Anda di halaman 1dari 5

Lactancia Materna

Ventajas de Lactancia Materna:


La lactancia materna tiene ventajas tanto para el bebé como para la madre. La leche
materna contiene todos los nutrientes que necesita el bebé para poder desarrollarse
adecuadamente. Además, dar el pecho ayuda a la madre a recuperar su forma física
anterior al embarazo.

Ventajas de la leche materna para el bebé:


La leche de la madre contiene todos los ingredientes principales (azúcares, lactosa,
proteínas y grasas) en las cantidades necesarias para permitir un crecimiento
óptimo de los bebés.
Los bebés necesitan mayor cantidad de calorías durante el primer año, ya que su
crecimiento es muy intenso: suelen crecer unos 25 cm. Además, sus cerebros se
desarrollan activamente y para ello necesitan algunos componentes de la grasa de la
leche materna, entre ellos el colesterol.
Las proteínas que proporciona la leche son necesarias para la formación de nuevas
células en todos los tejidos del cuerpo. Los hidratos de carbono o azúcares tienen
como función aportar energía y facilitar la absorción del calcio.
La leche materna tiene además sustancias defensivas que protegen al niño y le
ayudan a combatir las infecciones de oídos, alergias, vómitos, diarrea y otras
enfermedades típicas de este periodo. También contiene enzimas que ayudan en el
proceso digestivo.
A todo ello se suman otras ventajas: el coste es menor que el de la leche artificial ,
no necesita preparación y se puede ofrecer a los bebés al instante.
La leche de la madre satisface las necesidades alimenticias del bebé hasta los cinco o
seis meses cumplidos. A partir de dicha fecha puede ser necesario aportar otros
nutrientes.

Ademas favorece para tener un mejor desarrollo intelectual y se ha realciomnado con una
menor probabilidad de tener transtornos del comportamiento .

Los lactantes a pecho ademas tienen menor riesgo de sufrir el sindrome de muerte subita
de lactante y al favorecer el desarrollo de la musculatura de la boca presentan menos
alteraciones en la pronunciacion del lenguaje

Ventajas de dar el pecho para la madre:


Dar el pecho también beneficia a la madre, ya que le ayuda a recuperar el aspecto
físico que poseía antes del embarazo: consume alrededor de 500 calorías al día, lo
que facilita la pérdida de peso. Dando el pecho se suele perder la grasa acumulada en
la zona de cintura y caderas, excepto si se come en exceso.
Además, la succión estimula las contracciones uterinas y permite que el útero
recupere antes su tamaño normal. El amamantamiento puede ser un protector contra
el cáncer de mama.
Menor riesgo de anemia por que la puesta en marcha de la produccion hormonal
favorece la involucion del uterio y reduce las hemorragias .
A largo plazo tienen menor riesgo de tener cancer de utero y mama
También tiene ventajas psicológicas y emocionales, ya que tranquiliza al bebé,
fortalece los sentimientos de la madre hacia el recién nacido y le da seguridad en el
cuidado de su hijo.
Tampoco hay que olvidar que la leche materna siempre está disponible, a la
temperatura adecuada y es gratuita. Por tanto, a las ventajas descritas se le añaden la
comodidad de estar siempre “preparada” y la economía que supone a la familia. Sin
olvidar que también resulta idónea para toda la sociedad y el medio ambiente al no
producir materiales de desecho.

Beneficios de la lactancia materna


 Es más fácil de digerir.

 Estimula el crecimiento y la motilidad gastrointestinal.

 Debido a que continúan la actividad antimicrobiana, contiene propiedades


inmunológicas que protegen a los bebés de infecciones y alergias.

 Los bebés que beben leche materna tienen menos probabilidades de padecer leucemia
y linfomas.

 La lactancia mejora ligeramente el desarrollo cognitivo en la infancia y la adolescencia.

 Varios estudios han indicado que los bebés criados con leche materna tienen una
mejor función visual en comparación con los bebés alimentados con fórmula.

 Estimula los músculos faciales.

condiciones contraindicadas para la lactancia materna


 Madres con lesión de herpes en la mama

 Madres con varicela cinco días antes hasta dos días después del parto

 Madres con tuberculosis activa

 Madres Infectadas con el virus de la Influenza H1N1

 Madres infectadas con el virus del citomegalovirus

 Madres que toman de sustancias o drogas ilícitas o en programas de mantenimiento de


metadona

 El bebé que nazca con una condición llamada galactosemia, fenilcetonuria u otros
errores congénitos del metabolismo.
Tecnicas De Lactancia Materna
Una buena técnica de lactancia permite mantener la producción de leche y evita la aparición de
grietas y dolor.

Agarre al pecho
Los signos que nos indicarán un buen agarre son: el mentón del bebé toca el pecho, la boca
está bien abierta y abarca gran parte de la areola, los labios están hacia fuera (evertidos) y las
mejillas están redondas (no hundidas) cuando succiona. Si el bebé se coge bien al pecho la
lactancia no duele.

Posicion sentada o posicion de cuna


Se coloca al bebé con el tronco enfrentado y pegado a la madre. La madre lo sujeta con la
mano en su espalda, apoyando la cabeza en el antebrazo, pero no muy cerca del codo para que
el cuello no se flexione, lo que dificultaría el agarre. Con la otra mano dirige el pecho hacia la
boca del bebé y en el momento en que éste la abre, lo acerca con suavidad al pecho.

Posición acostada
La madre se sitúa acostada de lado, con el bebé también de lado, con su cuerpo enfrentado y
pegado al cuerpo de la madre. Cuando el bebé abra la boca, la madre puede acercarlo al pecho
empujándole por la espalda, con suavidad, para facilitar el agarre. Es una posición muy cómoda
para las tomas nocturnas y los primeros días de lactancia.

Posición crianza biológica


La madre se coloca recostada (entre 15 y 65º) boca arriba y el bebé boca abajo, en contacto
piel con piel con el cuerpo de la madre. Esta postura permite al bebé desarrollar los reflejos de
gateo y búsqueda. La madre le ayuda a llegar al pecho ofreciendo límites con sus brazos. Esta
posición es especialmente adecuada durante los primeros días y cuando exista algún problema
de agarre (dolor, grietas, rechazo del pecho…).

Posición en balón de rugby (o posición invertida)


Se sitúa al bebé por debajo de la axila de la madre con las piernas hacia atrás y la cabeza a
nivel del pecho, con el pezón a la altura de la nariz. Es importante dar sujeción al cuello y a los
hombros del bebé pero no a la cabeza, que necesita estar con el cuello un poco estirado para
atrás (deflexionado), para facilitar el agarre. Es una posición adecuada para amamantar a
gemelos y a prematuros.

Posición de caballito
El bebé se sitúa sentado sobre una de las piernas de la madre, con el abdomen pegado y
apoyado sobre el materno. Esta postura es útil en casos de grietas, reflujo gastroesofágico
importante, labio leporino o fisura palatina, prematuros, mandíbula pequeña (retromicrognatia)
o problemas de hipotonía. En estos casos puede ser necesario sujetar el pecho por debajo, a la
vez que se sujeta la barbilla del bebé.