Anda di halaman 1dari 3

¿ QUE SON LA FRUTAS?

La fruta son aquellos productos comestibles que se obtienen de plantas cultivadas o de


árboles silvestres, que se caracterizan por ser extremadamente dulces y por contar con
una variedad importante de colores, sabores, tamaños y texturas de un caso a otro.
Normalmente se la ingiere como postre por el dulzor que mencionamos ostentan y
dependiendo de las preferencias del consumidor puede cocinarse o consumirse fresca.

IMPORTANCIA NUTRITIVA
Las frutas son, quizás, los alimentos más llamativos por su diversidad de colores y formas.
Pero además de lo que muestran a simple vista, forman parte de los alimentos con mayor
cantidad de nutrientes y sustancias naturales altamente beneficiosas para la salud.

 Aportan una variedad y cantidad de vitaminas y minerales; principalmente


vitamina C
 Hidratan el organismo rapidamente.
 Ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo.
 Facilita el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo.
 Aportan fibras vegetales solubles
 No aportan grasas (excepto los frutos secos, olivas, aguacates y cocos que aportan
aceites beneficiosos para el organismo).
 Aportan vitaminas antioxidantes naturales.

La vitamina que más abunda en las frutas es la C, y lo que es importante de esta vitamina,
es que nuestro organismo no la sintetiza, por eso la alimentación debe proveerla.
La cantidad de vitamina C en la fruta es muy variada, siendo los kiwis, las fresas, las
frambuesas y los cítricos quienes gozan de mayor contenido.
La vitamina C tiene un alto poder antioxidante, con lo que se convierte en protectora de
los tejidos y células de nuestro organismo.

La vitamina C, debe reponerse día a día a través de alimentos,


puesto que no se acumula en el organismo, y su exceso es eliminado
en la orina.
También se destruye muy fácilmente, por altas temperaturas,
cocción, aire y luz. Por eso lo mejor es consumir frutas crudas para
así asegurarnos la ingesta máxima de vitaminas.

IMPORTANCIA COMERCIAL

DESCRIPCIÓN DE LA BUENA PRÁCTICA

La cosecha es un punto crucial si se quiere mantener una buena calidad de la fruta durante
el periodo post cosecha. Cosechas demasiado tempranas ofrecen frutos pequeños, con
poco desarrollo del color, elevada firmeza y acidez y poco contenido en azúcares.
Además, los frutos inmaduros son más sensibles a la deshidratación y a desarrollar
alteraciones en el sabor y textura (daños por frío) durante su conservación frigorífica. Por
el contrario, cosechas demasiado tardías ocasionan pérdidas importantes de firmeza y de
acidez, así como una mayor susceptibilidad al desarrollo de enfermedades fúngicas y
deterioro por senescencia.
La fecha óptima de recolección dependerá fundamentalmente del destino del producto:

 Para mercados lejanos que requieren un largo transporte y


almacenamientos post cosecha prolongados, la fruta debe
recolectarse en madurez fisiológica, que es el estado en el que
un producto ha alcanzado un desarrollo suficiente para que,
después de la cosecha y manipulación post cosecha, su
calidad sea, al menos, la mínima aceptable por el consumidor
final.
 Para el consumo inmediato y para la fruta no climatérica, debe
recolectarse en madurez organoléptica, que es el estado en el que la fruta ha
alcanzado las mejores características físico-químicas y sensoriales de consumo

HORTALIZAS
Las hortalizas son un conjunto de plantas cultivadas generalmente en huertas o regadíos,
que se consumen como alimento, ya sea de forma cruda o preparadas culinariamente, y
que incluye las verduras y las legumbres (las habas y los guisantes). Las hortalizas no
incluyen las frutas ni los cereales.

Las hortalizas se clasifican dependiendo de la parte comestible:

 Hojas y tallos verdes (verduras): por ejemplo la lechuga, el perejil o las espinacas.
 Tallos jóvenes: por ejemplo el espárrago o el puerro.
 Flor: por ejemplo la alcachofa, el brócoli o la coliflor.
 Fruto: por ejemplo el pimiento, el tomate, el pepino o la berenjena.
 Bulbos: por ejemplo la cebolla, el ajo o el hinojo.
 Raíces: por ejemplo, el rábano, la zanahoria o la yuca.
 Tubérculos: la patata.

IMPORTANCIA NUTRITIVA
Las verduras y las hortalizas aportan muchos beneficios desde el punto de vista
nutricional y previniendo enfermedades. Son sobre todo importantes porque regulan el
tránsito intestinal y porque las vitaminas que aportan modulan muchos procesos
metabólicos. Todos los vegetales tienen un alto porcentaje de agua, y destacan también
por su contenido de hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Sin embargo, tienen muy
pocas proteínas y grasas.
Las hortalizas son una fuente importantísima de fibra para nuestro cuerpo. La fibra es
esencial para que nuestro sistema digestivo funcione correctamente. Así, gracias a esta
fibra podremos regular la función de nuestro intestino, y entre otros, conseguir evitar o
corregir el estreñimiento, un problema que padece un altísimo porcentaje de la población
actual.

Asimismo, además de aliviar el estreñimiento, las hortalizas son ideales para regular
problemas como el colesterol, prevenir diabetes, cálculos en la vesícula, hemorroides,
divertículos o incluso el temido cáncer de colon.