Anda di halaman 1dari 3

Alumno: Ricardo Arturo Montoya López

Licenciatura en Pedagogía

Facultad de Filosofía y Letras

Materia: Psicología de la Educación y Psicología Evolutiva.

Actividad Integradora. Análisis de la Película “El


Pequeño Salvaje”

Licenciatura en Pedagogía. Ricardo Arturo Montoya López


Análisis.
La película intenta mostrar al ser humano en su estado más natural y
primitivo y su interacción con su naturaleza y su entorno más básico,
de esta forma nos demuestra que el ser humano al ser biopsicosocial
depende enteramente de la sociedad y del contacto con la misma.

¿El niño había sido abandonado a su estado salvaje porque era idiota o
era un idiota porque había sido abandonado?

¿Qué es lo que nos hace hombres? ¿Cuáles son nuestras relaciones con el
resto de la creación?

Aparentemente es sencillo comprender La diferencia entre el


hombre y el animal, pero podemos observar en el niño salvaje una
definición de hombre basada en sus características más básicas y las
ideas innatas, vinculadas al origen y nos hace preguntarnos ¿Cómo
lo bueno y lo malo?

Se pudo considerar que era incapaz de tener un aprendizaje


efectivo para la educación, sin embargo se comprende que la
insuficiencia de algunos métodos y se presenta la vista, el oído y la
experiencia sensorial directa para evocar ideas y esto se oponía a
pensar que el niño era un idiota de nacimiento,

La vida en sociedad es traumática pero necesaria y nos genera


conceptos y aprendizajes que justamente son “aprendidos” de la
experiencia propia de otros pero ajena en un principio para nosotros.

Entonces encontramos a un niño intuitivo que solo cubría sus


necesidades más básicas (comer, beber, dormir) , notamos
despreocupación total por la relación y el contacto con su entorno ,
sus conceptos del mundo eran distintos a los de otras personas por lo
mismo elegía y podía vivir de otra manera, no se esforzaba en lo más
mínimo en tener relaciones sociales con otros humanos , sin embargo
este comportamiento tan lejano a lo humano fue cambiando a
medida que su instructor lo moldeaba al estilo de vida humano.

Licenciatura en Pedagogía. Ricardo Arturo Montoya López


Su postura se volvió más erguida y empezó a preferir el caminar con
dos pies. Se le enseño la utilidad que tenía la ropa y aprendió
maneras rusticas de pedir comida o algo de beber. Además era
obediente y logro socializarse mejor con su maestro y el ama de
llaves. Era capaz, también, de expresar sentimientos de felicidad y
tristeza mediante expresiones faciales, todo esto debido a que fue
aprendiendo lo que significaban todos estos conceptos, ideas y
comportamientos para los demás individuos.

El niño se logró transformar de un salvaje a un ser con uso de la razón


y sentido de justicia, ayudándolo a integrarse a la sociedad.

Algo que nos enseña la película es que no existen malos alumnos o


niños idiotas, dependemos en gran parte de estrategias y métodos
de aprendizaje y las diferentes herramientas pedagógicas que nos
facilitan y optimizan procesos de aprendizaje , entendiendo que
todos aprendemos de maneras diferentes y que gran parte de los
significados y significantes son como mencione al principio
aprendidos de experiencias ajenas y que se vuelven nuestras con
base en la repetición.

Fuentes.

Carátula de El pequeño salvaje

Año de producción: 1970

País: Francia

Dirección: François Truffaut

Intérpretes: Jean-Pierre Cargol, François Truffaut, François Seigner, Jean Dasté,


Annie Miller

Guión: François Truffaut, Jean Gruault

Duración: 83 min.

Género: Drama

Licenciatura en Pedagogía. Ricardo Arturo Montoya López