Anda di halaman 1dari 16

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para la Educación Superior


Universidad Nacional Experimental De Los Llanos Centrales
" Romulo Gallegos"
Área:Ciencias De La Salud
Asignatura: Medicina General

Enfermedades De Transmisión Sexual

Professor: Estudiantes:

Conde Chantal. CI:28.225.325


Diaz Kimberly. C.I:27.631.256
Rossana Galindo Moyetones.Maria C.I:26.848.024
Romero. Scarlet. C.I:27262995
Sanchez.Karla. C.I:27895927

San Juan de los Morros. Noviembre 2017


Indice:
INTRODUCCION:

Me parece de suma importancia investigar acerca de este tema ya que diariamente son mas las personas
afectadas a causa de una de estas enfermedades, pero en la mayoría de casos la causa principal es la falta
de responsabilidad y de VPH
vención a la hora de tener contacto sexual con otras personas.

Según los estudios las parejas homosexuales que adquieran contacto sexual están mas propensas a
adquirir estas enfermedades que las relaciones heterosexuales.

Los primeros y la mayoría de casos de enfermedades adquiridas mediante contacto sexual se han
presentado en países con mayor grado de promiscuidad y homosexualidad, como lo es Holanda y gran
parte de Europa y Norteamérica.

Gracias a los avances que ha ido desarrollando la humanidad y la ciencia, actualmente existen métodos
de prevención y tratamientos en caso de haber adquirido una de estas enfermedades, esto ha reducido el
número de muertes por enfermedades de transmisión sexual.

Finalmente lo que pretendo con este trabajo es dar a conocer mas a fondo estas enfermedades y los
riesgos que se corren en caso de contraer una de ellas.
Enfermedades de transmisión sexual:
Las enfermedades de transmisión sexual, también llamadas venéreas son aquellas enfermedades
infecciosas que en su mayoría se contagian mediante contacto sexual. Algunas se pueden transmitir
también por contacto no sexual, pero representan una minoría de numero total de casos.

Muchos organismos infecciosos (desde diminutos virus, bacterias, parásitos y hongosTricomoniasis


hasta insectos visibles, como los piojos) se transmiten durante el acto sexual. Algunas infecciones, como
las hepatitis A, B y C, e infecciones por Salmonella (que causan diarrea) también se trasmiten durante la
relación sexual, aunque a menudo lo hacen por otras vías por ese motivo, no se considera enfermedad de
transmisión sexual.

¿Cuáles son los tipos de enfermedades de transmisión sexual?


Existe un gran número de enfermedades que se transmiten mayoritaria o exclusivamente por contacto
sexual y algunas de ellas pueden llegar a ser epidémicas, entre el las están:

Clamidia
Herpes genital
Gonorrea
VIH/SIDA
VPH
Sifilis
Tricomoniasis
Enfermedad Pelvica inflamatoria (EPI)
Hepatitis B
Vaginitis
Ladillas

Transmisión
Aunque las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se suelen transmitir mediante el sexo vaginal,
oral o anal con una pareja previamente infectada, no es necesario que haya penetración genital para que
se produzca el contagio.

Algunas ETS se transmiten por otras vías como:


Besos o contacto corporal íntimo, en infestaciones por ladillas, en la sarna y en el VIH contagioso

De madre a hijo antes o durante el nacimiento, en el caso de la sífilis, del herpes, de la infección por
clamidias, de la gonorrea, de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y de la
infección por el virus del papiloma humano (VPH)

Durante la lactancia materna, en el caso de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana


(VIH)

Mediante instrumentos médicos contaminados, en el caso de la infección por VIH

La mayoría de las ETS afectan tanto a hombres como a mujeres, pero en muchos casos los problemas de
salud que provocan pueden ser más graves en las mujeres. Si una mujer embarazada padece de ETS,
puede causarle graves problemas de salud al bebé.

Los antibióticos pueden tratar las ETS causadas por bacterias, hongos o parásitos. No hay cura para ETS
causada por un virus, pero los medicamentos pueden ayudar con los síntomas y mantener la enfermedad
bajo control.
El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de adquirir y
contagiarse con ETS.
Clamidia:
La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual común. Es causada por la bacteria Chlamydia
trachomatis. Puede infectar a hombres y mujeres. Las mujeres pueden contraer clamidia en el cuello del
útero, el recto o la garganta. Los hombres pueden contraer clamidia en la uretra (el interior del pene), el
recto o la garganta.

Tratamiento:
Se suministran antibióticos y pastillas recetadas para combatir las bacterias.

Uretritis no Gonocócica
Es una infección de la uretra en el hombre generalmente ocasionada por la clamidia y aunque no es
causada por la gonorrea presenta síntomas similares.

SINTOMAS:

Se presenta una leve expulsión difícil, disminuida y dolorosa para orinar y secreción de de pus por el
pene, puede ser blanca o clara, y poco espesa o mucoide.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO:

El diagnostico se hace mediante examen microscópico y cultivo bacteriológico del exudado.

La mayoría de casos se tratan exitosamente con Tetremicina o Eritromicina, también se hace posible por
tratar los contactos sexuales del paciente ya que posiblemente están infectados.

Verrugas venéreas
Enfermedad causada por un virus, generalmente se desarrollan en los genitales uno a tres meses después
del contagio.

Las verrugas pequeñas se curan aplicando un medicamento. Si no se tratan, pueden propagarse o crecer
tanto que es necesario recurrir a la cirugía. A veces sangran y son dolorosas. La pareja sexual de una
persona infectada con verrugas venéreas tiene un 60% de probabilidades de contagiarse. Las mujeres que
tienen verrugas venéreas deben someterse todos los años a la prueba de control, el virus parece estar
asociado con el cáncer cervical.

Herpes genital:
El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple. Puede
causar llagas en el área genital o rectal, nalgas y muslos. Puede contagiarse al tener relaciones sexuales
vaginales, anales u orales con alguien que lo tenga. El virus puede contagiarse aún cuando las llagas no
están presentes. Las madres pueden infectar a sus bebés durante el parto.

A los síntomas se los llaman comúnmente brotes. Las llagas aparecen usualmente cerca del área donde
el virus ingresó al cuerpo. Las llagas son ampollas que se rompen y se vuelven dolorosas, para luego
sanar. A veces, las personas no saben que tienen herpes porque no presentan síntomas o éstos son muy
leves. El virus puede ser más grave en recién nacidos o en personas con un sistema inmunitario
debilitado.

La repetición de los brotes es común, en especial durante el primer año. Con el tiempo los síntomas
aparecen con menor frecuencia y son más leves. El virus permanece en su cuerpo para siempre.

Existen exámenes que pueden diagnosticar el herpes genital. No existe cura. Sin embargo, las medicinas
pueden ayudar a disminuir los síntomas, reducir los brotes y bajar el riesgo de contagio a otras personas.
El uso correcto de condones de látex puede reducir, pero no eliminar, el riesgo de contraer o contagiar el
herpes.Gonorrea

SINTOMAS:

En el hombre las infecciones de herpes genital son muy similares a las ulceras en el pene.

Inicialmente sensación de calor, picor y color rosado, luego aparecen ampollas dolorosas llenas de fluido
en el área genital o rectal, mas adelante las ampollas se unen para formar una ampolla larga, también hay
presencia de fiebre suave y de incontinencia urinaria. Cuando hay ampollas en exceso se forman llagas.

TRATAMIENTO:

Actualmente ningún tratamiento puede curar el Herpes genital, pero existen tratamientos con pastillas y
pomadas que impiden la multiplicación del virus, aceleran la curación y diminuyen el malestar. Entre
ellos tenemos el aciclovir y recientemente el valaciclovir, cuya eficacia y seguridad ha demostrado en
Herpes genital aguda y con recidivas. Así mismo se ha comprobado la reducción del riesgo de
transmisión. Estos medicamentos tomados en cápsulas o pastillas son más efectivos que las cremas.

Los baños calientes pueden aliviar el dolor asociado con las lesiones genitales. También se recomiendan
limpiezas muy suaves con agua y jabón. En ocasiones es necesario antibióticos orales.

Gonorrea
La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual. Es más común en los adultos jóvenes. La bacteria
que causa la gonorrea puede infectar el tracto genital, la boca o el ano. Puede contraerse a través del
sexo vaginal, oral o anal con una pareja infectada. Una mujer embarazada puede transmitírsela a su beb
é durante el parto.

Algunas veces, la gonorrea no provoca síntomas. En los hombres, la gonorrea puede causar dolor al
orinar y secreción proveniente del pene. De no tratarse, puede causar problemas en la próstata y testí
culos.

En las mujeres, los primeros síntomas de gonorrea generalmente son leves. A medida que pasa el
tiempo, puede provocar hemorragias entre los períodos menstruales, dolor al orinar y aumento de las
secreciones vaginales. De no tratarse, puede provocar la enfermedad inflamatoria pélvica, que causa
problemas en el embarazo e infertilidad.

Su proveedor de cuidados de salud puede diagnosticar la gonorrea con exámenes de laboratorio. El


tratamiento consiste en antibióticos. El tratamiento se está volviendo más difícil a raíz del aumento de
cepas resistentes a los medicamentos. El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente,
aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar la gonorrea.

SINTOMAS Y DIAGNOSTICO

La gonorrea es más patente en los varones, en los que se observa un exudado uretral purulento
importante. El pus, que al principio es escaso, se convierte en espeso y abundante, y provoca orinas
frecuentes acompañadas por lo general de una sensación quemante. Si la infección alcanza la próstata el
paso de la orina queda parcialmente obstruido. En las mujeres la infección se localiza en la uretra, la
vagina o el cuello uterino. La vagina puede aparecer intensamente hinchada y enrojecida y la región
abdominal presenta tensión e hipersensibilidad al ser palpada. Aunque el exudado y la irritación de la
mucosa vaginal pueden ser graves, es frecuente que al principio no haya síntomas, o que sean mínimos.

El diagnóstico de la gonorrea se efectúa con rapidez mediante tinción de una parte del exudado que
revela la bacteria causante.

Si la enfermedad no se trata, en el hombre los síntomas tempranos pueden disminuir aunque es posible
que la infección se extienda a los testículos produciendo esterilidad. En la mujer no tratada, la infección
suele extenderse desde el cuello uterino hacia el útero y las trompas de Falopio, causando una
enfermedad inflamatoria pélvica. Puede existir dolor intenso, o persistir la infección con pocos o ningún
síntoma, lesionando gradualmente las trompas y originando esterilidad. En ambos sexos el gonococo
puede penetrar en la circulación sanguínea, dando lugar a una artritis infecciosa, miocarditis, u otras
enfermedades.

En la mujer embarazada la gonorrea se puede trasmitir al lactante durante el parto y, si no se trata, puede
producir un infección ocular grave.

TRATAMIENTO:

Generalmente la gonorrea se trata con penicilina, aunque con el paso del tiempo se han desarrollado un
número creciente de bacterias resistentes a la penicilina.

Otros antibióticos eficaces son las tetraciclinas, la espectinomicina, y los más recientes denominados
céfalos porrinas, una de las cuales, ceftriaxona, puede resolver con una sola inyección la gonorrea no
complicada, incluyendo las infecciones resistentes a la penicilina.

En la mayoría de las grandes ciudades de Estados Unidos y Europa se han creado clínicas donde la gente
joven puede recibir el tratamiento para la gonorrea. Una de las tareas más difíciles para controlar la
enfermedad es la localización de todas las parejas sexuales recientes de una persona infectada, para
evitar la expansión de la enfermedad.

VIH/SIDA
VIH significa virus de la inmunodeficiencia humana. Éste daña el sistema inmunitario mediante la
destrucción de los glóbulos blancos que combaten las infecciones. Esto lo pone en riesgo de contraer
infecciones graves y ciertos tipos de cáncer. SIDA significa síndrome de inmunodeficiencia adquirida.
Es la etapa final de la infección con el VIH. No todas las personas con VIH desarrollan SIDA.

El VIH suele contagiarse a través de relaciones sexuales sin protección con una persona infectada.
También puede propagarse por intercambio de agujas para inyectarse drogas o por contacto con la sangre
de una persona infectada. Las mujeres pueden infectar a sus bebés durante el embarazo o el parto.

Los primeros síntomas de la infección por VIH pueden ser inflamación de los ganglios y síntomas
parecidos a la gripe. Estos pueden aparecer y desaparecer dentro de dos a cuatro semanas. Los síntomas
graves pueden no aparecer hasta meses o años después.

Con un análisis de sangre se puede saber si una persona tiene una infección por VIH.
Una prueba de sangre puede determinar si usted tiene la infección por VIH. Su médico puede hacerle la
prueba, o se puede utilizar un kit en casa. No tiene cura, pero hay muchos medicamentos que combaten
la infección por VIH y reducen el riesgo de infectar a otros. Las personas que reciben tratamiento
temprano pueden vivir con la enfermedad durante un largo tiempo.

VPH
Por vía sexual. El VPH de bajo riesgo causa verrugas genitales.

El VPH de alto riesgo puede causar varios tipos de cáncer:

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de virus relacionados entre sí. Pueden causar
verrugas en diferentes partes del cuerpo. Existen más de 200 tipos. Cerca de 40 de ellos afectan a los
genitales. Estos se propagan a través del contacto sexual con una persona infectada. Algunos de ellos
pueden ponerle en riesgo desarrollar un cáncer.

Existen dos categorías de VPH transmitidos


Cáncer de cuello uterino
Cáncer del ano
Algunos tipos de cáncer oral y de garganta
Cáncer de vulva
Cáncer de vagina
Cáncer del pene

Las infecciones por VPH son las infecciones de transmisión sexual más comunes en los Estados Unidos.
Cualquier persona que ha sido activo sexualmente puede contraer el VPH, pero usted está en mayor
riesgo si ha tenido muchas parejas sexuales o si ha estado con alguien que ha tenido muchas parejas.
Debido a que es muy común, la mayoría de las personas se contagian con VPH poco después de ser
sexualmente activos por primera vez.

Algunas personas desarrollan verrugas genitales por infección con VPH, pero otras no muestran
síntomas. La mayoría elimina las infecciones de VPH en dos a tres años sin desarrollar cáncer. Sin
embargo, algunas infecciones pueden persistir por muchos años. Estas infecciones pueden generar
cambios en las células que, si no se tratan, pueden volverse cancerosas.

En las mujeres, las pruebas de Papanicolaou pueden detectar cambios en el cuello uterino que pueden
convertirse en cáncer. Las pruebas de Papanicolaou, junto a los exámenes de VPH, son pruebas de
detección del cáncer cervical.

El uso correcto de los preservativos de látex reduce en gran parte, aunque no elimina completamente, el
riesgo de contraer y contagiar el VPH. Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH,
incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer.

Sífilis:
La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria. Infecta el área genital, los
labios, la boca o el ano y afecta tanto a los hombres como a las mujeres. Por lo general se adquiere por
contacto sexual con una persona que la tiene. También puede pasar de la madre al bebé durante el
embarazo.

La etapa temprana de la sífilis suele causar una llaga única, pequeña e indolora. Algunas veces, causa
inflamación de los ganglios linfáticos cercanos. Si no se trata, generalmente causa una erupción cutánea
que no pica, frecuentemente en manos y pies. Muchas personas no notan los síntomas durante años. Los
síntomas pueden desaparecer y aparecer nuevamente.

Las llagas causadas por la sífilis facilitan adquirir o contagiar el VIH durante las relaciones sexuales. Si
está embarazada, la sífilis puede causar defectos congénitos o abortos. En casos raros, la sífilis causa
problemas de salud serios e incluso la muerte.

Si se detecta a tiempo, la enfermedad se cura fácilmente con antibióticos. El uso correcto de


preservativos de látex disminuye enormemente, aunque no elimina, el riesgo de adquirir y contagiarse la
sífilis.
FASES DE LA SIFILIS.

La primera fase es la de la sífilis (sífilis primaria) es una pequeña lesión llamada chancro que aparece en
el lugar de la infección de tres a seis semanas después del contagio. El exudado del chancro es altamente
contagioso. La segunda fase es sífilis secundaria que se inicia seis semanas después, aparece una
erupción generalizada, se desarrollan úlceras en la mucosa bucal y pueden aparecer lesiones verrugosas
de base ancha en el área genital muy contagiosas; a veces se observan cefaleas, fiebre y adenopatías. La
sífilis secundaria se resuelve de forma espontánea de 3 a 12 semanas. Finalmente esta la sífilis terciaria
en la que aparecen nódulos duros llamados gomas sifilíticas bajo la piel, en las membranas mucosas y en
los órganos internos: huesos, hígado, riñones... La infección del corazón y los grandes vasos, que
destruye sus estructuras y ocasionan grandes aneurismas aórticos o disfunciones valvulares cardiacas, es
causa de un elevado porcentaje de muertes por sífilis.

En el 15% de los casos la sífilis terciaria afecta al sistema nervioso central. Esta neurosífilis puede
presentarse en tres formas distintas: demencia paralítica, parálisis general progresiva y tabes dorsal. La
tabes se caracteriza por una parálisis peculiar, falta de coordinación muscular (ataxia), pérdida del
control de esfínteres urinarios y degeneración de los reflejos osteotendinosos. En todas las neurosífilis
acaba apareciendo psicosis o demencia en mayor o menor grado. La infección de la madre gestante
puede producir abortos, muerte del feto o hijos con sífilis congénita. Éstos últimos presentan síntomas
patognomónicos (inequívocos) llamados estigmas sifilíticos: frente elevada, nariz en silla de montar y
deformidades dentales. En la segunda década de la vida puede iniciarse el deterioro del sistema nervioso
central.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO.

El diagnóstico de la sífilis se establece por sus síntomas típicos y se confirma por varias pruebas
serológicas o en líquido cefalorraquídeo.
Comúnmente la sífilis se trata con penicilina benzatina.

En las dos primeras fases, son suficientes una o dos inyecciones, mientras que en las neurosifilis deben
suministrarse 3 dosis. El control de la sífilis pasa por la detección y tratamiento de todos los contactos
sexuales del enfermol.

Tricomoniasis:
La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por un parásito. Se contagia a través
de relaciones sexuales con una persona infectada. Muchas personas no muestran síntomas, Si presenta
síntomas, aparecen entre cinco y 28 días después de la infección.

Puede causar vaginitis en las mujeres.


Los síntomas incluyen:

Secreción vaginal verdosa o amarillenta


Molestia durante las relaciones sexuales
Olor vaginal
Dolor al orinar
Picazón dentro o alrededor de la vagina
La mayoría de los hombres no presenta síntomas. Si los tienen, pueden presentar una secreción
blanquecina del pene o dificultades para orinar o eyacular.

Pruebas de laboratorio diagnostican la infección. Se trata con antibióticos. Si está infectado, usted y su
pareja deben someterse a tratamiento.El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente,
aunque no elimina, el riesgo de contraer y contagiar la tricomoniasis.

Trayectoria desde el pene al epidídimo


A veces, en los hombres, estos microorganismos se propagan por la uretra y se desplazan a través de los
conductos por los que fluyen los espermatozoides desde los testículos (conductos deferentes) hasta
infectar al epidídimo (en la parte superior de un testículo).

En ambos sexos, algunas ETS desencadenan una inflamación persistente en los tejidos genitales o una
infección en el recto (proctitis).
SÍNTOMAS:

Los síntomas varían considerablemente, pero los primeros que aparecen suelen afectar al punto de
entrada del organismo en el cuerpo. Por ejemplo, pueden aparecer úlceras en los genitales o en la boca,
así como secreción peneana o vaginal y dolor al orinar.

Complicaciones:
Cuando una ETS no se diagnostica ni se trata de inmediato, algunos organismos se propagan en el
torrente sanguíneo e infectan órganos internos, lo que en ocasiones da lugar a patologías graves, incluso
potencialmente mortales. Tales problemas pueden incluir:

Infecciones del corazón y del encéfalo debidas a la sífilis

Sida debido al VIH

Cáncer de cérvix, rectal, anal y cáncer de garganta debido al VPH

En las mujeres, algunos microorganismos que penetran en la vagina pueden infectar otros órganos
reproductores. Los organismos pueden infectar el cérvix (la zona inferior del útero que forma el final de
la vagina) entrar en el útero y llegar hasta las trompas de Falopio y, a veces, hasta los ovarios
(Trayectoria desde la vagina hasta los ovarios). El daño originado al útero y a las trompas de Falopio
puede provocar esterilidad o un embarazo ectópico. La infección puede extenderse a la membrana que
recubre la cavidad abdominal (peritoneo), lo que da lugar a peritonitis. Las infecciones del útero, las
trompas de Falopio, los ovarios y/o el peritoneo se denominan enfermedad inflamatoria pélvica (ver
Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)).

Trayectoria desde la vagina hasta los ovarios


En las mujeres, algunos microorganismos pueden penetrar en la vagina e infectar otros órganos
reproductores. Desde la vagina, estos organismos pueden penetrar en el cuello uterino y en el útero,
desde donde pueden alcanzar las trompas de Falopio y en algunas ocasiones los ovarios.

En los hombres, los organismos que entran por el pene pueden infectar el conducto por el que circula la
orina desde la vejiga hasta el pene (uretra). Las complicaciones son poco frecuentes si las infecciones se
tratan con rapidez, pero la infección crónica de la uretra pueden causar:

Tensión del prepucio, de modo que no se puede retirar de la cabeza del pene

Estrechez de la uretra que impide la salida de la orina


Aparición de un canal anómalo (fístula) entre la uretra y la piel del pene

A veces, en los hombres, estos microorganismos se propagan por la uretra y se desplazan a través de los
conductos por los que fluyen los espermatozoides desde los testículos (conducto eyaculador y conductos
deferentes) hasta infectar al epidídimo (un conducto en espiral situado en la parte superior de cada
testículo, ver figura Órganos reproductores masculinos).

DIAGNÓSTICO:
Examen de una muestra de sangre, orina o secreción

La sospecha de ETS se basa en los síntomas. Para identificar al microorganismo involucrado y poder
confirmar el diagnóstico, se obtiene una muestra de sangre, de orina o de flujo vaginal o peneano para
analizarla. La muestra se envía al laboratorio, donde el microorganismo se cultiva para facilitar su
identificación. Algunas pruebas genéticas para detectar ETS están diseñadas para identificar el material
genético exclusivo del microorganismo (ADN o ARN). Otras pruebas determinan la presencia de
anticuerpos contra el microorganismo. Los médicos escogen el tipo de prueba en función de la ETS que
se sospecha.

Si una persona sufre una enfermedad de transmisión sexual, como la gonorrea, los médicos también
realizan pruebas para la detección de otras enfermedades de transmisión sexual, como la infección por
clamidia, la sífilis y la infección por VIH. Estas pruebas se realizan porque las personas que sufren una
ETS presentan una probabilidad relativamente elevada de sufrir otra.

PREVENCIÓN:
Las siguientes medidas previenen las ETS:

Uso habitual y correcto del preservativo

Evitar prácticas sexuales de riesgo tales como cambiar a menudo de pareja sexual o mantener relaciones
sexuales con prostitutas o con personas que tengan otras parejas sexuales.

Circuncisión (reduce la transmisión del VIH de la mujer al hombre)

Rápido diagnóstico y tratamiento de las ETS (para evitar contagiar a otras personas)

Identificación de los contactos sexuales con personas infectadas, seguida por el asesoramiento o el
tratamiento de estos contactos

Las únicas vacunas disponibles son las del virus del papiloma humano (VPH) (ver Vacuna contra el virus
del papiloma humano) y las de las hepatitis A y B (ver Vacuna contra la hepatitis A y Vacuna contra la
Hepatitis B).

TRATAMIENTO:
Antibióticos o fármacos antivíricos según la enfermedad de transmisión sexual

Tratamiento simultáneo de parejas sexuales

Muchas de las ETS se tratan con fármacos. Pero algunas cepas nuevas de bacterias y de virus, como el
VIH, se han vuelto resistentes a algunos medicamentos, lo que dificulta el tratamiento. Es probable que
aumente la resistencia a los fármacos debido al mal uso que se hace de estos en ocasiones (ver
Resistencia a los antibióticos).

Cuando se está recibiendo tratamiento para combatir una ETS bacteriana, es necesario practicar la
abstinencia sexual hasta que la infección haya desaparecido tanto en la persona infectada como en las
parejas sexuales. Por ello, las parejas sexuales deben ser examinadas y tratadas de forma simultánea.

Las ETS de origen vírico, especialmente el herpes, las hepatitis B y C y la infección por VIH persisten
de por vida. Los antivirales controlan, pero no erradican, estas infecciones, excepto la hepatitis C, que en
ocasiones puede llegar a curarse tras un tratamiento prolongado.

ENFERMEDAD PELVICA INFLAMATORIA (EPI):

Esta enfermedad generalmente es causada por una infección sexualmente transmitida que no ha sido
tratada apropiadamente, tal como una Clamidia o una gonorrea. La infección solo afecta a mujeres. A
menudo, los primeros síntomas son ignorados y la EPI no es diagnosticada hasta encontrarse en un
estado avanzado. Puede producir cicatrices tubales que pueden producir infertilidad o embarazo
Ectópico (tubal).

SINTOMAS:
Los síntomas más comunes son dolores que van desde moderados a intensos en el bajo abdomen, fiebre,
sensibilidad cervical y/o descargas vaginales anormales.

DIAGNOSTICO:

Los exámenes sanguíneos que pueden pronosticar EPI. Un resultado positivo de gonorrea o Clamidia
combinados con síntomas, probablemente serán un diagnóstico de EPI. Otros métodos de diagnóstico
son exámenes pélvicos, Sonogramas (utilizando ondas de sonido para crear una imagen interna de los
órganos), o Laparoscopía (la cual consiste en un procedimiento quirúrgico ambulatorio en el cual un
pequeño microscopio es insertado a través de una pequeña incisión en el bajo abdomen).

TRATAMIENTO

El tratamiento generalmente consiste en la suministración de antibióticos.

Se recomienda la hospitalización para el tratamiento del EPI en las mujeres con el VIH aunque las
infecciones leves o tempranas pueden ser tratadas en forma ambulatoria. Las mujeres con el VIH
embarazadas y que se les sospeche una EPI deben ser hospitalizadas y tratadas con antibióticos que
hallan sido aprobados para el embarazo, ya que muchos no lo son.

En casos muy severos puede recomendarse una Histerectomía, consiste en la remoción de todos los
órganos reproductivos. Cuando se esté considerando una cirugía de este tipo es siempre conveniente
consultar una segunda opinión.
VAGINITIS:

Es una inflamación de los tejidos vaginales, causada por organismos minúsculos que pueden transmitirse
durante las relaciones sexuales.

TIPOS DE VAGINITIS:

Los dos tipos de vaginitis mas corriente son:


La Vaginitis por Tricomonas en la que se presenta una secreción vaginal con un olor desagradable,
comezón intensa, ardor y enrojecimiento de los genitales y dolor durante el coito. Si no se trata puede
atacar el cuello uterino.

La Vaginitis por hongos, es llamada también Candidiasis o Monilia. La ocasiona el crecimiento excesivo
de un fermento tipo hongo que normalmente está presente en el cuerpo, en la vagina.

Los síntomas son secreción lechosa espesa y comezón o ardor a veces muy intenso. Generalmente se
trata con supositorios vaginales.
HEPATITIS B:

Hepatitis, es inflamación aguda del hígado. Puede ser producida por una infección, habitualmente viral,
por sustancias tóxicas o por fármacos.

La Hepatitis B es una forma de hepatitis que se transmite por contacto sexual y por vía placentaria (de la
madre al feto), aunque no es totalmente una enfermedad de transmisión sexual ya que también se
transmite por sangre contaminada con el virus de la hepatitis o productos que han estado en contacto con
ella como transfusiones con sangre no analizada, jeringas y agujas no estériles navajas de afeitar o
rasurar, cepillos de dientes, y material odontológico o quirúrgico no estéril.

SINTOMAS Y TRATAMIENTO:

Se siente gran cansancio y fatiga, el apetito disminuye, se presenta fiebre, nauseas y vómitos dolor a las
articulaciones, urticaria, erupciones cutáneas e ictericia (la piel y el globo del ojo se tiñen de amarillo).

Se suministran pastillas e inyecciones para calmar los síntomas, las personas que tienen Hepatitis B
deben guardar reposo.

La mayoría de las personas se sanan, pero siguen siendo por mucho tiempo, portadoras del virus y lo
transmitiendo.
LADILLAS:

Las ladillas son pequeños insectos (Pediculus pubis), similares a los piojos, que solo infestan el vello de
la región genital, estos son transmitidos por contacto sexual.

SINTOMAS Y TRATAMIENTO:

Causan gran picazón y comezón en la zona genital y generalmente son tratados con una loción especifica
y requieren de mucho aseo en dicha zona.

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)


Este es un virus que ataca el sistema inmunológico de las personas, haciendo que las defensas de estas
sean cada vez mas bajas, aunque no es completamente una enfermedad de transmisión sexual, una de las
vías de contagio son las relaciones sexuales.

El virus presente en los flujos sexuales de hombres y mujeres infectados puede pasar a la corriente
sanguínea de una persona sana a través de pequeñas heridas o abrasiones que pueden originarse en el
transcurso de las relaciones homosexuales o heterosexuales sin protección (preservativo) de tipo vaginal,
anal u oral.

SINTOMAS:
Una persona infectada con SIDA siente debilidad, además se presentan infecciones oportunista como
candidiasis oral, tuberculosis pulmonar o carcinoma invasivo de cuello uterino en la mujer, entre otras.

TRATAMIENTO:

El tratamiento de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana comprende el empleo de


fármacos que inhiben la replicación del VIH, así como los tratamientos dirigidos a combatir las
infecciones oportunistas y los cánceres asociados.

¿Qué hacer en caso de tener una enfermedad de transmisión sexual?

Si crees que has estado expuesto al contagio de alguna enfermedad venérea, consulta un médico, o llama
a una clínica u hospital para pedir información, hay consultorios especial para tratar dichas
enfermedades. En cualquier lugar a donde vayas para tratamiento, tu caso debe ser confidencial.
Es posible que sientas verg&enza por tener una enfermedad de este tipo, aunque así sea, debes recibir
tratamiento y es la única manera de sanarte.
La mayoría de esta s enfermedades pueden tratarse con antibióticos. Haz exactamente lo que diga tu
médico. Asegúrate de tomar toda tu medicina y por el tiempo indicado.
Debes comunicar lo que te está pasando a todas las personas que han tenido sexo contigo. Si ellos no
reciben tratamiento, pueden seguir transmitiendo la enfermedad a otras personas y pueden dártela a ti
nuevamente.
¿Cómo es en general la transmisión de dichas enfermedades?

La transmisión de todas estas enfermedades se efectúa en la mayoría de los casos por contacto íntimo
con una persona infectada, ya que los organismos que las producen mueren con rapidez si se los separa
del cuerpo humano. Aunque la zona normal de contacto suele ser los genitales, el sexo oral y anal
también produce casos de infecciones orales o anales. Algunas de estas afecciones, en concreto el
chancroide y la producida por las ladillas, pueden extenderse de una parte de la piel a otra por la misma
persona infectada a través de sus manos; las ladillas, los piojos, el herpes genital y la vaginitis
producidos por Trichomonas y hongos también se pueden adquirir por otros medios que no son el
contacto sexual. La gonorrea, la sífilis y las infecciones por Chlamydia pueden pasar de la mujer
embarazada a su hijo, ya sea en el embarazo o durante el parto. Tales infecciones congénitas pueden ser
bastante graves.

Aunque las infecciones de transmisión sexual comienzan en los genitales externos, se pueden extender
también a la próstata, al útero, a los testículos y ciertos órganos cercanos.

¿Cómo prevenir el contagio de las enfermedades ded transmission sexual?

*Conozca y limite el número de sus parejas sexuales.


*Los antecedentes sexuales de su pareja son tan importantes como los suyos.
*Cuantas más parejas sexuales tenga usted o su compañero, mayor será el riesgo de contraer una
Enfermedad de Transmisión sexual.
*Use un condón.
*Usar un condón cada vez que tiene relaciones sexuales disminuye el riesgo de infección.
Conclusión:

Es importante tratar estos temas vistos en el año ya que además de informarnos nos hace tomar
conciencia sobre como influyen en nuestras vidas y sobre como prevenirnos. La información que
recibimos cotidianamente no nos permite informarnos adecuadamente y mucha es errada debido a las
publicidades, campañas y mitos que aseguran que entre otras cosas el preservativo elimina la posibilidad
de embarazo y contagio de una enfermedad de transmisión sexual cuando en realidad solo disminuye el
riesgo de contraerlas. Por lo que es necesario profundizar estos temas para tener un conocimiento
adecuado que nos permita aplicarlo en la vida.

El tratamiento básico de las enfermedades de transmisión sexual producidas por bacterias es mediante el
uso de antibióticos. La penicilina ha sido efectiva contra la sífilis y la gonorrea, pero muchos organismos
gonorreicos resisten hoy la acción de este fármaco.
De conocer a tu pareja y ser responsables con el uso de preservativos en especial el condón, depende tu
salud sexual.

Referencia Bibliografica:

Blaxter, L . , Hughes,C. y Tight,M. (2015).Enfermedades De Transmision Sexual.Venezuela: Gedisa.

Botta, M. (2016).Conocer Sobre Las Enfermedades: Enfermedades de Transmision Sexual. (2a. ed.).
Caracas. Venezuela: Biblos