Anda di halaman 1dari 6

PROYECTO:

”NOMBRES QUE ENSEÑAN”

DESMIT ARANDA, ESTEFANIA /AVALOS, SILVANA MARIELA


PROYECTO:
“NOMBRES QUE ENSEÑAN”

FUNDAMENTACIÓN:

La escritura y el reconocimiento del nombre propio y el de los compañeros es un trabajo que


los niños comienzan a realizar en el jardín y que la escuela no puede dejar de lado, sobre todo
en el primer año.

El nombre propio es la primer palabra que se aprende a escribir y a leer, y esto es muy
importante, ya que se transforma en una fuente de valiosísima de información acerca del
sistema de escritura y propicia la reflexión: "Mi nombre tiene cinco letras", "La primera letra
de mi nombre es como la del nombre de mi papá", "Las letras se escriben en filas", ""Matías
empieza con la ma de mamá"...

Son muchas las actividades que a diario podemos realizar en el aula con respecto a este
contenido y los docentes somos los encargados y responsables de presentarles a nuestros
alumnos, a través de nuestras prácticas, actividades cargadas de sentido y significación para
ellos, sin caer en la rutina.

Todo proceso de alfabetización debe permitir que el alumno se apropie de las distintas
prácticas sociales de la escritura y la lectura, de las características del sistema de escritura, y
de las variantes del lenguaje escrito, y acceder de este modo a un cierto nivel de reflexión y
sistematización de la lengua.
En la vida cotidiana, usamos agendas que permiten guardar memoria de datos de personas
conocidas y también de acontecimientos que no se quieren olvidar o de tareas planificadas.
Al usar la agenda, los niños descubren su función, escriben sus nombres y los de otros
decidiendo su ubicación en el directorio y analizan qué información es necesario anotar para
no olvidar y en qué lugar hacerlo. Todo esto les permite reflexionar sobre las letras de nuestro
alfabeto y su orden así como enfrentarse con letras y números tal como se usan en la vida
social. La importancia de la agenda consiste en las prácticas de lectura y escritura que los
niños van a desarrollar con ella.

PRODUCTO FINAL: Una agenda que reúne los datos de todos los miembros del grupo de
niños de la clase y otras informaciones que se consideran importantes conservar.

DURACIÓN APROXIMADA: Un mes de confección y se usa todo el año.

PROPÓSITOS DIDÁCTICOS: Se espera que los alumnos puedan:

 Reconocer la función de la escritura para guardar memoria.


 Reconocer y reproducir el propio nombre y el de sus compañeros.
 Avanzar en la reflexión sobre el sistema de escritura alfabético.
 Conocer todas las letras de nuestro abecedario.
 Identificar algunos de los usos de los números (números telefónicos, fechas de
cumpleaños, numeración de las calles para anotar el domicilio).

CONTENIDOS:

 Guardar memoria de las consultas cuando resulta pertinente.


 Elegir la mejor manera de registrar o tomar nota de acuerdo con el propósito, el tema,
el material consultado y el destino de las notas.
 Tomar la palabra para presentarse, individual o grupalmente, y reconocer a los otros
por medio de sus presentaciones.

ETAPAS PREVISTAS

● PRODUCIR FICHAS CON DATOS PERSONALES.

Confección de fichas donde estén escritos los nombres de los niños. Es importante que todas
sean iguales. Además del nombre, la ficha tiene que contar con otros datos personales que
serán utilizados al confeccionar el índice telefónico (domicilio, fecha de nacimiento, número
de teléfono). Las fichas quedarán en un fichero, en algún lugar del aula, a disposición de los
alumnos.
¡ME PRESENTO!

● LEER SU FICHA Y LA DE OTROS.

Actividades posibles a desarrollar en torno al NOMBRE PROPIO:

 Completar el panel de asistencia, por ejemplo ¿Quiénes vinimos hoy? o ¿Quién en


casa se quedó? utilizando carteles con los nombres de los niños o bien permitiendo
que ellos mismos registren su nombre, analizar sus escrituras, corregir posibles
errores mediante la participación de todo el grupo.
 Registrar los nombres de los responsables del aula: Hoy los Secretarios son...

 Realizar la agenda del aula en un afiche grande para exponer a la vista de todos.

 Realizar listas con los cumpleaños del mes.

 Jugar a la bolsa mágica: en una bolsa (de cualquier material y color), colocar carteles
con los nombres de todos los alumnos. Se irán extrayendo de la bolsa de a un cartelito
por vez (8 por lo menos) e iremos analizando con los nenes: ¿Cómo comienza el
nombre, con qué letra? ¿Qué otras palabras empiezan como ese nombre? ¿Cómo
termina ese nombre, con que letra? ¿Es un nombre largo o corto? etc. Registraremos
en el pizarrón o en un afiche para retomar la actividad cuando sea necesario.

 Armar el nombre con letras móviles.

 Jugar a adivinar de quién es el nombre u el apodo.

 Escribir el nombre: en el registro de préstamos de libros, firma de trabajos


individuales, identificación de pertenencias, en trabajos grupales, abanderados de la
semana.

● APRENDER A USAR LA AGENDA.

Para que los niños se habitúen a agendar sus actividades, será conveniente realizar la primera
escritura en conjunto, en alguna ocasión que sea importante recordar: una reunión de padres,
una fiesta escolar, una excursión, un material a traer, etcétera. Conversen sobre qué anotarán
y dónde. Una vez que se pusieron de acuerdo, cada niño escribe individualmente lo acordado
pero con permiso para conversar entre ellos acerca de cómo lo están escribiendo.

● USAR COTIDIANAMENTE LA AGENDA.

Durante el año se agendará y revisará diariamente para recordar: reunión de padres, una fiesta
u acto escolar, una excursión, fechas de cumpleaños, devoluciones de libros a la biblioteca,
etc.