Anda di halaman 1dari 4

RETICULO ENDOPLASMÁTICO LISO

El retículo endoplasmático liso (REL) es un orgánulo celular que consiste en un entramado de


túbulos membranosos interconectados entre sí y que se continúan con las cisternas del retículo
endoplasmático rugoso. A diferencia de éste, no tiene ribosomas asociados a sus membranas (de
ahí el nombre de liso) y, en consecuencia, la mayoría de las proteínas que contiene son sintetizadas
en el retículo endoplasmático rugoso. Es abundante en aquellas células implicadas en
el metabolismo de lípidos, la desintoxificación, y el almacenamiento de calcio.1
Participa en el transporte celular, en la síntesis de lípidos —triglicéridos, fosfolípidos para
la membrana plasmática, esteroides, etc.—, en la desintoxificación —gracias
a enzimas desintoxificantes que metabolizan el alcohol y otras sustancias químicas— en
la glucogenolisis —proceso imprescindible para mantener los niveles de glucosa adecuados
en sangre—, y actúa como reservorio de calcio.
RETICULO ENDOPLASMÁTICO RUGOSO
El Retículo Endoplasmático Rugoso (RER), también llamado retículo endoplasmático
granular, ergastoplasma o retículo endoplásmico rugoso, es un orgánulo que se encarga de la
síntesis y transporte de proteínas de secreción o de membrana. Existen retículos sólo en las células
eucariotas. En las células nerviosas es también conocido como cuerpos de Nissl. El término rugoso
se refiere a la apariencia de este orgánulo en las microfotografías electrónicas, la cual es resultado
de la presencia de múltiples ribosomas en su superficie. El retículo endoplasmático rugoso está
ubicado junto a la envoltura nuclear y se une a la misma de manera que puedan introducirse los
ácidos ribonucleicos mensajeros que contienen la información para la síntesis de proteínas. Está
constituido por una pila de membranas que en su pared exterior presentan adosados.
NUCLEO
En biología, el núcleo celular es un orgánulo membranoso el cual se encuentra normalmente en el
centro de las células eucariotas. Contiene la mayor parte del material genético celular, organizado
en varias moléculas extraordinariamente largas y lineales de ADN, con una gran variedad
de proteínas, como las histonas, lo cual conforma lo que llamamos cromosomas. El conjunto
de genes de esos cromosomas se denomina genoma nuclear. La función del núcleo es mantener la
integridad de esos genes y controlar las actividades celulares regulando la expresión génica.1 Por
ello se dice que el núcleo es el centro de control de la célula.
La principal estructura que constituye el núcleo es la envoltura nuclear, una doble membrana que
rodea completamente al orgánulo y separa ese contenido del citoplasma,2 además de contar
con poros nucleares que permiten el paso a través de las membranas para la correcta regulación de
la expresión genética y el mantenimiento cromosómico.
LISOSOMAS
Los lisosomas son orgánulos relativamente grandes, formados por el aparato de Golgi, que
contienen enzimas hidrolíticas y proteolíticas encargadas de degradar material intracelular de
origen externo (heterofagia) o interno (autofagia) que llegan a ellos. Es decir, se encargan de
la digestión celular. Son estructuras esféricas rodeadas de membrana simple. Son bolsas de
enzimas que si se liberasen, destruirían toda la célula. Esto implica que la membrana lisosómica
debe estar protegida de estas enzimas. El tamaño de un lisosoma varía entre 0,02~0,5 μm. Los
lisosomas fueron descubiertas por el bioquímico belga Christian de Duve en 1974.
En un principio se pensó que los lisosomas serían iguales en todas las células, pero se descubrió
que tanto sus dimensiones como su contenido son muy variables. Se encuentran en todas las células
animales.
RIBOSOMAS
Los ribosomas son complejos macromoleculares de proteínas y ácido ribonucleico (ARN)
1
presentes en todas las células (excepto en los espermatozoides ). Son los centros celulares de
traducción que hacen posible la expresión de los genes. Es decir, se encargan de sintetizar
proteínas a partir de la información contenida en el ADN, que llega transcrita a los ribosomas en
forma de ARN mensajero (ARNm).
Los ribosomas son responsables de la síntesis de proteínas, en un proceso conocido
como traducción. La información necesaria para esa síntesis se encuentra en el ARN
mensajero (ARNm), cuya secuencia de nucleótidos determina la secuencia de aminoácidos de la
proteína. A su vez, la secuencia del ARNm proviene de la transcripción de un gen del ADN.
El ARN de transferencia lleva los aminoácidos a los ribosomas donde se incorporan
al polipéptido en crecimiento.
MITOCONDRIA
Las mitocondrias son orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte de
la energía necesaria para la actividad celular (respiración celular).1 Actúan como centrales
energéticas de la célula y sintetizan ATP a expensas de los carburantes metabólicos
(glucosa, ácidos grasos y aminoácidos). La mitocondria presenta una membrana exterior
permeable a iones, metabolitos y muchos polipéptidos.2 Eso se debe a que contiene proteínas que
forman poros llamados porinas o VDAC (canal aniónico dependiente de voltaje), que permiten el
paso de moléculas de hasta 10 kDa de masa3 y un diámetro aproximado de 2 nm.
El descubrimiento de las mitocondrias fue un hecho colectivo. El gran número de términos que se
refieren a este orgánulo es prueba de ello: Blefaroplasto, condrioconto, condriómitos,
condroblastos, condriosomas, condriosferas, fila, gránulos fucsinofílicos, Korner, Fadenkörper,
mitogel, cuerpos parabasales, vermículas, sarcosomas, cuerpos intersticiales, plasmosomas,
plastocondrios, bioblastos. Cowdry intentó en 1918, en un trabajo luego citado por Lehninger,
sistematizar y unificar todos los términos.
CENTROSOMAS
El citocentro o centrosoma es un orgánulo celular que no está rodeado por una membrana;
consiste en dos centriolos apareados, embebidos en un conjunto de agregados proteicos que los
rodean y que se denomina “material pericentriolar” (PCM en inglés, por pericentriolar material).
Su función primaria consiste en la nucleación y el abordo de los microtúbulos (MTs), por lo que
de forma genérica estas estructuras (conjuntamente con los cuerpos polares del huso en levaduras)
se denominan centros organizadores de MTs (COMTs, en inglés MTOCs por microtubule
organizing center). Alrededor de los centrosomas se dispone radialmente un conjunto de
microtúbulos formando un áster. Los centrosomas tienen un papel fundamental en el
establecimiento de la red de MTs en interfase y del huso mitótico. Durante la interfase del ciclo
celular, los MTs determinan la forma celular, la polaridad y la motilidad, mientras que durante la
mitosis, forman el huso mitótico, necesario para la segregación de los cromosomas entre las dos
células hijas.
Por ello, el único centrosoma que existe durante G1 en interfase (formado por dos centriolos y el
material pericentriolar que los rodea) debe duplicarse (aunque obligatoriamente sólo una vez).
Como consecuencia, durante G2 la célula posee dos centrosomas, cada uno de ellos con dos
centriolos estrechamente unidos. Estos dos centrosomas se separan durante las primeras etapas de
la mitosis y se disponen en los polos opuestos de la célula, facilitando así el ensamblaje de un huso
mitótico bipolar.
VACUOLA
Una vacuola es un orgánulo celular presente en todas las células vegetales. También aparece en
algunas células procariotas y eucariotas. Las vacuolas son compartimentos cerrados o limitados
por la membrana plasmática ya que contienen diferentes fluidos, como agua o enzimas, aunque en
algunos casos puede contener sólidos, por ejemplo azúcares, sales, proteínas y otros nutrientes. La
mayoría de las vacuolas se forman por la fusión de múltiples vesículas membranosas. El orgánulo
no posee una forma definida, su estructura varía según las necesidades de la célula en particular.
La célula vegetal inmadura contiene una gran cantidad de vacuolas pequeñas, que aumentan de
tamaño y se van fusionando en una sola y grande a medida en que la célula va creciendo. En la
célula madura, el 90 % de su volumen puede estar ocupado por una vacuola, con
el citoplasma reducido a una capa muy estrecha junto a la pared celular.
COMPLEJO DE GOLGI
La noción de aparato puede referirse a la agrupación de elementos que, actuando de forma
coordinada y en conjunto, desarrollan una misma función. Existen múltiples aparatos: entre ellos,
el aparato de Golgi.
Se denomina aparato de Golgi al orgánulo que se halla en las células de tipo eucarionte y que se
encarga de completar el proceso de producción de ciertas proteínas. Este aparato se compone de
cerca de ochenta dictiosomas, que son conjuntos de pequeños sacos conocidos como sáculos. Los
dictiosomas, de forma aplanada, se ubican unos sobre otros y están protegidos por una membrana.
El aparato de Golgi, también llamado complejo de Golgi, cuerpo de Golgiy golgisoma, fue
descubierto por Santiago Ramón y Cajal en 1897. Más adelante, Camillo Golgi se encargo de
describir con precisión todo lo vinculado a este orgánulo, que terminó adoptando el nombre del
médico italiano.
MEMBRANA CELULAR
La membrana celular es la pared que poseen las células permitiendo mantenerse independientes
del medio externo.
La membrana celular, también llamada membrana plasmática, alberga una masa protoplasmática
que contiene otros elementos como núcleo u organelos.
En el estudio de la biología celular, la función de la membrana celular es la de proteger y conservar
la integridad de la célula.
Además de su función principal, la membrana plasmática o plasmalema también ayuda a la
permeabilidad selectiva sirviendo de muralla protectora contra moléculas no deseadas y
permitiendo que otras puedan pasar al interior de la célula.
La membrana celular se caracteriza por promover la interacción con los elementos dentro del
citoplasma, desencadenando las respuestas deseadas que definen su individualidad. Gracias a su
estructura, también es el que permite la transferencia de señales al interior y al exterior de la célula.
NUCLEOLO
En biología celular, el nucléolo es una región del núcleo que se considera una estructura supra-
macromolecular, que no posee membrana que lo limite. La función principal del nucléolo es la
transcripción del ARN ribosomal por la polimerasa I, y el posterior procesamiento y ensamblaje
de los pre-componentes que formarán los ribosomas.
La biogénesis del ribosoma es un proceso nucleolar muy dinámico, que involucra: la síntesis y
maduración de ARNr, sus interacciones transitorias con proteínas no-ribosomales y RNP y
también el ensamblaje con proteínas ribosomales.
Además, el nucléolo tiene roles en otras funciones celulares tales como la regulación del ciclo
celular, las respuestas de estrés celular, la actividad de la telomerasa y el envejecimiento.
Estos hechos muestran la naturaleza multifuncional del nucléolo, que se refleja en la complejidad
de su composición de proteína y de ARN, y se refleja también en los cambios dinámicos que su
composición molecular presenta en respuesta a las condiciones celulares variables.5
CITOPLASMA
El citoplasma es la parte del protoplasma en una célula eucariota que se encuentra entre el núcleo
celular y la membrana plasmática. Consiste en una dispersión coloidal muy fina de aspecto
granuloso, el citosol o hialoplasma, y en una diversidad de orgánulos celulares que desempeñan
diferentes funciones.
Su función es albergar los orgánulos celulares y contribuir al movimiento de estos. El citosol es la
sede de muchos de los procesos metabólicos que se dan en las células.
El citoplasma se divide en ocasiones en una región externa gelatinosa, cercana a la membrana, e
implicada en el movimiento celular, que se denomina ectoplasma; y una parte interna más fluida
que recibe el nombre de endoplasma y donde se encuentran la mayoría de los orgánulos.3 El
citoplasma se encuentra en las células procariotas así como en las eucariotas y en él se encuentran
varios nutrientes que lograron atravesar la membrana plasmática, llegando de esta forma a los
orgánulos de la célula.
El citoplasma de las células eucariotas está subdividido por una red de membranas (retículo
endoplasmático liso y retículo endoplasmático rugoso) que sirven como superficie de trabajo para
muchas de sus actividades bioquímicas.
El retículo endoplasmático rugoso está presente en todas las células eucariotas (inexistente en
las procariotas)4 y predomina en aquellas que fabrican grandes cantidades de proteínas para
exportar. Es continuo con la membrana externa de la envoltura nuclear, que también
tiene ribosomas adheridos.