Anda di halaman 1dari 4

Emma VandenEinde

Sr. Correa

SPA 314

21 febrero 2019

El Aprendizaje Esencial de Un Trabajo

Tenemos un problema con la estructura de las universidades. Muchos presidentes de las

universidades creen que las clases son suficientes para entender un estudio bien. Confían en la

idea de que los estudios y su estructura tienen la capacidad para preparar a un estudiante para una

carrera. Las clases pueden explicar los temas básicos y establecen una base para el entendimiento

de un estudio. Pero es sólo el principio. Falta la atmósfera real. Un estudiante necesita otras

experiencias únicas con unos profesionales y unos problemas reales del mundo para que un

estudiante pueda crecer en su campo de estudio y su vida personal. Es difícil encontrar trabajo o

tiempo para el trabajo en la naturaleza ocupada de la vida, pero ofrece grandes beneficios para el

estudiante. Como resultado, no es preferible dedicarse exclusivamente a los estudios. Necesita

invertir en la experiencia de un trabajo o una pasantía relacionada con su estudio porque la

experiencia ofrece más oportunidades en el presente y en el futuro, y nos prepara para las

responsabilidades de ser adulto.

Primero, cuando un estudiante invierte en sí mismo en un trabajo o una pasantía que es

una imagen de espejo de su estudio, puede aprender sobre la vida en una oficina y cambiar cosas

si es necesario. Para empezar, en el presente, una pasantía contiene la oportunidad para un

estudiante para sentir el ambiente de un trabajo antes de continuar con su estudio. Aunque las

clases de su estudio tienen oportunidades para completar proyectos y ensayos similares a la vida

real, no es el mismo sentimiento como cuando un estudiante trabaja para una empresa. Un
empleado puede ver situaciones reales y aprender de un profesional en su campo de estudio.

Ashley Strausser, una directora asociada del Centro de Carrera y Desarrollo Profesional en la

Universidad de Otterbein, dice que, específicamente con una pasantía, “es una oportunidad para

probar un campo de carrera de interés” (citado en Smith y Restle). Si un estudiante se quedaría

en su estudio y no probaría su trabajo, ¿cómo sabrá si le gusta su estudio? Los libros y los

proyectos sólo explican el trabajo y las expectativas; la experiencia crea su entendimiento del

trabajo. Con una pasantía, tiene la experiencia para vivir en el trabajo en vez de pensar en el

trabajo. Al fin, un estudiante puede ver y sentir si es el lugar correcto. Sin experiencia, para un

estudiante, es muy difícil entender su trabajo futuro y cambiar su estudio si no entiende un día

típico. También, en el futuro, provee la oportunidad para tener una ventaja en el mundo laboral.

Según Andrew Crain, un escritor para la fundación de NACE, o Asociación Nacional de las

Universidades y los Empleadores, en un estudio, “Más de[l] 56 por ciento de los estudiantes

completando una pasantía…reciben por lo menos una oferta de trabajo, comparado con el 37 por

ciento de los estudiantes que no tienen ninguna experiencia de trabajo” (Crain 11). Cuando los

estudiantes viven en una burbuja dentro de su universidad, no pueden ver su trabajo en la vida

real, y sin la experiencia, es probable que no tengan más experiencias en el futuro. Para las

empresas, es un símbolo de la pereza—quieren ver el intento de un estudiante para aprender más.

Por eso, una pasantía provee la percepción y la observación de su estudio en el mundo real, y

ofrece una habilidad para obtener un trabajo real rápidamente. Estos beneficios no existen en un

aula.

Segundo, aun si su trabajo es diferente de su estudio, todavía tiene la habilidad para

impactar su entendimiento de la vida de ser adulto. Aunque los estudiantes tienen la información

esencial para un trabajo con la graduación, no hay una garantía de que tengan hábitos buenos
para empezar en el lugar de trabajo. De hecho, una encuesta de la Asociación de los Colegios y

las Universidades de los EE.UU. dice que “Menos de un tercio [de los empleadores] piensan que

los graduados están listos para el mundo real” (Hyde y Bravo). Los autores explican que este

sentimiento no es por el conocimiento de los graduados—es porque “los empleadores valoran

cada vez más las habilidades que a menudo no se enseñan en una universidad típica” (Hyde y

Bravo). Las habilidades para controlar la gestión del tiempo y entender las responsabilidades

extras con la vida adulta son aprendidas en un trabajo porque esto es examinado cada día.

Además, hay evidencia de estudios del Departamento de Trabajo y Pensiones que

“aproximadamente el 75 por ciento de participantes de experiencia de trabajo dijo que los había

proveído de nuevas habilidades y había aumentado su confianza” (“Half a Million Work”). En la

atmósfera laboral, es probable que los empleados aprendan más sobre el mundo y su lugar en el

mundo. El trabajo ofrece información y experiencia crucial para sus proyectos, pero también

ofrece la oportunidad para colaborar como un equipo y ser un líder por la primera vez en un

trabajo real. Como resultado, los estudiantes miran y pratican los requisitos para operar en una

oficina oficial. En una clase, el foco no es tan grave como en una empresa. El aula es un espacio

en lo que las responsabilidades son dados con cuidado porque muchos profesores no creen en la

idea de estirar las capacidades de los estudiantes. Por eso, es evidente que los estudiantes

prueban el trabajo para crecer como personas.

En resumen, necesitamos reconocer las oportunidades nuevas con la experiencia en un

trabajo. Aunque las clases tienen información importante y son un punto de partida bueno, el

trabajo ofrece un paso más. Provee una oportunidad para trabajar en una empresa real y hablar

con profesionales para que los estudiantes entiendan todo en relación con un día típico en su

campo de estudio. También, los estudiantes pueden crecer como adultos con responsabilidades
reales en un trabajo. Finalmente, esos estudiantes tienen más oportunidades para trabajos reales

en el futuro. El trabajo, ahora, no es una opción en la vida de un estudiante—es esencial. Esta

experiencia señala un trabajador que desea aprender todo de su estudio y no sólo los proyectos

falsos de una clase en una universidad. Si el mundo quiere personas que estén listas para avanzar

el futuro, los estudiantes necesitan escapar de la mentalidad de un escenario de aula y tratar de

trabajar en el mundo real.

Fuentes:

Crain, Andrew. “Understanding the Impact of Unpaid Internships on College Student Career
Development and Employment Outcomes.” National Association of Colleges and
Employers, Dec. 2016, www.naceweb.org/uploadedfiles/files/2016/guide/the-impact-of-
unpaid-internships-on-career-development.pdf.

“Half a Million Work Experience and Training Opportunities Snapped Up.” GOV.UK, 25 Feb.
2015, www.gov.uk/government/news/half-a-million-work-experience-and-training-
opportunities-snapped-up.

Hyde, John, and Amy Bravo. “Students Think They're Ready For The Real World; Employers,
Not So Much.” Forbes, Forbes Magazine, 21 Sept. 2015,
www.forbes.com/sites/realspin/2015/09/21/students-think-theyre-ready-for-the-real-world-
employers-not-so-much/#771c113311ce.

Smith, Jacquelyn, and Hope Restle. “8 Things to Take Away from Your Internship That Will
Help You Get a Job in the Future.” Business Insider, 27 Aug. 2015,
www.businessinsider.com/what-you-can-learn-from-your-summer-internship-2015-8.