Anda di halaman 1dari 53

Página 1

El resultado de la psicoterapia: ayer, hoy y mañana

Scott D. Miller, Mark A. Hubble, Daryl L. Chow y Jason A. Seidel

Centro Internacional para la Excelencia Clínica

En 1963 apareció el primer número de la revista Psicoterapia . Respondiendo a los hallazgos


reportados en una

Publicación anterior por Eysenck (1952). , Strupp escribió sobre los "problemas de
investigación asombrosos" (p. 2)

confrontar el campo y la necesidad de llevar a cabo un plan experimental ejecutado


adecuadamente

estudios ”para resolver cuestiones sobre el proceso y el resultado de la psicoterapia. Hoy en


día, tanto la eficacia

y la efectividad de la psicoterapia ha sido bien establecida. A pesar de los constantes


resultados sustanciales

relacionando el valor del campo, una pregunta importante sigue siendo el tema de debate:
cómo funciona la psicoterapia

¿trabajo? Sobre este tema, el debate sigue dividiendo la profesión. En este trabajo, se propone
una “salida”.

informado por la investigación sobre la contribución del terapeuta a los resultados del
tratamiento y los resultados de los estudios sobre

La adquisición de conocimientos.

Palabras clave: psicoterapia, resultados, excelencia, evidencia basada en la práctica,


variabilidad del terapeuta

El progreso de la ciencia es el trabajo de las mentes creativas. Cada creatividad

La mente que contribuye a los avances científicos trabaja, sin embargo, dentro de

Dos limitaciones. Es limitado, primero, por ignorancia, por un descubrimiento.


espera a ese otro que le abre el camino. Descubrimiento y su

Sin embargo, la aceptación está limitada por los hábitos de pensamiento que pertenecen a

A la cultura de cualquier región y época.

—EG aburrido

Si queremos resolver un problema que nunca antes hemos resuelto,

Hay que dejar la puerta abierta a lo desconocido.

—Richard P. Feynman

En 1963, la población de los Estados Unidos se acercaba.

190 millones. El trabajador promedio ganó poco menos de $ 6,000 por

año. Una estampilla de primera clase cuesta 4 centavos, un galón de gasolina, 29. La

La deuda nacional se situó en $ 310 mil millones. En todo el país, los estadounidenses.

estaban sintonizando con The Beverly Hillbillies , el número uno de la nación

programa de TV clasificado. Los códigos postales fueron introducidos por el US Postal

Service y los Beatles lanzaron su primer álbum, Please Please.

Yo. Había una guerra en Vietnam, pero pocos sabían dónde estaba el país.

era o de qué se trataba la lucha.

En ese año, la membresía de la Asociación Americana de Psicología

ciación se situó en 17.000 ( Hilgard, 1987 ). El diagnóstico y el estado

El Manual estadístico (DSM) tenía una extensión de 130 páginas y figuraba en 106

desordenes mentales. Los modelos de tratamiento numerados menos de 40.

( Miller, Duncan, & Hubble, 1997 ; Wampold, 2001 ). El número

De los estados que otorgaban licencias para practicar psicología iba en aumento.

En agosto, el mismo mes que el Reverendo Martin Luther King


pronunció su discurso “Tengo un sueño” de los pasos de la

Lincoln Memorial, el número inaugural de Psicoterapia fue publicado

lished Tres meses después, en Dallas, Texas, el presidente John F.

Kennedy fue asesinado. En los años tumultuosos que siguieron,

La experiencia y la identidad norteamericanas se transformarían. Asi que,

También, sería el campo de la psicoterapia.

En las décadas anteriores a la aparición de la psicoterapia , la práctica.

se limitaba principalmente a los médicos, y al psicoanálisis y

Predominaron los abordajes chodinámicos ( Frank, 1992 ; VandenBos,

Cummings, & DeLeon, 1992 ). A partir de la década de 1950, la

El paradigma vago fue sometido a escrutinio. Investigadores dentro del

escuela de comportamiento emergente fueron duramente críticos, desafiando a la

Bases científicas de las teorías y conceptos freudianos. Hans J. Eysenck

(1952) publicaron una revisión de 24 estudios que concluyeron que los

La terapia no solo fue inefectiva, sino potencialmente dañina. los

Las conclusiones provocaron una considerable atención pública y profesional.

ción, y fueron disputados inmediatamente por los defensores de la psicoterapia.

apy Luborsky, 1954 ; Rosenzweig, 1954 ).

El artículo de Strupp (1963) en el primer número de Psicoterapia , y

La respuesta de Eysenck (1964) , revisó el debate aún sin resolver.

Aunque la eficacia de la psicoterapia quedaría en duda por

algún tiempo por venir, la ida y vuelta entre los dos lados

Sirve para resaltar tanto los “problemas de investigación asombrosos”.


( Strupp, 1963, p. 2 ) confrontando a los investigadores y la “necesidad de

Los estudios experimentales adecuadamente planificados y ejecutados en esta ima-

campo portante ”( Eysenck, 1964, p. 97 ).

Cincuenta años después, mucho ha cambiado. La población de Estados Unidos ha

Incrementado en un 40%. Debido al frecuente cambio en el costo de un

Sello de primera clase, el precio impreso ha sido reemplazado con la palabra,

“Para siempre”. Al momento de escribir este artículo, un galón de gasolina

obtiene $ 4.50, y la deuda nacional se acerca rápidamente a $ 17

trillón Solo dos miembros de los Cuatro Fabulos siguen vivos. Viet-

nam, que una vez fue un enemigo implacable, ahora es un socio comercial de

Estados Unidos, y los dos países llevan a cabo entrenamiento naval conjunto

ceremonias.

Hoy en día, la Asociación Americana de Psicología cuenta con 137.000.

miembros Se requieren licencias para practicar independientemente como

Psicóloga en todos los estados. Más de 800.000 profesionales son

facturar a terceros pagadores por servicios de salud mental ( Marrón &

Minami, 2010 ) . El Servicio de Abuso de Sustancias y Salud Mental

El sitio web de administración (SAMHSA) enumera 145 tratamientos manualizados

Mentores para 51 de los 365 trastornos mentales ahora contenidos en el

DSM . Este volumen, en su cuarta edición, ha alcanzado un asombroso

943 páginas. Una quinta edición está en las obras, y muchos psicólogos,

Scott D. Miller, Mark A. Hubble, Daryl L. Chow y Jason A. Seidel,

Centro Internacional de Excelencia Clínica.


La correspondencia relacionada con este artículo debe dirigirse a Scott D.

Miller, PO Box 180147, Chicago, IL 60618. Correo electrónico: info@scottdmiller.com

Psicoterapia

© 2013 Asociación Americana de Psicología

2013, vol. 50, No. 1, 88-97

0033-3204 / 13 / $ 12.00 DOI: 10.1037 / a0031097

88

Página 2

incluido el presidente de la APA, están pidiendo el abandono de

El DSM y la transición a la Organización Internacional de la Salud

Clasificación nacional de enfermedades ( Bradshaw, 2012 ; Arcilla, 2012 ).

El principal desacuerdo entre Strupp y Eysenck es

Atado en el primer volumen de psicoterapia ha sido resuelto. No

Sólo está bien establecida la eficacia de la psicoterapia, pero también lo está su

eficacia en entornos clínicos reales ( Psicologia americana

Asociación Ética, 2012 ; Duncan, Miller, Wampold y Hubble,

2010 ; Wampold, 2001 ). A pesar de los hallazgos consistentes

Sin embargo, una pregunta importante sigue sin respuesta:

¿Cómo funciona la psicoterapia? En las palabras de Strupp (1963, p. 2), el

campo “no estaría satisfecho con los estudios de resultados terapéuticos

hasta que (tenga) éxito (ed) en hacerse más explícito sobre la independencia

variable pendiente ", en particular, las contribuciones hechas por el

cliente, el terapeuta, el método de tratamiento y el comercio entre


los participantes. Aquí, el debate sigue dividiendo la profesión.

Reunidos de un lado están los que han sostenido durante mucho tiempo que

La psicoterapia es análoga a la medicina. Desde este punto de vista,

Intervenciones psicológicamente informadas funcionan de manera muy similar.

Manera la penicilina trata la infección. El sello distintivo de su posición es

Que los tratamientos efectivos deben contener ingredientes remedios específicos.

a la condición a tratar. Para este grupo, clínico aleatorizado.

Los ensayos clínicos (ECA) son los principales medios de investigación, los hallazgos

de los cuales se utilizan para generar pautas de tratamiento, manuales y

listas de terapias "con apoyo empírico" o "validadas" (por ejemplo,

Barlow, 2004 ; Chambless & Hollon, 1998 ). Ellos sostienen que por

La psicoterapia para avanzar como ciencia, los psicólogos deben operar

Tionalizar hipótesis falsificables utilizando métodos específicos (discreto

variables independientes), probar esas hipótesis y enseñar a los estudiantes

aquellos métodos que resisten el rigor y la replicación ( Gambrill

1990 ; Zuriff, 1985 ). El argumento crítico que apoya esta aplicación.

El enfoque es que las diferentes terapias son diferencialmente efectivas, y

Las terapias específicas son más efectivas que el tratamiento no específico.

como de costumbre (TAU).

Los exponentes de la otra parte insisten en que cualquier sugerencia psico-

La terapia es comparable con una intervención médica que es sumamente inaceptable.

cura Frank & Frank, 1999 ; Miller, Duncan, & Hubble, 2004 ).

En lugar de centrarse en métodos específicos, insisten en que los mecanismos


Nismos comunes a todos los enfoques, sin importar la teoría o la tecnología

Nique, son responsables del cambio. Además de la instilación de

esperanza, provisión de una justificación terapéutica, y estrategias para

Logrando el cambio, la relación terapéutica es la más citada.

como uno, si no el más importante, potente ingrediente transteórico de la psi-

la terapia Bachelor & Horvath, 1999 ; Grencavage y Norcross,

1990 ; Norcross, 2010 ). Tres líneas convergentes de investigación son:

citado en apoyo de estos factores inespecíficos como los más significativos

variables independientes responsables del cambio de cliente: (1)

importancia diferencial cuando se utilizan enfoques específicos.

directamente y cuando la lealtad del investigador y otros prejuicios

las variables son controladas ( Wampold, 2001 ); (2) desmantelamiento

Estudios que muestran el aporte de técnicas específicas para el tratamiento.

El resultado del estudio es insignificante ( Duncan et al., 2010 ); y (3) investigación

mostrando consistentemente una mayor variación en los resultados entre

Los terapeutas en un estudio dado que entre los tipos de terapia.

ellos están practicando Benish, Imel y Wampold, 2008 ; Beutler et

al., 2004 ; Crits-Christoph & Mintz, 1991 ; Crits-Christoph et al.

1991 ; Imel, Wampold, Miller y Fleming, 2008 ; Kim, Wampold,

& Bolt, 2006 ; Luborsky et al., 1986 ; Lutz, Leon, Martinovich,

Lyons, & Stiles, 2007 ; Okiishi, Lambert, Eggett, Nielsen, Dayton,

& Vermeersch, 2006 ; Shapiro, Firth-Cozens, & Stiles, 1989 ;

Wampold & Bolt, 2006 ; Wampold, Mondin, Moody, & Ahn,


1997 ) .

La falta de acuerdo sobre cómo funciona la psicoterapia.

No está sin consecuencia. Para empezar, ¿cómo será el resultado de

La psicoterapia alguna vez mejora si los dos párrafos explicativos principales

Las cámaras están en continua disputa y las variables causales desafían.

¿consenso? En esa puntuación, la evidencia meta-analítica muestra resultados

ha cambiado poco en los últimos 40 años a pesar de abrumadora

apoyo de la psicoterapia y un aumento dramático en el número de

diagnósticos y enfoques de tratamiento (cf., APA, 2012 ; Smith &

Glass, 1977 ; Wampold, Mondin, Moody y Ahn, 1997 ; Wampold,

Mondin, Moody, et al., 1997 ).

La polarización entre los investigadores y la incapacidad para responder.

Preguntas básicas sobre el funcionamiento interno de la psicoterapia también.

socavar la posición de la profesión en el mundo de

Atención a la salud, especialmente entre los consumidores. Encuestas a nivel nacional de

Los usuarios potenciales de psicoterapia encuentran que una mayoría clara (77%)

duda de su eficacia ( APA, 2004 ; Terapia en América, 2004 ). Más-

A pesar de que el 90% de las personas informan que preferirían hablar.

acerca de sus problemas en lugar de tomar medicamentos, el uso de

drogas tropicales ha seguido aumentando, mientras que las visitas a

los pistones han disminuido constantemente ( Duncan, Miller, Wampold y Hubble,

2010 ) .

Algunos sostienen que la amenaza a la supervivencia del campo es tan grave


El interés de la profesión se serviría mejor estableciendo el

Dejando a un lado las cuestiones científicas y actuando como si el modelo médico.

se aplica Nathan, 1997 ). “Moviéndose agresivamente en la dirección de

Desarrollo e implementación de tratamiento empíricamente validado.

", argumenta Wilson (1995) ," parecería imperativo en

Curar el lugar de la terapia psicológica en la atención médica futura.

política ”(p. 163). Haciendo lo contrario, se reivindica, riesgo de exclusión.

Tales afirmaciones son completamente comprensibles. Presiones economicas

Los practicantes son poderosos y reales. Sin duda, debate.

No pone comida en la mesa.

Por todo eso, una llamada igualmente apasionada viene del otro.

lado. "La medicalización de la psicoterapia", Wampold (2001, pág.

2) las protestas, “bien podrían destruir la terapia de conversación como un tratamiento


beneficioso

problemas psicológicos y sociales ”. Frente a ello, el

La premisa tiene mérito. La terapia es un proceso fluido y dinámico, uno de

Volviendo a una compleja y matizada serie de intercambios. Forzando

los médicos a adoptar tratamientos "truncados y prescriptivos" pueden

Terapia de tiras de los procesos interpersonales críticos para su

éxito.

Resolver la situación en la que se encuentra la profesión.

sumido, tres posibles soluciones son inmediatamente evidentes. Primero,

Ambos lados pueden continuar conduciendo más del mismo tipo de

investigación con la esperanza de que surjan nuevos hallazgos reivindicando uno,


mientras obliga al otro a capitular. Segundo, termina el problema

fiat legislativo. En efecto, debido a la presión financiera y

Consideraciones políticas, declarar un ganador, colocar por necesidad.

conveniencia por encima de la ciencia. Tercero, encuentra un camino intermedio. En esta


escena

Nario, los dos campos de guerra finalmente se mueven al centro, integrando

sus creencias y mejores prácticas.

En revisión, cada uno de estos enfoques es empíricamente plausible. Eso

Es el caso, sin embargo, que si no han fallado ya, parecen

destinado a hacerlo. Tomando en orden cada una de las tres soluciones,

Espero que con el diseño de investigación adecuado o la línea de investigación, un

claro vencedor saldrá es, para decirlo sin rodeos, similar a una

89

El resultado de la psicoterapia

Página 3

El optimismo del alquimista. Después de 50 años, y un gasto masivo.

de tiempo, esfuerzo y dinero, si un lado o el otro estuvieran en lo cierto,

El plomo se habría transformado en oro empírico hace mucho tiempo.

( Duncan et al., 2010 ). Numerosas réplicas, meta-análisis, y

Las críticas que apoyan a ambas partes han sido aclamadas como una gran verdad en

Un lado, y mucho sonido y furia en el otro. Pocos han sido

suficientemente influido para renunciar a sus reclamos o la vista de la evidencia.

La segunda solución de definir la práctica por estatuto está bien.

en marcha En 2009, Cooper y Aratani ( Cooper y Aratani,


2009 ) encontró que el 90% de los estados estaban implementando estrategias para

apoyar el uso de “prácticas basadas en evidencia” (EBPs). Con pocos

excepciones, tales esfuerzos han equiparado EBP con listas de

Tratamientos para trastornos específicos (p. ej., adicción y salud mental).

Servicios, 2011 ). A su vez, el reembolso se ha hecho contingente.

En una adhesión a las terapias oficialmente sancionadas. En la actualidad, uno

busca en vano la evidencia de que estas políticas han terminado con las divisiones

entre investigadores y clínicos sobre lo que constituye una

“Mejores prácticas”, mejoró el resultado o el acceso a la atención ( Bo-

Hansk & Franczak, 2010 ), reforzado la confianza del consumidor, o

estabilidad financiera asegurada para los clínicos. En cuanto a este último, en el

mismo período, los ingresos de los psicólogos han disminuido ( APA

Monitor, 2010 ; Cummings y O'Donohue, 2008 ).

Finalmente, ¿qué hay de la esperanza de encontrar un camino intermedio? Si el

El éxito de un movimiento integrador podría ser medido por la

Número de libros y artículos publicados, reuniones profesionales.

sostenido, o la elocuencia retórica de los defensores, entonces sería

razonable concluir una nueva era de cooperación y unidad ha

ya llegó. Por supuesto, esto no ha sucedido, en absoluto. Lejos de

Unificando la profesión, un nuevo movimiento entero ha venido en el

escena, cargada por sus propios desacuerdos sobre qué integración

En realidad significa y, a nivel de calle, cómo ponerlo en práctica.

( Miller et al., 2004 ; Norcross, 1997 ). Fuera del laboratorio y


Se utilizan las salas de la academia, teorías y técnicas idiosyn-

críticamente en lugar de sistemáticamente, acumulado en lugar de integrarse

rallado en cualquier nivel excepto el del clínico individual. Gusta o

No, esa es la realidad sobre el terreno.

El camino de salida

Después de 50 años, y poco éxito en decidir cómo la psicoterapia.

Trabajos, volvemos a la proposición de Strupp (1963) . Una vez más,

Me parece que no estaremos satisfechos con los estudios de

resultados públicos hasta que logramos ser más explícitos acerca de

la variable independiente ”(p. 2). Sin duda, para todos los interesados,

La variable independiente de interés consumidor ha sido la psico-

Terapia: la filosofía del tratamiento, las construcciones teóricas

etiología y cura, y procedimientos y técnicas asociadas.

niques De interés un poco menor han sido los destinatarios de la atención;

En particular, su diagnóstico o patología, formación de personalidad.

y malformaciones, situación de la vida, situación socioeconómica,

Apoyos mentales y estresantes y, en los últimos años, género.

y etnicidad.

Aunque identificado por Strupp (1963) , mucho menos atención ha sido

pagado a la contribución del terapeuta ( Beutler et al., 2004 ; Kim

et al., 2006 ; Wampold, 2010 ). Hacer, realizar y entregar

ha ensombrecido constantemente al hacedor, al ejecutante y al repartidor.

Mirando más allá de la contribución del terapeuta ha sido y sigue siendo


Ser un grave error. La evidencia disponible documenta que la

El terapeuta es uno de los factores de pronóstico más sólidos entre los

Factores estudiados. De hecho, la varianza de los resultados atribuible a

Los terapeutas (5% –9%) son más grandes que la variabilidad entre los tratamientos.

(0% –1%), la alianza (5%) y la superioridad empírica

tratamiento de apoyo a un tratamiento con placebo (0% –4%) ( Duncan et

al., 2010 ; Lutz et al., 2007 ; Wampold, 2005 ).

A partir de 1997, Garfield y otros investigadores notables,

incluyendo Strupp ( Strupp & Anderson, 1997 ; Luborsky, McClel-

lan, Woody, O'Brien, y Auerbach, 1985 ; Luborsky, Mclellan,

Diguer, Woody, & Seligman, 1997 ; Okiishi, Lambert, Nielsen, y

Ogles, 2003 ), llevó al terapeuta de vuelta a la mesa, en un

crítica fática del enfoque de la profesión en modelos de tratamiento y

tecnicas No en vano, para los que creen que el psico

La terapia es análoga a la medicina, las diferencias del terapeuta son consideradas

Se creó una "variable de molestia", que se filtra a través de un estricto

Adherencia al protocolo de tratamiento. Por otro lado, el terapeuta.

no solo es un intervencionista, sino también una parte intrínseca de la

intervención; No solo el mecanismo de entrega, sino un importante

parte de lo que se entrega. La efectividad, se cree, resulta de

una combinación de "requisitos personales deseables" de los terapeutas ( Gar-

campo, 1997, p. 41 ) y su habilidad para usar cualquier método

potenciar las condiciones básicas compartidas por todas las prácticas de curación (cf.,
Duncan, 2010 ). En pocas palabras, uno no puede eliminar el efecto de la

Terapeuta sin socavar la terapia.

Strupp (1963) previó la variabilidad entre los terapeutas antes

la recopilación de la evidencia que lo confirmó: "Quedémonos,

Sin embargo, con el método de tratamiento y considerar además su

Relación con los resultados. Para este propósito, ignoremos (lo que en

la realidad no puede ser ignorada) variables terapeutas y socioevi-

factores ambientales ”(p. 2). Aunque destacó Eysenck (1964).

la necesidad de claridad y precisión en los métodos y medidas,

Strupp (1963) lidió con la importancia de lo contextual.

Los matices lamentablemente se reflejan en “crudo”. . . cuasi documentación

lo que ha afectado irremediablemente el problema ”(p. 2).

Afortunadamente, un gran cuerpo de investigación fuera de la psicoterapia

Ahora proporciona una nueva dirección más clara que tiene en cuenta tanto

La necesidad de una medición clara y la importancia del contexto.

Influencias en la metodología que conducen a mejores resultados ( Colvin

2008 ; Ericsson, 2009b ; Ericsson, Charness, Feltovich y Hoffman,

2006 ). Estos hallazgos están menos preocupados por los detalles de un

determinada área de desempeño que la forma en que el dominio de cualquier persona

Se adquiere el empeño. A través de una variedad de campos, incluyendo deportes,

música, medicina, matemáticas, enseñanza, programación de computadoras,

Y más, el tema de estos estudios ha sido el individual.

intérprete, y la pregunta de interés ha sido, ¿Por qué algunos


mejor que otros ?

En marcado contraste con el campo de la psicoterapia, con su rival

paradigmas, escuelas en competencia y conclusiones dispares, inves-

Los tigamientos revelan un único rasgo subyacente compartido por los mejores empleados:

Conocimiento profundo de dominio específico. En definitiva, los mejores saben más,

percibir más, y recordar más que sus contrapartes promedio

partes. La misma investigación identifica un conjunto universal de procesos que

Ambos dan cuenta de cómo se adquiere el conocimiento específico del dominio y

proporcione instrucciones paso a paso que cualquiera pueda seguir para mejorar su

desempeño dentro de una disciplina particular ( Ericsson et al., 2006 ).

En resumen, sin importar la lealtad, la esperanza ha sido que

saber cómo funciona la psicoterapia daría lugar a una universidad

Sally aceptó el estándar de atención que, a su vez, produciría más

Tratamiento efectivo y eficiente. Sin embargo, si el resultado de

La psicoterapia está en manos de la persona que la administra, entonces

90

MILLER, HUBBLE, CHOW Y SEIDEL

Página 4

Intenta llegar a un acuerdo sobre la naturaleza esencial, cualidades,

o características de la empresa son mucho menos importantes que

Sabiendo cómo los mejores logran lo que hacen.

De cara al futuro, la aplicación de métodos de investigación y

hallazgos en el campo de la experiencia y el rendimiento de los expertos


Muestra la forma de salir de la balcanización actual y la

compañero. Dicha investigación ya está en marcha, y los resultados iniciales son

informativo y provocativo ( Miller & Hubble, 2011 ; Molinero,

Hubble, y Duncan, 2007 ; Miller, Hubble, Duncan y Wampold,

2010 ) .

El “Camino más transitado”: Mejorando los resultados uno

Terapeuta a la vez

Un hallazgo fundamental de la investigación sobre el rendimiento superior.

es que el talento no es una función de la genética, títulos obtenidos, título,

privilegio, o experiencia. En definitiva, el talento se hace. Resulta de un

proceso de naturaleza totalmente diferente, más allá de los pro-

La preparación profesional y la mera inversión de tiempo.

Informado por los hallazgos reportados por los investigadores ( Ericsson, 1996 ;

Ericsson, 2009b , 2009a ; Ericsson et al., 2006 ; Ericsson, Krampe,

& Tesch-Romer, 1993 ) y escritores ( Colvin, 2008 ; Coyle, 2009 ;

Shenk, 2010 ; Syed, 2010 ) sobre el tema de la experiencia, Miller et al.

(2007) identificaron tres componentes críticos para un desempeño superior

mance Trabajando en conjunto para crear un "ciclo de excelencia", estos

incluyen: (1) determinar un nivel de base de efectividad; (2)

obteniendo retroalimentación sistemática, continua, formal; y (3) participar

en la práctica deliberada. Cada uno se discute a su vez.

Para ser el mejor se necesita saber cómo le va a uno en un determinado

dominio de la práctica. Curiosamente, los métodos exactos por los cuales


los de mayor rendimiento determinan que su línea de base es altamente variable,

cualquier intento simple de clasificación y replicación ( Miller et

al., 2007 ). Lo que se puede decir con certeza es que los mejores son

comparando constantemente lo que hacen con su "mejor personal",

El desempeño de otros, y los estándares o líneas de base existentes.

( Ericsson, 2006 ). Afortunadamente, en el ámbito de la psicoterapia,

Se dispone de numerosas medidas de resultado bien establecidas para

para evaluar su línea de base (cf., Froyd y Lambert, 1989 ;

Ogles, Lambert, & Masters, 1996 ). Adicionalmente, computarizado.

Existen bases de datos que permiten a los terapeutas hacer comparaciones en tiempo real.

de sus resultados con normas nacionales e internacionales ( Lambert,

2012 ; Miller, Duncan, Sorrell y Brown, 2005 ). También vale la pena

observando que desde el momento del debate entre Strupp (1963 ,

1964) y Eysenck (1964) , han surgido varios métodos para

operacionalización y estandarización de los conceptos de ima-

Providencia y fracaso del tratamiento (cf., Hedges & Olkin, 1985 ;

Jacobson y Truax, 1991 ; Ogles, Lambert, & Fields, 2002 ). Alabama-

Aunque cada esquema de conceptualización y medición tiene

Beneficios e inconvenientes, estas técnicas muestran una considerable

mejora más allá de los entendimientos "entramados" e interpretar

hace 50 años ( Strupp, 1963 ) .

Sin embargo, aunque las medidas y normas están ahora ampliamente disponibles

Las encuestas indican que pocos clínicos los utilizan en sus


trabajo diario ( Phelps, Eisman, y Kohout, 1998 ). De hecho, el

la recopilación de datos de resultados de cualquier tipo es rara. Curiosamente, a pesar de

El bajo uso, Bickman y asociados ( Bickman et al., 2000 ) encontró

en su propia encuesta que un gran porcentaje de los terapeutas sostienen

Interés en recibir reportes regulares del progreso del cliente. Más tarde, Hat-

field y Ogles (2004) realizaron una encuesta con una muestra nacional.

De psicólogos con licencia para investigar esta discontinuidad. Como sea

Por lo tanto, los clínicos expresaron interés en tener resultados confiables en

formación. Entre las razones dadas por quienes eligen no usar

medidas de resultado, las dos principales fueron "prácticas (por ejemplo, costo y

tiempo) y barreras filosóficas (por ejemplo, relevancia) ”(p. 485).

Totalmente consciente de las realidades de la práctica clínica, y en un esfuerzo.

Para superar los obstáculos a la medición de resultados de rutina, Miller

y Duncan (2000) desarrollaron, probaron y difundieron dos breves,

medidas de cuatro puntos ( Duncan et al., 2003 ; Miller, Duncan, Brown,

Chispas, & Claud, 2003 ). 1 El primero, la Escala de Calificación de Resultados.

(ORS), evalúa el progreso del cliente y, cuando se agrega, puede utilizarse

Para determinar la eficacia general de un terapeuta. El segundo, el

La Escala de Calificación de Sesiones (SRS), mide la calidad del tratamiento

tic relación, un elemento clave de la terapia efectiva ( Soltero y

Horvath, 1999 ; Norcross, 2010 ). Se dispone de formas escritas y orales.

Sin costo alguno y se han traducido a 20 idiomas diferentes.

guages Ambas escalas tardan menos de un minuto en completarse y puntuarse.


Debido a su brevedad y simplicidad, tasas de adopción y uso

entre los terapeutas se ha demostrado que es dramáticamente superior (89%)

en comparación con otras herramientas de evaluación ([20% –25%] Miller,

Duncan, Brown, Sorrell y Chalk, 2006 ; Miller et al., 2003 ) .

El segundo elemento para fomentar un rendimiento superior es

retroalimentación. Howard, Moras, Brill, Martinovich y Lutz (1996)

fueron los primeros en sugerir que la medición formal formal de

El progreso del cliente podría ser utilizado para optimizar el tratamiento. En 2001,

Lambert y colegas ( Lambert et al., 2001 ) resultados reportados

Demostrando que proporcionar retroalimentación a los clínicos sobre el cliente.

El progreso duplicó la tasa de clínicamente significativo y confiable

cambio, disminuyó el deterioro en un 33% y redujo la

Número de sesiones de tratamiento. Durante la última década, la investigación ha

Continuado y acelerado. Por ejemplo, los estudios que involucran

SRO y SRS han demostrado que la exposición a la retroalimentación tanto como

Triplica la tasa de cambio confiable mientras reduce las tasas de deterioro.

a la mitad ( Anker, Duncan, & Sparks, 2009 ; Lambert y Shimokawa,

2011 ; Reese, Norsworthy, y Rowlands, 2009 ; Reese, Toland,

1 La SRO fue desarrollada luego del uso prolongado del primer autor del

Cuestionario de resultados 45 (OQ), una herramienta desarrollada por su profesor,

Michael J. Lambert, Ph.D. En un taller Miller estaba enseñando sobre la rutina.

medición de resultados en Israel, mencionó el tiempo que tomó la medida para

administrar así como la dificultad que muchos de sus clientes experimentaron


La aplicación de la herramienta se debe a su nivel de alfabetización requerido. Un psicologo en

La asistencia, Haim Omer, Ph.D., sugirió eludir el lenguaje

elementos dependientes y el uso de una escala analógica visual para capturar los principales

Dominios evaluados por la herramienta más larga. La experiencia de Miller con la línea.

Prueba de Bissection ( Schenkenberg, Bradford y Ajax, 1980 ) durante su neu-

Prácticas de ropsicología y trabajo posterior en el desarrollo de

preguntas de escala en el Centro de Terapia Familiar Breve ( Berg y Miller,

1992 ; Miller y Berg, 1995 ) lo llevó a sugerirle a su colega, Barry

Duncan, Psy.D., que se cree una medida con cuatro líneas, cada una 10

Centímetros de longitud, representando los cuatro dominios de funcionamiento del cliente.

evaluado por la OQ 45 ( Miller, 2010a ). Un proceso similar llevó a la creación.

del SRS ( Miller, 2010b ). Una vez más, una mentora y supervisora, Lynn.

Johnson, Ph.D., desarrolló una escala de Likert de 10 ítems para evaluar la calidad

de la interacción terapéutica (incluida la alianza [ Johnson, 1995 ]). los

El autor había usado la escala, pero quería una escala más simple y breve que se ajustara a la
escala.

Las exigencias de una clínica del interior de la ciudad. La medida fue acortada y convertida.

en una escala analógica visual que captura los elementos principales de una buena

Alianza terapéutica como la definió originalmente Bordin (1979). Juntos con

Barry Duncan, Psy.D., y otros, medidas para niños, niños pequeños,

y los grupos fueron agregados y probados en cuanto a confiabilidad, validez y factibilidad.

91

El resultado de la psicoterapia

Página 5
Slone, & Norsworthy, 2010 ). Según Lambert (2010) , "es

tiempo (para los médicos) para realizar un seguimiento rutinario de los resultados del cliente
"(p. 260).

El sistema de gestión de resultados patentado de Lambert ha sido

aprobado como basado en la evidencia por la sustancia y la salud mental

Administración de Servicios Registro Nacional de Pruebas Basadas en Evidencia

gramos y prácticas (SAMHSA NREPP). La SRO y SRS,

Algoritmos interpretativos, y base de datos normativa, colectivamente.

conocido como “Tratamiento Informado por Comentarios” (FIT), se encuentran actualmente

bajo revisión por SAMHSA. En 2012, además, la Internacional.

El Centro para la Excelencia Clínica (ICCE) lanzó una serie de seis

Manuales de instrucciones para implementar medidas de resultados de rutina.

en entornos individuales y de agencia ( Bertolino y Miller, 2012 ).

El proceso resumido en los manuales se ajusta a la normativa estadounidense.

Definición de la Asociación Psicológica (APA) de la evidencia

práctica. Es de destacar que la definición combina “la integración de los mejores

investigación disponible "con experiencia clínica en" el monitoreo de

progreso (y de los cambios en las circunstancias del paciente, por ejemplo,

pérdida de empleo, enfermedad grave) que puede sugerir la necesidad de ajustar la

tratamiento (por ejemplo, problemas en la relación terapéutica o en la

aplicación de los objetivos del tratamiento) ”( Presidencial APA

Grupo de trabajo sobre práctica basada en la evidencia, 2006, pp. 273 , 276-277).

Un efecto tan poderoso como la retroalimentación ejerce sobre el resultado, no es

suficiente para el desarrollo de la experiencia. Como la literatura sobre


Desempeño superior muestra en otros campos, se necesita más para

permitir a los médicos aprender de la información proporcionada. De Jong,

van Sluis, Nugter, Heiser y Spinhoven (2012) encontraron, por ejemplo,

postura, que no todos los terapeutas se benefician de la retroalimentación. Adicionalmente,

Lambert informa que los practicantes no mejoran en la detección

cuando están fuera de lugar o sus casos corren el riesgo de abandonar o

deterioro, a pesar de estar expuesto a “retroalimentación en la mitad de sus

casos por más de 3 años ”( Miller et al., 2004, p. dieciséis ). En efecto,

La retroalimentación funciona como un GPS, señalando cuando el conductor está apagado.

rastrear e incluso sugerir rutas alternativas, aunque no necesariamente

Mejorar las habilidades generales de navegación o el conocimiento del territorio.

Y, a veces, ser completamente ignorado.

Aprender de los comentarios requiere un paso adicional: participar en

practica deliberada ( Ericsson, 1996 ; Ericsson, 2006 ; Ericsson,

2009a ; Ericsson, Krampe y Tesch-Romer, 1993 ). Deliberar

práctica significa dejar de lado un tiempo para reflexionar sobre la retroalimentación

Se identificó donde el desempeño de uno se queda corto, buscando

orientación de expertos reconocidos, y luego desarrollar, ensayar

Ingresar, ejecutar y evaluar un plan de mejora. Investigación

Indica que los artistas de élite en muchos dominios diferentes

vote la misma cantidad de tiempo para este proceso, en promedio, cada

día. En un estudio de violinistas, por ejemplo, Ericsson et al. (1993)

encontró que los mejores intérpretes habían dedicado dos veces más
horas (10,000) para deliberar en la práctica como los mejores jugadores siguientes y 10

veces más que el músico promedio. Además de ayudar

refinar y extender habilidades específicas, involucrándose en períodos prolongados de

La reflexión, la planificación y la práctica engendran el desarrollo de

mecanismos que permiten a los mejores empleados utilizar sus conocimientos en

Maneras más eficientes, matizadas y novedosas que su promedio.

contrapartes Ericsson y Stasewski, 1989 ) .

En cuanto a la psicoterapia, la investigación sobre la alianza es ilustrativa.

tivo Los estudios han encontrado consistentemente una correlación moderada, pero robusta,

Relación entre la calidad de la relación terapéutica y

Salir ( Baldwin, Wampold, & Imel, 2007 ; Horvath, Del Re,

Fluckiger, y Symonds, 2011 ). Al mismo tiempo, ningún entrenamiento en

La alianza ni la experiencia en la realización de terapias ha demostrado ser parti-

predictor ularmente de la efectividad del clínico ( Horvath, 2001 ; Ander-

hijo, Ogles, Patterson, Lambert y Vermeersch, 2009 ). En at-

tentador de “desenredar la correlación alianza-resultado”, Baldwin

et al. (2007) examinaron un grupo de 81 clínicos y encontraron que el 97%

de la diferencia en el resultado entre los practicantes fue atribuible

Útil para la variabilidad del terapeuta en la alianza. Por el contrario, cliente

la variabilidad no estuvo relacionada con el resultado. Los resultados muestran que algunos

Los terapeutas son siempre mejores para establecer y mantener

Relaciones útiles que otros. Evidencia de que la diferencia es.

atribuibles a su posesión de conocimientos específicos de dominio más profundos


El borde se puede encontrar en un estudio relacionado de Anderson et al. (2009) .

En resumen, Anderson et al. (2009) examinaron los efectos del terapeuta usando

Una muestra de 25 proveedores que atienden a clientes en una asesoría universitaria.

centrar. Se pidió a los clínicos que respondieran a una serie de videos.

Simulaciones para probar las "habilidades interpersonales facilitadoras" (FIS). Cada

La simulación presentó una situación clínica difícil, complicada por una

La ira, dependencia, pasividad, confusión o necesidad de control del cliente.

la interacción. Diferencias en los resultados de los clientes entre los terapeutas.

se encontró que no estaban relacionados con el género del terapeuta, la orientación teórica

Tación, experiencia profesional y habilidades sociales en general. En lugar,

los mejores resultados fueron obtenidos por aquellos que exhibieron más profundo,

Conocimiento más amplio, más accesible, matizado interpersonalmente como

Medido en la tarea FIS. No importa el problema de presentación del cliente

lem o estilo de relacionarse, los mejores intérpretes pudieron responder

de forma colaborativa y empática, y mucho menos propensos a hacer

Marcas o comentarios que distanciaron u ofendieron a un cliente.

Adquirir tal comprensión, percepción y sensibilidad es un

objetivo común para los clínicos. Los investigadores han encontrado que "la curación

participación ”: la experiencia de un practicante de comprometerse, afirmar,

ser muy empático, ser flexible y tratar de manera constructiva

con las dificultades encontradas en la interacción terapéutica, es el

cumbre de las aspiraciones de los terapeutas ( Orlinsky y Ronnestad, 2005 ).

Y sin embargo, el estudio de Anderson et al. (2009) sugiere que algunos


Acabar teniendo tal conocimiento mientras que otros, de igual experiencia.

Y la capacidad social, no.

Dos proyectos de investigación están en marcha por miembros de la ICCE.

comunidad. Uno es un ensayo clínico aleatorizado de prácticas deliberadas.

Se aplica a los terapeutas de entrenamiento, un estudio longitudinal que se

realizado en la Universidad de North Carolina Wilmington School

de Trabajo Social. Al ingresar al programa de 2 años, comenzando

los estudiantes reciben una batería de evaluaciones, que incluye (a) la

El inventario de FIS, una herramienta de video interactiva diseñada para medir

edificio, (b) el Inventario de Fortalezas de Valores en Acción

(VIA-IS), que mide las fortalezas de los personajes, y (c) una demo-

cuestionario grafico. Durante su primer año, todos los estudiantes reciben

El currículum de formación tradicional. En el segundo año, los estudiantes son

dividida en dos grupos, con el grupo uno continuando la tradición

formación profesional, y el otro, grupo experimental, que recibe el

Formación tradicional más un programa de práctica deliberada dirigido a

Mejora de las habilidades de los alumnos en formación y mantenimiento de alianzas.

(es decir, medición continua, retroalimentación y oportunidades de práctica)

bajo diferentes condiciones). La hipótesis del estudio es que

Las horas dedicadas a actividades de práctica deliberada serán más predictivas.

de resultado que la participación en la formación tradicional, clínico

fortalezas de los personajes, y otras variables demográficas. Se espera

que este ECA abordará, en parte, la pregunta de Strupp (1963)


Respecto a la “varianza introducida por la persona del terapeuta.

practicándolas: su grado de pericia, su personalidad y

Actitudes ”(pp. 1-2). Los resultados aún no están disponibles.

92

MILLER, HUBBLE, CHOW Y SEIDEL

Página 6

El segundo proyecto de investigación examina la relación entre

variables demográficas de resultados y prácticas, prácticas de trabajo,

participación en actividades de desarrollo profesional, creencias

Aprendizaje y valoración personal de la eficacia terapéutica.

Aunque preliminares, los resultados de este estudio están en línea con

Investigaciones anteriores sobre los factores que explican la experiencia. Similar a

Anderson et al. (2009) y otros ( Wampold & Brown, 2005 )

Terapeuta de género, calificaciones, disciplina profesional, años de

experiencia, y el tiempo dedicado a la terapia no están relacionados con

Resultado o terapeuta de pie dentro de la muestra de estudio. Similar a

hallazgos reportados por Walfish, McAlister, O'Donnell y Lambert

(2012) , la autoevaluación del terapeuta no es una medida confiable de

tividad Los hallazgos también proporcionan apoyo preliminar para la clave

El papel que desempeña la práctica deliberada en el desarrollo de la experiencia.

entre los clínicos altamente eficaces; específicamente, la cantidad de tiempo

Los terapeutas informaron sobre el gasto en actividades solitarias destinadas.

mejorar sus habilidades estaba relacionado con el resultado ( Chow, Miller,


Kane, y Thorton , nd).

En total, la evidencia disponible indica que los hallazgos del informe

Es probable que la literatura especializada se aplique al dominio de la psicoterapia.

Además, las tres actividades: conocer la línea de base de uno, obtener

retroalimentación y la práctica deliberada, es probable que proporcione

Los medios para lograr los beneficios en el resultado que han tenido durante tanto tiempo.

Eludió el campo. Si los resultados reportados aquí resisten a más

investigación, sugeriría que se requiere un cambio de enfoque.

En lugar de tratar de mejorar los resultados simplemente a través del estudio de

Las psicoterapias en general (es decir, locales, modelos, y asociados

procedimientos), el futuro de la profesión puede ser mejor atendido por

Trabajando para mejorar el resultado de todos y cada uno de los terapeutas.

Resumen de conclusiones

La pregunta que dio lugar al intercambio entre Strupp.

(1963) y Eysenck (1964) en el número inaugural de esta revista.

ha sido resuelto por la acumulación de cinco décadas de evidencia,

incluyendo una corrección de lo que Eysenck criticó como la falta de "un conjunto

de criterios razonables que tienen un cierto grado de fiabilidad y

objetividad ”(p. 99). La eficacia y eficacia de la psicoterapia.

están bien establecidas, basadas en “estándares establecidos y seguimientos

llevado a cabo" ( Eysenck, 1964, p. 99 ), y beneficiándose de la continua

los refinamientos de lo que constituye efectividad, ya sea en el

términos havioral preferidos por Eysenck o los juicios intrapsíquicos


de clientes preferidos por Strupp ( Eid & Larsen, 2008 ). El segundo

cuestión de cómo funciona, en particular, la variable independiente

de importancia, lejos de hacer avanzar la profesión, ha fragmentado

Mentamos el campo dejando los resultados sin cambios para tantos

décadas De hecho, no importa cómo los elementos curativos de

La psicoterapia ha sido construida o enseñada, ya sean específicas.

operaciones técnicas, factores de curación transteórica, o algunos com-

Además, el campo no ha creado nuevas generaciones de

Clínicos superiores.

La salida tal como se propone en este artículo requiere apartar

perspectivas históricas, tradiciones e incluso prejuicios, y abarcan

Desde una visión diferente de la psicoterapia. Como Norcross (1999) ha

observado, la “guerra fría ideológica puede haber sido una necesidad

estado de desarrollo, (pero) sus días han llegado y pasado ”(p.

xvii). De hecho, una vez que se presta atención al desempeño de la

Practicante individual, según el peso de la investigación sobre la experiencia.

es dirigir, entonces tendría sentido eminente considerar el tratamiento

La práctica del tic como oficio.

Una artesanía se define como “una colección de habilidades aprendidas acompañada

por juicio experimentado ”( Moore, 1994 ; pag. 1). Consistente con

Tanto la investigación en psicoterapia como la literatura sobre el

Adquisición de conocimientos, sin cualidades o talentos personales particulares.

son obligatorios para la entrada ( Ericsson, Krampe y Tesch-Romer, 1993 ).


Cualquiera, con un mínimo de instrucción, puede aprender cómo hacer el

tareas básicas y lograr resultados acordes con los profesionales

Als ya practicando ( Atkins & Christensen, 2001 ; Nyman, Nafz-

iger, y smith, 2010 ). No hay cantidad de teoría, cursos, continua

educación, o experiencia en el trabajo conducirá a la

desarrollo del "juicio experimentado" requerido para superior

actuación. Para eso, parece que los practicantes deben ser

en el proceso descrito anteriormente, en esencia, continuamente

alcanzar objetivos más allá de su capacidad actual ( Molinero,

Hubble, y Duncan, 2007 ).

Las implicaciones para el futuro de la investigación, la preparación profesional.

Ración y desarrollo, licencia y certificación son nada menos que

que mayor Desde una perspectiva artesanal, la formación profesional

enfatizar el desarrollo de terapeutas basados en la evidencia al menos como

tanto como, si no más, la difusión de la base de evidencia.

para terapias específicas, lo que Strupp (1963) llamó "la persona de la

terapeuta practicándolos ”(p. 1). En la práctica, esto podría traducirse

en facilitar los criterios de admisión para que un mayor número de candidatos

Puede ingresar a programas de entrenamiento. Matriculantes prospectivos en grado

programas de educación enfocados en producir los mejores clínicos que

La discología tiene que ofrecer podría aprender que la graduación no solo depende

en aprender sobre psicoterapia pero también en ser capaz de

Fiable produciendo resultados positivos. Para ello, los aprendices serían


expuestos a los clientes temprano en su entrenamiento, medidos rutinariamente, y

Dada una amplia oportunidad para practicar habilidades básicas (p. ej., alianza

formación) bajo condiciones variables (por ejemplo, Anderson et al., 2009 ).

Además, los educadores pueden mejorar la preparación de sus

próximos estudiantes de posgrado mediante la experimentación con estudiantes de pregrado

Currículos de psicología orientados a elementos de calidad clínica.

Más allá del aprendizaje de hechos y métodos, tal vez incluyendo oportunidades

experiencias de voluntariado clínico (p. ej., líneas directas de crisis, seguridad

casas, tratamiento residencial) para quienes expresen interés en

entrenamiento clínico y que quieran comenzar a evaluar su desempeño.

como profesionales en ciernes y aprendiendo la disciplina de la

Evaluar y encontrar maneras de mejorar sus resultados clínicos.

viene.

Del mismo modo, la licencia para practicar psicoterapia o certificado de calidad.

ficaciones podrían ser otorgadas, en parte, para lograr y mantener una

nivel básico de desempeño igual a los resultados establecidos

marcas. La formación de posgrado también cambiaría. Como Neimeyer,

Taylor y Wear (2009) señalan: “Si la educación continua es un

expresión natural de la evolución continua de una profesión, luego pro-

La psicología profesional puede ser vista como un sufrimiento significativo.

retraso del desarrollo ”(p. 617). Aunque la mayoría de los estados, por ejemplo,

exigir una serie de horas de educación continua para mantener

La licencia para ejercer de manera independiente, el proceso es en gran medida auto-


regulado. Con algunas excepciones notables (p. Ej., Ética), la práctica

Ners seleccionan los eventos a los que asisten. Las medidas directas de aprendizaje son:

infrecuente, y medidas de desempeño para los participantes

completamente ausente No existe ningún proceso para identificar la habilidad o

déficit de conocimiento que necesitan remediación, y ningún plan concreto es

Requerido para el desarrollo profesional continuo o la evaluación.

93

El resultado de la psicoterapia

Página 7

de si tal plan produce algún cambio en los resultados clínicos.

Desde la perspectiva de la experiencia, el sistema actual es, en el mejor de los casos, ineficaz.

Fective y, en el peor de los casos, peligroso. Refuerza el buen documento de los clínicos.

Propensión mentirosa de inflar su eficacia y verse a sí mismos.

como el desarrollo profesional cuando, de hecho, no lo son ( Walfish et

al., 2012 ; Orlinsky y Ronnestad, 2005 ). Teniendo en cuenta el potencial

retraso (probablemente un año o más para muchos psicoterapeutas de tiempo completo)

entre la formación clínica y la acumulación de datos suficientes para

determinar si tal entrenamiento ha sido exitoso, es espe-

Especialmente importante es que estos esfuerzos sean rastreados sistemáticamente y

datos clínicos agrupados juntos desarrollan mejores métodos para evaluar

y mejorar el impacto de estas actividades.

Con respecto a la investigación, la aplicación de los resultados del

campo de especialización a la psicoterapia está en su infancia. Como resultado, la


Las áreas potenciales de investigación son numerosas. Por ejemplo, avail-

Evidencia clara deja claro que un rendimiento superior no lo hace

Ocurren en un vacío. El mejor florecimiento en comunidades solidarias:

lo que se ha denominado "culturas de excelencia" o "comunidades de

práctica »( Miller & Hubble, 2011 ). Aunque algunos aspectos (por ejemplo,

entorno de aprendizaje centrado en el error, oportunidades de reflexión y

práctica deliberada integrada en el flujo de trabajo diario) se conocen, más

Se necesita investigación para identificar las características de los entornos que

Probado óptimo para el desarrollo y mantenimiento de expertos.

actuación.

Otra línea de investigación potencialmente prometedora exploraría

Los patrones de práctica de los mejores terapeutas. Un estudio por

Najavits y Strupp (1994) encontraron, por ejemplo, que efectivo

Los terapeutas informan haber cometido más errores y ser más autosuficientes.

crítico que sus contrapartes menos eficaces. Otras investigaciones muestran

que la experiencia de los clínicos de las dificultades en la práctica da cuenta de

La mayoría de la variación del terapeuta en las calificaciones de alianza ( Nissen-Lie, Monsen, &

Ronnestad, 2010 ). Resultados como estos sugieren inmediatamente la

Posibilidad de estudios que exploren métodos para ayudar a los practicantes.

Desarrollar una actitud abierta, incluso acogedora, hacia los errores.

En diciembre de 2009, se lanzó el ICCE ( www.centerfor

clinicexcellence.com ). Similar a sermo.com para médicos, el

El sitio proporciona una comunidad internacional gratuita basada en la web para


Médicos e investigadores dedicados a la excelencia en el comportamiento.

salud. Los miembros pueden elegir participar en cualquiera de las más de 100

foros, crear sus propios grupos de discusión, sumergirse en

una biblioteca de documentos y videos instructivos, acceso a herramientas de resultados,

Y lo más importante, solicitar y recibir orientado al desempeño.

retroalimentación de sus compañeros.

Al año siguiente se creó un grupo de trabajo dentro de la organización.

y publicó un documento que detalla cuatro "competencias básicas" para

aplicando los hallazgos de la literatura especializada a la práctica de

psicoterapia ( Miller, Maeschalck, Axsen y Seidel, 2011 ). los

La primera competencia básica está en los fundamentos de investigación de FIT, en

incluyendo la familiaridad con la investigación sobre la alianza terapéutica; ser-

resultados de la atención de salud havioral; El desempeño experto y sus aplicaciones.

cación a la práctica clínica; y las propiedades de válido, confiable, y

Alianza factible y medidas de resultado. La segunda competencia es

en la implementación de FIT: integración del resultado informado por el consumidor

y los datos de la alianza en el trabajo clínico; colaborando con los consumidores

sobre la recolección de retroalimentación con respecto a la alianza y el resultado; y

Asegurar que el curso y el resultado de la atención de salud del comportamiento

Los servicios están informados por las preferencias del consumidor. El tercer concurso.

tencia, medición y reporte, se enfoca en medir y

documentar la alianza terapéutica y el resultado de los servicios clínicos.

vicios en forma permanente con los consumidores, y en proporcionar


Los detalles en los resultados de los informes son suficientes para evaluar la precisión y

Generalizabilidad de los resultados. La cuarta competencia es continua.

Mejoría profesional: determinar el nivel de referencia de uno.

actuación; comparando el nivel básico de desempeño de uno con el

mejores normas, estándares o puntos de referencia disponibles; en desarrollo y

ejecutar un plan para mejorar el desempeño de línea base; y buscando

Excelencia en el desempeño mediante el desarrollo y ejecución de un plan de

práctica deliberada para mejorar el rendimiento a niveles superiores a

Normas, estándares y puntos de referencia nacionales. Los investigadores están al-

listo para usar el sitio para formular preguntas de investigación, solicitar

Para estudios sobre pericia en psicoterapia y uso de soft-

para investigar los patrones de resultados interesantes, así como la

Datos conversacionales generados por los clínicos que interactúan en el sitio.

Strupp y Eysenck comenzaron un debate acentuado hace 50 años sobre

Cuestiones de importancia frente al campo. Su intercambio puntiagudo

Revela importantes debilidades en la necesidad de reparación. Algunos, como

La eficacia general de la psicoterapia, han sido exitosas.

dirigido. Otros, incluido cómo funciona y puede funcionar mejor,

Continuar dividiendo el campo. Más allá de eso, la psicoterapia como

En general, y en particular los profesionales individuales, se enfrentan a una serie de

Grandes desafíos en el futuro, uno de los cuales es el que queda

competitivo. Los autores creen que centrarse en lo que hace para

Una gran actuación actualmente es la más prometedora para la reunión.


Estos desafíos y el avance de la comprensión y la práctica de

psicoterapia.

Referencias

Servicios de adicción y salud mental. (2011). Prácticas aprobadas por AMH

y proceso . Obtenido de http://www.oregon.gov/oha/amh/pp./ebp/

practicas.aspx

Asociacion Americana de Psicologia. (2004). Comunicando el valor de

Psicología al público . Washington, DC: psicología estadounidense

Asociación.

Asociacion Americana de Psicologia. (2012, 9 de agosto). Resolución sobre la

Reconocimiento de la efectividad de la psicoterapia . American Psychological As-

sociación Obtenido de http://www.apa.org/news/press/releases/2012/

08 / resolución-psicoterapia.aspx

Grupo de Trabajo Presidencial de la Asociación Americana de Psicología sobre Evidencia-

Práctica Basada. (2006). Práctica basada en la evidencia en psicología. Ameri-

puede psicólogo, 61, 271-285. doi: 10.1037 / 0003-066X.61.4.271

Anderson, T., Ogles, B., Patterson, C., Lambert, M. y Vermeersch, D.

(2009). Efectos del terapeuta: habilidades interpersonales facilitadoras como predictor

del éxito del terapeuta. Revista de psicología clínica, 65, 755–768.

doi: 10.1002 / jclp.20583

Anker, MG, Duncan, BL, y Sparks, JA (2009). Usando la retroalimentación del cliente

para mejorar los resultados de la terapia de pareja: un ensayo clínico aleatorizado en un

entorno naturalista. Revista de Consultoría y Psicología Clínica, 77,


693–704. doi: 10.1037 / a0016062

Monitor APA. (2010, abril). Los salarios de la psicología disminuyen. Monitor en

Psicología, 41, 11.

Atkins, DC, y Christiansen, A. (2001). ¿Vale la pena la formación profesional?

¿molestia? Una revisión del impacto del entrenamiento de psicoterapia en el cliente.

Salir. Psicólogo australiano, 36, 122-130. doi: 10.1080 /

00050060108259644

Bachelor, A., y Horvath, A. (1999). La relación terapéutica. En ma

Hubble, BL Duncan, y SD Miller (Eds.), El corazón y el alma de

cambio: lo que funciona en la terapia (pp. 133–178). Washington, DC: Amer-

Asociación Psicológica de México. Doi: 10.1037 / 11132-004

Baldwin, S., Wampold, B., y Imel, Z. (2007). Desenredando la alianza-

correlación de resultados: Explorando la importancia relativa del terapeuta y

94

MILLER, HUBBLE, CHOW Y SEIDEL

Página 8

Variabilidad del paciente en la alianza. Revista de Consultoría y Clínica.

Psicología, 75, 842- 852.

Barlow, DH (2004). Tratamientos psicologicos. Psicólogo estadounidense,

59, 869-878. doi: 10.1037 / 0003-066X.59.9.869

Benish, SG, Imel, Z., y Wampold, B. (2008). La relativa eficacia de

Psicoterapia de buena fe para el tratamiento del trastorno por estrés postraumático: A

Metanálisis de comparaciones directas. Revisión de psicología clínica, 28,


746–758. doi: 10.1016 / j.cpr.2007.10.005

Berg, IK, y Miller, SD (1992). Trabajando con el bebedor problemático: A

enfoque centrado en la solución . Nueva York: Norton.

Bertolino, B., y Miller, SD (Eds.) (2012). Manuales de ICCE sobre feedback-

Tratamiento informado (Vol. 1–6). Chicago, IL: Prensa de ICCE.

Beutler, LE, Malik, M., Alimohamed, S., Harwood, TM, Talebi, H.,

Noble, S., y Wong, E. (2004). Variables del terapeuta. En MJ Lambert

(Ed.), Manual de Bergin y Garfield de psicoterapia y comportamiento.

cambio (5ª ed., pp. 227–306). Nueva York: Wiley.

Bickman, L., Rosof-Williams, J., Salzer, MS, Summerfelt, W., Noser, K.,

Wilson, SJ, y Karver, MS (2000). ¿Qué información hacen los clínicos?

¿Valor para monitorear el progreso y los resultados de los clientes adolescentes?


Profesionales-

Psicología sional: Investigación y práctica, 31, 70–74. doi: 10.1037 /

0735-7028.31.1.70

Bohanske, R., y Franczak, M. (2010). Transformando el comportamiento público.

Atención médica: un ejemplo de un caso de servicios dirigidos al consumidor, recuperación,

y los factores comunes. En B. Duncan, S. Miller, B. Wampold, y M.

Hubble (Eds.), El corazón y el alma del cambio: entregar lo que funciona en

terapia (2ª ed., pp. 299–322). Washington, DC: APA Press. doi

10.1037 / 12075-010

Bordin, ES (1979). La generalización del concepto psicoanalítico de

La alianza de trabajo. Psicoterapia: teoría, investigación y práctica.

16, 252–260. doi: 10.1037 / h0085885


Bradshaw, J. (2012, septiembre). Petición busca volcar DSM y adoptar.

ICD . Psicóloga nacional. Obtenido de http: // nacionalpsicólogo

.com / 2012/09

Brown, GS, y Minami, T. (2010). Gestión de resultados, reembolso.

y el futuro de la psicoterapia. En B. Duncan, S. Miller, B.

Wampold, y M. Hubble (Eds.), El corazón y el alma del cambio: Deliv-

Lo que funciona en la terapia (2ª ed., pp . 267–297). Washington DC:

APA Press. Doi: 10.1037 / 12075-009

Chambless, DL, y Hollon, S. (1998). Definiendo empíricamente apoyado.

terapias Revista de consultoría y psicología clínica, 66, 7–18.

doi: 10.1037 / 0022-006X.66.1.7

Chow, D., Miller, SD, Kane, R., y Thornton, J. (nd). El estudio de

Supershrinks: Desarrollo y prácticas deliberadas de alta eficacia.

psicoterapeutas. Manuscrito en preparación.

Clay, RA (2012). Mejora de la clasificación de los trastornos, a nivel mundial Monitor

en psicología, 43, 40.

Colvin, G. (2008). El talento está sobrevalorado: lo que realmente separa a la clase mundial

intérpretes de todos los demás . Nueva York: pingüino.

Cooper, JL, y Aratani, Y. (2009). El estado de las políticas estatales para apoyar.

Prácticas basadas en la evidencia en salud mental infantil. Servicio psiquiátrico

vicios, 60, 1672-1675. doi: 10.1176 / appi.ps.60.12.1672

Coyle, D. (2009). El código del talento: la grandeza no nace. Ha crecido Aquí está

la forma . Nueva York: Bantam Dell.


Crits-Christoph, P., Baranackie, K., Kurcias, J., Beck, AT, Carroll, K.,

Perry, K.,. . . Zitrin, C. (1991). Metaanálisis de los efectos del terapeuta en.

Estudios de resultados de psicoterapia. Investigación en psicoterapia, 1, 81–91.

doi: 10.1080 / 10503309112331335511

Crits-Christoph, P., y Mintz, J. (1991). Implicaciones de los efectos del terapeuta para

El diseño y análisis de estudios comparativos de psicoterapias.

Revista de Consultoría y Psicología Clínica, 59, 20 –26. doi: 10.1037 /

0022-006X.59.1.20

Cummings, N., y O'Donohue, W. (2008). Once errores que paralizan

La psicoterapia en América: Un despegue remediador . Nueva York: Rout-

repisa.

de Jong, K., van Sluis, P., Nugter, MA, Heiser, WJ, y Spinhoven, P.

(2012). Entendiendo el impacto diferencial del monitoreo de resultados:

Variables terapeutas que moderan los efectos de retroalimentación de forma aleatoria.

ensayo clínico. Investigación en psicoterapia, 22, 464–474. doi: 10.1080 /

10503307.2012.673023

Duncan, B. (2010). En convertirse en un mejor terapeuta . Washington, DC: APA

Prensa. Doi: 10.1037 / 12080-000

Duncan, BL, Miller, SD, Reynolds, L., Sparks, J., Claud, D., Brown, J.,

& Johnson, LD (2003). La escala de calificación de la sesión: psico-

Propiedades métricas de una escala de alianza "de trabajo". Diario de Breve Ther-

apy, 3, 3–12.

Duncan, BL, Miller, SD, Wampold, BE y Hubble, MA (Eds.).


(2010). El corazón y el alma del cambio: entregar lo que funciona en la terapia.

(2ª ed.) Washington, DC: APA Press. doi: 10.1037 / 12075-000

Eid, M., y Larsen, RJ (2008). La ciencia del bienestar subjetivo . Nuevo

York: Guilford.

Ericsson, KA (1996). La adquisición del desempeño experto: una introducción.

Conducción a algunos de los temas. En KA Ericsson (Ed.), El camino a

excelencia: la adquisición del desempeño experto en las artes y la ciencia.

Centros, deportes y juegos (pp. 1–50). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum

Asociados.

Ericsson, KA (2006). La influencia de la experiencia y la práctica deliberada.

en el desarrollo de un rendimiento superior de expertos. En KA Ericsson,

N. Charness, PJ Feltovich y RR Hoffman (Eds.), The Cambridge

manual de experiencia y desempeño experto (pp. 683–703). Leva-

Puente: Cambridge University Press. doi: 10.1017 / CBO9780511816796

.038

Ericsson, KA (2009a). Potenciar el desarrollo de profesionales

Formance: Implicaciones del estudio de la práctica deliberada. En Devel-

desarrollo de la experiencia profesional: hacia la medición de per-

Formación y diseño de entornos óptimos de aprendizaje (pp. 405–431).

Nueva York: Cambridge University Press.

Ericsson, KA (Ed.). (2009b). Desarrollo de la experiencia profesional:

Hacia la medición del desempeño experto y diseño de óptimas.

Entornos de aprendizaje . Nueva York: Cambridge University Press. doi


10.1017 / CBO9780511609817

Ericsson, KA, Charness, N., Feltovich, PJ, y Hoffman, RR (2006).

El manual de Cambridge de la experiencia y el rendimiento de los expertos . Leva-

Puente: Cambridge University Press. doi: 10.1017 / CBO9780511816796

Ericsson, KA, Krampe, RT, y Tesch-Romer, C. (1993). El rol de

Práctica deliberada en la adquisición de peritajes. Psicologo

Revisión ical , 100, 363-406. doi: 10.1037 / 0033-295X.100.3.363

Ericsson, KA, y Staszewski, J. (1989). Memoria experta y experiencia:

Mecanismos de desempeño excepcional. En D. Klahr & K. Kotovsky

(Eds.), Procesamiento de información compleja: El impacto de Herbert A.

Simon (pp. 265-268). Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum.

Eysenck, HJ (1952). Los efectos de la psicoterapia: una evaluación.

Revista de psicología de consulta, 16, 319 –324. doi: 10.1037 / h0063633

Eysenck, H. (1964). El problema del resultado en la psicoterapia: una respuesta.

Psicoterapia: teoría, investigación y práctica, 1, 97–100. doi: 10.1037 /

h0088591

Frank, JD (1992). Desarrollos históricos en centros de investigación: Los Johns.

Proyecto de Investigación en Psicoterapia Hopkins. En DK Freedheim (Ed.), A

historia de la psicoterapia: Un siglo de cambio (pp. 392–396). Lavado-

tonelada, DC: APA Press.

Frank, JD, y Frank, JB (1991). Persuasión y curación: una comparativa.

Estudio de la psicoterapia . Baltimore, MD: Johns Hopkins University

Prensa.
Froyd, J., & Lambert, M. (1989, mayo). Una encuesta de resultados de 5 años

Medidas en la investigación de la psicoterapia . Ponencia presentada en el Western.

Conferencia de la Asociación Psicológica, Reno, NV.

Gambrill, E. (1990). El pensamiento crítico en la práctica clínica . San Francisco,

CA: Jossey-Bass.

95

El resultado de la psicoterapia

Página 9

Garfield, SL (1997). El terapeuta como variable desatendida en psicoterapia.

investigación apy. Psicología clínica: ciencia y práctica, 4, 40–43. doi

10.1111 / j.1468-2850.1997.tb00097.x

Grencavage, LM, y Norcross, JC (1990). Donde estan los puntos comunes

¿Entre los factores comunes terapéuticos? Psicología profesional:

Búsqueda y práctica, 21, 372-378. doi: 10.1037 / 0735-7028.21.5.372

Hatfield, DR, y Ogles, BM (2004). El uso de medidas de resultado por

Los psicólogos en la práctica clínica. Psicología profesional: investigación

y práctica, 35, 485–491. doi: 10.1037 / 0735-7028.35.5.485

Hedges, LV, & Olkin, I. (1985). Métodos estadísticos para el metanálisis .

San Diego, CA: Prensa Académica.

Hilgard, E. (1987). Psicología en América: una encuesta histórica . Nuevo

York: HBJ.

Horvath, A. (2001). La alianza. Psicoterapia: teoría / investigación /

Práctica / entrenamiento, 38, 365–372. doi: 10.1037 / 0033-3204.38.4.365


Horvath, AO, Del Re, A., Fluckiger, C., y Symonds, D. (2011). Alianza

En psicoterapia individual. Psicoterapia, 48, 9-16. doi: 10.1037 /

a0022186

Howard, KI, Moras, K., Brill, PL, Martinovich, Z., y Lutz, W. (1996).

Eficacia, efectividad y progreso del paciente. Psicólogo estadounidense, 51,

1059-1064. doi: 10.1037 / 0003-066X.51.10.1059

Imel, ZE, Wampold, BE, Miller, SD y Fleming, RR (2008).

Distinciones sin diferencia: comparaciones directas de psicoterapia.

Tartas para trastornos por consumo de alcohol. Psicología de las conductas adictivas, 22,

533–543. doi: 10.1037 / a0013171

Jacobson, NS, y Truax, P. (1991). Importancia clínica: una estadística.

enfoque para definir el cambio significativo en la investigación de la psicoterapia.

Revista de consultoría y psicología clínica, 59, 12–19. doi: 10.1037 /

0022-006X.59.1.12

Johnson, LD (1995). La psicoterapia en la edad de la rendición de cuentas . Nuevo

York: Norton.

Kim, D.-M., Wampold, BE, & Bolt, DM (2006). Efectos del terapeuta en

psicoterapia: un modelo de efectos aleatorios del Instituto Nacional de

Salud Mental Tratamiento de la Depresión Colaborativa Investigación Pro-

datos de gramo Investigación en psicoterapia, 16, 161-172. doi: 10.1080 /

10503300500264911

Lambert, MJ (2010). Sí, es hora de que los clínicos monitoreen rutinariamente

resultado del tratamiento. En B. Duncan, S. Miller, B. Wampold y M. Hubble


(Eds.), El corazón y el alma del cambio: entregar lo que funciona en el tratamiento

ment (pp. 239-266). Washington, DC: APA Press. Doi: 10.1037 / 12075-

008

Lambert, MJ (2012). Ayudar a los clínicos a usar y aprender de la investigación

Sistemas basados: El analista OQ. Psicoterapia (Chicago, Ill), Entrenamiento,

49, 109-114. doi: 10.1037 / a0027110

Lambert, MJ, y Shimokawa, K. (2011). Recopilación de comentarios de los clientes.

Psicoterapia, 48, 72–79. doi: 10.1037 / a0022238

Lambert, MJ, Whipple, JL, Smart, DW, Vermeersch, DA, Nielsen,

SL, y Hawkins, EJ (2001). Los efectos de proporcionar a los terapeutas

retroalimentación sobre el progreso del paciente durante la psicoterapia: son resultados

Hanced? Investigación en psicoterapia, 11, 49-68. doi: 10.1080 / 713663852

Luborsky, L. (1954). Selección de residentes psiquiátricos: encuesta de la Topeka

investigación. Boletín de la Clínica Menninger, 18, 252–259.

Luborsky, L., Crits-Christoph, P., Mclellan, AT, Woody, G., Piper, W.,

Liberman, B., Imber, S., y Pilkonis, P. (1986). ¿Los terapeutas varían mucho?

en su exito? Hallazgos de cuatro estudios de resultados. Diario americano

of Orthopsychiatry, 56, 501–512. doi: 10.1111 / j.1939-0025.1986

.tb03483.x

Luborsky, L., McClellan, AT, Diguer, L., Woody, G., y Seligman, DA

(1997). El psicoterapeuta importa: comparación de resultados a través de

Veintidós terapeutas y siete muestras de pacientes. Psicología clínica:

Ciencia y práctica, 4, 53–65. doi: 10.1111 / j.1468-2850.1997


.tb00099.x

Luborsky, L., McClellan, AT, Woody, GE, O'Brien, CP, y Auer-

bach, A. (1985). El éxito del terapeuta y sus determinantes. Archivos de

Psiquiatría general, 42, 602–611. Doi: 10.1001 / archpsyc.1985

.01790290084010

Lutz, W., Leon, SC, Martinovich, Z., Lyons, JS, y Stiles, WB (2007).

Efectos del terapeuta en psicoterapia ambulatoria: un crecimiento de tres niveles.

enfoque de la curva. Revista de psicología de asesoramiento, 54, 32-39. doi

10.1037 / 0022-0167.54.1.32

Miller, SD (2010a). Encontrar medidas factibles para evidencias basadas en la práctica.

dencia Blog de alto rendimiento . Recuperado de http: //www.scottdmiller

.com /? qtaxonomy / term / 70

Miller, SD (2010b). Retroalimentación, amigos, y resultados en el comportamiento.

salud. Blog de alto rendimiento . Recuperado de http: //www.scottdmiller

.com /? qtaxonomy / term / 70

Miller, SD, y Berg, IK (1995). El método del milagro: un radicalmente nuevo.

enfoque al problema de la bebida . Nueva York: Norton.

Miller, SD, y Duncan, BL (2000). El resultado y la calificación de la sesión

escalas . Chicago, IL: Centro Internacional para la Excelencia Clínica. Re-

obtenido de http://www.scottdmiller.com/?qnode/6

Miller, SD, Duncan, BL, Brown, J., Sorrell, R., y Chalk, MB (2006).

Usando la retroalimentación formal de los clientes para mejorar la retención y el resultado:

Evaluación en tiempo real en curso factible. Diario de la terapia breve, 5,


5–22.

Miller, SD, Duncan, BL, Brown, J., Sparks, J., y Claud, D. (2003). los

escala de calificación de resultados: un estudio preliminar de la confiabilidad, validez y

Viabilidad de una breve medida analógica visual. Diario de la terapia breve, 2,

91–100.

Miller, SD, Duncan, BL, y Hubble, MA (1997). Escape de Babel:

Hacia un lenguaje unificador para la práctica de la psicoterapia . Nueva York:

Norton.

Miller, SD, Duncan, BL, y Hubble, MA (2004). Más allá de la integración:

El triunfo del resultado sobre el proceso en la práctica clínica. Psicoterapia

en Australia, 10, 2–19.

Miller, SD, Duncan, BL, Sorrell, R., y Brown, J. (2005). Los socios

Para el cambio del sistema de gestión de resultados. Revista de psicología clínica

Ogy, 61, 199-208. doi: 10.1002 / jclp.20111

Miller, SD, y Hubble, M. (2011). El camino hacia la maestría. Psicoterapia

Networker, 35 (2), 22–60.

Miller, SD, Hubble, MA, y Duncan, BL (2007). Supershrinks.

Red de psicoterapia, 31, 26–35, 56.

Miller, SD, Hubble, MA, Duncan, BL, y Wampold, B. (2010).

Entregando lo que funciona. En BL Duncan, SD Miller, SE Wampold,

& MA Hubble (Eds.), El corazón y el alma del cambio: entregar lo que

Trabajos en terapia (pp. 421–429). Washington, DC: APA Press. doi

10.1037 / 12075-014
Miller, SD, Maeschalck, C., Axsen, R., y Seidel, J. (2011). El inter-

Centro nacional para la excelencia clínica competencias básicas. . Retribución

Eved desde http://centerforclinicalexcellence.com/wp-content/

plugins / buddypress-group-documents / documents / 1281032711-Core

Competencias.pdf

Moore, DS (1994). El oficio de enseñar. Dirección en la ceremonia de premiación.

Para distinguida enseñanza universitaria o universitaria de las matemáticas . San

Francisco, CA. Recuperado de http://www.stat.purdue.edu/~dsmoore/

articulos / Craft.pdf

Najavits, L., & Strupp, H. (1994). Diferencias en la efectividad de

Terapias psicodinámicas: un estudio proceso-resultado. Psicoterapia, 31,

114-123. doi: 10.1037 / 0033-3204.31.1.114

Nathan, PE (1997). ¿El violín mientras la psicología quema? Informe de registro,

23, 1, 4–5, 10.

Neimeyer, G., Taylor, J., y Wear, D. (2009). Educación continua en

Psicología: resultados, evaluación y mandatos. Psicología profesional

ogy: Research and Practice, 40, 617–624. doi: 10.1037 / a0016655

Nissen-Lie, HA, Monsen, JT, y Ronnestad, MH (2010). Terapeuta

predictores de la alianza de trabajo precoz calificada por el paciente: una aplicación multinivel

proach Investigación en psicoterapia, 20, 627–646. Doi: 10.1080 / 10503307

.2010.497633

96

MILLER, HUBBLE, CHOW Y SEIDEL


Página 10

Norcross, JC (1997). Los nuevos avances en psicoterapia integra-

Nación: tres predicciones y una fantasía. Psicoterapia: Teoría, Re-

búsqueda, práctica, entrenamiento, 34, 86–90. doi: 10.1037 / h0087757

Norcross, J. (1999). Prefacio. En MA Hubble, BL Duncan, y SD

Miller (Eds.). El corazón y el alma del cambio. (pp. Xvii – xix).

Norcross, JC (2010). La relación terapéutica. En BL Duncan, SD

Miller, BE Wampold & MA Hubble (Eds.), El corazón y el alma de

cambio: entregar lo que funciona en terapia (2ª ed., págs. 113–142).

Washington, DC: Asociación Americana de Psicología. doi: 10.1037 /

12075-004

Nyman, S., Nafziger, M., y Smith, T. (2010). Resultados del cliente a través de

Nivel de formación del consejero dentro de un modelo de supervisión de múltiples niveles.


diario

de Asesoramiento y Desarrollo, 88, 204-209. doi: 10.1002 / j.1556-6678

.2010.tb00010.x

Ogles, BM, Lambert, MJ, y Fields, S. (2002). Elementos esenciales del resultado

evaluación Nueva York: John Wiley & Sons.

Ogles, B., Lambert, M., y Masters, K. (1996). Evaluando el resultado en

la práctica clínica . Needham Heights, MA: Allyn y Bacon.

Okiishi, JC, Lambert, MJ, Eggett, D., Nielsen, SL, Dayton, DD, y

Vermeersch, DA (2006). Un análisis de los efectos del tratamiento terapeuta:

Hacia la retroalimentación a los terapeutas individuales sobre sus pacientes.

Resultado de la psicoterapia. Revista de psicología clínica, 62, 1157–


1172. doi: 10.1002 / jclp.20272

Okiishi, JC, Lambert, MJ, Nielsen, SL y Ogles, BM (2003).

Esperando a Supershrink: un análisis empírico de los efectos del terapeuta.

Psicología clínica y psicoterapia, 10, 361–373. doi: 10.1002 / cpp

.383

Orlinsky, DE, y Ronnestad, MH (2005). Cómo los psicoterapeutas

Velop: un estudio de trabajo terapéutico y crecimiento profesional . Lavado-

ton, DC: Asociación Americana de Psicología. doi: 10.1037 / 11157-000

Phelps, R., Eisman, E., y Kohout, J. (1998). Practica psicologica y

Atención médica gestionada: resultados de la encuesta de profesionales de CAPP. Profesional

Psicología: investigación y práctica, 29, 31–36. Doi: 10.1037 / 0735-7028

.29.1.31

Reese, RJ, Norsworthy, LA, y Rowlands, SR (2009). Hace un

¿El sistema de retroalimentación continua mejora el resultado de la psicoterapia? Psicópata-

Terapia: teoría, investigación, práctica, entrenamiento, 46, 418–431. doi

10.1037 / a0017901

Reese, RJ, Toland, MD, Slone, NC, y Norsworthy, LA (2010).

Efecto de la retroalimentación del cliente en los resultados de psicoterapia de pareja.


Psicópata-

Terapia: teoría, investigación, práctica, entrenamiento, diciembre, 47, 616 - 630.

Rosenzweig, S. (1954). Una transvaluación de la psicoterapia: una respuesta a Hans.

Eysenck. El diario de la psicología anormal y social, 49, 298 –304.

Schenkenberg, T., Bradford, D., y Ajax, E. (1980). Línea de bisección y

Negligencia visual unilateral en pacientes con deterioro neurológico. Neu-


rology, 30, 509–517. Doi: 10.1212 / WNL.30.5.509

Shapiro, DA, Firth-Cozens, J., y Stiles, WB (1989). La pregunta de

efectividad diferencial de los terapeutas: un proyecto de psicoterapia de Sheffield

apéndice. British Journal of Psychiatry, 154, 383–385. doi: 10.1192 /

bjp.154.3.383

Shenk, D. (2010). El genio en todos nosotros: ¿Por qué todo lo que te han contado?

Acerca de la genética, el talento y el coeficiente intelectual está mal . Nueva York: Random
House.

Smith, ML, y Glass, GV (1977). Metaanálisis de la psicoterapia.

estudios de resultados. Psicólogo estadounidense, 32, 752-760. doi: 10.1037 /

0003-066X.32.9.752

Strupp, H. (1963). El problema de resultados en la psicoterapia revisado. Psy-

Choterapia: teoría, investigación y práctica, 1, 1–13. doi: 10.1037 /

h0088565

Strupp, H. (1964). El problema del resultado en psicoterapia: una réplica.

Psicoterapia: teoría, investigación y práctica, 1, 101. doi: 10.1037 /

h0088579

Strupp, H., y Anderson, T. (1997). Sobre las limitaciones de los manuales de terapia.

Psicología clínica: ciencia y práctica, 4, 76–82. doi: 10.1111 / j

.1468-2850.1997.tb00101.x

Syed, M. (2010). Rebote: Mozart, Federer, Picasso, Beckham, y el

ciencia del éxito . Nueva York: Harper Collins.

Terapia en América. (2004). Una encuesta realizada por Harris Interactive en

En nombre de Psychology Today y Pacificare Behavioral Health . Re-


obtenido de http://www.napabipolardepression.org/images/therapy_

in_america.pdf

VandenBos, GR, Cummings, N., y DeLeon, PH (1992). Un siglo de

Psicoterapia: Influencias económicas y ambientales. En DK Freed-

Heim (Ed.), Una historia de la psicoterapia: Un siglo de cambio . Lavado-

tonelada, DC: APA Press. Doi: 10.1037 / 10110-002

Walfish, S., McAlister, B., O'Donnell, P., y Lambert, MJ (2012). Un

Investigación del sesgo de autoevaluación en proveedores de salud mental. Psicópata-

Informes lógicos, 110, 639–644. doi: 10.2466 / 02.07.17.PR0.110.2.639-

644

Wampold, BE (2001). El gran debate de la psicoterapia: modelos, métodos.

ods, y hallazgos . Mahwah, NJ: Erlbaum.

Wampold, BE (2005). Estableciendo especificidad en la psicoterapia científica.

Tificialmente: diseño y evidencias. Psicología Clínica: Ciencia y

Practica el verano, 12, 194 –197.

Wampold, BE (2010). La evidencia de investigación para el factor común.

Modelos: una perspectiva históricamente situada. En BL Duncan, SD

Miller, BE Wampold & MA Hubble (Eds.), El corazón y el deber de

cambio: entregar lo que funciona en terapia (2ª ed., págs. 49–82). Lavar-

ington, DC: Asociación Americana de Psicología. Doi: 10.1037 / 12075-

002

Wampold, BE, & Bolt, DM (2006). Efectos del terapeuta: maneras inteligentes de

Hazlos (y todo lo demás) desaparecer. Investigación en Psicoterapia,


16, 184–187. doi: 10.1080 / 10503300500265181

Wampold, BE, y Brown, GS (2005). Estimando la variabilidad en el exterior

Se atribuye a los terapeutas: un estudio naturalista de los resultados en

atención administrada. Revista de Consultoría y Psicología Clínica, 73,

914-923. doi: 10.1037 / 0022-006X.73.5.914

Wampold, BE, Mondin, GW, Moody, M., y Ahn, H.-n. (1997). los

La tierra plana como metáfora de la evidencia de la eficacia uniforme de Bona.

Psicoterapias fide: Respuesta a Crits-Christoph (1997), y Howard et al.

(1997). Boletín psicológico, 122, 226-230. Doi: 10.1037 / 0033-2909

.122.3.226

Wampold, BE, Mondin, GW, Moody, M., Stich, F., Benson, K., y

Ahn, H.-n. (1997). Un metaanálisis de los estudios de resultados comparando bona

psicoterapias fide: Empíricamente, “todos deben tener premios.” Psychological

Boletín, 122, 203–215. doi: 10.1037 / 0033-2909.122.3.203

Wilson, GT (1995). Tratamientos empíricamente validados como base para

La práctica clínica: problemas y perspectivas. En SC Hayes, VM Follette,

RM Dawes, y KE Grady (Eds.), Normas científicas de psicología

Práctica ética: problemas y recomendaciones (pp. 163–196). Reno, NV:

Prensa de contexto.

Zuriff, GE (1985). El conductismo: una reconstrucción conceptual . Nuevo

York: Columbia University Press.

Recibido el 16 de octubre de 2012

Aceptado el 17 de octubre de 2012


97

El resultado de la psicoterapia