Anda di halaman 1dari 5

OBSERVACIONES SOBRE DISPOSITIVOS PARA TRABAJAR CON FAMILIAS

EN PROGRAMAS AMBULATORIOS

Creemos en la recuperación de las personas si consiguen alojarse


en situaciones propicias, que son las que generamos en nuestros programas de
tratamiento.

Lic. Lilia F Aletti (*)


Grupo del Oeste

-Los encuentros con familia forman parte de la investigación y la clínica que, en el


campo de lo grupal, concierne a lo intersubjetivo, aquello que ocurre entre lo sujetos

-Todos los dispositivos propician la revisión de los códigos de comunicación, las


modalidades del vínculo y el ensayo de nuevas formas de interacción entre sus
miembros.

-El objetivo amplio de los dispositivos es darle a la adicción el sentido de algo que
ocurre entre los miembros de una familia y que forma parte de la trama que los
aloja.

La clínica muestra el lugar que en la trama ocupan las drogas. Cuando éstas
desaparecen se instalan las demandas mutuas entre los miembros de la familia
tendientes a cubrir la ausencia. “Si vos fueras de tal modo, si hicieras tal cosa” alguien
tiene que ponerle el velo a lo que resulta desconocido, el efecto de presencia del otro
sin drogas impulsa a tramar otra realidad o restablecer el lugar de las drogas por no
soportar la incertidumbre de lo nuevo. (1)
Partimos de la idea que según la configuración vincular (familia, amigos pareja, redes
en general) que cada sujeto comparta generará un tipo de realidad para habitar.

-Los dispositivos de tratamiento son ofertas de realidad, facilitadores de una


configuración diferente que colabore con el abandono de sustancias y los hábitos
alrededor del consumo.

-En el tratamiento ambulatorio hay dispositivos instituidos prefijados y diferenciados


por donde circula la familia, en forma simultánea o sucesiva, y otros no instituidos
configurados según las situaciones que vayan creándose.
Los especificidad de los vínculos se configuran de manera visible para el terapeuta
según cuál sea el dispositivo familiar que las reúna.

(*)Grupo del Oeste- Programa Ambulatorio fundado en 1988 – Hospital de Medio Día.
Lic. Lilia Aletti-Directora de Programa– Psicoanalista de Familia y Pareja
Salguero 555 1 B - Bs. As. - Argentina CP 1117 011-4865-6613 Telefax 011-4433-6073
grupodeloeste@gmaill.com.ar lilialetti@hotmail.com

1
LA FAMILIA

-Cuando convocamos a la familia no damos por supuesto que los lazos de parentesco
coincidan con los vínculos, tampoco confiamos en que la organización formal padres –
hijos –hermanos coincida con la función que se espera de la denominación de cada
uno. Así, hay organizaciones asimétricas de padres-hijos, hijos parentalizados- padres
cuidados por sus hijos o vemos organizaciones simétricas de sujetos que se cuidan
mutuamente y constituyen familia (hermanos, amigos)

En el libro “Chicos en banda” de Cristina Corea y Silvias Duschatzky, las investigadoras


descubren que grupos de niños y adolescentes delincuentes tenían prácticas rituales de
iniciación en el delito que incluían daños físicos, violaciones como formas de prevención
y preparación para cuando cayeran presos . Esta hermandad de desamparados
construían su subjetividad en un vínculo entre frágiles a través del cuidado mutuo. (2)

-En las familias, si observamos atentamente, conviven las prácticas de amparo,


asimétricas donde hay quien ampara y quien es amparado y las de cuidado en
términos de soporte mutuo simétrico donde los cuidados son provistos entre pares o
entre padres e hijos en situación de paridad.

- Habría que determinar en cada dispositivo qué es cuidado porque ese sería,
juntamente con el amparo, el soporte de los vínculos familiares. No estaríamos
pensando sólo en término de funciones o estructura de parentesco sino también de
prácticas de cuidado sostenidas por decisión. (3)

DISPOSITIVOS INSTITUIDOS

Coordinación de Tratamiento
Grupo de padres / novias / esposas/ hermanos
Grupo Multifamiliar
Psicoterapia familiar / pareja

COORDINACION DE TRATAMIENTO

-Este dispositivo está formado por el admisor y quienes consultan en primera instancia
padres, amigos, familia. En Grupo del Oeste el coordinador es un médico o psicólogo
especializado en adicciones.

-Centraliza la información y, aunque responde a los lineamientos proyectados por el


equipo, debe tener capacidad para involucrarse y decidir en situación.

2
-Es el dispositivo donde se tramitan los acuerdos, se imponen normas y se diagrama el
tratamiento. Es un encuentro frecuente durante la evaluación diagnóstica y al principio
del programa.

-Tiende a centralizar al paciente designado y proponer jerarquías.


-El desafío de este grupo es acordar qué se considerará “cuidado” de allí en adelante,
ya que quienes consultan son los mismos que se sienten fracasados en esa función de
cuidadores.

-Las primeras indicaciones tienen que ser posibles de ser cumplidas para favorecer la
confianza mutua.

PSICOTERAPIA FAMILIAR

-El psicoterapeuta familiar es un psicólogo o médico especializado en configuraciones


vinculares, entrenado o no en adicciones. Amablemente firme, muchas veces funciona
como interdictor suspendiendo algún relato que considere que debe ser tratado en
privado por algunos miembros de la familia.

-Este dispositivo favorece la disolución de la diferencia entre sanos y enfermos. Tiende


a descentralizar al paciente designado, al mismo tiempo que promueve la
discriminación y la intimidad.

-Se ofrece como ámbito de creación de un relato que de cuenta de la trasmisión


generacional en sus aspectos positivos y negativos y de la organización de aquellos
elementos con los que la familia trata de perpetuarse y produce sufrimiento.
Por ejemplo si en una familia de inmigrantes de principio de siglo tener para comer era
el significado de cuidar, sostener ese significado en las generaciones siguientes cuando
no hay preocupaciones materiales produce un efecto negativo en los vínculos.

-La psicoterapia familiar es el espacio de investigación del significado de “cuidado”


en cada configuración familiar. Así descubrimos que cuidado puede ser desde tener
para comer, proveer educación, decir a todo que sí, ofrecer formación religiosa,
aprender a defenderse con violencia, saber robar, usar drogas o delinquir. Descubrir
estos significados favorece la intervención oportuna.

GRUPO DE PADRES

-Esta configuración está coordinada por un técnico especializado en adicciones y en el


manejo de técnicas grupales.

-Sus miembros se agrupan teniendo en cuenta los lazos de parentesco, convivencia o


cercanía significativa en la cotidianeidad.

3
-En este grupo se ponen en descubierto las diferentes acepciones de qué es cuidar
para cada familia.

- Se promueve la desnaturalización de las prácticas negativas al confrontarlas con las


que propone el equipo o surgen de otros miembros del grupo.

-Se observa cómo el consumo es una de las formas de habitar una situación, de tristeza
de alegría o simplemente de soporte para vivir o pertenecer. (4)

GRUPO MULTIFAMILIAR

-Lo propio de esta configuración es que es un grupo formado por grupos, (5) la
intervención es en la red que se va conformando en situación.

-Así, cada familia, el equipo, funcionan como nodos en un momento y en otro los
nodos son el grupo de los pacientes designados y los coordinadores, en otro los padres
y el equipo terapéutico.

- Se facilita la gestión permanente de pertenencias en la fluidez de las distintas


configuraciones. En los tiempos intermedios de cambios cada uno va perdiendo su
lugar cristalizado (adicto –padres, adicto –hermanos, adicto-esposa).

-Captar la configuración de la red que se trama y se destrama es la función de los


coordinadores, quienes implementan técnicas de abordaje grupal, en función de alojar
la perplejidad que generan los cambios, para que puedan ser visualizadas por todos
(juegos, dramatizaciones, diálogo, señalamientos, interpretaciones).

-Este dispositivo está coordinado por un psicólogo y un operador especializados en


adicciones y en grupos, “El coordinador no impone, no juzga, no adoctrina. Acompaña
a las personas en una experiencia activa de descubrimiento en la que él también está
incluido” (6)

-El encuadre multifamiliar es el espacio de revisión más importante de lo que se


construya como cuidado.

DISPOSITIVOS NO INSTITUIDOS

Pensamos que cualquier configuración vincular puede promover una práctica


instituyente de subjetividad si se dan las condiciones de encuentro. (7)

Los dispositivos son encuadres propiciadores de encuentro que se disponen a los fines
del tratamiento, muchas veces inventados por creativos coordinadores para abarcar el
complejo drogadicción. No conocemos de antemano cuál va ser el que nos sirva,
muchas veces nos encontramos con efectos positivos resultado de prácticas no
planificadas.

4
Como posición ética la invención es la búsqueda de un elemento inadvertido, allí
donde todo parece cerrado somos creadores de posibilidades. (8)

Setiembre de 2012

BIBLIOGRAFIA

(1) Aletti, Lilia –“La pareja después de las drogas”- III Congreso Internacional de
Prevención y asistencia en Drogadicción- Córdoba 2001
(2) Silvia Duschatzky-Cristina Corea -“Chicos en Banda” -Buenos Aires
Paidos -2002
(3)Lewkowicz, Ignacio –“Desfondamiento de la Subjetividad Contemporánea”- Clases
AAPPG-setiembre 2002
(4) Aletti, Lilia –“¿Quién curó a Maradona?-V Congreso Internacional de Prevención y
Asistencia de la Drogodependencia – Córdoba 2005
(5) Irizar, Ronaldelli, Ruata-“Una práctica diferente: los Grupos Multifamiliares”-XII
Congreso Latinoamericano de Psicoterapia Analítica de Grupo-1996
(6) Suárez Silva, Gerardo- “Grupo de padres/ Multifamiliares – Comunicación Interna –
Grupo del Oeste
(7) Badiou, Alain “El amor como escena de la diferencia”- Revista de la AAPPG- 2001
(8) Badiou, Alain “Reflexiones De Nuestro Tiempo”, Ética y Psiquiatría -Buenos Aires.
Ediciones Cifrado 2000
“la enfermedad es una situación…sólo hay ética si el psiquiatra, día a día, confrontando
a las apariencias de lo imposible, no deja de ser un creador de posibilidades”