Anda di halaman 1dari 23

CLASIFICACIÓN DE LOS ELEMENTOS QUÍMICOS

De acuerdo con la Tabla del Sistema Periódico los elementos químicos se clasifican de la siguiente
forma según sus propiedades físicas:

 Gases nobles
 Metales
 No metales
 Metaloides

Gases nobles. Son elementos químicos inertes, es decir, no reaccionan frente a otros elementos, pues
en su última órbita contienen el máximo de electrones posibles para ese nivel de energía (ocho en
total). El argón (Ar), por ejemplo, es un gas noble ampliamente utilizado en el interior de las lámparas
incandescentes y fluorescentes. El neón es también otro gas noble o inerte, muy utilizado en textos y
ornamentos lumínicos de anuncios y vallas publicitarias.

Metales. Son elementos químicos que generalmente contienen entre uno y tres electrones en la última
órbita, que pueden ceder con facilidad, lo que los convierte en conductores del calor y la electricidad.
Los metales, en líneas generales, son maleables y dúctiles, con un brillo característico, cuya mayor o
menor intensidad depende del movimiento de los electrones que componen sus moléculas. El oro y la
plata, por ejemplo, poseen mucho brillo y debido a sus características físicas constituyen magníficos
conductores de la electricidad, aunque por su alto precio en el mercado se prefiere emplear, como
sustitutos, el cobre y el aluminio, metales más baratos e igualmente buenos conductores.

No metales. Poseen, generalmente, entre cinco y siete electrones en su última órbita. Debido a esa
propiedad, en lugar de ceder electrones su tendencia es ganarlos para poder completar ocho en su
última órbita. Los no metales son malos conductores del calor y la electricidad, no poseen brillo, no son
maleables ni dúctiles y, en estado sólido, son frágiles.

Metaloides. Son elementos que poseen, generalmente, cuatro electrones en su última órbita, por lo
que poseen propiedades intermedias entre los metales y los no metales. Esos elementos conducen la
electricidad solamente en un sentido, no permitiendo hacerlo en sentido contrario como ocurre en los
metales. El silicio (Si), por ejemplo, es un metaloide ampliamente utilizado en la fabricación de
elementos semiconductores para la industria electrónica, como rectificadores diodos, transistores,
circuitos integrados, microprocesadores, etc.

Un 75% de los elementos químicos existentes en la naturaleza son metales y el resto no metales y
metaloides.

Clasificación De Elementos
¿Cómo se clasifican los elementos?
8,206 0

Los elementos se clasifican en gases nobles, metales, no metales, metaloides, y


actínidos.

Un elemento, es una parte primordial de la ciencia de los compuestos conocida


como Química, la misma contribuye al análisis de las composiciones de los distintos
fenómenos que se dan en el ambiente, con la finalidad de que los mismos puedan ser
apreciados con gran facilidad, para determinar la separación de uno de los otros y poder así
evaluar sus reacciones o bien fusiones.

Un elemento es definido por la química como aquel cumulo de átomos de singular


composición, que permiten determinar la presencia de protones ante el microscopio.

La importancia de los elementos químicos ha logrado granjearse un lugar tan


preponderante, que la química los ha establecido en una tabla periódica para su mejor
apreciación.

 Clasificación de elementos
o Gases nobles.
o Metales.
o No metales.
o Metaloides.
o Actínidos.

Clasificación de elementos
Gases nobles.
Son aquellos cuyo grado de pureza le impiden reaccionar ante demás agentes, ya que su
cantidad de átomos se encuentra completa de modo tal que estos no presentan
diversificación alguna, en su aspecto tangible no presentan ningún tipo de olor o de color;
de modo tal que en la escala de los elementos son los que mayor grado de pureza tienen.

Son distintos los elementos que forman parte de los mismos, pero el más conocido de todos
es el helio.

Te puede interesar Clasificación de Bacterias


Metales.
Los elementos que mayor espacio ocupan en la tabla periódica en efecto estos se

caracterizan por presentan un estado de


alta capacidad, caracterizado por un densidad mayor a la de los demás elementos,
presentando una consistencia solida sino llega a intervenir ningún tipo de temperatura sobre
los mismos.

De igual forma es de considerar que estos resultan por sus propias condiciones, los mejores
vehículos para el traslado de la energía y de la electricidad, sin que por ello su estructura
cambie.

No obstante, ante el sometimiento a temperaturas elevadas puede que su condición de


solidez varié, sin que por ello pierda su composición, ente grupo encontramos los más
variados, siendo uno de los más empleados el nitrógeno y el azufre.

No metales.
Elementos que fácilmente pueden ser diferenciados de los metales, puesto que su condición
no permiten que sean sometidos a temperaturas elevadas, ya que su composición de forma
automática cambia; de igual forma estos se caracterizan por presentar un estructura endeble
que fácilmente puede ser fracturada.

Metaloides.
Esta es una de las clases de elementos que se deducen de una aleación entre un metal y un
no metal, su evaluación consiste en la percepción de la estructura molecular y atómica de
los mismos.

Uno de los más empleados lo constituye el famoso silicio, cuyo uso se ha generalizado.

Te puede interesar Clasificación de Hormonas


Actínidos.
Forman una subespecie de elementos en conjunto con los lantánidos, los cuales conforman
una categoría que se caracteriza por presentar una dispersión en la composición molecular
interna, que representa una especie de transformación continua que no permite
diferenciarlos en un solo elemento, en efecto, estos pueden resultar sumamente variables
ante las más diversas condiciones de temperatura y presión. Se caracterizan por ser de color
plateado.

Clasificación de los elementos químicos


La clasificación más fundamental de los elementos químicos es en metales y no metales.
Los metales se caracterizan por su apariencia brillante, capacidad para cambiar de forma sin
romperse (maleables) y una excelente conductividad del calor y la electricidad.
Los no metales se caracterizan por carecer de estas propiedades físicas aunque hay algunas
excepciones (por ejemplo, el yodo sólido es brillante; el grafito, es un excelente conductor de la
electricidad; y el diamante, es un excelente conductor del calor).
Las características químicas son: los metales tienden a perder electrones para formar iones
positivos y los no metales tienden a ganar electrones para formar iones negativos. Cuando un
metal reacciona con un no metal, suele producirse transferencia de uno o más electrones del
primero al segundo.
Propiedad de los metales
Poseen bajo potencial de ionización y alto peso específico
Por regla general, en su último nivel de energía tienen de 1 a 3 electrones.
Son sólidos a excepción del mercurio (Hg), galio (Ga), cesio (Cs) y francio (Fr), que son
líquidos
Presentan aspecto y brillo metálicos
Son buenos conductores del calor y la electricidad
Son dúctiles y maleables, algunos son tenaces, otros blandos
Se oxidan por pérdida de electrones
Su molécula está formada por un solo átomo, su estructura cristalina al unirse con el oxígeno
forma óxidos y éstos al reaccionar con el agua forman hidróxidos
Los elementos alcalinos son los más activos
Propiedades generales de los no-metales
Tienen tendencia a ganar electrones
Poseen alto potencial de ionización y bajo peso específico
Por regla general, en su último nivel de energía tienen de 4 a 7 electrones
Se presentan en los tres estados físicos de agregación
No poseen aspecto ni brillo metálico
Son malos conductores de calor y la electricidad
No son dúctiles, ni maleables, ni tenaces
Se reducen por ganancia de electrones
Sus moléculas están formadas por dos o más átomos
Al unirse con el oxígeno forman anhídridos y éstos al reaccionar con el agua, forman oxiácidos
Los halógenos y el oxígeno son los más activos
Varios no-metales presentan alotropía
La mayoría de los elementos se clasifican como metales. Los metales se encuentran del lado
izquierdo y al centro de la tabla periódica. Los no metales, que son relativamente pocos, se
encuentran el extremo superior derecho de dicha tabla. Algunos elementos tienen
comportamiento metálico y no metálico y se clasifican como metaloides y semimetales.
Los no metales también tienen propiedades variables, al igual que los metales. En general los
elementos que atraen electrones de los metales con mayor eficacia se encuentran en el
extremo superior derecho de la tabla periódica.
Tabla Periódica
El ruso Dimitri Mendeleev y el alemán Julio Lotear Meyer trabajando por separado, llegaron a
ordenar los elementos químicos, basándose en sus propiedades físicas y químicas.
La tabla periódica larga fue propuesta por Alfred Warner y Henry Moseley fue quien propuso
que para la orden de los elementos fuera el número atómico y no el peso atómico.
Ver: Tabla Periódica de los Elementos
Breve descripción de las propiedades y aplicaciones de algunos elementos de la Tabla
Periódica.
Gases nobles o gases raros
Los gases nobles, llamados también raros o inertes, entran, en escasa proporción, en la
composición del aire atmosférico. Pertenecen a este grupo el helio, neón, argón, criptón, xenón
y radón, que se caracterizan por su inactividad química, puesto que tienen completos sus
electrones en la última capa. No tienen tendencia por tanto, ni a perder ni a ganar electrones.
De aquí que su valencia sea cero o que reciban el nombre de inertes, aunque a tal afirmación
se tiene hoy una reserva que ya se han podido sintetizar compuestos de neón, xerón o kriptón
con el oxígeno, el flúor y el agua.
El helio se encuentra en el aire; el neón y el kriptón se utilizan en la iluminación por sus
brillantes colores que emiten al ser excitados, el radón es radioactivo.
Grupo I, metales alcalinos
Los metales alcalinos son aquellos que se encuentran en el primer grupo dentro de la tabla
periódica.
Con excepción del hidrógeno, son todos blancos, brillantes, muy activos, y se les encuentra
combinados en forma de compuestos. Se les debe guardar en la atmósfera inerte o bajo aceite.
Los compuestos de los metales alcalinos son isomorfos, lo mismo que los compuestos salinos
del amonio. Este radical presenta grandes analogías con los metales de este grupo.
Estos metales, cuyos átomos poseen un solo electrón en la capa externa, son monovalentes.
Dada su estructura atómica, ceden fácilmente el electrón de valencia y pasan al estado iónico.
Esto explica el carácter electropositivo que poseen, así como otras propiedades.
Los de mayor importancia son el sodio y el potasio, sus sales son empleadas industrialmente
en gran escala.
Grupo II, metales alcalinotérreos
Se conocen con el nombre de metales alcalinotérreos los seis elementos que forman el grupo
IIA del sistema periódico: berilio, magnesio, calcio, estroncio, bario y radio. Son bivalentes y se
les llama alcalinotérreos a causa del aspecto térreo de sus óxidos.
El radio es un elemento radiactivo.
Estos elementos son muy activos aunque no tanto como los del grupo I. Son buenos
conductores del calor y la electricidad, son blancos y brillantes.
Como el nombre indica, manifiestan propiedades intermedias entre los metales alcalinos y los
térreos; el magnesio y, sobre todo, el berilio son los que más se asemejan a estos.
No existen en estado natural, por ser demasiado activos y, generalmente, se presentan
formando silicatos, carbonatos, cloruros y sulfatos, generalmente insolubles.
Estos metales son difíciles de obtener, por lo que su empleo es muy restringido.
Grupo III, familia del boro
El boro es menos metálico que los demás. El aluminio es anfótero. El galio, el indio y el talio
son raros y existen en cantidades mínimas. El boro tiene una amplia química de estudio.
Grupo IV, Familia del carbono
El estudio de los compuestos del carbono corresponde a la Química Orgánica. El carbono
elemental existe como diamante y grafito.
El silicio comienza a ser estudiado ampliamente por su parecido con el carbono. Los elementos
restantes tienen más propiedades metálicas.
Grupo V, familia del nitrógeno
Se considera a este grupo como el más heterogéneo de la tabla periódica. El nitrógeno está
presente en compuestos tales como las proteínas, los fertilizantes, los explosivos y es
constituyente del aire. Como se puede ver, se trata de un elemento tanto benéfico como
perjudicial. El fósforo tiene ya una química especial de estudio, sus compuestos son
generalmente tóxicos. El arsénico es un metaloide venenoso. El antimonio tiene gran parecido
con el aluminio, sus aplicaciones son más de un metal.
Grupo VI, Colágenos
Los cinco primeros elementos son no-metálicos, el último, polonio, es radioactivo. El oxígeno es
un gas incoloro constituyente del aire. El agua y la tierra. El azufre es un sólido amarillo y sus
compuestos por lo general son tóxicos o corrosivos. La química del teluro y selenio es
compleja.
Grupo VII, halógenos
El flúor, el cloro, el bromo, el yodo y el astato, llamados metaloides halógenos, constituyen el
grupo de los no metales monovalentes. Todos ellos son coloreados en estado gaseoso y,
desde el punto de vista químico, presentan propiedades electronegativas muy acusadas, de
donde se deriva la gran afinidad que tienen con el hidrógeno y los metales.
Los formadores de sal se encuentran combinados en la naturaleza por su gran actividad. Las
sales de estos elementos con los de los grupos I y II están en los mares. Las propiedades de
los halógenos son muy semejantes. La mayoría se sus compuestos derivados son tóxicos,
irritantes, activos y tienen gran aplicación tanto en la industria como en el laboratorio.
El astatinio o ástato difiere un poco del resto del grupo.
Elementos de transición
Esta es una familia formada por los grupos IIIB, IVB, VB, VIB, VIIB, IB y IIB, entre los que se
encuentran los elementos cobre, fierro, zinc, oro, plata, níquel y platino.
Las características de los metales de transición son muy variadas, algunos se encuentran en la
naturaleza en forma de compuestos; otros se encuentran libres
Estos elementos no son tan activos como los representativos, todos son metales y por tanto
son dúctiles, maleables, tenaces, con altos puntos de fusión y ebullición, conductores del calor
y la electricidad. Poseen orbitales semilleros, y debido a esto es su variabilidad en el estado de
oxidación.
Debido al estado de oxidación, los compuestos son coloridos.
ALGUNOS ELEMENTOS QUE CAUSAN CONTAMINACIÓN
En la naturaleza existen algunos elementos que debido a su estructura o en combinación con
otros en forma de compuestos, son perjudiciales al hombre, ya que son agentes
contaminadores del medio ambiente; en especial del aire, agua y suelo, o bien, porque
ocasionan daños irreversibles al ser humano, como la muerte.
Algunos de estos elementos son:
Antimonio (Sb) y textiles.- Se emplea en aleaciones, metal de imprenta, baterías, cerámica.
El principal daño que provoca es el envenenamiento por ingestión o inhalación de vapores,
principalmente por un gas llamado estibina SbH3.
Arsénico (As) medicamentos y vidrio. Se emplea en venenos para hormigas, insecticidas,
pinturas, Es uno de los elementos más venenosos que hay, así como todos los compuestos.
Azufre (S) Principalmente son óxidos SO 2 y SO 3 contaminan el aire y con agua producen
la lluvia ácida . Sustancias tales como derivados clorados de azufre, sulfatos y ácidos son
corrosivos. El gas H 2 S es sumamente tóxico y contamina el aire. El azufre es empleado en
algunos medicamentos para la piel.
Bromo (Br) Sus vapores contaminan el aire, además sus compuestos derivados son
lacrimógenos y venenosos.
Cadmio (Cd) Metal tóxico que se origina en la refinación del zinc; también proviene de
operaciones de electrodeposición y por tanto contamina el aire y el agua. Contenido en algunos
fertilizantes contamina el suelo.
Cloro (Cl) Sus valores contaminan el aire y son corrosivos. Se le emplea en forma de cloratos
para blanquear la ropa, para lavados bucales y fabricación de cerillos. Los cloratos son solubles
en agua y la contaminan, además de formar mezclas explosivas con compuestos orgánicos.
Los valores de compuestos orgánicos clorados como insecticidas, anestésicos y solventes
dañan el hígado y el cerebro. Algunos medicamentos que contienen cloro afectan el sistema
nervioso.
Cromo (Cr) El cromo y sus compuestos son perjudiciales al organismo, pues destruyen todas
las células. Se le emplea en síntesis orgánicas y en la industria del acero. Cualquier cromato
solubles contamina el agua.
Magnesio (Mn) Se emplea en la manufactura de acero y de pilas secas. La inhalación de
polvos y humos conteniendo magnesio causa envenenamiento. También contamina el agua y
atrofia el cerebro.
Mercurio (Hg) Metales de gran utilidad por ser líquidos; se utiliza en termómetros y por ser
buen conductos eléctrico se emplea en aparatos de este tipo, así como en iluminación, pinturas
fungicidas, catalizadores, amalgamas dentales, plaguicidas, etc. pero contamina el agua, el aire
y causa envenenamiento. Las algas lo absorben, luego los peces y finalmente el hombre. Los
granos o semillas lo retienen y finalmente el hombre los come.
Plomo (Pb) El plomo se acumula en el cuerpo conforme se inhala del aire o se ingiere con los
alimentos y el agua. La mayor parte del plomo que contamina el aire proviene de las gasolinas
para automóviles, pues se le agrega para proporcionarle propiedades antidetonantes. También
se le emplea en pinturas, como metal de imprenta, soldaduras y acumuladores. Por su uso el
organismo se afecta de saturnismo. Sus sales, como el acetato, son venenosas.
Existen otros elementos que de alguna forma contaminan el agua, el aire y el suelo tales como:
talio, zinc, selenio, oxígeno de nitrógeno, berilio, cobalto y sobre todo gran cantidad de
compuestos que tienen carbono. (Orgánicos).
Aluminio (Al): Metal ligero, resistente a la corrosión y al impacto, se puede laminar e hilar, por
lo que se le emplea en construcción, en partes de vehículos, de aviones y en artículos
domésticos. Se le extrae de la bauxita.
Azufre (S): No metal, sólido de color amarillo, se encuentra en yacimientos volcánicos y aguas
sulfuradas. Se emplea en la elaboración de fertilizantes, medicamentos, insecticidas, productos
químicos y petroquímicos.
Cobalto (Co) : Metal color blanco que se emplea en la elaboración de aceros especiales
debido a su alta resistencia al calor, corrosión y fricción. Se emplea en herramientas mecánicas
de alta velocidad, imanes y motores. En forma de polvo se emplea como pigmento azul para el
vidrio. Es catalizador. Su isótopo radiactivo se emplea como pigmento azul para el vidrio. Es
catalizador
Cobre (Cu): Metal de color rojo que se carbonata al aire húmedo y se pone verde, conocido
desde la antigüedad. Se emplea principalmente como conductor eléctrico, también para hacer
monedas y en aleaciones como el latón y el bronce.
Hierro (Fe): Metal dúctil, maleable de color gris negruzco, se oxida al ocntacto con el aire
húmedo. Se extrae de minerales como la hematina, limonita, pirita, magnetita y siderita. Se le
emplea en la industria arte y medicina. Para fabricar acero, cemento, fundiciones de metales no
ferrosos nuestra sangre lo contiene en la hemoglobina.
Flúor (F): Este no metal esta contenido en la fluorita CaF 2 en forma de vetas encajonadas en
calizas. La florita se emplea como fundente en hornos metalúrgicos. Para obtener HF, NHF 4 y
grabar el vidrio; también en la industria química, cerámica y potabilización del agua.
Fósforo (P): Elemento no metálico que se encuentra en la roca fosfórica que contiene P 2 O 5 en
la fosforita Ca 3 (PO 4 ) 2 . Los huesos y dientes contienen este elemento.
Tiene aplicaciones para la elaboración de detergentes, plásticos, lacas, pinturas, alimentos
para ganado y aves.
Mercurio (Hg): Metal líquido a temperatura ambiente, de calor blanco brillante, resistente a la
corrosión y buen conductor eléctrico. Se le emplea en la fabricación de instrumentos de
precisión, baterías, termómetros, barómetros, amalgamas dentales, sosa cáustica,
medicamentos, insecticidas y funguicidas y bactericidas.
Se le obtiene principalmente del cinabrio que contiene HgS.
Plata (Ag): Metal de color blanco, su uso principal ha sido el la acuñación de monedas y
manufacturas de vajillas y joyas. Se emplea en fotografía, aparatos eléctricos, aleaciones,
soldaduras.
Plomo (Pb): Metal blando de bajo punto de fusión, bajo límite elástico, resistente a la corrosión,
se le obtiene del sulfuro llamado galena Pbs. Se usa en baterías o acumuladores, pigmentos
de pinturas, linotipos. Soldaduras e investigaciones atómicas. Otros productos que se pueden
recuperar de los minerales que lo contiene son: cadmio, cobre, oro, plata, bismuto, arsénico,
telurio y antimonio.
Oro (Au): Metal de color amarillo, inalterable, dúctil, brillante, por sus propiedades y su rareza
le hace ser excepcional y de gran valor. Es el patrón monetario internacional. En la naturaleza
se encuentra asociado al platino, a la plata y teluro en unos casos. Sus aleaciones se emplean
en joyería y ornamentos, piezas dentales, equipos científicos de laboratorio. Recientemente se
ha sustituido sus usos en joyería por el iridio y el rutenio, en piezas dentales por platino y
paladio.
Uranio (U): Utilizado como combustible nuclear, es un elemento raro en la naturaleza y nunca
se presenta en estado libre. Existen 150 minerales que lo contienen. El torio se encuentra
asociado al uranio.

Clasificación de los elementos


21 de mayo de 2012 Publicado por Ángeles Méndez

Existen numerosas formas de clasificar los elementos, pero quizás, la forma más ovia sea
por fase a la temperatura y la presión estándares ambientales (es decir, 25ºC y 100
KPa). Dichas condiciones son descritas como TPEA. Es importante definir la temperatura
con precisión, pues hay dos metales cuyos puntos de fusión son escasamente mayores
que la temperatura estándar, ellos dos el cesio, con un punto de fusión de 29ºC y el galio
con 30ºC.

Otro esquema de clasificación bastante común posee dos categorías: metales y no


metales. Pero entonces nos surge la pregunta, ¿qué es un metal?, porque decir que son
aquellos cuya superficie reluce no es un buen criterio pues varios elementos no metálicos
poseen dicha característica. La densidad tampoco nos sirve de guía, pues la densidad del
litio es la mitad que la del agua, por ejemplo. La dureza también es inadecuada para
clasificar, pues los metales alcalinos son muy suaves. En cambio a veces se cita como una
propiedad común en los metales, la capacidad maleable, es decir la capacidad que posee
un elemento de ser aplanado, y formar láminas, así como la ductilidad, capacidad de ser
estirados y producir alambres. Esta propiedad no vale para todos los metales, porque hay
algunos metales de transición que son quebradizos.
Otra característica común en los metales, es la elevada conductividad térmica, pero el
diamante, que no es un metal, es uno de los elementos más conductivos, así pues, como
clasificación, no es válido.
Una alta conductividad eléctrica tridimensional es el mejor criterio para identificar un
metal. Se necesita estipular tres dimensiones y no sólo dos, porque el grafito, un alótropo
del carbono, posee una alta conductividad eléctrica en dos dimensiones. Existe una
diferencia de 1012, en cuanto a conductividad eléctrica entre el mejor metal conductor de
la electricidad (la plata) y el peor (plutonio). Pero incluso el plutonio tiene una
conductividad eléctrica alrededor de 105 veces mejor que el mejor elemento no metálico
conductor. Sin embargo, para ser preciso se deben estipular las condiciones TPEA de
100KPa de presión y 25ºC, porque debajo de 18ºC el alótropo estable del estaño no
conduce la electricidad. Por otra parta, a presiones fáciles de alcanzar el yodo se hace
conductor de la electricidad. Un criterio físico más específico es la dependencia de la
conductividad eléctrica con respecto a la temperatura, pues la conductividad de los
metales disminuye según aumenta la misma, en tanto que la de los no metales aumenta.
Sin embargo, para los químicos, la característica más importante de un elemento es su
manera de comportamiento químico, el patrón que siguen; en particular, su tendencia a la
formación de enlaces covalentes o su preferencia por la formación de cationes. Pero
cualquiera que sean los criterios que se usen, algunos elementos siempre quedan en la
región limítrofe de la división entre metales y no metales. En consecuencia de esto, la
mayoría de los químicos inorgánicos se encuentran de acuerdo en que se puede asignar a
los elementos boro, silicio, germanio, arsénico y telurio, una condición ambigua de
semimetales, conocidos en el pasado con el nombre de metaloides.

A pesar de esto, la división de los elementos en tres categorías, es una simplificación.


Existe un subgrupo de los metales, conformado por los más próximos a la frontera, los
cuales muestran cierto comportamiento químico más característico de los metales. Estos
nueve “metales débiles”, son el berilio, el aluminio, el cinc, el galio, el estaño, el plomo,
antimonio, bismuto, y el polonio. Como ejemplo de una de las especies aniónicas podemos
elegir el aluminio. En una solución muy básica, el aluminio forma aluminatos, Al(OH)4 (ac).
De igual manera, los demás “metales débiles”, forman berilatos, zincados, galatos,
estannatos, plumbatos, antimoniatos, bismutatos y poloniatos.

Clasificación de los elementos químicos


Por Lic. Graciela Ortega Miranda

La tabla periódica es una lista en la que se presentan los elementos químicos


naturales y sintéticos ordenados según número atómico creciente, y está
dividida horizontalmente (periodos) y verticalmente (grupos). Otra de las
ventajas que presenta este ordenamiento es que permite la clasificación de los
elementos ubicados en ella.








 Imágenes

 / ABC ColorAMP LIAR

Los elementos de la tabla periódica que pertenecen a un grupo o a un periodo comparten


determinadas características. Se agrupan de acuerdo a su configuración electrónica: el
número de electrones que tienen y la manera en que se distribuyen en la corteza. Las
propiedades físicas y químicas de los elementos se relacionan con esa configuración que
presentan.

La clasificación de los elementos químicos en metales y no metales es la más básica que


existe, aunque no refleja plenamente las características de los elementos, ya que existen
muchos de ellos en los que se observan propiedades de un grupo y del otro (metaloides).
Los metales se ubican en el lado izquierdo de la tabla, los no metales en la derecha y los
metaloides en la zona intermedia entre ambos.
Son ejemplos de metales: el hierro, cobre, oro, plata, aluminio, sodio, potasio, calcio,
níquel, zinc.

Son ejemplos de no metales: carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, flúor, iodo, bromo
y los gases nobles.

Los metaloides o semimetales son elementos químicos con propiedades físicas y


químicas intermedias entre los metales y los no metales. El boro, silicio, germanio,
arsénico, antimonio, telurio y polonio son los llamados metaloides. Son
semiconductores tanto del calor como de la electricidad.

Fuentes. Recuperados de: http://es.wikibooks.org; https://www.uam.es

1.
2.
3.
4. Clasificación de los elementos químicos
5. Por su reactividad
6. Por su utilidad
7. Por su impacto económico
8. Por su impacto ambiental
9. Residuos químicos tóxicos
10.
11. Tierras forestales se convirtieron en pastizales y ciudades
12. Bibliografía

Clasificación de los elementos químicos: Por su reactividad; por su utilidad; por su impacto
económico; y por su impacto ambiental.

Clasificación de los elementos químicos


De acuerdo con la Tabla del Sistema Periódico los elementos químicos se clasifican de la
siguiente forma según sus propiedades físicas:
§ Metales
§ Metales de transición.
§ Metaloides
§ No metales
§ Gases Nobles
§ Lactínidos y Actínidos
Metales:
Son elementos químicos que generalmente contienen entre uno y tres electrones en la
última órbita, que pueden ceder con facilidad, lo que los convierte en conductores
del calor y la electricidad.
Los metales, en líneas generales, son maleables y dúctiles, con un brillo característico, cuya
mayor o menor intensidad depende del movimiento de los electrones que componen sus
moléculas.
El oro y la plata, por ejemplo, poseen mucho brillo y debido a sus características físicas
constituyen magníficos conductores de la electricidad, aunque por su alto precio en
el mercado se prefiere emplear, como sustitutos, el cobre y el aluminio, metales más baratos
e igualmente buenos conductores.
Un 75% de los elementos químicos existentes en la naturaleza son metales y el resto no
metales gases nobles, de transición interna y metaloides.
Metaloides: Son elementos que poseen, generalmente, cuatro electrones en su última
órbita, por lo que poseen propiedades intermedias entre los metales y los no metales. Esos
elementos conducen la electricidad solamente en un sentido, no permitiendo hacerlo en
sentido contrario como ocurre en los metales. El silicio (Si), por ejemplo, es un metaloide
ampliamente utilizado en la fabricación de elementos semiconductores para
la industriaelectrónica, como
rectificadores diodos, transistores, circuitos integrados, microprocesadores, etc.
No metales: Poseen, generalmente, entre cinco y siete electrones en su última órbita.
Debido a esa propiedad, en lugar de ceder electrones su tendencia es ganarlos
para poder completar ocho en su última órbita. Los no metales son malos conductores del
calor y la electricidad, no poseen brillo, no son maleables ni dúctiles y, en estado sólido, son
frágiles.
Gases nobles: Son elementos químicos inertes, es decir, no reaccionan frente a otros
elementos, pues en su última órbita contienen el máximo de electrones posibles para ese
nivel de energía (ocho en total). El argón (Ar), por ejemplo, es un gas noble ampliamente
utilizado en el interior de las lámparas incandescentes y fluorescentes. El neón es también
otro gas noble o inerte, muy utilizado en textos y ornamentos lumínicos de anuncios y vallas
publicitarias extremadamente oxidante y forma cloruros con la mayoría de los elementos.

Por su reactividad
En los siguientes resúmenes hablaremos de la reactivada de algunos elementos al mezclarse
con otro o solo su gran impacto.
Cuando se combina con el hidrógeno para dar cloruro de hidrógeno en presencia
de luz difusa se produce una reacción lenta pero si se combinan bajo luz solar directa se
produce una explosión y se desprende una gran cantidad de calor.
El cloro también se combina con los compuestos hidrogenados como amoníaco y ácido
sulfhídrico formando ácido clorhídrico con el hidrógeno de éstos.
Descompone muchos hidrocarburos pero si se controlan las condiciones de la reacción se
consigue la sustitución parcial del hidrógeno por el cloro.
Al rojo reacciona reversiblemente con el vapor de agua formando ácido clorhídrico y
liberando oxígeno:
Cl2 + H2 O = 2HCl + ½O2
En frío y en presencia de la luz, reacciona lentamente con el agua dando ácido clorhídrico y
ácido hipocloroso HClO, que se descompone a su vez para formar oxígeno. A ello se debe el
poder oxidante del agua de cloro.
Puede formar cloruros con la mayor parte de los metales aunque en diferentes condiciones
y con distinta intensidad. Por ejemplo, con el sodio en frio reacciona lentamente, pero si se
calienta arde con llama muy brillante formándose cloruro de sodio.
Reacciona también con el hierro y con el cobre, pero si se encuentra completamente seco ya
no tiene lugar la reacción. Por ello puede guardarse en cilindros de acero o de hierro.
El agua de cloro puede disolver al oro y al platino que son metales muy resistentes a los
agentes químicos.
Si se disuelve en sustancias que proporcionen una gran concentración de iones hidroxilo se
forma una mezcla de cloruro e hipoclorito. Por ejemplo con hidróxido de sodio (sosa) da
una mezcla de cloruro e hipoclorito sódicos llamada agua de Javel.
El cloro se combina directamente con la mayoría de los elementos no metálicos, a excepción
del carbono, nitrógeno y oxígeno (de los que si se conocen cloruros, aunque obtenidos
indirectamente). Por ejemplo con el fósforo se combina formando tricloruro de fósforo, y
pentacloruro de fósforo si hay cloro en exceso.
Resumen de Reactividad

Con aire: No reacciona

Con H2O: Suave; HOCl ; Cl- ; Cl2(aq)

Con HCl 6M: Suave; HOCl ; Cl-

Con HNO3 15M: Suave; HClOx ; NOxCl ; NOx

Con NaOH 6M: Suave; OCl- ; Cl-

El cloro es un gas amarillo verdoso de olor penetrante e irritante, denso y venenoso que
puede licuarse fácilmente a la presión de 6,8 atmósferas y a 20ºC.
El cloro gaseoso se disuelve bastante bien en agua: a la presión atmosférica y a 0ºC, 1 litro
de agua disuelve aproximadamente 5 litros de cloro gaseoso dando una disolución que se
conoce como agua de cloro de la que puede cristalizarse un hidrato. Calcio Reacciona
violentamente con el agua para formar el hidróxido Ca(OH)2 desprendiendo hidrógeno.
El aluminio reacciona con facilidad con HCl, NaOH, perclórico, pero en general resiste
la corrosión debido al óxido. Sin embargo cuando hay iones Cu++ y Cl- su pasivación
desaparece y es muy reactivo.
Los alquilaluminios, usados en la polimerización del etileno,[5] son tan reactivos que
destruyen el tejido humano y producen reacciones exotérmicas violentas al contacto del aire
y del agua.[6] El magnesio también reacciona con ácido clorhídrico (HCl)
produciendo calor e hidrógeno, que se libera al ambiente en forma de burbujas. A altas
temperaturas la reacción ocurre aun más rápido.
El magnesio es un metal altamente inflamable, que entra en combustión fácilmente cuando
se encuentra en forma de virutas o polvo, mientras que en forma de masa sólida es menos
inflamable. Una vez encendido es difícil de apagar, ya que reacciona tanto con nitrógeno
presente en el aire (formando nitrato de magnesio) como con dióxido de carbono
(formando óxido de magnesio y carbono).

Por su utilidad
A continuación explicaremos un poco de cuales elementos son mas utilizados
Los iones de calcio actúan de cofactor en muchas reacciones enzimáticas, interviene en
el metabolismo del glucógeno, junto al potasio y el sodio regulan la contracción muscular.
El porcentaje de calcio en los organismos es variable y depende de las especies, pero por
término medio representa el 2,45% en el conjunto de los seres vivos; en los vegetales, solo
representa el 0,007%.
En el habla vulgar se utiliza la voz calcio para referirse a sus sales aluminio Este metal
posee una combinación de propiedades que lo hacen muy útil en ingeniería mecánica, tales
como su baja densidad (2.700 kg/m3) y su alta resistencia a la corrosión.
Mediante aleaciones adecuadas se puede aumentar sensiblemente su
resistencia mecánica (hasta los 690 MPa). Es buen conductor de la electricidad, se
mecaniza con facilidad y es relativamente barato. Por todo ello es el metal que más se utiliza
después del acero. En condiciones normales de presión y temperatura, el oxígeno se
encuentra en estadogaseoso formando moléculas diatómicas (O2) que a pesar de ser
inestables se generan durante la fotosíntesis de las plantas y son posteriormente utilizadas
por los animales, en la respiración (ver ciclo del oxígeno). También se puede encontrar de
forma líquida en laboratorios. Si llega a una temperatura menor que -219°C, se convierte en
un sólido cristalino azul. Su valencia es 2.
El cobre forma parte de una cantidad muy elevada de aleaciones que generalmente
presentan mejores propiedades mecánicas, aunque tienen una conductividad eléctrica
menor. Las más importantes son conocidas con el nombre de bronces y latones. Por otra
parte, el cobre es un metal duradero porque se puede reciclar un número casi ilimitado de
veces sin que pierda sus propiedades mecánicas.
Fue uno de los primeros metales en ser utilizado por el ser humano en la prehistoria. El
cobre y su aleación con el estaño, el bronce, adquirieron tanta importancia que los
historiadores han llamado Edad del Cobre y Edad del Bronce a dos periodos de la
Antigüedad. Aunque su uso perdió importancia relativa con el desarrollo de la siderurgia, el
cobre y sus aleaciones siguieron siendo empleados para hacer objetos tan diversos como
monedas, campanas y cañones. A partir del siglo XIX, concretamente de la invención del
generador eléctrico en 1831 por Faraday, el cobre se convirtió de nuevo en un metal
estratégico, al ser la materia prima principal de cables e instalaciones eléctricas.
El cobre posee un importante papel biológico en el proceso de fotosíntesis de las plantas,
aunque no forma parte de la composición de la clorofila. El cobre contribuye a la formación
de glóbulos rojos y al mantenimiento de los vasos
sanguíneos, nervios, sistema inmunológico y huesos y por tanto es un oligoelemento
esencial para la vida humana.[9]
El cobre se encuentra en una gran cantidad de alimentos habituales de la dieta tales como
ostras, mariscos, legumbres, vísceras y nueces entre otros, además del agua potable y por lo
tanto es muy raro que se produzca una deficiencia de cobre en el organismo. El
desequilibrio de cobre ocasiona en el organismo una enfermedad hepática conocida como
enfermedad de Wilson.[10]
El cobre es el tercer metal más utilizado en el mundo, por detrás del acero y el aluminio.
La producción mundial de cobre refinado se estimó en 15,8 Mt en el 2006, con un déficit de
10,7% frente a la demanda mundial proyectada de 17,7 Mt.[11] Los combustibles son
cuerpos capaces de combinarse con éloxigeno con desprendimiento de calor.
Los productos de la combustión son generalmente gaseosos. Por razones prácticas, la
combustión no debe ser ni muy rápida ni demasiado lenta.
Puede hacerse una distinción entre los combustibles quemados en los hogares y los
carburantes utilizados en los motores de explosión; aunque todos los carburantes pueden
ser empleados como combustibles, no ocurre lo mismo a la viceversa.
Clasificación y utilización de los combustibles:
Los distintos combustibles y carburantes utilizados pueden ser: sólidos, líquidos o gaseosos.
Metales: producción y aplicaciones

Hierro 975.000.000 Fundición, acero, metalurgia

Sodio 180.000.000 (1) Sal, reactores nucleares


Potasio 23.000.000 Abonos, química

Aluminio 19.290.000 (2) Electricidad y mecánica, envases

Cobre 9.500.000 Electricidad y mecánica

Acero
Cromo 9.329.000 inoxidable, química, materiales refractarios,
metalurgia

Cinc 6.700.000 Construcción, revestimientos anticorrosión

Bario 4.000.000 (3) Química, pinturas, insonorización, vidrio

Plomo 2.815.100 (4) Acumuladores, química

Níquel 842.000 Metalurgia

Magnesio 263.000 (5) Industria aeronáutica, farmacia

Estaño 180.000 Soldadura, química

Litio 150.000 Industria nuclear, vidrio, cerámica

Electricidad, materiales refractarios,


Molibdeno 95.000
pigmentos

Vanadio 35.000 Metalurgia, industria nuclear

Uranio 32.200 Combustible nuclear

Volframio 31.000 Industria eléctrica, metalurgia

Materiales refractarios, revestimiento de


Torio 26.000
cátodos

Cobalto 21.000 Metalurgia, química

Cadmio 18.900 (5) Acumuladores, pigmentos, estabilizantes

Plata 13.234 Fotografía, electricidad, joyería, monedas

Titanio 4.000 (6) Pinturas, materiales compuestos, aeronáutica

Oro 2.215 Joyería, monedas, electrónica


Mercurio 1.985 (5) Equipos eléctricos, física

Platino 126 Convertidores catalíticos, joyería

Rodio 10 (2) Convertidores catalíticos, química

Por su impacto económico


En los siguientes párrafos explicare un poco del gran impacto económico que tienen
algunos elementos.
Combustibles y carburantes. Los combustibles son cuerpos capaces de combinarse con él
oxigeno con desprendimiento de calor. Los productos de la combustión son generalmente
gaseosos. Por razones prácticas, la combustión no debe ser ni muy rápida ni demasiado
lenta. Puede hacerse una distinción entre los combustibles quemados en los hogares y los
carburantes utilizados en los motores de explosión; aunque todos los carburantes pueden
ser empleados como combustibles, no ocurre lo mismo a la viceversa. Clasificación y
utilización de los combustibles: Los distintos combustibles y carburantes utilizados pueden
ser: sólidos, líquidos o gaseosos. Combustibles sólidos.
Carbones naturales: Los carbones naturales proceden de la transformación lenta, fuera del
contacto con el aire, de grandes masas vegetales acumuladas en ciertas regiones durante las
épocas geológicas. El proceso de carbonización, en unos casos, muy antiguo, además de que
influyen otros factores, como las condiciones del medio ambiente y el tipo de vegetal
original. Se han emitido numerosas teorías para explicar la formación de las minas de
carbón, pero ninguna es totalmente satisfactoria. Madera: La madera se utiliza sobre todo
en la calefacción domestica. En los hogares industriales, salvo en los países en que es muy
abundante, no suele emplearse.
Combustibles líquidos. Petróleo: Se encuentra en ciertas regiones del globo (Estados
Unidos, Venezuela, U.R.S.S., etc.) en yacimientos subterráneos, se extrae haciendo
perforaciones que pueden alcanzar los 7000 m de profundidad. él petróleo bruto, que
contiene agua y arena, es llevado a unos recipientes de decantación; si no se refina en el
lugar de extracción, es transportado por medio de tuberías de acero estirado, de un
diámetro interior de 5 a 35 cm, que son los llamados oleoductos o pipelines. El petróleo
bruto, líquido de aspecto muy variable, es una mezcla extremadamente compleja de
numerosos hidrocarburos, con pequeñas cantidades de otras sustancias. Según su origen,
predominan los hidrocarburos saturados o los hidrocarburos cíclicos; pero en todos los
petróleos los dos tipos de hidrocarburos existen en proporciones muy variables.
Combustibles gaseosos. Gas natural: En el interior de la corteza terrestre existen bolsas que
contienen cantidades importantes de gases combustibles cuyo origen es probablemente
análogo al de los petróleos. La presión de estos gases suele ser elevada, lo cual permite
su distribución económica a regiones extensas. Están constituidos principalmente
por metano, con pequeñas cantidades de butano, y aun por hidrocarburos líquidos. Estos,
una vez extraídos, constituyen un buen manantial de gasolina. Butano y Propano: Se
extraen del petróleo bruto, en el que se encuentran disueltos. También se originan en las
diversas operaciones del tratamiento de los petróleos. Son fácilmente licuables a una
presión baja y pueden transportarse en estado líquido en recipientes metálicos ligeros. Son
utilizados como gases domésticos en las regiones donde no existe distribución de gas del
alumbrado.
Hidrógeno: El hidrógeno puro, generalmente producido por electrólisis del agua, no se
utiliza como combustible más que en soldadura autógena y en la fabricación de piedras
preciosas sintéticas. En este caso es irreemplazable: como no contiene carbono, no existe el
peligro de que altere la transparencia de las piedras. Acetileno: Se obtiene por acción del
agua sobre el carburo de calcio. Da una llama muy caliente y muy brillante. Se emplea en
soldadura y para el alumbrado; pero estas son aplicaciones accesorias: el acetileno es, sobre
todo, un intermediario importante en numerosas síntesis químicas industriales
Por su impacto ambiental
En el siguiente resumen podemos encontrar que elementos son muy dañinos para el
ambiente y el ser humano:
Como el plomo se encuentra en la naturaleza en forma de carbonato, y de sulfato, casi todo
el plomo del comercio se obtiene del sulfuro que constituye el mineral galena.
Se trata de un metal color gris, pesado, blando y poco resistente a la tracción. Recién
cortado presenta una superficie brillante que expuesta al aire, se empaña rápidamente por
oxidación; la capa opaca de oxido lo protege de un ulterior ataque.
El plomo reacciona muy lentamente con el ácido clorhídrico, y el ácido sulfúrico y frío
apenas lo ataca, por formarse sulfato insoluble que lo preserva de su acción ulterior. El
plomo puesto en contacto con agua dura se recubre de una capa protectora de sales
insolubles, como sulfato, bicarbonato básico o fosfato. El agua destilada y la de lluvia, que
no contienen substancias disueltas capaces de formar esta película, atacan el metal a causa
del oxigeno que llevan disuelto, y forman hidróxido de plomo, algo soluble.
Los compuestos solubles de plomo son venenosos, y por lo tanto, los tubos de plomo para
conducir agua potable solo pueden utilizarse con seguridad si el agua es algo dura.
El plomo se usa para fabricar tubos de cañerías y revestir cables eléctricos. También se usan
las instalaciones de ácido sulfúrico y en acumuladores de plomo.
Los vapores de plomo son los causantes de una gran enfermedad llamada saturnismo,
caracterizada entre otros síntomas por anorexia, constipación pertinaz, anemia parálisis
muscular, insomnio, angustia etc. Suele afectar a mineros que extraen plomo, a tipógrafos a
pintores y a quienes fabrican acumuladores.
Existen diferencias importantes en la epidemiología, manifestaciones clínicas de la
intoxicación por el plomo en los niños y adultos.
En los niños, la enfermedad debe ser debida a la malacia o pica (perversión del apetito que
lleva al niño a ingerir cosas impropias para la nutrición) o mordisque de objetos decorados
con pinturas que contienen plomo.
En los adultos, la intoxicación por plomo es comúnmente de origen profesional aunque
raras veces puede ser causada por el consumo de bebidas o alimentos contaminados.
Los síntomas en los niños son: dolor abdominal, vómitos, somnolencia, irritabilidad,
debilidad o convulsiones; coma, signos de elevación de la presión intracraneal.
En los adultos: anorexia, estreñimiento, molestias, intestinales, debilidad, fatiga, dolor de
cabeza, palidez. En los casos graves puede haber espasmos abdominales. La línea del plomo
solo puede aparecer cuando es deficiencia de la higiene de la boca.
Arsénico:
El arsénico se encuentra libre en la naturaleza, y también combinado en diversos minerales:
rejalgar, rojo, oropimente, amarillo, mispiquel
O pirita arsenical, cobaltina y arseniosita.
El trióxido de arsénico se obtiene tostando minerales de arsénico; él oxida sublima y se
recoge como polvo blanco en la chimenea.
El arsénico es un sólido quebradizo, cristalino, de color gris de acero. Sublima fácilmente,
formando vapores amarillos tóxicos de olor alació.
El arsénico existe en tres formas alotrópicas: gris cristalinas, amarilla cristalinas y negra
amorfa.
La variedad amarilla es análoga al fósforo blanco. La variedad gris se parece
estructuralmente al fósforo violeta.
El arsénico es relativamente inerte a las temperaturas ordinarias, pero calentado al aire
arde como llama azulada produciendo nubes blancas del trióxido sólido.
Aunque todos los compuestos solubles de arsénico son venenosos, algunos tienen uso
en medicina. Los que lo consumen adquieren cierta tolerancia al mismo y pueden tomar
mayores cantidades de las que otras personas no habituadas.
Los compuestos de arsénico se utilizan en agricultura en pulverizaciones y baños para
ganado, con el fin de destruir insectos y parásitos.
Los síntomas de la ingestión de arsénico son:
Sabor metálico, dolor urente en esófago y estomago, dolores cólicos, vómitos
y diarrea profusa con heces de "agua de arroz". Seguida de deposiciones
sanguinolentas, depresión, sed intensa, sequedad de boca y garganta, sensación de
constricción en la garganta, olor aliáceo del aliento y las heces, vértigo, cefalea central,
calambres musculares, piel fría, viscosa; Pulso pequeño, rápido y débil; extremidades frías,
cianosis, respiración anhelante, estupor, colapso circulatorio, convulsiones, coma
erupciones cutáneas, oliguria, albuminuria, hematuria.
Estaño:
Se halla en la naturaleza en una proporción ponderal algo superior al 0,003% y suele
presentarse combinado, especialmente bajo la forma de oxido o casiterita, muy abundante
en Bolivia, Indonesia, y Malacia.
El estaño es un metal blanco, mas blando que el cinc, pero más duro que el plomo. A 200°C
se vuelve muy quebradizo y puede pulverizarse.
El estaño se usa como recubrimiento protector del hierro en la hojalata. La hojalata se
emplea para fabricar botes y objetos similares.
Asimismo se usa el estaño en la fabricación de aleaciones, tales como el hombre (cobre,
estaño), metal de soldar (estaño, plomo), y metal de imprenta(estaño, plomo y antimonio.
Las aleaciones ricas en estaño se utilizan para elaborar el metal antifricción (metal blanco),
con el que se recubre la cara interior de los cojinetes. La aleación con el plomo constituye la
base de las denominadas soldaduras blandas.
El oxido estánico son discretamente nocivos, y en caso de inhalación de fuertes dosis se
puede producir un aumento de temperaturas; la inhalación repetida suele causar una
neuropatía.
El cloruro estánico puede producir irritación bronquial y enema pulmonar.
Los derivados orgánicos del estaño son muy tóxicos, pueden causar un cuadro de agitación
y delirio al que siguen con frecuencia un estado de coma conhipertensión endocraneana.
Mercurio:
Se encuentra nativo en la naturaleza en algunos casos, pero su mineral mas abundante es el
cinabrio. Solo representa 0,5 ppm de la corteza terrestre.
Es el único metal que, a las temperaturas ordinarias, adopta el estado líquido.
No se oxida en el aire a temperaturas ordinarias, pero se combina lentamente con el
oxigeno cuando se mantiene en la atmósfera cerca de su punto de ebullición. Por su
inactividad general y su reducida presión de vapor, se emplean bombas de vacío, y en
el laboratorio, para confinar gases.
A elevadas temperaturas, el vapor de mercurio conduce la corriente eléctrica.
El mercurio forma con muchos metales amalgamas, liquidas cuando la proporción del otro
metal es pequeña, pero pastosas y hasta sólidas al aumentar dicha proporción. Las
amalgamas de estaño, plata y oro se usan en odontología.
A pesar de sus beneficiosas aplicaciones médicas, el mercurio provoca
unas intoxicaciones (como la estomatitis mercurial y el hidragirismo) que afectan diversos
órganos, especialmente el riñón y los aparatos digestivo y nervioso.
Intoxicación mercurial aguda:
Síntomas: Cuando el tóxico se ha ingerido en forma concentrada produce: dolor urente ene
la boca, garganta y estómago, salivación, dolores, cólicos, vómitos graves, náuseas, diarrea,
pérdida copiosa de líquidos.
Intoxicación mercurial crónica:
Este envenenamiento puede ser consecuencia de la inhalación de vapores de mercurio o de
polvo de sales mercuriales. El mercurio, puede absorberse a través de la piel intacta.
Los compuestos alquílicos de mercurio pueden causar perturbaciones mentales; excitación
seguida de depresión, que puede ser grave y de larga duración.
Cadmio:
Como es más volátil que el cinc, el cadmio contenido en las menas de cinc se encuentra en
la primera porción del metal que se obtiene; se separa del cinc por destilación fraccionada.
También se separa y recupera en la afinación electrolítica del cinc. Si el voltaje se regula
convenientemente únicamente se deposita cinc puro; el cadmio queda en el barro anódico
del cual se recupera por destilación.
El cadmio es de color blanco con ligero tono azulado, siendo mucho más maleable que el
cinc.
Se emplea principalmente en la preparación de aleaciones de bajo punto de fusión para
extintores automáticos de incendios y fusibles, y también para recubrir hierro, a fin de
protegerlo de la oxidación. Barras de cadmio se emplean en los reactores nucleares para
absorber los neutrones y regular el proceso de fisión.
Las sales solubles más importantes del cadmio son el cloruro, eflorescente y el sulfato. El
ión cadmio hidratado es un ácido débil.
Sintomatología:
Por ingestión: espasmos gástricos y abdominales violentos, vómitos, diarrea. Por
inhalación: sequedad faríngea, tos, sensación de constricción torácica; coloración parda de
la orina (óxido de cadmio): diseña intensa, piel fría.
Cinc:
Es un metal blanco brillante con lustre gris azulado, soluble en ácidos y álcalis e insoluble
en agua. Constituye el 0,013% de la corteza terrestre. No se encuentra nativo, aunque en
pequeña proporción se halla frecuentemente en la composición de diferentes rocas.
Las menas empleadas en la metalurgia del cinc son el óxido, el carbonato y el sulfuro.
El cinc es un metal quebradizo a la temperatura ordinaria, pero maleable entre 120° y
150°C, manteniendo después su flexibilidad al enfriarse.
El metal es químicamente activo y desplaza al hidrógeno de los ácidos diluidos, aunque su
acción es muy lenta cuando es pura. No se altera en el aire seco, pero en el húmedo se
oxida, recubriéndose de una película adherente de carbonato básico que lo protege de toda
acción ulterior. Calentado suficientemente en el aire, arde como llama verdosa, dando óxido
de cinc blanco.
El cinc se usa para techados, canalones y cornisas.
Se emplea también en las pilas eléctricas como ánodo, y forma parte de aleaciones como el
latón el metal Babbitt y la plata alemana.
El azufre es un elemento necesario para la vida en pequeñas cantidades. El sulfato, es una
de las sales más abundantes del mar. El azufre raramente es un factor limitante para las
plantas, excepto en suelos muy pobres o en pantanos distantes del océano. Las plantas usan
azufre para hacer substancia orgánica que pasa a la cadena alimenticia, es liberado como
desechos y, despues de descompuesto, retorna al agua como sulfato. Esta parte del ciclo, en
la Figura 25.2, es similar al ciclo del fósforo en la Figura 2.3 y al ciclo del nitrógeno
Algo de la materia orgánica de la producción vegetal, con el azufre, entra en la turba y en
sedimentos acuáticos, y eventualmente se convierte en carbón y petróleo. Cuando el agua se
filtra en depósitos orgánicos, el sulfato contenido en el agua es transformado en ácido
sulfhídrico por microorganismos que usan el oxígeno del sulfato. Algunas reacciones con
sales de hierro forman partículas de sulfatos de hierro (mineral amarillo llamado "el oro de
los tontos"), es así como el carbón y petróleo son enriquecidos con azufre.
Lluvia ácida.
Cuando se quema carbón y petróleo, los sulfatos minerales se combinan con oxígeno para
formar gases de azufre (SO2 y SO3). Cuando estos gases se mezclan con lluvia, forman
ácidos de azufre; en otras palabras, la lluvia se vuelve ácida. Algunos ácidos de nitrógeno
contribuyen mediante un proceso similar.
Cuando lluvias ácidas caen en lagos montañosos, el ácido disuelve el aluminio, que después
obstruye las branquias de los peces. La lluvia ácida también retira nutrientes del suelo.
Muchos árboles mueren por la lluvia ácida. Los países por donde pasan vientos de áreas
industriales del mundo, están siendo perjudicados por la lluvia ácida.
Si la lluvia ácida cae sobre piedras calcáreas (carbonato de calcio) o suelos con partículas de
sales calcáreas, el ácido se neutraliza. Estas áreas son menos afectadas que aquellas que no
tienen piedras calcáreas.
Smog.
La combinación de humo y neblina se denomina smog. Este es un problema serio
especialmente en áreas que tienen inversión atmosférica (una capa de aire caliente sobre
una capa de aire frío sobre la superficie), causando que el humo de áreas industriales se
localice sobre la ciudad. La inversión evita que el aire de la superficie ascienda y se mezcle
con el aire caliente. El smog causa problemas respiratorios y perjudica el crecimiento de
plantas y árboles. Londres, Madrid, Los Ángeles y México son ejemplos de ciudades
altamente contaminadas, donde ya se han presentado graves problemas causados por los
altos niveles de smog.
Acumulación de dióxido de carbono y el efecto invernadero.
Las industrias modernas, lanzan dióxido de carbono (CO2) tan rápidamente que los
árboles del mundo, y otras plantas, no consiguen foto sintetizarlo. Además, las áreas verdes
se hacen cada vez menores, los seres humanos están usando estas extensiones como tierras
para agricultura y para la instalación de industrias y residencias.
El porcentaje de CO2 en el aire creció más de un 20% en el último siglo; esta capa extra de
CO2 en la atmósfera, actúa como el vidrio en un invernadero. El efecto que este aumento de
temperatura tiene sobre la atmósfera terrestre y el clima, es sujeto de muchos estudios
científicos y es motivo de controversias. No está claro aún si el nivel del mar está cayendo o
subiendo.
Una teoría dice que el aumento de la temperatura, causado por el incremento de CO2 en la
atmósfera, va a aumentar la temperatura alrededor de la Tierra, derritiendo los polos y
causando el aumento del nivel del mar.
Otra teoría dice que este calor extra eleva la temperatura de los mares tropicales,
causando mayor evaporación del agua, más nubes, lluvia y nieve lejos de los trópicos. En los
polos, precipita en forma de nieve. La nieve extra y el hielo reflejan mayor cantidad de luz,
haciendo que estas áreas se hagan más frías, formando más nieve y hielo. Cuando hay más
nieve y hielo durante el invierno de lo que puede derretirse durante el verano, aumentan los
campos de nieve permanente y los glaciares, como en Groenlandia y en la Antártida.
Reteniendo el agua, en forma de hielo, en la placa continental, desciende el nivel del mar
alrededor del mundo. Con los polos más fríos y los mares del trópico más calientes, el
contraste de temperatura es grande. Aún cuando el sistema climático es una máquina de
calor que funciona con el contraste de temperatura entre los polos y los trópicos, la gran
diferencia de temperaturas ocasiona vientos y tempestades fuertes.
El uso anual de combustible en el mundo hoy está creciendo ligeramente. En breve, debido
a una escasez de combustibles, el consumo en el mundo comenzará a decrecer. Con menos
combustibles disponibles, se cree que más áreas en la Tierra volverán a ser verdes y el
dióxido de carbono contenido en la atmósfera empezará a disminuir.
Ozono.
La capa de ozono (O3) en la parte superior de la atmósfera absorbe la mayor parte de la luz
ultravioleta (UV) que proviene del sol. Exceso de luz ultravioleta puede causar daños, como
quemaduras y cáncer de piel en los seres humanos. Una polémica se levanta debido a la
destrucción que están causando algunos elementos químicos, como clorofluorocarbono y
freón, a la capa de ozono.
El ozono también se forma en el smog, cuando el sol actúa sobre los productos químicos
industriales colocados en la atmósfera. Altas concentraciones de ozono en la superficie
terrestre causan lesiones en los árboles y problemas respiratorios en los seres humanos. La
concentración excesiva de industrias, en áreas donde los vientos son suaves y sucede
inversión térmica, detiene el proceso normal de purificación del aire en la biosfera.
Eutrofización del agua por exceso de nutrientes.
El enriquecimiento excesivo del agua es causado por drenaje de fertilizantes agrícolas,
aguas pluviales de ciudades, detergentes, desechos de minas y drenaje de desechos
humanos. Cuando estos residuos aumentan la concentración de nutrientes (fosfatos,
nitratos, y potasas principalmente) de ríos y lagos, pueden causar eutrofización excesiva.
Los nutrientes estimulan el crecimiento de algas y plantas, que interfieren con la utilización
del agua para beber o recreación; estas entradas, generalmente irregulares, causan ondas de
crecimiento, seguidas por periodos de consumo excesivo que pueden utilizar todo el
oxígeno y exterminar a los peces.

Residuos químicos tóxicos


El principal problema en la actualidad, donde quiera que haya industrias, es el residuo
químico tóxico. El almacenamiento en depósitos es apenas temporario, y la infiltración
comienza a envenenar abastecimientos de agua. Algunos componentes que la naturaleza no
puede destoxificar jamás podrán ser utilizados. Otros que la naturaleza puede manejar,
deben ser devueltos a los ecosistemas que sean capaces de destoxificarlos, en pequeñas
concentraciones y en situaciones especiales, alejados de las personas.
Reciclar es la solución para la mayor parte de los contaminantes. El agua servida debería
ser vertida en tierras húmedas, pero en volúmenes que estén dentro de las posibilidades de
la naturaleza. Los árboles y gramíneas de tierras húmedas, pueden usar los nutrientes para
aumentar su crecimiento y pueden absorber metales pesados en su biomasa. El exceso de
agua, despues de ser purificado por las plantas, puede filtrarse a través del suelo hacia
corrientes de agua subterráneas. Hasta los ácidos, en las aguas residuales de minería,
pueden ser reutilizados por tierras pantanosas, que son naturalmente ácidas.
Residuos sólidos.
Los residuos sólidos incluyen basura doméstica, chatarra de automóviles y maquinaria. El
tratamiento de la basura de las ciudades es muy cara. El método usual de aterro sanitario
tiene dos serios inconvenientes: ocupa espacio valioso, y los residuos tóxicos normalmente
se infiltran, envenenando las aguas subterráneas. Estudios recientes sugieren que reciclar
no es únicamente más barato, también puede ser una contribución positiva a la economía.
El proceso consiste primero en separar vidrio y metales reutilizables, despues en
fragmentar el papel y el plástico para que sean usados como "paja" para proteger las raíces
y plantas pequeñas al reforestar.
Nota de los traductores: Claro que, cabría añadir que el proceso de reciclaje, supone una
contribución positiva a la economía, siempre y cuando el subproducto a reciclar no
contenga residuos químicos tóxicos, ya que entonces necesitarían de un tratamiento
especialmente caro, para eliminarlos, y de ese modo, evitar la nefasta contaminación que se
produciría al reciclar esos subproductos contaminados químicamente, en el medio.

Canalización y dragaje
Los canales de dragaje para navegación y control del nivel de las aguas, ha redireccionado y
perturbado muchos ríos y estuarios. Mientras que un valoreconómico aumenta por el
desenvolvimiento del transporte de agua, la mayor parte del dragaje causa, sin necesidad, la
pérdida de otros valoresimportantes para la economía. Por ejemplo: drenar y construir
diques en tierras húmedas elimina los muchos servicios que éstas nos prestan, tales como
purificar el agua, recibir sedimentos que enriquecen el suelo y su rica vegetación.
En muchas áreas, como en Holanda y tierras próximas al Nilo y al Mississipi,
la construcción constante de diques es necesaria para lidiar con la energía de la naturaleza.
A medida que los combustibles fósiles se hagan más difíciles de obtener, y más caros, parte
de ese trabajo va a detenerse, y las tierras y aguas volverán a su estado natural. Planear
instalaciones humanas, tanto como estar en armonía con la naturaleza y su uso, es mejor
que gastarrecursos escasos para luchar contra una fuente potencial de beneficios.

Tierras forestales se convirtieron en pastizales y ciudades


Las personas, a medida que avanzó la civilización, fueron derribando zonas forestales,
haciéndolas primero propiedades ó granjas y seguidamente ciudades. A pesar de que se
está reforestando en alguna medida, deliberadamente y por procesos naturales, la mayor
parte del mundo está aún perdiendo sus áreas forestales. En Europa, el corte y la
reforestación están casi empatados; en pocas áreas, como el este de los Estados Unidos y el
oeste de la Unión Soviética, existe un crecimiento neto de áreas forestales.
Rotación del suelo.
El impacto de la agricultura moderna sobre los suelos ha sido agotarlos, acabar con sus
nutrientes y su estructura. La rotación de cultivos puede ayudar; por ejemplo, cuando
plantaciones de maíz, que consumen los nitratos del suelo, se alternan con plantaciones
de soja, que devuelven los nitratos al suelo. Después de muchos años de uso, el suelo
necesita 'descansar' para reconstruir su estructura y contenido, permitiendo que la
vegetación del área crezca nuevamente. El suelo se regenera más rápidamente con
crecimiento de sus árboles y plantas nativas. Algunas veces, cuando las semillas de plantas
nativas no pueden crecer por medios naturales, pueden ser introducidas o substituirse por
plantas exóticas.