Anda di halaman 1dari 25

Instituto Tecnológico de CD.

Altamirano (ITCA)
• Maestra: Q.F.B Erika Oropeza Bruno

• Alumno: Brandon Pineda Alvear

• Materia: Biología celular


Fundamentos de la biología
Definición

La Biología, en sentido amplio,


ciencia de la vida, se define como
el estudio de los seres vivos,
plantas y animales, en todos sus
aspectos.
Historia de la biología
Aristóteles hace la primera división de
seres vivos, en dos grandes grupos.
Leeuwenhoek, usa su microscopio para ver
por primera vez que existían seres
microscópicos.
Schleiden y Schwann, proponen en 1839,
la teoría celular que postula a la célula
como parte fundamental estructural de los
tejidos.
Robert Hooke le da el nombre de célula a
esta nueva estructura funcional.
Darwin da a conocer su obra acerca de la
evolución de las especies, donde se pone de
manifiesto el procesos llamado “Selección
Natural”. Se inicia en el renacimiento el estudio
de vegetales, descubriendo que estos también
respiran y los procesos de fotosíntesis. Se ha
dado un gran impulso en esta, apoyando la
búsqueda de nuevas especies animales y
vegetales. El surgimiento de nuevos desarrollos
tecnológicos, ha provocado el nacimiento de
nuevas disciplinas como la Bioética, la
Biotecnología, o la bioinformatica.
Bases del estudio de la biología
Se basa en el estudio de la
composición química de los seres
vivos, como los son: *C, N, O, H,
S, P y otros que se encuentran en
menor proporción, como el Fe, Na, Ca.
El principal elemento que estudia es el
Carbono, por formar parte de las
Biomoléculas Las moléculas compuestas
por carbono son llamadas, moléculas
orgánicas.
Biomoléculas

Como se ha dicho la biología se


basa en el estudio de las
Biomoléculas, estas son: Proteínas
Lípidos Vitaminas Carbohidratos
Cada uno de estos compuestos
permite el desarrollo de los seres
vivos, y son parte estructural de
estos.
Teoría Celular
Principios
Robert Hooke , observó una muestra de
corcho bajo el microscopio, Hooke no vio
células tal y como las conocemos
actualmente, él observó que el corcho estaba
formado por una serie de celdillas de color
transparente, ordenadas de manera semejante
a las celdas de una colmena; para referirse a
cada una de estas celdas, él utiliza la palabra
célula.
Anton Van Leeuwenhoek, usando
microscopios simples, realizó observaciones
sentando las bases de la morfología
microscópica. Fue el primero en realizar
importantes descubrimientos con
microscopios fabricados por sí mismo.
A finales del siglo XVIII, Xavier Bichat, da la
primera definición de tejido (un conjunto de
Células con forma y función semejantes).

Dos científicos alemanes, Theodor


Schwann, histólogo y fisiólogo, y Jakob
Schleiden, botánico, se percataron de cierta
comunidad fundamental en la estructura
microscópica de animales y plantas, en
particular la presencia de centros o núcleos, que
el botánico británico Robert Brown había
descrito recientemente (1831).
Asentaron el primer y segundo principio de la
teoría celular histórica: "Todo en los seres
vivos está formado por células o
Productos secretados por las células" y
"La célula es la unidad básica de organización de
la vida".
Otro alemán, el médico Rudolf Virchow,
interesado en la especificidad celular de
la patología (sólo algunas clases de células
parecen implicadas en cada enfermedad) explicó
lo que debemos considerar el tercer principio:
'"Toda célula se ha originado a partir de otra
célula, por división de ésta" .

La teoría celular fue debatida a lo largo del siglo XIX,


pero fue Pasteur el que, con sus experimentos sobre la
multiplicación de los microorganismos unicelulares,
dio lugar a su aceptación rotunda y definitiva.

Santiago Ramón y Cajal logró unificar todos los


tejidos del cuerpo en la teoría celular, al demostrar
que el tejido nervioso está formado por células. Su
teoría, denominada “neuronismo” o “doctrina de la
neurona”, explicaba el sistema nervioso como un
conglomerado de unidades independientes.
La Teoría Celular, tal como se le
considera hoy, puede resumirse en
cuatro proposiciones:

1. En principio, todos los organismos


están compuestos de células.

2. En las células tienen lugar las


reacciones metabólicas de
organismo.
3. Las células provienen tan solo de otras células
preexistentes.

4. Las células contienen el material hereditario.

Si consideramos lo anterior, podemos decir


que la célula es nuestra unidad
estructural, ya que todos los seres vivos
están formados por células; es la unidad de
función, porque de ella depende nuestro
funcionamiento como organismo y es
la unidad de origen porque no se puede
concebir a un organismo vivo si no esta
presente al menos una célula.
La vida se Produce en fase acuosa
Origen de los Primeros
Organismos:

La tierra se formó hace unos mil


ochocientos millones de años por
condensación de polvo y gases. Los
materiales que estaban en el polvo
eran altamente radioactivos y su
desintegración generó elevadas
temperaturas. La atmósfera primitiva
que rodeó la tierra era tan rica en
nitrógeno, hidrógeno, metano, y agua.
Después aparecieron otros
componentes, como el monóxido de
carbono.
El oxígeno apareció mucho más tarde,
principalmente como resultado de la
fotosíntesis.

El calor, las descargas eléctricas y las


radiaciones ultravioletas, propiciaron la
unión de los compuestos inorgánicos en el
agua, que formaron nuevas estructuras de
compuestos orgánicos. Los compuestos
orgánicos fueron acumulándose en un mar
primitivo, al que se conoce como “sopa
caliente”. Este periodo de evolución química
duró aproximadamente el primer tercio de la
edad de nuestro planeta.
Los compuestos orgánicos, originaron las
macromoléculas, que fueron evolucionando
hasta sintetizar las primeras biomoléculas.
Probablemente surgieron asociaciones
fortuitas de estas moléculas que produjeron
un sistema único capaz de sobrevivir y
desarrollarse hacia una estructura compleja
que originó una célula primitiva muy
diferente del sistema celular conocido en la
actualidad.

Las primeras células eran anaerobias y


heterótrofas, es decir utilizaban los compuestos
orgánicos de la “sopa”, como fuente de energía. Los
nutrientes se fueron agotando y la presión selectiva
hizo que aparecieran unas células capaces de
utilizar dióxido de carbono como fuente
energética: las células autótrofas.
Después aparecieron las células fotosintéticas, capaces de
utilizar la energía lumínica del sol. El agotamiento de
nitrógeno del “caldo primitivo” condujo a la capacidad de fijar
el nitrógeno atmosférico. Así surgieron las algas cianofíceas,
fotosintéticas y fijadoras de nitrógeno, como culminación
evolutiva del mar primitivo.

Las células aerobias, aparecieron después de que se acumulara


oxígeno en la atmósfera, procedentes de la actividad
fotosintética. Estas células tenían una ventaja selectiva, y es
que podían obtener un mayor rendimiento energético por
molécula de nutriente.

Un nuevo gran salto evolutivo fue la aparición de las células


eucariotas, dotadas de núcleo. Se proponen la hipótesis
de que este tipo celular procede de la simbiosis entre células
procariotas.

Con el tiempo estas células se asociaron para formar


organismos pluricelulares, que originaron las plantas, los
animales, y por último, el hombre.
 
El agua es una de las cosas más antiguas del mundo. Desde
Que la tierra se enfrió suficientemente para dejar caer la
lluvia, lo cual se cree debió suceder hace aproximadamente
100 millones de años los océanos han bañado los
continentes y fue en los océanos donde apareció por
primera vez la vida; es pues, un elemento indispensable y
fue considerado como tal junto con la Tierra, el fuego y el
aire por Demócrito y Empédocles en los siglos VI y VII
antes de nuestra era. El agua existe en la Tierra en casi
todas las substancias de la corteza terrestre; hasta las rocas
contienen agua; Hay agua en toda materia viva y todos los
alimentos la contienen.
El hombre la utiliza como elemento para su nutrición, sea
como bebida o como integrantes de alimento; la requiere
para el lavado de trastes y ropas; la exige para el baño y se
Emplea para proporcionar fuerza hidráulica y velocidad.
Por esto y por muchas cosas mas se describe al agua como
El lugar donde se origino la vida.
Generalidades de la célula
La célula es una unidad mínima de un organismo capaz
De actuar de manera autónoma. Todos los organismos
Vivos están formados por células, y en general se acepta
que ningún organismo es un ser vivo si no consta al
menos de una célula.
Algunos organismos microscópicos, como bacterias y
protozoos, son células únicas, mientras que
los animales y plantas están formados por muchos
millones de células organizadas en tejidos y órganos.
Aunque los virus y los extractos acelulares realizan
muchas de las funciones propias de la célula viva,
carecen de vida independiente, capacidad de
crecimiento
y reproducción propias de las células y, por tanto, no se
consideran seres vivos.
La biología estudia las células en función de su
constitución molecular y la forma en que cooperan entre
sí para constituir organismos muy complejos, como el
ser
humano. Para poder comprender cómo funciona
el cuerpo humano sano, cómo se desarrolla y envejece y
qué falla en caso de enfermedad, es imprescindible
Características generales de las células

Hay células de formas y tamaños muy variados.


Algunas de las células bacterianas más pequeñas
tienen forma cilíndrica de menos de una micra o
µm (1 µm es igual a una millonésima de metro)
de longitud. En el extremo opuesto se encuentran
las células nerviosas, corpúsculos de forma
compleja con numerosas prolongaciones delgadas
que pueden alcanzar varios metros de longitud (las
del cuello de la jirafa constituyen un ejemplo espectacular).
Casi todas las células vegetales tienen entre 20 y 30 µm de
longitud, forma poligonal y pared celular rígida. Las
células de los tejidos animales suelen ser compactas, entre 10
y 20 µm de diámetro y con una membrana superficial
deformable y casi siempre muy plegada.
Pese a las muchas diferencias de aspecto y función,
todas las células están envueltas en una membrana
(llamada membrana plasmática) que encierra una
sustancia rica en agua llamada citoplasma. En el
interior de las células tienen lugar
numerosas reacciones químicas que les permiten
crecer, producir energía y eliminar residuos. El
conjunto de estas reacciones se
llama metabolismo (término que proviene de una
palabra griega que significa cambio).

Todas las células contienen información hereditaria


codificada en moléculas de ácido desoxirribonucleico
(ADN); esta información dirige la actividad de la célula
y asegura la reproducción y el paso de los caracteres a
la descendencia.
Composición química
En los organismos vivos no hay nada que contradiga
las leyes de la química y la física. La química de los
seres vivos, objeto de estudio de la bioquímica, está
dominada por compuestos de carbono y se caracteriza
por reacciones acaecidas en solución acuosa y en un
intervalo de temperaturas pequeño. La química de los
organismos vivientes es muy compleja, más que la de
cualquier otro sistema químico conocido. Está
dominada y coordinada por polímeros de gran
tamaño, moléculas formadas por encadenamiento de
subunidades químicas; las propiedades únicas de
estos compuestos permiten a células y organismos
crecer y reproducirse.
Los tipos principales de macromoléculas son
las proteínas, formadas por cadenas lineales de
aminoácidos; los ácidos nucleicos, ADN y ARN,
formados por bases nucleotídicas, y los polisacáridos,
formados por subunidades de azúcares.
Células procarióticas y eucarióticas

Entre las células procarióticas y eucarióticas hay


diferencias fundamentales en cuanto a tamaño
y organización interna. Las procarióticas, que
comprenden bacterias y cianobacterias (antes
llamadas algas verdeazuladas), son células pequeñas,
entre 1 y 5 µm de diámetro, y de estructura sencilla; el
material genético (ADN) está concentrado en una
región, pero no hay ninguna membrana que separe
esta región del resto de la célula.
Las células eucarióticas, que forman todos los demás
organismos vivos, incluidos protozoos,
plantas, hongos y animales, son mucho mayores
(entre 10 y 50 µm de longitud) y tienen el material
genético envuelto por una membrana que forma un
órgano esférico conspicuo llamado núcleo. De hecho, el }
término eucariótico deriva del griego ‘núcleo verdadero’,
mientras que procariótico significa ‘antes del núcleo’.