Anda di halaman 1dari 8

¿Qué es la Ciencia?

Una visión interdisciplinaria

Klaus Jaffe

Traducción:

Manuel Bemporad

1
humana, la ciencia no dispone de conocimientos suficientes y
deberá limitar sus pretensiones de explicar los problemas comple-
jos y respetar el uso de la intuición por parte de individuos exitosos
en manejar su intuición como lo son algunos políticos y gerentes.

CIENCIA Y SOCIEDAD

Todos los que estamos preocupados por la


paz y por el triunfo de la razón y la justicia
debemos estar bien conscientes de cuán
pequeña es la influencia que la razón y los
buenos deseos ejercerán sobre los
acontecimientos en el campo político.
Albert Einstein

El impacto de la ciencia en la sociedad


J. Bradford DeLong en 2001 (ver figura) muestra una
aproximación ilustrativa del impacto de los desarrollos
tecnológicos generados por la aparición de la ciencia sobre el
conjunto de la actividad económica humana. Muchos autores están
de acuerdo en que la población en nuestro planeta ha crecido
notablemente como consecuencia de la “Revolución agrícola”. Más
alimentos permitieron alimentar a más gente. Sin embargo, otras
evidencias sugieren que fue el crecimiento de la población lo que
obligó a la humanidad a adoptar técnicas agrícolas que lo
permitieran aumentar la producción de alimentos.

122
La consecuencia del aumento poblacional no implica sólo que hay
más gente habitando el planeta, sino también produciendo algún
tipo de bien, lo que, por supuesto, incrementa la riqueza agregada
de la humanidad. Esto fue estimado por varios autores utilizando
diferentes métodos y resumido por DeLong en la figura siguiente.

123
Sin embargo, la humanidad no ha experimentado una mejora signi-
ficativa en el nivel per cápita después de la revolución agrícola. En
muchas ocasiones pudo incluso haber sido peor en la medida en
que hambrunas y epidemias afectaron asentamientos densamente
poblados, mientras que era poco probable que ello ocurriera entre
cazadores nómadas.

124
Fue sólo después de la revolución industrial que los humanos
mejoraron como individuos, según puede apreciarse en las
estimaciones que muestra la figura siguiente.

La gráfica marca también los dos eventos que más resaltan en una
ventana temporal de diez milenios: la aparición de la palabra

125
escrita, hace unos diez mil años y la emergencia de la ciencia expe-
rimental moderna hace unos pocos siglos. Sin embargo, la curva
marca el mayor cambio después de la emergencia de la ciencia,
como disparador de la revolución industrial. Fue el evento más
notable del milenio pasado después de la invención de la palabra
escrita, tal como se encuentra representado en la siguiente figura.

Como lo muestra la figura anterior, la búsqueda del conocimiento


en la historia es heterogénea. El pensamiento racional de autores
como Pitágoras y Aristóteles parece haber sido desplazado, durante
unos dos milenios, por el pensamiento místico puro, hasta la
llegada del Renacimiento. La construcción de nuestro
conocimiento científico no ha sido ni continuo ni uniforme, y el

126
reconocimiento de los límites de nuestra mente y la consecuente
introducción de la verificación empírica como árbitro final para
hipótesis alternativas, sólo fueron alcanzados en los últimos siglos.
Las escrituras sumerias de hace unos cinco mil años revelan un
Homo sapiens indistinguible del hombre moderno en términos de
sentimientos, motivaciones, ingenio, religiosidad, curiosidad y
valores sociales. La ciencia moderna, sin embargo, no existía
entonces. Ella emergió al comienzo del Renacimiento y llamaré
Revolución Galileana a este acontecimiento. ¿Qué le faltó al
sumerio que tienen los científicos postgalileanos?
Aunque no fue el único actor de esta revolución científica, Galileo
Galilei fue su mejor comunicador y su más fuerte defensor. La
revolución comenzó cuando mentes brillantes empezaron a
entender al mundo más allá de nuestra Tierra y a describir el movi-
miento de las estrellas y planetas en relación con el movimiento
aparente del sol. No hay lógica simple ni intuición humana, como
lo mostró Copérnico, que nos revele los misterios de la naturaleza.
Lo que nos permitió obtener una nueva comprensión del mundo
que nos rodea son las observaciones y los experimentos que con
extraordinaria belleza realizara Galileo. Una vez liberado, el
espíritu científico produjo notables transformaciones
esquematizadas en la figura.

127
Comenzó una realimentación positiva entre la ciencia –el descubri-
miento de nuevo conocimiento– y la tecnología –el diseño de
nuevas herramientas. Con el nuevo conocimiento se construyeron
telescopios, microscopios, máquinas y dispositivos de medida, todo
lo cual permitió, a su vez, descubrir nuevos y más finos aspectos de
la realidad. Nuestra cultura y la propia humanidad fueron
profundamente transformadas por estas nuevas corrientes. Cierta-
mente, la emergencia de la ciencia moderna puede ser vista, junto
con el dominio del fuego, la invención de los proyectiles y la do-
mesticación de las plantas y animales, como una piedra miliar de la
evolución humana.

Ciencia moderna, sociedad y crecimiento económico


La ciencia moderna tal como la conocemos y describimos aquí no
es un concepto antiguo. Aunque Galileo Galilei ya había aceptado
los límites de la percepción humana y la importancia de la
observación y el experimento para establecer la verdad de una
teoría, fue la formulación de la física newtoniana, más tarde
desplazada por Albert Einstein, lo que demostró a la humanidad el
valor de las teorías provisionales y el funcionamiento de la ciencia
en la construcción de hipótesis y teorías, el diseño de

128