Anda di halaman 1dari 13

Introducción a la ingeniería

1.1 Mesopotamia
Aunque los egipcios destacaron en el arte de construir con piedra, gran parte de la ciencia,
ingeniería, religión y comercio actuales provienen tanto de Irán como de Egipto.
Al inicio de la historia, un pueblo de origen desconocido, los sumerios, construyó
murallas para ciudades y templos y excavó acequias que pueden haber sido los primeros
logros de ingeniería del mundo.

1.1.1 Contexto geográfico


Mesopotamia significa “país entre los ríos, es el nombre dado por los griegos a la región
que se extiende entre los ríos Eufrates y el Tigris”, estos dos ríos nacen en las montañas de
Anatolia y desembocan en el golfo Pérsico.
Se localiza en una zona intermedia entre África, Asia y Europa, y esta característica
propició que en sus tierras se encontraran varios pueblos. La visión que los antiguos reyes
babilonios tenían de su mundo no era del todo ajena a la realidad. Ese todo que llamamos
Mesopotamia constituía un sistema geo cultural en equilibrio relativamente estable. La
región corresponde a lo que hoy en día es la zona no desértica en la que se ubican Irak y
parte de Siria, en el sureste de Asia.

1.1.2 Contexto cultural


Las culturas de Mesopotamia fueron pioneras en muchas de las ramas de conocimiento;
desarrollaron la escritura que se denominó cuneiforme, en principio pictográfica y más
adelante la fonética; en el campo del derecho, crearon los primeros códigos de leyes; en
arquitectura, desarrollaron importantes avances como la bóveda y la cúpula, crearon un
calendario de 12 meses y 360 días e inventaron el sistema de numeración sexagesimal.

Sus restos, aunque quizás todavía hay muchos por descubrir, muestran una cultura que
ejerció una poderosa influencia en otras civilizaciones del momento y por ende en el
desarrollo de la cultura occidental.

1.1.2.1 Ciencias
El cálculo floreció en Mesopotamia mediante un sistema de numeración decimal y sistema
sexagesimal, cuya primera aplicación fue en el comercio. Además de la suma y resta
conocían la multiplicación y la división. A partir del II milenio a. C. desarrollaron una
matemática que permitía resolver ecuaciones hasta de tercer grado. Conocían asimismo un
valor aproximado del número π, de la raíz y la potencia, y eran capaces de calcular
volúmenes y superficies de las principales figuras geométricas.

También se han encontrado tratados de medicina y listados sobre geología, en los que se
trataba de clasificar los diferentes materiales.

1.1.2.2 Literatura
Antes del desarrollo de la literatura, el lenguaje escrito se usaba para llevar las cuentas
administrativas de la comunidad. Con el tiempo, se le empezó a dar otros usos, como
explicar hechos, citas, leyendas o catástrofes.

La literatura sumeria comprende tres grandes temas: mitos, himnos y lamentaciones. Los
mitos se componen de breves historias que tratan de perfilar la personalidad de los dioses
mesopotámicos: Enlil, principal dios y progenitor de las divinidades menores; Inanna, diosa
del amor y de la guerra; o Enki, dios del agua dulce, frecuentemente enfrentado a
Ninhursag, diosa de las montañas. Los himnos son textos de alabanza a los dioses, reyes,
ciudades o templos. Las lamentaciones relatan temas catastróficos como la destrucción de
ciudades o palacios y el resultante abandono de los dioses.

Algunas de estas historias es posible que se apoyasen en hechos históricos como guerras,
inundaciones o la actividad constructora de un rey importante, magnificados y
distorsionados con el tiempo.

Una creación propia de la literatura sumeria fue un tipo de poemas dialogados basados en
la oposición de conceptos contrarios. También los proverbios forman parte importante de
los textos sumerios.

1.1.2.3Religión
La religión era politeísta; en cada ciudad se adoraba a distintos dioses, aunque había
algunos comunes. Entre estos figuran:
Anu: dios del cielo y padre de los dioses.
Enki: dios de la Sabiduría. Tenía la misión de crear al hombre.
Nannar: dios de la Luna.
Utu: dios del Sol (hacia el 5100 a. C. se llamaba Ninurta).
Inanna: diosa del amor y de la guerra; asociada posteriormente a la diosa Venus.
Enlil: dios de la agricultura.
En el siglo XVII a. C., el rey Hammurabi unificó el Estado, hizo de Babilonia la capital
del imperio e impuso como dios principal a Marduk. Este dios fue el encargado de
restablecer el orden celeste, de hacer surgir la tierra del mar y de esculpir el cuerpo del
primer hombre antes de repartir los dominios del universo entre los demás dioses.

Algo que caracterizaba a estos dioses era que estaban asociados a distintas actividades; es
decir, existían dioses de la ganadería, escritura, confección, etc., lo que hizo que hubiera un
panteón muy amplio.

1.1.2.4 Lenguas
El desarrollo temprano de la agricultura en la región pudo haber permitido que numerosos
pequeños grupos humanos se expandieran independientemente por la región, causando que
la diversidad lingüística de esta fuera inicialmente muy grande. Esta situación contrasta con
la que se presenta cuando grupos humanos agrícolas con una tecnología superior penetran
en un territorio menos densamente poblado por poblaciones seminómadas, lo que da lugar a
una diversidad mucho menor, como lo acontecido en Europa con la entrada de los pueblos
indoeuropeos.

En Mesopotamia se reconocen dos grandes familias lingüísticas: la indoeuropea (cuya


presencia se debe a varias olas, por lo que existen lenguas de diferentes ramas) y la semítica
(de la que se testimonian dos ramas). Junto con estas existe un número importante de
lenguas aisladas (sumerio, elamita) o cuasiaisladas(hurrita-uratiano), y un número de
lenguas mal documentadas cuya filiación no puede precisarse adecuadamente (kasita, hatti,
kaskas). Muchas de las lenguas aisladas, cuasi-aisladas y no clasificadas parecen tener
rasgos ergativos, lo cual las acerca tipológicamente a algunas lenguas caucásicas, aunque
esto no es prueba de parentesco, ya que dichos rasgos podrían ser muestra de que en el
pasado habría existido un área lingüística de convergencia.
Temporalmente se ubica en una época en la que los estudiosos sitúan como el fin de la
prehistoria y el inicio de las primeras civilizaciones, asociadas al origen de la escritura, y su
historia se remonta a los albores de la civilización y de la sociedad sedentaria.
Como Egipto o la Grecia clásica, Mesopotamia es una de las grandes civilizaciones del
pasado, aunque sea relativamente menos conocida. Es considerada el lugar en el que se
originó la civilización tal y como la conocemos, y donde se inició la vida en ciudad.
Se localiza en una zona intermedia entre África, Asia y Europa, y esta característica
propició que en sus tierras se encontraran varios pueblos. La visión que los antiguos reyes
babilonios tenían de su mundo no era del todo ajena a la realidad. Ese todo que llamamos
Mesopotamia constituía un sistema geo cultural en equilibrio relativamente estable.

1.1.3 Contexto social


Se podría decir que la estructura social de Mesopotamia era jerárquica, obviamente con el
rey en la cúspide de la pirámide. En tiempos arcaicos, las decisiones eran tomadas por un
consejo de sabios.
En una forma de democracia muy básica, sin embargo, las numerosas guerras entre
ciudades exigían decisiones inmediatas, lo que era muy difícil en un consejo, por lo que con
el tiempo se eligió un monarca permanente.

1.1.3.1 Clasificación jerárquica


La principal división importante en la sociedad mesopotámica era entre los esclavos, que
por lo general eran prisioneros de guerra; y los hombres libres, que tenían varios grupos
sociales:

1.1.3.1.1 Nobles:
El vicario/rey, los funcionarios importantes, los sacerdotes, jefes militares. Integraban un
grupo privilegiado, con grandes extensiones de tierra, y constituían el sector social más
encumbrado.

1.1.3.1.2 Comerciantes:
Llegaron a ocupar un papel destacado en la sociedad, ya que se enriquecieron gracias al
Intercambio. Se encargaban del gran comercio y recorrían vastos territorios.

1.1.3.1.3 Artesanos:
Trabajaban para el templo o para el rey.

1.1.3.1.4 Agricultores:
Formaban el grupo social más numeroso, ya que la economía de Mesopotamia era
agrícola. Al principio sólo trabajaban para el templo. Luego, los reyes fueron otorgando
donaciones y los campesinos pudieron trabajar parcelas propias, surgiendo así la propiedad
privada.
1.1.3.2 Etapas de la Mesopotamia
Desde el 3000 aC., se establece la cultura sumeria, que poseia muchos pueblos, cada uno
regido por un "rey" absoluto, que representaba a la divinidad protectora de cada ciudad, el
que se denominaba "Vicario", al que se le construyeron los primeros grandes templos, por
lo que se podria decir que era una monarquía religiosa. Esto fue evolucionando en las
distintas culturas que habitaban el territorio, variando segun el poder de turno (en el futuro
pasarían a ser directamente reyes y ya no vicarios representantes de una divinidad), pero
guardando basicamente la misma base.

Cabe agregar que las familais eran monogámicas y el matrimonio sólo se podia efectuar
entre hombres y mujeres libres; y lso esclavos podían formar familia entre sus pares, que no
se disolvía con la venta de éstos.

Mesopotamia se dividía en dos grandes imperios, Babilonia al sur y Asiria al norte;


Babilonia se subdividía a su vez en Acadia y Sumeria, ubicadas en las partes altas y partes
bajas, respectivamente.

Su historia se divide en cuatro etapas: la hegemonía de los sumerios, el Imperio


Babilónico, el Imperio Asirio, y el Imperio Neobabilónico.
1.1.3.2.1 El Renacimiento sumerio
Es un período de la historia de Mesopotamia que comprende los años entre la caída del
Imperio acadio y el período de las dinastías amorritas de Isin y Larsa —ambos con
gobiernos de origen semita—, entre los siglos XXII a. C. y XXI a. C. Dentro de esta etapa
se destacan los años de la llamada Tercera Dinastía de Ur o Ur III, por darse en estos una
nueva hegemonía que abarcaría toda Mesopotamia, esta vez con la ciudad de Ur a la
cabeza.

1.1.3.2.2 Imperio babilonio


Babilonia (akkado-babilonio Bābili o Babilim) fue un antiguo imperio localizado en la
región central-sur de Mesopotamia, teniendo su epicentro en la ciudad de Babilonia y que
llegó a extenderse por Acad y Sumeria, arrebatando la hegemonía a las dinastías amorritas
de Isín y Larsa del llamado Renacimiento sumerio. Su historia se divide en dos etapas
principales, separadas entre sí por el período de dominación asiria; el imperio
paleobabilónico o amorrita (1792 a. C.–1595 a. C.) y el imperio neobabilónico o caldeo
(626 a. C.–539 a. C.). El imperio babilónico fue sucedido por el persa tras las conquistas de
Ciro II el Grande.

En Babilonia se hablaba el acadio (lengua semítica) y mantuvo el lenguaje escrito acadio


para uso oficial (el idioma de su población nativa), a pesar de sus fundadores, los amorreos
y sus sucesores los casitas, que no tenían el acadio como idioma nativo. Sin embargo,
conservó la lengua sumeria para un uso religioso, a pesar de que en el momento en que fue
fundada Babilonia, probablemente ya no era una lengua hablada. Las antiguas tradiciones
acadias y sumerias jugaron un papel importante en la cultura babilonia (y asiria), y la región
seguirá siendo un importante centro cultural, incluso en períodos prolongados y largos de
gobiernos externos.

1.1.3.2.3 Imperio asirio


Asiria es una antigua región del norte de Mesopotamia, que toma su nombre de la ciudad
de Aššur —del mismo nombre que Assur, su deidad tutelar—, que data de 2600 a. C..
Fundada a orillas del río Tigris, originalmente era una de una serie de ciudades de habla
acadia en la región. En los siglos XXV y XXIV a. C., los reyes asirios fueron líderes
pastorales. Desde finales del siglo XXIV a. C., los asirios se convirtieron en súbditos de
Sargón de Acad, que unió a todos los pueblos acadios y sumerios de Mesopotamia bajo el
Imperio acadio, que duró desde ca. 2334 hasta 2154 a. C..1 A partir de esa región se formó,
en el II milenio a. C., un poderoso reino que luego se convirtió en un imperio, que por
antonomasia se asocia con Asiria. También fue conocido como Subartu y, tras su declive,
como Athura, Syria (en griego antiguo), Assyria (en latín) y Asuristán. En el momento de
máxima expansión, en los siglos VIII y VII a. C., Asiria controlaba un territorio que hoy
son, en todo o en parte, los países de Siria, Líbano, Turquía, Irak e Irán.

1.1.3.2.4 El Imperio neobabilónico


Fue un período de la historia de Mesopotamia que comenzó en el año 626 a.C. y terminó
en el 539 a.C..1 Durante los tres siglos anteriores, el Imperio babilónico había sido
gobernado por otro pueblo con el que compartía el idioma acadio, sus vecinos del norte, los
asirios. Un año después de la muerte del último gobernante asirio fuerte, Asurbanipal, en el
627 a.C., el imperio asirio entró en una espiral de guerras civiles brutales. Babilonia se
rebeló durante el reinado de Nabopolasar, y en alianza con medos, persas, escitas y
cimerios, saquearon la ciudad de Nínive en el 612 a.C..

Por primera vez desde la muerte de Hammurabi, a mediados del siglo XVIII a.C., la sede
del imperio se trasladó a la ciudad de Babilonia. Este período fue testigo de una mejora
general en la vida económica y la producción agrícola, seguido de un gran florecimiento de
proyectos arquitectónicos, de las artes y de las ciencias.

El período neobabilónico terminó con el reinado de Nabonido, en el 539 año a.C.. En


pleno apogeo de la nación persa, Ciro II el Grande conquistó el imperio, poniendo fin a 80
años de historia.
1.1.4 Contexto económico
La organización económica de Mesopotamia funcionó bajo dos liderazgos, el primero
religioso que se caracterizaba por estar ligado fuertemente a un líder que ejercía su poder
desde el templo y regulaba el mercado con la ayuda de los sacerdotes. El segundo estaba
asociado a la nobleza y se presentó después de que los príncipes tomaran el control y
arrebataran el poder a los templos.

La economía dependía en gran medida de los excedentes de agricultura y estos a su vez


dependían de una gran red de canales de riego que aumentaban la productividad de los
suelos. Los principales productos agrícolas fueron cereales, legumbres, y la vid, que eran
complementados con la cría de caballos, cabras y ovejas.
No producían madera, metales, piedra, ni muchos otros artículos suntuarios, por lo que
debían de importarlos de territorios vecinos, mediante una amplia red de comercio, siendo
el trueque el medio de intercambio por excelencia.

Existían las tierras privadas, pero la gran mayoría eran propiedad del estado. Este era
fuerte y se mantenía gracias al desarrollo de mecanismos de medición que le permitían una
recolección extremadamente eficiente de tributos.
1.1.5 Aportes a la humanidad
Entre sus principales avances culturales podemos mencionar, la definición de la duración
del año, la creación de sistemas de medición, el desarrollo de las matemáticas, la astrología,
la invención de la rueda, la especialización en la irrigación artificial, el trabajo en metales,
principalmente el cobre y el bronce, la vida en ciudades y muchos de los relatos incluidos
en la biblia cristiana. Pero aparte de todas estas contribuciones, según los estudiosos, la
principal invención de los pueblos de Mesopotamia fue la escritura cuneiforme.

La invención de la escritura cuneiforme se produjo en el marco de la rápida expansión del


ambiente urbano, la estratificación social y la especialización tecnológica y el surgimiento
de una nobleza políticamente poderosa, los proyectos de trabajo comunitario y la
distribución de mercancías en gran escala y las redes de intercambio interurbanas e
internacionales (Senner, 1992).

La escritura respondió a la necesidad de controlar los recursos de subsistencia, trabajo y


materiales, que circulaban en las vastas redes de comercio que tenía toda Mesopotamia,
pero su mejoramiento continuo permitió que se hiciera más flexible y evolucionara para ser
utilizada en la transcripción de mensajes, y hasta para materializar pensamientos abstractos,
como narraciones y poemas.

Siendo así y en el contexto del curso de Historia Mundial uno, entendemos la gran
importancia que tienen no solo la aparición de la escritura, si no la relación entre los
acontecimientos que se dieron al final del Neolítico, entendidos como la revolución
neolítica, y que se caracterizaron por la aparición de las primeras grandes civilizaciones en
Asia y en África, es decir, en el inicio de la Edad Antigua o de la Historia (Loma, 2015).
1.1.6 Aportaciones de los mesopotámicos a la ingeniería

-La carreta con ruedas se originó entre los ríos de Tigris y Éufrates en la actualidad ahora
lo que es Irak.
-Se construyeron templos paras los gobernantes más importantes de Mesopotamia.
-Construyeron murallas debido a que era una cultura que estaba expuesta a los ataques y
conquistas de los pueblos vecinos.
-El astrolabio que se utilizaba para medir ángulos, y consistía en un círculo graduado y un
mando de observación. (Buscador de estrellas)
-Sistema numérico de 60 unidades que se utilizaba para la medición del tiempo y de los
ángulos.
-El zigurat que era un tipo de estructura muy original, un templo en con forma de una torre
que se construía para los dioses.
-El código de Hammurabi, este código tenía que ver con la garantía de calidad y
responsabilidad profesionista, el que no cumplía con el código exigía castigos estrictamente
severos.
-Construyeron canales y acueductos para poder suministrar agua a toda la región de
Mesopotamia, uno de esos canales fue el Nahrwan y el acueducto Jerwan.
o veía la religión como una forma de recompensa inmediata y no creía en la vida
después de la muerte. Los rituales religiosos se hacían en el templo (zigurat), que era
el centro de la religión.
Más sobre Mesopotamia
La arquitectura destacaba mediante la construcción de templos y palacios, que los
tallaban y pintaban con temas religiosos o militares. Los zigurats eran templos de
grandes dimensiones que contaban con torres rectangulares, igualándose a los
palacios que construyeron los asirios y caldeos.
En el campo científico fueron protagonistas
Fue un pueblo que se distinguió por sus enormes avances. Cuando miraban el cielo
para descifrar la voluntad de los dioses, fueron acumulando información sobre el
comportamiento de los fenómenos celestes y abriendo para el ser humano la ciencia
de la astrología.
Dos grandes obras de la literatura
Destaca, el Mito de la Creación, la cual redime al mundo por el origen del mito de
Marduk y la Epopeya de Gilgamesh, la cual habla de la leyenda del diluvio. No
podemos olvidar la historia de la ley, el Código de Hammurabi.
La escritura sumeria y su descubrimiento se enriqueció por la producción de textos
religiosos, leyendas e historias. Los sumerios descubrieron la escritura cuneiforme, que
adoptaron otros pueblos y que descifraron los eruditos Rawlinson y Grotefend.
Otros aspectos de su civilización
Generalmente, se puede decir que la forma de producción que dominaba en
Mesopotamia era la asiática, en un momento en que no existía la propiedad privada
de la tierra. Las personas lo que hacían era disfrutar de la tierra como miembros de la
comunidad.

El rey era la encarnación del Estado, el cual era dueño de todas las tierras. En lo
socio-político, la forma de producción estaba caracterizada por los imperios
teocráticos de regadío, mediante la organización del trabajo en las grandes obras
públicas.

La civilización de Mesopotamia contó con una enorme influencia sobre los pueblos
vecinos, tales como los persas, los cuales adoptaron la escritura cuneiforme y los
judíos, que también tomaron algunas tradiciones de carácter religioso, tales como el
mito de la inundación.

Como has podido ver, esta civilización de Mesopotamia, fue una de las más
importantes de la humanidad, aunque sea menos conocida que otras.