Anda di halaman 1dari 3

Las Madres son los seres más bellos que la vida nos da.

Ellas nos regalan


felicidad y cuidados, nos aman con sinceridad. Y todo para darnos lo mejor. Es
nuestra obligación cuidar de ellas, porque no hay nada más valioso que ver por
una Madre.
El día de la Madre es un día especial pues nos acerca a nuestras Mamás y nos
hacen pensar en todas las cosas que han hecho por nosotros, es por eso que hoy
quiero dedicarles unas palabras llenas de afecto y cariño.

Cuando una mujer se convierte en Madre su vida cambia por completo pues su
alma y la de sus hijos se vuelve una sola.

Es tan grande el amor de una Madre por sus hijos que no dudaría en dar su vida
por ellos. Con solo mirarnos nuestra Madre puede saber como nos sentimos y con
una de sus caricias hasta las penas más grandes se alivian.

La alegría más grande para una Madre es ver crecer a sus hijos y ayudarlos a
lograr sus sueños. Valoremos cada día que estamos con nuestra Madre y todo lo
que hace por nosotros.

Ella puede cometer errores porque es humana pero jamás lo hará con la intención
de dañarnos.

Hoy y todos los días de nuestras vidas expresémosle amor a nuestra Madre y la
vida será mucho mejor.

Mi deseo es que hoy todas las Madres del mundo y sus hijos estén más unidos que
nunca.

Feliz día de la Madre.

DISCURSO POR EL DIA DE LA MADRE


Hoy es un día muy especial para todos los que tenemos la suerte de tener una
Madre y por eso quiero dedicarles a todas ellas unas bonitas palabras.

Desde que llegamos a este mundo no hay ser que nos ame más que nuestra Madre,
ella es quien nos lleva en su vientre durante nueve meses pero esta junto a
nosotros durante toda la vida.

En nuestra Madre siempre podremos confiar pase lo que pase y su cariño nos
hará sentir feliz en todo momento.

Un día no basta para decirle a nuestra Mamá lo importante que es para nosotros,
todos los días debemos decirle cuanto la queremos y hacer que se sienta orgulloso
de nuestras acciones.

Madre solo hay una y como ella jamás habrá otra que nos ame de la misma
manera. Seamos conscientes de que toda la vida no nos alcanzará para devolverle
todo lo que ha hecho por nosotros.

A todas las Mamá del mundo que dios las bendiga y le de muchos años de vida
junto a sus amados hijos.
OTRO DISCURSO PARA EL DIA DE LA MADRE
Las Madres son los seres más bellos que la vida nos da. Ellas nos regalan
felicidad y cuidados, nos aman con sinceridad. Y todo para darnos lo mejor. Es
nuestra obligación cuidar de ellas, porque no hay nada más valioso que ver por
una Madre.

Hoy es un día digno de celebración ya que festejamos el día de un ser humano


increíble, de una persona que es capaz de entregar hasta su propia vida con
tal de no vernos sufrir, ese ángel que nos cuida y vela por nuestro bienestar,
ese escudo que nos protege de cualquier mal que se aproxime, estamos hablando
de nuestra Madre.
No hay en este mundo otra persona que nos pueda dar ese amor puro y sincero
como es el amor que nos da nuestra Madre, nadie más sería capaz de perdonar
nuestros errores y de querernos de igual manera, de enseñarnos con paciencia
el buen camino de la vida, de cuidarnos y desvelarse cuando estamos enfermos,
por tratar de hacernos felices a costa de todo, por procurar que no nos falte
un pan a la boca, y si es necesario dejar de comer ella por dárnoslo, todas
estas cosas solo vienen de una persona y esa es nuestra querida Madre.
Por eso un homenaje una vez al año no es suficiente para retribuir todo el
amor que ella nos ha dado, sino debemos expresarle nuestro afecto todos los
días del año, y siempre darle alegrías, ya que nuestros triunfos son los suyos,
y nuestra tristeza también ella la sienten. Si hemos cometido un error debemos
pedirle perdón, pues no debemos hacerla botar una lágrima porque no se lo
merece.
Las Mamas solo se merecen lo bueno, porque han sido las mejores personas del
mundo con nosotros, y a pesar de ser adultos, seguimos siendo sus niños
pequeños a los cuales ellas tienen que seguir cuidando.
Cabe mencionar que también existen muchas otras Madres que no
necesariamente dieron a luz a sus hijos, sin embargo se comportaron con sus
verdaderas Madres, los criaron y les dieron todo su amor. El hecho de no
compartir la misma sangre no es razón para no poder llamar Madre a aquellas
personas que adoptaron niños, todas ellas son admirables ya que tenían una
labor que no les correspondia, sin embargo las asumieron con todo el amor del
mundo.
Todas las Madres merecen un digno reconocimiento por el gran amor y cariño
que han sabido compartir, ser hijo es una muy buena experiencia ya que tenemos
a ese ángel a nuestro lado, por todo esto y más hay que desear a todas las
Madres del mundo, de la provincia y mucho mas a las madrecitas chimbeñas un
feliz dia que diosito les bendiga, cuide y proteja siempre

Mi deseo es que hoy todas las madres del mundo y sus hijpos estén mas unidos que siempre.