Anda di halaman 1dari 33

Universidad Nacional Evangélica

(UNEV)

Asignatura:
Legislación y Técnica Bancaria

Sustentante:
Luckinzie Paniague Mat.2016-3300222

Facilitador:
Lic. Manuel Rodriguez

Aula
103

Santo Domingo, R.D.


25 de Abril 2019
INTRODUCCION
El presente trabajo tiene gran importancia, puesto que los temas relativos a la legislación
monetaria y financiera son de suma relevancia en el ámbito social, económico y jurídico
de la nación. En cuanto a los bancos como instituciones tanto pública como privada,
estas se encargan de asegurar un movimiento económico que en las últimas décadas ha
venido evolucionando, adecuándose a los tiempos modernos.

Es importante citar que para un mayor y mejor servicio de los bancos, el Estado los
controla y orienta, ya que desde los intereses de los particulares las personas necesitan
de la ayuda de un banco, tanto para efectuar sus pagos como para obtener los
funcionamientos, es decir, que es inconcebible una actividad económica y comercial sin
una contabilidad, organizada, sin la presencia de un Banco.

Como veremos dentro de los temas según la ley 183-02 las operaciones bancarias son
llamadas; operaciones y servicios de los bancos múltiples, las cuales van desde recibir
depósitos a la vista en moneda nacional y depósitos de ahorros y a plazos en moneda
nacional y extrajera, y emitir títulos - valores, recibir préstamos de instituciones
financieras, emitir letras, órdenes de pago, giro contra sus propias oficinas
corresponsales, y efectuar cobranzas, pago y transferencia de fondos, conceder
préstamos en moneda nacional y extranjera, con o sin garantías reales y conceder líneas
de créditos, descontar letras de cambio, libranzas, pagares y otros documentos
comerciales que representen medios de pago, adquirir, ceder o transferir efectos de
comercio hasta títulos – valores y otros instrumentos representativos de obligaciones.

Dentro de los temas importantes se expondrá acerca de las operaciones bancarias y


normales son la celebración de contratos de retroventa sobre los mismos, conforme lo
determine reglamentariamente la Junta Monetaria, emitir tarjetas de crédito, débito y
cargos conforme a las disposiciones legales que rigen en la materia, aceptar, emitir,
negociar obligaciones pecuniarias, otorgar avales y fianzas en garantía del cumplimiento
de obligaciones determinadas de sus clientes.
LEGISLACIÓN Y TÉCNICA BANCARIA

Hacer Un Resumen De Los Primero 3 Capítulos De La Ley Monetaria Y Financiera

MARCO REGULATORIO E INSTITUCIONAL

SECCIÓN I

PRINCIPIOS DE LA REGULACIÓN DEL SISTEMA MONETARIO Y FINANCIERO

Artículo 1. Objeto de la Ley y Régimen Jurídico del Sistema Monetario y Financiero.

a) Objeto de la Ley. La presente Ley tiene por objeto establecer el régimen regulatorio
del sistema monetario y financiero de la República Dominicana.

b) Alcance de la Regulación. La regulación del sistema monetario y financiero en todo


el territorio de la República Dominicana se lleva a cabo exclusivamente por la
Administración Monetaria y Financiera. La regulación del sistema comprende la fijación
de políticas, reglamentación, ejecución, supervisión y aplicación de sanciones, en los
términos establecidos en esta Ley y en los Reglamentos dictados para su desarrollo.

c) Régimen Jurídico. La regulación del sistema monetario y financiero se regirá


exclusivamente por la Constitución de la República y esta Ley. Los Reglamentos que
para su desarrollo dicte la Junta Monetaria, y los Instructivos, que subordinados
jerárquicamente a los Reglamentos que dicte la Junta Monetaria, dicten el Banco Central
y la Superintendencia de Bancos en el área de sus respectivas competencias. Serán de
aplicación supletoria en los asuntos no previstos específicamente en las anteriores
normas, las disposiciones generales del Derecho Administrativo y en su defecto las del
Derecho Común.

SECCIÓN II ORGANIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN MONETARIA Y FINANCIERA

Artículo 5. Estructura.

a) Organización. La Administración Monetaria y Financiera está compuesta por la Junta


Monetaria, el Banco Central y la Superintendencia de Bancos, siendo la Junta Monetaria
el órgano superior de ambas entidades. La Administración Monetaria y Financiera goza
de autonomía funcional, organizativa y presupuestaria para el cumplimiento de las
funciones que esta Ley le encomienda.

b) Relaciones. Las relaciones entre el Banco Central y la Superintendencia de Bancos


se regirán por los principios de economía, cooperación, coordinación de funciones y
competencias. La Junta Monetaria velará por el cumplimiento de esta disposición.

c) Ejercicio de Competencias. Las atribuciones que esta Ley encomienda a la


Administración Monetaria y Financiera son irrenunciables y sólo podrán ser ejercidas por
la misma de conformidad con lo dispuesto en esta Ley. La Administración Monetaria y
Financiera sólo tendrá capacidad para realizar aquello que esta Ley le encomienda.

d) Obligación de Información. Las personas físicas y jurídicas ya sean públicas o


privadas, estarán obligadas a facilitar a la Administración Monetaria y Financiera la
información que ésta precise para el cumplimiento de sus funciones en la forma que
determina esta Ley y que reglamentariamente se establezca. La falta de suministro de
información podrá ser hecha pública por la Administración Monetaria y Financiera en un
diario de circulación nacional y comunicada al Congreso Nacional, independientemente
de las sanciones a que estén sujetas las personas conforme las disposiciones de la
presente Ley

SECCIÓN III DE LA JUNTA MONETARIA

Artículo 9. Atribuciones. Corresponde a la Junta Monetaria:

a) Determinar las políticas monetaria, cambiaria y financiera de la Nación conforme a lo


dispuesto en esta Ley y de acuerdo con los objetivos regulatorios del Artículo 2 de la
presente Ley.

b) Aprobar el Programa Monetario de conformidad con el objetivo establecido en el


Artículo 2 de esta Ley, así como el conocimiento y fiscalización regular de su grado de
ejecución.

c) Dictar los Reglamentos Monetarios y Financieros para el desarrollo de la presente Ley.

d) Aprobar los Reglamentos Internos del Banco Central y de la Superintendencia de


Bancos, así como la estructura orgánica de dichas entidades a propuesta de las mismas.
e) Aprobar los presupuestos del Banco Central y de la Superintendencia de Bancos.

f) Otorgar y revocar la autorización para funcionar como entidad de intermediación


financiera, así como autorizar las fusiones, absorciones, escisiones y figuras análogas
entre entidades de intermediación financiera a propuesta de la Superintendencia de
Bancos.

g) Otorgar y revocar la autorización para funcionar como entidad de intermediación


cambiaria, así como autorizar las fusiones, absorciones, escisiones y figuras análogas
entre entidades de intermediación cambiaria a propuesta de la Superintendencia de
Bancos.

h) Conocer y fallar los recursos jerárquicos interpuestos contra los actos dictados por el
Banco Central y la Superintendencia de Bancos en las materias de sus respectivas
competencias.

i) Aprobar y remitir al Poder Ejecutivo las propuestas de modificación de la legislación


monetaria y financiera de acuerdo con lo dispuesto en la Constitución de la República,
así como informarle acerca de las iniciativas legislativas o de cualquier otra índole que
afecten al sistema monetario y financiero.

j) Designar, suspender o remover a los funcionarios del Banco Central y la


Superintendencia de Bancos a propuesta del Gobernador y del Superintendente de
Bancos, según corresponda.

k) Designar al Contralor del Banco Central y al de la Superintendencia de Bancos.

l) Desempeñar las otras funciones que la presente Ley encomiende a la Administración


Monetaria y Financiera y que no hayan sido atribuidas expresamente al Banco Central y
a la Superintendencia de Bancos. Las funciones a las que hace referencia este literal
podrán ser delegadas por la Junta Monetaria en el Banco Central o en la
Superintendencia de Bancos

De la Junta Montaría Haga un resumen de las funciones de cada institución que la


compone

Artículo 10. Composición de la Junta Monetaria.


La Junta Monetaria está integrada por tres (3) miembros ex oficio y seis (6) miembros
designados por tiempo determinado.

Son miembros ex oficio: el Gobernador del Banco Central, quien la presidirá, el


Secretario de Estado de Finanzas y el Superintendente de Bancos.

Al Presidente de la Junta Monetaria le corresponderá la representación oficial y exclusiva


de la Junta Monetaria, sin que pueda delegarla en ningún miembro de la misma.

Cómo está compuesta la Junta Monetaria?

La Junta Monetaria esta integrada por tres miembros ex–oficio y seis miembros
designados por el Poder Ejecutivo por un período de dos años, pudiendo ser
renovable.
Son miembros ex–oficio:

o El Gobernador del Banco Central, quien la preside.


o El Ministro de Hacienda.
o El Superintendente de Banco.

Hacer un resumen contraloría general de la Republica Dominicana y sus


funciones
La Contraloría General de la República

1.1. Antecedentes Históricos.

El Sistema Nacional de Control de la República Dominicana descansa en la actualidad


en dos pilares fundamentales: Control Externo y Control Interno, teniendo el primero
como organismo ejecutor a la Cámara de Cuentas y, el segundo, a la Contraloría General
de la República.

Esa primera institución tiene su fundamento legal en la Ley 10-04 mientras que la
Contraloría General de la República lo hace a través de la Ley 10-07, no obstante, las
ejecuciones de control del Estado aparecen en la primera Constitución de la República,
proclamada en San Cristóbal, el 6 de noviembre del 1844. Este ejercicio de control se
realizaba a través de un organismo denominado Consejo Administrativo.
El artículo 182 de la referida Constitución dominicana, indica que "la ley organizará un
Consejo Administrativo compuesto por funcionarios públicos para verificar anualmente
las cuentas generales y hacer un informe de ellas al Congreso, con las observaciones
que juzgue oportunas, cuyo encargo será puramente gratuito". Mediante la Ley No. 42
promulgada el 12 de junio de 1845, se crea la "Contaduría General" como una
dependencia de la Secretaría de Estado de Hacienda y Comercio, cuyas funciones, al
tenor del numeral 1 del artículo 2 de la mencionada ley, eran las siguientes: "Examinar,
verificar, arreglar y centralizar todas las cuentas de la Tesorería General ".
Posteriormente, la Ley 75 del 7 de mayo de 1846 deroga la Ley No.42 y amplía las
funciones del Administrador e Inspector General y del Consejo Administrativo, que a la
sazón estaba integrado por empleados públicos dirigidos por el Presidente de la
República. Es durante la aplicación de esta iniciativa, que se produjeron inexactitudes
sobre las funciones de los diferentes servidorespúblicos, lo que originó la promulgación
de una nueva legislación que se detalla en el próximo párrafo.

La Ley 114 del 2 de julio de 1847, modifica y amplía las atribuciones del Contador
General, que como administrador e inspector general le atribuía la mencionada Ley
No.42, a los fines de solucionar los inconvenientes que se producían en la aplicación de
la Ley 75.

La Resolución No. 9 de fecha 10 de abril del 1897, crea el Departamento Examinador de


Cuentas, cuya misión principal era inspeccionar y desglosar las cuentas del Estado por
parte de los oficiales de la Oficina de Asuntos Insulares (Bureau of Insular Affairs), bajo
la dirección del Departamento de Guerrade los Estados Unidos de América. Mientras, la
Orden Ejecutiva No. 563 de fecha 20 de noviembre de 1920, que contenía la Ley de
Hacienda y que modifica la Ley 114, es la primera que contempla una diferencia entre
Tesorero y Auditor , y reparte las funciones del Contador General entre los ya citados
cargos. Por el seguimiento cronológico e histórico se ha podido establecer que las
funciones de control siempre se ejercieron aunque bajo diversas denominaciones.

Durante la presidencia de Horacio Vásquez, se promulga el 3 de mayo de 1929, la Ley


No.1114 de Contabilidad General que da origen a la "Oficina de Contabilidad General",
independiente de los departamentos administrativos bajo el control y dirección de un
Contralor General de la República Dominicana. Es importante hacer notar, que es a partir
de esta ley que la Contraloría adquiere independencia con respecto a su objeto de oficina
de control financiero y fiscalización de las operaciones de ingresos y egresos del Estado.

En ese orden, el 9 de agosto del 1954 y mediante Ley 3894, se crea la "Contraloría y
Auditoria General de la República". A la que luego se le modificaría el artículo 1, a través
de la Ley No.54 del 1970, sustituyendo la denominación de "Contraloría y Auditoria
General de la República por "CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA". Desde
este entonces queda establecida la dependencia directa de esta Institución del Poder
Ejecutivo en el organigrama del Estado dominicano:

"Art.1 (Modificado por la Ley No.54 del 13 de noviembre de 1970, G. O. No.9205). La


Contraloría General de la República (bajo la dependencia directa del Poder Ejecutivo en
virtud a lo dispuesto por el Art. 1 de la Ley No. 54, precitada), y la que estará bajo la
dirección de un funcionario que se denominará Contralor General de la República ;
también habrá un Sub-Contralor General; tendrá a su cargo la contabilidad general del
Estado, fiscalizar el debido ingreso e inversión de los fondos de los diversos
departamentos de la Administración Pública, autónomos o no, del Estado y de los
municipios; verificar el examen de las que deban rendir las personas o entidades que
reciban o manejen fondos o bienes de tales entidades u organismos, así como la
inspección contable de las oficinas correspondientes a los mismos".

El 27 de julio de 2001, como resultado de modificaciones que se habían realizado en el


sector financiero nacional, se crea mediante la Ley No. 126-01 la Dirección General de
Contabilidad Gubernamental; esta ley asume parte de las funciones que la Ley 3894 le
asignaba a la Contraloría General de la República, y que venía ejecutando al amparo de
otras legislaciones.

Con la nueva Ley 10-04 del 20 de enero del 2004 a la Cámara de Cuentas se le otorga
la potestad de realizar el control externo, sobre las entidades generadoras y ejecutoras
del presupuesto nacional, función que también realizaba la Contraloría General de la
República desde sus inicios, lo que provocaba una duplicidad de funciones. En tanto, la
Ley 10-07, del 4 de enero de 2007, designa a la Contraloría General de la República
como Órgano Rector del Control Interno del Estado. Cabe resaltar que el modelo del
Sistema Nacional de Control establecido en República Dominicana es único debido a
que en los demás países existe una sola entidad de control, esto es, o una Contraloría
General o un Tribunal de Cuentas, o Cámara de Cuentas.

Ahora que se dispone de una nueva herramienta legal y siguiendo los pasos indicado
por su reglamento, se ha desarrollado un proceso tendente a socializarla con todos los
miembros de la Contraloría, y concomitantemente con los que integran los distintos
organismos generadores y ejecutores del Presupuesto Nacional, a los fines de aplicar
con propiedad los mandatos de las presentes normativas. Partiendo de la dinámica de
las sociedades a la que no escapan las instituciones y sus normas, la movilidad evolutiva
de estas es eterna, por lo que en cada momento si así lo determinan las circunstancias,
esta ley deberá ser modificada para que pueda responder a las exigencias de la época.

1.2. Visión y Misión de la Contraloría General de la República.

 Visión Regular el control interno en las entidades del Estado, a los fines de fomentar
un ambiente de transparencia en el ejercicio de las funciones públicas, generando
confianza y seguridad en la ciudadanía, por el adecuado manejo de los recursos.

 MisiónFiscalizar y evaluar el debido recaudo, uso e inversión de los fondos estatales,


lo que tendrá como resultado una transparente rendición de cuentas de los servidores
públicos, contribuyendo de este modo al logro de los objetivos institucionales
gubernamentales y al bienestar de la sociedad dominicana.

1.3. Funciones de la Contraloría General de la República.

La Contraloría General de la República tiene a su cargo fiscalizar el debido ingreso e


inversión de los fondos de los diversos departamentos de laadministración pública,
autónomos o no, del Estado y de los municipios; verificar el examen de las cuentas que
deban rendir las personas o entidades que reciban o manejen fondos o bienes de tales
entidades u organismos, así como la inspección contable de las oficinas
correspondientes.

y de la cámara de cuentas y sus funciones, mencionando a quien audita y fiscaliza otra

Mencionar 10 instituciones de una y 10 de otra


LA CAMARA DE CUENTAS
Es un órgano constitucional de control externo de los recursos públicos, de los procesos
administrativos y del patrimonio del Estado; tenemos personalidad jurídica instrumental,
carácter técnico y autonomía administrativa, operativa y presupuestaria, correspondiente
al examen de las cuentas generales y particulares de la República, mediante auditorías,
estudios e investigaciones especiales.

Como Órgano Superior del Sistema Nacional de Control y Auditoría, rector externo,
estamos facultados para emitir normas de carácter obligatorio, promover y efectuar la
coordinación interinstitucional de los organismos y unidades responsables del control y
auditoría de los recursos públicos y formular un plan tendente al logro de esos fines.

Como tal, nos corresponde el examen profesional, objetivo, independiente, sistemático y


selectivo de las evidencias detectadas con posterioridad a la actuación o gestión de los
administradores públicos, de las personas físicas y jurídicas, públicas o privadas sujetas
a la Constitución y la Ley.

Realizamos el control externo a través de auditorías gubernamentales, facultad exclusiva


de la Cámara de Cuentas, lo que incluye el examen y evaluación de las evidencias que
respaldan las operaciones, registros, informes, estados financieros y presupuestarios
elaborados por la Dirección de Contabilidad Gubernamental y de todas las entidades y
organismos sujetos a la Ley.

FUNCIONES Y ATRIBUCIONES

Funciones
 La Cámara de Cuentas de la República Dominicana, en su calidad de órgano
instituido por la Constitución con carácter principalmente técnico, goza de
autonomía administrativa, operativa y presupuestaria, y, en tal virtud tiene
personalidad jurídica instrumental, correspondiéndole el examen de las cuentas
generales y particulares de la República, mediante auditorías, estudios e
investigaciones especiales para informar a quienes sea de rigor, conforme a las
normas constitucionales y la presente ley.
 La Cámara de Cuentas tendrá jurisdicción nacional; su sede principal estará
ubicada en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, y tendrá oficinas o
delegaciones en los lugares que considere adecuados.

Atribuciones
 Además de las atribuciones que le confiere la Constitución de la República, la
Cámara de Cuentas, según el artículo 10 de la ley 10-04, tiene las siguientes:
 Practicar auditoría externa financiera, de gestión, estudios e investigaciones
especiales a los organismos, entidades, personas físicas y jurídicas, públicas o
privadas, sujetos a esta ley;
 Solicitar a quien corresponda, toda la información necesaria para cumplir con sus
funciones;
 Tener acceso irrestricto a las evidencias documentales, físicas, electrónicas o de
cualquier otra naturaleza, necesarias para el cumplimiento de sus atribuciones de
auditoría, estudios e investigaciones especiales de la gestión pública y de las
personas físicas o jurídicas de carácter privado, sujetas al ámbito de esta ley;
 Formular disposiciones y recomendaciones de cumplimiento obligatorio por parte
de los servidores públicos, que son legal o reglamentariamente responsables de
su aplicación;
 Identificar y señalar en los informes, los hechos relativos a la violación de normas
establecidas que originan responsabilidad administrativa, civil o indicios de
responsabilidad penal;
 Emitir resoluciones, con fuerza ejecutoria, en el ámbito de la responsabilidad
administrativa y civil;
 Requerir a las autoridades nominadoras la aplicación de sanciones a quien o
quienes corresponda, en base a los resultados de sus actividades de control
externo;
 Elevar los casos no atendidos, señalados en el literal anterior, a las máximas
autoridades nacionales, con el objeto de que se apliquen las sanciones
correspondientes a los involucrados en los hechos de que se trate;
 Requerir a la autoridad competente la aplicación de sanciones administrativas a
los servidores públicos que no colaboren con el personal de la Cámara de Cuentas
para el adecuado cumplimiento de sus funciones, o que de alguna manera
obstruyan el buen desenvolvimiento de las mismas;
 Investigar las denuncias o sospechas fundamentadas de hechos ilícitos contra el
patrimonio público, o apoyar, si es el caso, las labores de los organismos
especializados en la materia;
 Emitir normativas en materia de control externo;
 Conocer y opinar de manera vinculante las normativas de control interno;
 Requerir a la Contraloría General de la República y, por su conducto, a las
unidades de auditoría interna, el envío de sus planes de trabajo y los informes de
sus actividades de control, en el plazo máximo de un mes, contado a partir de la
fecha de recepción de la solicitud;
 Solicitar que la Contraloría General de la República, o las unidades de auditoría
interna, si es el caso, verifiquen el cumplimiento de las disposiciones y
recomendaciones emitidas por la Cámara de Cuentas;
 Elaborar y actualizar los reglamentos, manuales, guías y demás instrumentos que
se requieran para su desarrollo organizacional y administrativo;
 Auditar o analizar con oportunidad la ejecución del Presupuesto de Ingresos y Ley
de Gastos Públicos que cada año aprueba el Congreso Nacional;
 Participar por iniciativa propia, o apoyando a otros organismos, en actividades que
prevengan o combatan la corrupción;
 Suscribir convenios de cooperación técnica, con instituciones nacionales e
internacionales, relacionados con sus funciones;
 Evaluar el trabajo de auditoría externa efectuado por firmas o personas naturales
privadas, en las entidades y organismos sujetos a esta ley;
 Proporcionar asesoría técnica a las entidades y organismos sujetos a la aplicación
de esta ley, respecto a la implementación del Sistema Nacional de Control y
Auditoría en las materias que le competen, de acuerdo con esta ley;
 Emitir los reglamentos que sean necesarios para la cabal aplicación de esta ley;
 Todas las demás que tiendan a fortalecer y promover la gestión eficiente, eficaz,
económica y transparente de la administración de los recursos públicos y la
rendición de cuentas.

INSTITUCIONS AUTIDADAS POR LA JUNTA MONETARIA

Monetaria y Financiera

El sistema monetario y financiero de la República Dominicana está regulado


principlamente por la Constitución, la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02 (la “LMF”)
y sus normativas complementarias. En esta entrada analizamos todo lo relativo al
régimen monetario y financiero, incluyendo sus reguladores y participantes.

Los entes reguladores del sistema son: la Junta Monetaria, el Banco Central de la
República Dominicana (www.bancentral.gov.do) y la Superintendencia de Bancos de la
República Dominicana (www.sb.gob.do). Estas instituciones conforman la
Administración Monetaria y Financiera (AMF), la cual tiene la autoridad para fijar
políticas, formular e implementar regulaciones y aplicar sanciones.

Junta Monetaria

La Junta Monetaria es el órgano superior del Banco Central. Le corresponde la


regulación del sistema monetario y financiero de la Nación. La Junta Monetaria, tiene a
su cargo la dirección y adecuada aplicación de las políticas monetarias, cambiarias y
financieras de la Nación y la coordinación de los entes reguladores del sistema y del
mercado financiero. La Junta está presidida por el Gobernador del Banco Central y tiene
entre sus funciones:

• Determinar la política monetaria, cambiaria y financiera de la República Dominicana.


• Aprobar el programa monetario del país.
• Dictar los reglamentos monetarios y financieros.
• Aprobar los reglamentos internos y presupuestos del Banco Central de la República
Dominicana (www.bancentral.gov.do) y de la Superintendencia de Bancos de la
República Dominicana (www.sb.gob.do).
• Otorgar y revocar la autorización para funcionar como entidad de intermediación
financiera o cambiaria, así como autorizar las fusiones, adquisiciones y escisiones.
• Conocer y fallar los recursos jerárquicos interpuestos contra los actos dictados por el
Banco Central de la República Dominicana (www.bancentral.gov.do) y la
Superintendencia de Bancos de la República Dominicana (www.sb.gob.do).

Banco Central de la República Dominicana

El Banco Central de la República Dominicana (www.bancentral.gov.do) es el único


emisor de los billetes y monedas de circulación nacional. La moneda de la República
Dominicana es el Peso Dominicano (DOP). El Banco Central tiene por objeto velar por la
estabilidad de precios.

También tiene por función ejecutar las políticas monetaria, cambiaria y financiera, de
acuerdo con el Programa Monetario aprobado por la Junta Monetaria. Además es
responsable de la supervisión y liquidación final de los sistemas de pago, así como del
mercado interbancario. Corresponde también al Banco Central compilar y elaborar las
estadísticas de balanza de pagos del sector monetario y financiero, y otras que sean
necesarias para el cumplimiento de sus funciones.

Superintendencia de Bancos de la República Dominicana

La Superintendencia de Bancos de la República Dominicana (www.sb.gob.do) es la


institución responsable de la supervisión institucional y preventiva del sector financiero,
de las operaciones de bancos, asociaciones de ahorros y préstamos y otras instituciones
de intermediación financiera que operan en el país.

También le corresponde proponer las autorizaciones o revocaciones de entidades


financieras que deba evaluar la Junta Monetaria.
Recursos contra Actos Regulatorios

Los actos dictados por los entes que conforman la Administración Monetaria y
Financiera, en el ejercicio de sus atribuciones y de conformidad con los reglamentos
establecidos, gozan de presunción de legalidad, salvo prueba en contrario, y son
ejecutorios de manera inmediata. Para la ejecución forzosa de los actos administrativos,
la Administración Monetaria y Financiera cuenta, si es necesario, con el auxilio del
Ministerio Público, el cual no le puede ser denegado en ninguna circunstancia.

Por otra parte, la LMF establece el principio de recurribilidad, el cual está estrechamente
vinculado a la presunción de legalidad, pues permite aportar la prueba en contrario a
dicha presunción.

Los actos de la Administración Monetaria y Financiera son recurribles mediante


los recursos administrativos de reconsideración por ante la entidad que dictó el acto y el
recurso jerárquico ante la Junta Monetaria. También están disponibles los recursos
jurisdiccionales por ante los tribunales superiores administrativos, así como el de
inconstitucionalidad por ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, la interposición de
uno de estos recursos, en principio, no tiene efectos suspensivos sobre la ejecución del
acto recurrido. Sólo puede solicitarse la suspensión cuando dicho acto ponga fin a un
procedimiento sancionador y siempre y cuando la ejecución de dicho acto pudiese
producir un efecto irremediable en caso de que el acto fuese revocado posteriormente
por un organismo judicial.

La Constitución Dominicana de 2010 configuró un nuevo orden para la Jurisdicción


Contenciosa Administrativa. Corresponde a los tribunales superiores administrativos
conocer de los recursos jurisdiccionales interpuestos frente a los actos y resoluciones
dictados dentro de la materia monetaria y financiera de la Nación.

Estos tribunales superiores administrativos recibieron las atribuciones de los tribunales


contenciosos monetarios y financieros que creó la LMF, pero que nunca fueron
integrados.
Transparencia Monetaria y Financiera / Suministro de Información

La ley establece el principio de transparencia en el sistema, por lo cual el Banco Central


de la República Dominicana (www.bancentral.gov.do) debe proporcionar al público una
variedad de información, entre la que se encuentra:

• Balance mensual de sus cuentas.


• Estados financieros auditados anuales.
• Resumen de su programa monetario, que contenga por lo menos las metas y políticas,
dentro de los 30 días siguientes a su aprobación.
• Informe trimestral sobre la economía dominicana junto con un informe sobre la
ejecución del programa monetario.
• Boletín trimestral que incluya las principales estadísticas económicas, monetarias y
financieras de la República Dominicana.

El Banco Central cuenta con su calendario de periodicidad de las publicaciones más


solicitadas
(http://www.bancentral.gov.do/calendario_publicacion.asp?a=MAS_SOLICITADOS).

La Superintendencia de Bancos de la República Dominicana (www.sb.gob.do) está


también obligada a proporcionar al público información similar a la mencionada. Cuenta
con una amplia selección de estadísticas relacionadas con el sector financiero de la
nación (http://www.sb.gob.do/?page_id=2463).

Sistema Monetario, Libre Convertibilidad e Interés Legal

La moneda oficial de la República Dominicana es el Peso Dominicano (DOP). En el país


no existen controles de cambio. Las operaciones de divisas extranjeras se realizan en
condiciones de libre mercado y convertibilidad. Las tasas de interés para transacciones
denominadas en moneda nacional o extranjera son determinadas libremente entre los
agentes del mercado. El Banco Central publica diariamente las tasas activas y pasivas
de las entidades de intermediación financiera. Asimismo, la LMF eliminó las limitaciones
a las tasas de interés. Esta derogación del interés legal ha sido apoyada por la Suprema
Corte de Justicia (SENTENCIA DEL 19 DE ABRIL DEL 2006, No. 84).

Validez de las Obligaciones en Moneda Extranjera

La Constitución establece que “sólo tendrán circulación legal y fuerza liberatoria los
billetes emitidos y las monedas acuñadas por el Banco Central, bajo la garantía ilimitada
del Estado y en las proporciones y condiciones que señale la ley”. Sin embargo, la LMF
complementa esta disposición con la libre convertibilidad de la moneda nacional con
otras divisas, en las condiciones que libremente pacten las partes.

La Ley dice que “los agentes económicos podrán realizar transacciones en divisas
en las condiciones que libremente pacten de acuerdo con las normas generales sobre
contratos.” Por lo tanto, las obligaciones pactadas en moneda extranjera son
completamente válidas en la República Dominicana. También se pueden pactar
cláusulas indexatorias de tasa de cambio (o de tipos de intereses) con componentes fijos
y/o variables.

Agentes de Cambio y Agentes de Remesas y Cambio

Para ser Agente de Cambio o Agente de Remesas y Cambio es necesario constituirse


como sociedad anónima o empresa de responsabilidad limitada (A partir de la
modificación de LMF propuesta) organizada de acuerdo a las leyes dominicanas, con el
objeto social y la actividad habitual exclusiva de efectuar intermediación cambiaria en
condiciones de libre mercado en el territorio nacional, así como también en el exterior
bajo la modalidad de empresa remesadora. Los Agentes de Cambio y los Agentes de
Remesas y Cambio deben contar con la previa autorización de la Junta Monetaria para
actuar como tales.
Entidades de Intermediación Financiera

Las entidades que realicen intermediación financiera pueden ser de naturaleza privada
o pública. A su vez, las entidades privadas pueden ser de carácter accionario, Bancos
Múltiples y Entidades de Crédito, o no accionario, Asociaciones de Ahorro y Préstamos
y Cooperativas de Ahorro y Crédito.

Para actuar como entidad de intermediación financiera debe obtenerse autorización


previa de la Junta Monetaria, la cual sólo puede ser denegada por razones de legalidad
y no de oportunidad. La autorización caduca si al transcurrir 6 meses de haberse
otorgado, la entidad no ha iniciado sus operaciones. También es obligatorio obtener la
correspondiente autorización de la Junta Monetaria, en casos de fusión, absorción,
segregación, escisión, venta de acciones a otras entidades que representen un
porcentaje mayor o igual al 30% del capital pagado, traspasos de la totalidad o parte
sustancial de los activos y pasivos, así como apertura de sucursales y agencias en el
territorio nacional. En cada caso se requiere de la opinión previa de la Superintendencia
de Bancos de la República Dominicana (www.sb.gob.do).

La Junta Monetaria puede establecer limitaciones operativas a las entidades de nueva


creación, en lo referente a apertura de sucursales, gastos máximos de organización,
dividendos y demás aspectos que permitan procurar la prudencia en la expansión inicial
de la entidad. Tales limitaciones no pueden exceder de 5 años desde el otorgamiento de
la autorización, y éstas en ningún caso pueden referirse a las tasas de interés,
comisiones y recargos.

Las entidades de intermediación financiera deben ser de duración ilimitada y no pueden


cesar sus operaciones sin autorización de la Junta Monetaria.

Requisitos de Autorización

Los Bancos Múltiples y Entidades de Créditos deben cumplir los siguientes requisitos:
• Estar constituidos en forma de compañía por acciones, cuyos socios fundadores
demuestren experiencia previa en materia financiera.
• Tener un objeto social exclusivo destinado a la realización de actividades de
intermediación financiera.
• Tener un capital pagado mínimo de 90 millones de pesos oro en el caso de los Bancos
Múltiples, de 18 millones de pesos oro para los Bancos de Ahorro y Crédito y de 5
millones de pesos oro para las Corporaciones de Crédito, ajustados por inflación cada
año, el cual debe estar representado por acciones nominativas, y todas las acciones
deben tener los mismos derechos sociales y económicos.
• Tener un capital pagado suscrito y pagado en numerario y depositado transitoriamente
en el Banco Central de la República Dominicana (www.bancentral.gov.do) para la
ejecución del plan de inversiones inicial.
• Tener un Consejo de Directores compuesto por un mínimo de 5 personas físicas.

La participación de la inversión extranjera en la actividad de intermediación financiera


nacional puede realizarse por medio de adquisición de acciones de bancos múltiples y
entidades de crédito existentes, mediante la constitución de entidades de intermediación
financiera de carácter accionario, bajo la modalidad de filial o mediante el establecimiento
de sucursales de bancos constituidos con arreglo a la legislación de otros países. En
caso de que la participación de inversionistas extranjeros en entidades de intermediación
financiera se materialice mediante la adquisición del 30% del capital pagado de una
entidad de intermediación financiera o bajo la modalidad de filial o mediante el
establecimiento de sucursales de bancos constituidos bajo legislaciones extranjeras se
necesita de la aprobación de la Junta Monetaria.

Las Asociaciones de Ahorros y Préstamos

En República Dominicana las asociaciones de ahorros y préstamos son de naturaleza


mutualista. La Administración Monetaria y Financiera regula y supervisa de manera
exclusiva dichas entidades, las cuales pueden realizar, entre otras, las siguientes
operaciones:

• Recibir depósitos de ahorro y a plazo, en moneda nacional.


• Conceder préstamos, en moneda nacional.
• Emitir títulos valores.
• Realizar contratos de derivados de cualquier modalidad, en moneda nacional.
• Emitir tarjetas de crédito, débito y cargo conforme a las disposiciones legales que rijan
la materia.
• Servir de agente financiero de terceros.

Infracciones y Sanciones

Las infracciones a la ley se clasifican en cuantitativas y en cualitativas. Las primeras


suponen un monto en exceso o faltante con respecto a lo requerido legal o
reglamentariamente. Las últimas representan un incumplimiento a disposiciones legales
y reglamentarias que no envuelven monto alguno.

Las entidades de intermediación financiera y quienes ostentan cargos de administración


o dirección de las mismas, que cometan alguna infracción a la ley, son responsables
administrativamente por sus actuaciones con independencia de la eventual concurrencia
de delitos o faltas de naturaleza penal. Sin embargo, en ningún caso una persona puede
ser sancionada dos veces por la misma causa.

Las personas físicas que poseen participaciones significativas en el capital de las


entidades de intermediación financiera y quienes ostentan cargos de administración o
dirección en las sociedades que participen significativamente en el capital de dichas
entidades, son responsables administrativamente por las infracciones a la ley, siempre y
cuando comprometan su responsabilidad personal.

Si un mismo hecho fuere constitutivo de dos o más infracciones administrativas, se toma


en consideración la más grave. Si las dos infracciones son igualmente graves, se toma
en consideración la que conlleve una sanción de mayor valor pecuniario. A la persona
culpable de dos o más infracciones administrativas se le imponen todas las sanciones
correspondientes a las diversas infracciones.

Competencia

A los fines de evitar concentraciones económicas y sus consecuencias sobre la libre


competencia, la LMF establece como obligatorio obtener autorización previa de la Junta
Monetaria, en los casos de fusión, absorción, conversión de un tipo de entidad a otra. En
cada caso se requiere la opinión previa de la Superintendencia de Bancos de la
República Dominicana (www.sb.gob.do). La ejecución de estas operaciones sin contar
con la autorización previa de la Junta Monetaria es considerada por la ley como una
infracción muy grave, sancionable mediante multas o la revocación de la autorización
para operar como entidad de intermediación financiera.

Impuestos

Las transferencias por concepto de pagos realizadas de una cuenta bancaria a otra en
un mismo banco, los pagos de cheques por parte de entidades de intermediación
financiera y los pagos mediante transferencias electrónicas se encuentran gravados con
un impuesto del 0.0015% sobre el valor de dichos pagos. Se encuentran excluidos del
pago de este gravamen, el retiro de efectivo tanto de cajeros electrónicos como en las
oficinas bancarias, los pagos realizados mediante tarjetas de crédito, los pagos bajo la
seguridad social, las transacciones y pagos realizados por los fondos de pensiones, los
pagos hechos a favor del Estado Dominicano por concepto de impuestos, así como las
transferencias que el Estado deba hacer de estos fondos.

INSTITUCIONES AUDITADAS POR LA CAMARA DE CUENTAS

La Cámara de Cuentas de la República Dominicana (CCRD) realizará más de 190


auditorías Gubernamentales a 139 instituciones durante el 2014, según indica su
Plan Anual de Auditoria.
Las entidades que serán auditadas pertenecen al Gobierno Central, instituciones
públicas descentralizadas, financieras, no financieras, electoral, municipal, judicial, no
gubernamental; así como otras receptoras y administradoras de fondos públicos.

El órgano de control externo informó que a todas las instituciones seleccionadas le


realizarán auditorias financieras y a 52 le fiscalizarán sus obras. Indicó que de las 190
auditorías contempladas en el plan más de 57 se encuentran en proceso de ejecución.
Más de 200 auditores internos y externos de la CCRD verifican los registros financieros,
deuda financiera pública interna y externa del Gobierno, Administración y control de los
fondos recibidos, compras y contrataciones de bienes y servicios, pago de servicios
personales fijos, inversiones financieras y revisión del registro patrimonial de los
funcionarios públicos de los entes auditados.

También analizan los activos no financieros, inventarios de mercancías y suministros en


general, evaluación de la eficiencia administrativa, registros y controles, transferencias
de capital y aplicación, ingresos tributarios y no tributarios, controles de gestión y cuentas
relacionadas, ingresos y gastos extra presupuestarios; así como cuentas por cobrar y
pagar a proveedores.

La Cámara de Cuentas asimismo audita las donaciones recibidas y realizadas por las
instituciones públicas, informaciones sobre resultados de gestión, en función de las
metas y objetivos institucionales; control Interno mediante la evaluación de efectividad
en función del cumplimiento de los objetivos institucionales, entre otros.

Entre las instituciones auditadas o proyectadas en el Plan se encuentran la Corporación


de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Superintendencia de Electricidad, Ministerio
de la Presidencia, Ministerio de Turismo, Banco Central, Oficina Presidencial de
Tecnología de la Información (OPTIC), Comisión Nacional de Energía y Autoridad
Portuaria.
Asimismo los Ministerios de las Fuerzas Armadas, de Interior y Policía, Policía Nacional,
el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, Fuerza Aérea Dominicana, Instituto
Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), Corporación y Acueducto de
Santiago, UASD, Consejo Nacional de Seguridad Social y la Junta de Aviación Civil.

Otras instituciones que serán fiscalizadas este año son la Tesorería Nacional,
Departamento Aeroportuario, Dirección General de Cine, Programa de Medicamentos
Esenciales (Promesecal), el Centro de Exportación e Inversión de la RD, Dirección
General de Bellas Artes, Dirección General de Migración, Instituto Nacional de Recursos
Hidráulicos (INDRHI), Senado de la República, Superintendencia de Bancos, Tribunal
Constitucional, Ministerios de Cultura, Deportes; así como decenas de cabildos y juntas
municipales.
Los Partidos de la Liberación Dominicana, Revolucionario Dominicano, Reformista Social
Cristiano, Cívico Renovador, Alianza País, Dominicanos por el Cambio, Revolucionario
Social Demócrata y otros también están siendo auditados.

Dichas auditorias son y serán realizadas cumpliendo con Ley 10-04 de la Cámara de
Cuentas y el Reglamento 06-04, que faculta a dicha entidad a desarrollar todos los tipos
de auditoria durante el año 2014.
La CCRD informó que el propósito de las mismas es contribuir con el desarrollo armónico,
efectivo y eficiente de nuestras instituciones públicas y que el patrimonio del Estado se
preserve, informando oportunamente sobre su malversación y mal uso de los recursos
públicos y sobre daños reales o potenciales al medio ambiente del país.
Explicó que en el 2014 se audita la ejecución presupuestaria de las instituciones del 2013
u años anteriores, luego de que culmina su año de gestión.

Selección de Instituciones
La Cámara de Cuentas de la República Dominicana informó que para seleccionar las
entidades a fiscalizar toma en cuenta distintos elementos contenidos en la Guía para
Elaborar el Plan Anual de Auditoria.
Entre los aspectos que son tomados en cuenta se encuentran identificar si la institución
puede ser auditada por ley por la CCRD, su importancia en el desarrollo social,
económico y productivo del país; el monto de los presupuestos de las entidades, personal
involucrado en las operaciones, servicios que ofrece, número de transacciones; obras o
proyectos que desarrolla, entre otros.
También el ciclo de auditoria, que resulta de los años que tiene la CCRD de no
practicar auditorias período no podrá ser mayor de 3 años; resultados de informes de
años anteriores, grado de vulnerabilidad de controles internos, porcentaje de imprevistos,
atendiendo a demandas de investigaciones especiales, basadas en denuncias
previamente evaluadas con la aprobación del Pleno de la CCRD, entre otros.

‘Cuantas clases de bancos hay?

Tipos de bancos en función de su actividad

Los bancos también se pueden clasificar en función del tipo de operaciones que
realizan, es decir, atendiendo a su misión y objetivo. Según su cartera y su oferta
comercial podemos clasificar las entidades de la siguiente forma:

o Banco Central o Emisor: En este caso popularmente se le suele llamar "banco de


bancos", porque son las entidades que se encargan de dirigir y supervisar el
funcionamiento del sistema financiero de un país. Se les llama también emisor porque
entre sus tareas se encuentra la de emitir los billetes y monedas que están en circulación
en cada país; también se encargan de fijar la política monetaria y mantener las reservas
de un país. En España, es el Banco de España el que se encarga de supervisar el
sistema financiero español, pero siempre bajo la supervisión y el control del Banco
Central Europeo, que tiene el control de todo el sistema financiero de la Unión Europea.
o Banco Comercial: Se trata del tipo de banco más habitual dentro del panorama actual,
se trata de las entidades que ofrecen todas las operaciones que solicitan los clientes de
un banco, es decir, captar depósitos, prestar dinero, mantener las cuentas corrientes y
financiar operaciones ya sea dentro o fuera del país de origen.
o Banco de Inversión: Son los bancos que se dedican a ofrecer productos de inversión
tanto a particulares como a empresas. Entre sus principales funciones se se encuentran
las de participar en operaciones de fusión y adquisición de empresas, captación de
capital, compra-venta de valores en diferentes mercados y elaborar informes tanto de
gestión de tesorería como de asesoramiento y control de operaciones. Este tipo de banca
recibe depósitos a plazo, emite bonos, concede créditos a medio y largo plazo, otorga
avales, realiza inversiones en valores mobiliarios y actúa como fideicomiso entre otras.
Su actuación ayuda a la consolidación y expansión de las empresas y su capitalización.
o Banca Corporativa: Se trata de entidades que dirigen su negocio a las empresas, este
tipo de bancos ofrece productos específicos a este tipo de clientes para que puedan
desarrollar su actividad. Sus principales productos son las líneas de crédito, el descuento
de pagarés o letras de cambio, la operativa de pagos e ingresos mediante cheques y la
emisión de recibos para el cobro de servicios.
o Banca privada: la banca privada está muy relacionada con los bancos de inversión pero
se centran más en la gestión particular de grandes patrimonios. Ofrecen un trato y un
asesoramiento financiero exclusivo y confidencial a sus clientes. Poseen productos de
inversión propios y ajenos a la entidad para darle al cliente los mejores servicios y ofrecer
las mejores rentabilidades. Para acceder a ella, es necesario cumplir unos requisitos
económicos mínimos que pueden llegar hasta el millón de euros.
o Banco de Consumo o Retail: Se denomina de esta manera a los bancos que se
enfocan sólo a las personas, por ello sus productos se refieren a cuentas
corrientes, tarjetas de crédito y créditos de consumo. Normalmente cuentan con gran
número de sucursales ubicadas principalmente en centros comerciales.
o Cajas de Ahorro: Se trata de entidades sin ánimo de lucro un con un marcado carácter
social, están orientadas a apoyar el ahorro generalmente de pequeños inversores.
Dedican un importante esfuerzo a la obra social.
o Bancos Hipotecarios: Son bancos cuya actividad se centra en la concesión
de préstamos para la compra o reforma de viviendas e inmuebles con garantía
hipotecaria, se trata de un tipo de entidad muy frecuente sobre todo en Estados Unidos.
o Bancos de Tesorería: Su misión es dar soporte a operaciones entre empresas que
requieren una importante aportación de capital. No suelen tener clientes que sean
personas físicas ni tienen oficinas abiertas al público.

Haga un resumen de los primeros 20 artículos de la constitución dominicana


CONSTITUCIÓN TÍTULO I DE LA NACIÓN, DEL ESTADO, DE SU GOBIERNO Y DE
SUS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES CAPÍTULO I DE LA NACIÓN, DE SU
SOBERANÍA Y DE SU GOBIERNO

Artículo 1.- Organización del Estado. El pueblo dominicano constituye una Nación
organizada en Estado libre e independiente, con el nombre de República Dominicana.
Artículo 2.- Soberanía popular. La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de
quien emanan todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o
en forma directa, en los términos que establecen esta Constitución y las leyes.
Artículo 3.- Inviolabilidad de la soberanía y principio de no intervención. La
soberanía de la Nación dominicana, Estado libre e independiente de todo poder
extranjero, es inviolable. Ninguno de los poderes públicos organizados por la presente
Constitución puede realizar o permitir la realización de actos que constituyan una
intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República
Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y
de los atributos que se le reconocen y consagran en esta Constitución. El principio de la
no intervención constituye una norma invariable de la política internacional dominicana.
Artículo 4.- Gobierno de la Nación y separación de poderes. El gobierno de la Nación
es esencialmente civil, republicano, democrático y representativo. Se divide en Poder
Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial. Estos tres poderes son independientes en
el ejercicio de sus respectivas funciones. Sus encargados son responsables y no pueden
delegar sus atribuciones, las cuales son únicamente las determinadas por esta
Constitución y las leyes.
Artículo 5.- Fundamento de la Constitución. La Constitución se fundamenta en el
respeto a la dignidad humana y en la indisoluble unidad de la Nación, patria común de
todos los dominicanos y dominicanas.
Artículo 6.- Supremacía de la Constitución. Todas las personas y los órganos que
ejercen potestades públicas están sujetos a la Constitución, norma suprema y
fundamento del ordenamiento jurídico del Estado. Son nulos de pleno derecho toda ley,
decreto, resolución, reglamento o acto contrarios a esta Constitución.
CAPÍTULO II DEL ESTADO SOCIAL Y DEMOCRÁTICO DE DERECHO
Artículo 7.- Estado Social y Democrático de Derecho. La República Dominicana es
un Estado Social y Democrático de Derecho, organizado en forma de República unitaria,
fundado en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el trabajo, la
soberanía popular y la separación e independencia de los poderes públicos.

Artículo 8.- Función esencial del Estado. Es función esencial del Estado, la protección
efectiva de los derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la obtención de los
medios que le permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva,
dentro de un marco de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden
público, el bienestar general y los derechos de todos y todas.

CAPÍTULO III DEL TERRITORIO NACIONAL SECCIÓN I DE LA CONFORMACIÓN


DEL TERRITORIO NACIONAL
Artículo 9.- Territorio nacional. El territorio de la República Dominicana es inalienable.
Está conformado por:
1) La parte oriental de la isla de Santo Domingo, sus islas adyacentes y el conjunto de
elementos naturales de su geomorfología marina. Sus límites terrestres irreductibles
están fijados por el Tratado Fronterizo de 1929 y su Protocolo de Revisión de 1936. Las
autoridades nacionales velan por el cuidado, protección y mantenimiento de los bornes
que identifican el trazado de la línea de demarcación fronteriza, de conformidad con lo
dispuesto en el tratado fronterizo y en las normas de Derecho Internacional;

2) El mar territorial, el suelo y subsuelo marinos correspondientes. La extensión del mar


territorial, sus líneas de base, zona contigua, zona económica exclusiva y la plataforma
continental serán establecidas y reguladas por la ley orgánica o por acuerdos de
delimitación de fronteras marinas, en los términos más favorables permitidos por el
Derecho del Mar;
3) El espacio aéreo sobre el territorio nacional, el espectro electromagnético y el espacio
donde éste actúa. La ley regulará el uso de estos espacios de conformidad con las
normas del Derecho Internacional.

Párrafo.- Los poderes públicos procurarán, en el marco de los acuerdos internacionales,


la preservación de los derechos e intereses nacionales en el espacio ultraterrestre, con
el objetivo de asegurar y mejorar la comunicación y el acceso de la población a los bienes
y servicios desarrollados en el mismo

SECCIÓN II DEL RÉGIMEN DE SEGURIDAD Y DESARROLLO FRONTERIZO


Artículo 10.- Régimen fronterizo. Se declara de supremo y permanente interés nacional
la seguridad, el desarrollo económico, social y turístico de la Zona Fronteriza, su
integración vial, comunicacional y productiva, así como la difusión de los valores patrios
y culturales del pueblo dominicano. En consecuencia:
1) Los poderes públicos elaborarán, ejecutarán y priorizarán políticas y programas de
inversión pública en obras sociales y de infraestructura para asegurar estos objetivos;

2) El régimen de adquisición y transferencia de la propiedad inmobiliaria en la Zona


Fronteriza estará sometido a requisitos legales específicos que privilegien la propiedad
de los dominicanos y dominicanas y el interés nacional.

Artículo 11.- Tratados fronterizos. El uso sostenible y la protección de los ríos


fronterizos, el uso de la carretera internacional y la preservación de los bornes fronterizos
utilizando puntos geodésicos, se regulan por los principios consagrados en el Protocolo
de Revisión del año 1936 del Tratado de Frontera de 1929 y el Tratado de Paz, Amistad
Perpetua y Arbitraje de 1929 suscrito con la República de Haití.

SECCIÓN III DE LA DIVISIÓN POLÍTICO ADMINISTRATIVA


Artículo 12.- División político administrativa. Para el gobierno y la administración del
Estado, el territorio de la República se divide políticamente en un Distrito Nacional y en
las regiones, provincias y municipios que las leyes determinen. Las regiones estarán
conformadas por las provincias y municipios que establezca la ley.
Artículo 13.- Distrito Nacional. La ciudad de Santo Domingo de Guzmán es el Distrito
Nacional, capital de la República y asiento del gobierno nacional.
CAPÍTULO IV DE LOS RECURSOS NATURALES
Artículo 14.- Recursos naturales. Son patrimonio de la Nación los recursos naturales
no renovables que se encuentren en el territorio y en los espacios marítimos bajo
jurisdicción nacional, los recursos genéticos, la biodiversidad y el espectro radioeléctrico.
Artículo 15.- Recursos hídricos. El agua constituye patrimonio nacional estratégico de
uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida. El
consumo humano del agua tiene prioridad sobre cualquier otro uso. El Estado promoverá
la elaboración e implementación de políticas efectivas para la protección de los recursos
hídricos de la Nación. –
Párrafo.- Las cuencas altas de los ríos y las zonas de biodiversidad endémica, nativa y
migratoria, son objeto de protección especial por parte de los poderes públicos para
garantizar su gestión y preservación como bienes fundamentales de la Nación. Los ríos,
lagos, lagunas, playas y costas nacionales pertenecen al dominio público y son de libre
acceso, observándose siempre el respeto al derecho de propiedad privada. La ley
regulará las condiciones, formas y servidumbres en que los particulares accederán al
disfrute o gestión de dichas áreas.
Artículo 16.- Áreas protegidas. La vida silvestre, las unidades de conservación que
conforman el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y los ecosistemas y especies que
contiene, constituyen bienes patrimoniales de la Nación y son inalienables,
inembargables e imprescriptibles. Los límites de las áreas protegidas sólo pueden ser
reducidos por ley con la aprobación de las dos terceras partes de los votos de los
miembros de las cámaras del Congreso Nacional.
Artículo 17.- Aprovechamiento de los recursos naturales. Los yacimientos mineros y
de hidrocarburos y, en general, los recursos naturales no renovables, sólo pueden ser
explorados y explotados por particulares, bajo criterios ambientales sostenibles, en virtud
de las concesiones, contratos, licencias, permisos o cuotas, en las condiciones que
determine la ley. Los particulares pueden aprovechar los recursos naturales renovables
de manera racional con las condiciones, obligaciones y limitaciones que disponga la ley.
En consecuencia:
1) Se declara de alto interés público la exploración y explotación de hidrocarburos en el
territorio nacional y en las áreas marítimas bajo jurisdicción nacional;

2) Se declara de prioridad nacional y de interés social la reforestación del país, la


conservación de los bosques y la renovación de los recursos forestales;

3) Se declara de prioridad nacional la preservación y aprovechamiento racional de los


recursos vivos y no vivos de las áreas marítimas nacionales, en especial el conjunto de
bancos y emersiones dentro de la política nacional de desarrollo marítimo;

4) Los beneficios percibidos por el Estado por la explotación de los recursos naturales
serán dedicados al desarrollo de la Nación y de las provincias donde se encuentran, en
la proporción y condiciones fijadas por ley.

CAPÍTULO V DE LA POBLACIÓN SECCIÓN I DE LA NACIONALIDAD

Artículo 18.- Nacionalidad. Son dominicanas y dominicanos:-


1) Los hijos e hijas de madre o padre dominicanos;

2) Quienes gocen de la nacionalidad dominicana antes de la entrada en vigencia de esta


Constitución;

3) Las personas nacidas en territorio nacional, con excepción de los hijos e hijas de
extranjeros miembros de legaciones diplomáticas y consulares, de extranjeros que se
hallen en tránsito o residan ilegalmente en territorio dominicano. Se considera persona
en tránsito a toda extranjera o extranjero definido como tal en las leyes dominicanas;

4) Los nacidos en el extranjero, de padre o madre dominicanos, no obstante haber


adquirido, por el lugar de nacimiento, una nacionalidad distinta a la de sus padres. Una
vez alcanzada la edad de dieciocho años, podrán manifestar su voluntad, ante la
autoridad competente, de asumir la doble nacionalidad o renunciar a una de ellas;

5) Quienes contraigan matrimonio con un dominicano o dominicana, siempre que opten


por la nacionalidad de su cónyuge y cumplan con los requisitos establecidos por la ley;

6) Los descendientes directos de dominicanos residentes en el exterior;

7) Las personas naturalizadas, de conformidad con las condiciones y formalidades


requeridas por la ley.

Párrafo.- Los poderes públicos aplicarán políticas especiales para conservar y fortalecer
los vínculos de la Nación dominicana con sus nacionales en el exterior, con la meta
esencial de lograr mayor integración.

Artículo 19.- Naturalización. Las y los extranjeros pueden naturalizarse conforme a la


ley, no pueden optar por la presidencia o vicepresidencia de los poderes del Estado, ni
están obligados a tomar las armas contra su Estado de origen. La ley regulará otras
limitaciones a las personas naturalizadas.

Artículo 20.- Doble nacionalidad. Se reconoce a dominicanas y dominicanos la facultad


de adquirir una nacionalidad extranjera. La adquisición de otra nacionalidad no implica la
pérdida de la dominicana.

¿De donde viene el dinero del estado?

La mayor parte del dinero recaudado por el Estado procede de los impuestos directos y
cotizaciones sociales, concretamente obtiene algo más de 210 millones de euros por
esta vía. Le siguen los impuestos indirectos (47) y las tasas y otros ingresos (14,6).
Conclusión
Al finalizar el presente trabajo de investigación luego de recoger toda la información
requerida para el logo de los objetivos, hemos podido constatar lo importante que resulta
hacer este tipo de estudios, de los cuales hemos llegado a las siguientes conclusiones:

 Jurídicamente en materia bancaria son admisibles los siguientes medios de


pruebas: las copias certificadas por la Superintendencia de Bancos, según la ley
834 artículo 55.
 Los Bancos Comerciales están facultados para hacer copias fotostáticas o
mediante el proceso de micropelículas de cualquier cheque o efectos de comercio
ya pagados.
 En cuanto a la historia del derecho bancario, ya para el siglo VI a.c. se realizaban
operaciones de intercambio y se aplicaban algunas normas de tipo bancario.
 Después de la caída del Imperio Romano, entre los siglos III y VII D.C. son los
Italianos con su espíritu mercantil, los que dan continuidad a las operaciones
bancarias.
 En conclusión según los estudios de numerosos investigadores y la religión de la
cultura de los pueblos pre-alfabetas y los antiguos escritos descubiertos por el
hombre moderno; se puede afirmar que tan pronto el hombre salió de la vida
comunitaria primitiva, dio inicio a los más rudimentarios operaciones bancarias.
BIBLIOGRAFÍA

Ley 92-04 de República Dominicana

Sladin Selin, Roberto B., Historia del Banco de Reservas de la República Dominicana,
Editora del Caribe, C por A, 1982

www.google.com

www.yahoo.com

www.monografías.com