa debe surgir desde su interior
y no verse obligado a ayudar sólo por ser poseedor de la licenciatura.
para mi supone mucho más ser de utilidad en la sociedad y poder ayudar a todos
aquellos que lo necesiten.
Creo que es la profesión más honorable a la cual se puede dedicar alguien.
El médico ser forja poco a poco, pero el buen médico además de los conocimientos ya
nace con unos valores determinados en su personalidad para ejercer esta profesión. Se
puede decir que el ayudar a las personas se lleva dentro, incluso antes de entrar en la
carrera. El estudiar la licenciatura nos proporciona los conocimientos necesarios para
prestar esa ayuda de un modo más eficiente.
entregarte a los pacientes, ayudarlos, animarlos, sacarle la sonrisa a la abuelita o
quitarle el miedo al niño, sale sola la iniciativa. Aprendes a valorar la vida, lo que tienes
que otros no, o que otros acaban de perder. Sales de allí diferente, con otra perspectiva
de vida.
pocas formas mejores de pasar por este mundo que ofreciendo tu tiempo, tu vida a
ayudar a los demás, el médico no tiene la misión de curar, si no la de volcarse y ayudar
en todo lo posible al paciente, mejorar su calidad de vida y ayudar a reestructurar los
cimientos destrozados por una situación difícil, llámese enfermedad o lo que sea.
Yo lo pensé, me analicé y descubrí que eso era lo que quería, dar mi vida por ayudar a
los demás, sentir la satisfacción de ayudar a alguien que pasa por un mal momento,
poner mi granito de arena para hacer de este mundo tan loco un mundo un poco
mejor...
Ser médico significa querer ayudar a los demás, significa ser buena persona y poner
todo lo que tu puedas poner de tu parte y más, ser médico no es andar frente al
paciente y tirar de él, significa andar a su lado, no es mirarlo por encima del hombro,
es mirarlo a los ojos, ser médico no es solo una profesión, es una filosofía de vida…

Uno de esos detalles es que siempre me ha encantado la ciencia, sobretodo la biología,


disfrutaba en las clases y estudiándola. Los responsables, en parte, fueron mis
profesores que se implicaban y vivían las explicaciones de los temas.
Otro detalle es que siempre me ha gustado ayudar, serle útil a los que me rodean,
sentrime necesitada y saber responder a esas necesidades. Una vez más, lo que siempre
me ha hecho disfrutar formaba parte de la práctica de la medicina. Porque finalmente
lo que hace el médico es ayudar a sus pacientes: a que no enfermen, a que curen, a que
no padezcan, ...
Decidí estudiar medicina porque era con lo que había soñado desde pequeña, era la
única carrera que quería hacer no me planteaba ninguna otra, es más cuando tuve que
rellenar la preinscripción para la universidad no sabía que poner como otra opción
porque realmente no quería estudiar ninguna otra cosa.
No dudé en ningún momento que esta debía ser mi profesión, ya que es totalmente
vocacional, resulta muy tópico pero verdaderamente fue así, desde pequeña quería ser
médico y continué esforzándome para poder llegar a mi meta.