Anda di halaman 1dari 18
canoe CoP DE MUNARDADES cannera Fic cP F108 + ETICA Cote omer fone dei toni Net ENS ae ae ace Pi a el ans cote et on rnd Chas cute tomas A an an person i ame bc Ste a oe men, by 2 et yagi dssan de cin wis it Ste ee an in en a ae ran i mo ote Ce ay ra me de a 2 ee cama pace el aan ni ware ain 7 said {COMO VIVIE MEJOR? ‘AnssrOreces posee dos liness de aproximacién esta ‘pregunta, Esti, en primer lugar, la aproximacion por Fredio de la endoxa, por medio de lo que la gente piensa, Una teoria correcta debe ser, gut lo mismo que En otras partes, coherente con los phenomena y una ex plicacién de lot mismos —siendo, en este cto, los ‘phenomena’ los hechos sobre las creencas y las cis des de la gente (véase p. 204). Asi, en el primer libro de la Erica a Nicémaco, Ariséeeles hace comparecet ft vatics candidatos, ampliamente apoyados, al crulo dé 24 22 tp lhe vid pa, Be eid ric vie J a parle cbrar de esta manera. Cémo vive mejor no es, deciidamente, una cuestin cienifca 0 tees ns respuesta precisa y correcta Sin embargo, en lr Enon fist we stan mimero de costs que ayudan a cence [ss intetelaciones y ls interdependencia de vanes ae les metas y ls actividades, El placer, por empl pac de set un placer considerado en ac0én, E nercg puede ser guisde por ef pensamiente Ta segunda linea de aproximacién de Aristételes se 0s da pot medio del razonamienco a parr de Ie “fas iia o aturaleca disiciva del hombre (ver antey, Bp. 2438), EI tazonamiento concluye que ls mejor Mie 6s Is vide de Ia actividad excelente ca concoulon, Ga con Ia razén. El resto de la Etice a Nicbmace tne panes ompletar esta fScmula muy genetl, examinando, Primero, las virudes morales (0 excelencat del cork, {22) Ys luego, las virtudes intelectuaes. Passo que ln” 4 ‘ase opera tanto en la esfers prictica como en la pure ‘mente teérics, una forma de actividad humana que den pi (TA vonrup es un estado de carécter que se sinia en el irelio’. Ordinariamente se supone que ert tei ix “doctrina aristotélica del medio” eo sp tibia (« middle-of she-road view) de la moralidad, ‘Aisstls nos sonia sents acsua de una tasera siempre cauta y modereda (la “dorada mediccridad” de Horacio). Pero ésta es una equivocacién. Porque Ais tGteles no dice que toda sccién buena ex intermediatia, de tal modo que nunca se deba, por ejemplo, regalar fedo lo que se tenga, Lo intermedisrio segin Al ez la virtud, el estado del cardcer. Esto se debe a que las clases de acciones 0 de sentimientos asociados a las di- versas virtudes son acciones o sentimientos capaces de tas circunstancias, exegeradas (0 intuficien 4e2), Asi la generosidad tiene que ver con la donacisn, La virrud de la generosidad a0 exige —ni siquiers permite— que se deba obsequiar todo lo que se tiene, ‘quien quiera y en cualquier ccasin; la donacién pue- dde set excesiva © inapropiada. El correcta estado. de cardcter es aguel del que resultan, en cada ocasiGn, el sentimiento y la accién apropiads. En alguna ocssién particular, la accién o el sentimiento apropiados pueden ser “extremes”: todo o nada. Hay que admitir que algunas virrudes encajan més ficilmente que otras en el modelo aristoélico: la genero- sidad se encuentra entre la tacafesia y la prodigalidad, pero cexisten dos vicios opuestos entze los que se en. contrara la amabilidad? Cuando se aplica este modelo, no necesariamente se presupone una mediocre y cauts concepcién de la virtad. En sf misma, la docttina del medio no implica nada en cuanto en ddnde se encuentra cl punto correcto en el continua que va desde lo dema- siado hasta lo muy poco. Todos podemos ponernos féei ‘mente de acuerdo en que el generoso se da entre el rédigo y el tacafio, pero podemos estar en completo desacuerdo en cuanto a dénde se ha de erazar la linea: ti puedes considerar de cardcter generoso a alguien a aaa quien yo colocaria del lado del cieaero. Por esto, Ia afirmacién de que una virtd moral es un estado de caricter que se halla eatce dos extados malos opuestos apenas si proporciona guia peéctca, sea ésta de indole ‘onservadora o revolucionara, El real color y contenido de la moralidad de Aristeles no se manifiesta en sus observaciones cedricas, sino en sus detlladas. descrip clones de laz virtudes y de los vicios individuales; y en tos adopta, aproximadamente, las ideas y las actitudes de sus contemporineos. tea tesis importance sobre las virades morales, una tesis heredada de Séerares, es que ells van juntss: si se ‘iene una, se tienen todas. Esta idea dela “unidad de Ta viswd” es, @ primera vista, muy extrafia. En la vida real, In gente tiene cieztas virtudes y otras no. Sin em- bbargo, ello se debe a que en It vida real no tatamos con ejemplos perfects de ninguna virwud; lamar “valien- te” aun hombre no ha de implicar que éte podsia ‘estar seguro de que dard muestrs de valentin en cual: ‘quiet cicunstancia concebible. Si, para fines testi? ‘os, tuvigrames que explicar 1o que estaria envuelto cen la potesiGn perfecea de cualquier virtud, encontra- mos que no podsiamos admitir defectos en _ningiin sxpecto del carécter: todos los deseos, sentimientos y teadencias deberfan haber sido levados (gracias al ‘catzenamiento) a un equllbrio apropiado, Porque, de ‘ota maners, un defecco en un deea determinads sexia siempre captz de difcultur la operacién adecuada de la virnad en otra érea. Un hombre codicioso no puede ser honesto de un modo seguro y completo, pues en ciertas CGreunstancias su codiciapodtia entrar en coaflicto con sa honestidad. Un cobarde 10 puede ser 100% generoso y amsble, ya que en cieras circunstancias el vemor seri ca paz de inhibir cobardemente sus impulsos generov0s 0